Germinar Semilla de Tomate

Germinar Semilla de Tomate
nialat / Unlimphotos

¿Cuánto tarda en germinar una semilla de tomate?

La satisfacción de tener una planta productiva que has logrado instalar desde una semilla no tiene precio. No importa la especie de la que se trate porque el orgullo es el mismo, pero hoy queremos enfocarnos en uno de los reyes del mundo vegetal: el tomate.

Germinar las semillas de tomate es una tarea que te dará buenos resultados si sigues el procedimiento adecuado (no te asustes que no es nada difícil). Y como de eso es que vamos a hablar hoy, te invitamos a que nos acompañes en las próximas líneas en que no guardaremos ni un solo detalle.

¿Cuánto tiempo tarda en germinar una semilla de tomate?

Las semillas de tomate apenas tardarán unos 5 o 7 días en empezar a germinar. Son semillas con una alta capacidad de germinación y si se encuentran frescas tendrás mayor posibilidad de que este proceso sea tan positivo como deseas.

¿Cómo se prepara la semilla para la siembra?

Cómo se prepara la semilla para la siembra
olovedog / Unlimphotos

La semilla la puedes preparar desde un tomate que tengas disponible, ya sea una tomatera propia que te lo haya dado o de cualquiera en general. Para conseguir semillas óptimas sigue el paso a paso descrito a continuación:

  1. Extrae las semillas del tomate con la cobertura que poseen que es traslúcida y gelatinosa.
  2. Sumérgelas en un vaso con agua a temperatura ambiente por un tiempo de 48 horas. El vaso debe ser de vidrio. Al paso de este tiempo debería empezar a formarse una estructura mohosa sobre la superficie gelatinosa.
  3. Echa las semillas en un colador y empieza a lavarlas con el agua del grifo intentando limpiarlas por completo de la cobertura gelatinosa que tenían.
  4. Añádelas de nuevo en el vaso de vidrio con agua para determinar cuáles estarán aptas para germinar. Las que se hundan son las correctas. Las que flotan intenta extraerlas para desecharlas.
  5. Vuelve a pasar las semillas por el colador para quitarles el exceso de líquido y déjalas secar en un lugar ventilado.
  6. Prepara una hoja de papel absorbente humedeciéndolo con homogeneidad, pero sin que quede muy empapado y envuelve las semillas con él.
  7. Coloca la servilleta en un recipiente de cristal en un espacio más o menos cálido y que no sufra de cambios bruscos de temperatura o de corrientes de aire.
  8. Espera hasta que aparezcan las primeras hojas de la planta (tarda entre 5 y 8 días) antes de trasplantar a un semillero para que la raíz tome más fuerza. Este proceso debes hacerlo en las 24 horas siguientes a que la germinación se haya producido.

Con estos 8 pasos ya tendrás una semilla correctamente preparada e incluso te regalamos los pasos siguientes para lograr una efectiva germinación. Es importante que sepas que después de tener las semillas secas (paso 5), también podrías decidir almacenarlas para usar en un futuro.

Lo ideal es que las dejes guardadas en una bolsa de papel, en un lugar oscuro y templado. Recuerda marcar la bolsa para que sepas de qué son las semillas y la fecha en que las guardaste.

¿Cuánto tiempo tarda en crecer una planta de tomate?

Cuánto tiempo tarda en crecer una planta de tomate
Stocksnapper / Unlimphotos

Una planta de tomate tardará en crecer un aproximado de 40 días desde que se inicia la fase de germinación. Podemos establecer que este período arropa hasta la fecha en que empieza a emitir floraciones porque se considera que estará ya en la etapa adulta.

Aún así, continuará con su trabajo para dar frutos por unos 60 días más, hasta que estos ya se encuentren maduros y listos para consumir. Si las semillas de tomate que has seleccionado son de buena calidad, no tendrás inconvenientes para lograr que germinen de forma provechosa.

Esto es: que provengan de una planta saludable, no tengan deformaciones, no exista presencia de hongos y estén relativamente nuevas. Por supuesto, no solo la calidad de la semilla influye sino que también necesita gozar de una serie de condiciones mínimas, como la temperatura, la humedad, la luz, entre otros.

Anímate a sembrar una tomatera desde cero y lo más seguro es que sientas el corazón hinchado de orgullo al ver que tienes una obra trabajada con tus propias manos desde el inicio.

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

Soy Ainara Salcedo, y nací en Zaragoza. Hace un tiempo que empecé a colaborar con Sembrar100 en la redacción, edición y maquetación de artículos. Mi grado en Periodismo por la Universidad de Zaragoza me ha ayudado a poder realizar mejor mi trabajo. Dispongo también de el Máster universitario de Periodismo y Comunicación Digital: Datos y Nuevas Narrativas por la UOC.