Podar Lavanda: [Importancia, Época, Herramientas, Consideraciones y Pasos]

Inicio » Lavanda » Poda de lavanda

Podar LavandaSi te preguntabas qué tan necesario es podar lavanda, te decimos que es indispensable y que es una acción que debes aplicar 2 veces al año.

La lavanda es una planta exquisita en torno a su aroma y original por la forma en que se genera su floración, así que merece mucho la pena tenerla bien cuidada.

El detalle está en que prospera con salud cuando se encuentra a pleno sol, por lo que las partes que quedan en sombra tienden a marchitarse. ¿No sabes cuál es la vía correcta para realizar este proceso? No te preocupes porque a continuación encontrarás todos los detalles que requieres.

¿Por qué podar la planta de lavanda?

La poda de la lavanda se ejecuta principalmente con fines estéticos ya que suele crecer mucho y de forma desordenada. Cuando se tiene un ejemplar en una zona donde no recibe abundante luz del sol, es común que le surjan partes marchitas que también se deben eliminar.

Otro dato importante que hace falta conocer con respecto a esta especie es que con el pasar del tiempo las ramas se vuelven de contextura leñosa.

Lavanda Común en Maceta 10cm Espliego, Lavandula Officinalis o Angustifolia
Lavanda Común en Maceta 10cm Espliego, Lavandula Officinalis o Angustifolia

Esta condición influye de forma negativa en la generación de flores, por lo que es necesario aplicar una renovación para conseguir mejores resultados.

¿Cuándo es mejor llevar a cabo la poda de lavandas?

Como hablamos más arriba, la poda de la lavanda se realiza en dos fases anuales: una en primavera y otra en verano. Aunque parezca excesivo no hay nada que temer porque es una planta vigorosa que se recuperará con rapidez y continuará su crecimiento.

¿Qué herramientas debemos utilizar al podar lavandas?

Por la estructura de la lavanda, la poda la puedes aplicar con unas tijeras pequeñas de jardinería o un cúter. Estas herramientas deben estar bien afiladas y es mejor que las pases por alcohol antes de aplicar cualquier corte para evitar la proliferación de enfermedades.

Wodasi Tijeras de Podar para Jardinería, Tijera de Jardín, Juego de 3 Tijeras de Podar Herramienta de Poda Manual de Jardinería Tijera Podadora de Mano Multiusos
Wodasi Tijeras de Podar para Jardinería, Tijera de Jardín, Juego de 3 Tijeras de Podar Herramienta de Poda Manual de Jardinería Tijera Podadora de Mano Multiusos
Stanley FatMax 0-10-481 Cúter Cartucho, 18 mm, Negro, Amarillo, 18mm
Stanley FatMax 0-10-481 Cúter Cartucho, 18 mm, Negro, Amarillo, 18mm

Al terminar, desinféctalas nuevamente. Es recomendable utilizar guantes de jardinería como estrategia de protección.

Guantes de jardinería resistentes para hombres y mujeres, 1 par de guantes de trabajo de cuero a prueba de espinas, resistentes al agua, ajustados, reforzados, duraderos y flexibles (grande)
Guantes de jardinería resistentes para hombres y mujeres, 1 par de guantes de trabajo de cuero a prueba de espinas, resistentes al agua, ajustados, reforzados, duraderos y flexibles (grande)

¿Qué consideraciones debemos tener en cuenta al podar lavandas?

La poda de las lavandas es bastante sencilla de aplicar y la podrás hacer así seas principiante en esta materia. Solo debes valorar qué elementos están afectando el sano desarrollo de tu ejemplar porque es lo primero que tendrás que quitar.

300 Semillas de Lavandula stoechas (Cantueso o Tomillo Borriquero)
300 Semillas de Lavandula stoechas (Cantueso o Tomillo Borriquero)

También verifica en qué punto se encuentra el tallo leñoso que hace contacto con la raíz y a partir del cual empiezan a desarrollarse las partes verdes. Esto se hace porque ese tallo leñoso es intocable en la poda, ya que de cortarlo, podría acabar con la vida de tu planta de lavanda.

¿Cómo podar las lavandas sin dañar la planta?

La poda de la lavanda tendrás que ejecutarla en dos fases: la de verano y la de primavera.

Poda de verano

Cómo podar las lavandas sin dañar la plantaEs la poda que se aplica después que la planta ha terminado su ciclo de floración. Según el lugar donde vivas es posible que sea a inicios de otoño.

La idea es retirar todos los tallos que ya han florecido porque no volverán a hacerlo y entonces se vuelve una forma de refrescar a la planta.

El punto de corte estará por encima de las primeras hojas. Las hojas que quedan adheridas al tallo están sanas así que es mejor que no las cortes.

Si los tallos están muy desnivelados en cuanto a su tamaño, puedes aplicar los cortes a una altura específica para que consigas el equilibrio que deseas.

Poda de primavera

Esta es una poda de mantenimiento que busca preparar a la planta para su próxima floración. Con el tiempo que ha transcurrido desde la poda de verano es normal que haya crecido y que esté un poco caótica ahora, así que merece la pena ayudarla.

Como ya retiraste los tallos que florecieron en la poda de verano, aquí la idea de la poda está orientada a los que no lo han hecho para motivar una mayor producción. Los cortes de estos tallos serán justo en su base y el resto de los que hayan quedado los llevarás a la mitad de su altura.

300 Semillas de Lavanda Espliego (Lavandula angustifolia)
300 Semillas de Lavanda Espliego (Lavandula angustifolia)

Tienes que verificar el aspecto general de la lavanda para saber si está recibiendo suficiente luz del sol en la base. Si la notas despoblada es posible que no, o que sea un tema de vejez, por lo que tendrás que reducir la cantidad de follaje superior para aligerarla.

En todo tiempo presta atención a la presencia de hojas secas y retíralas de una vez, no importa que no se corresponda con los tiempos de poda. La razón es que esto ayuda a que la planta se vea mejor pero también tiene un impacto directo en la salud del ejemplar.

Ahora bien, asegúrate que nunca la planta se quede sin hojas porque entonces no podrá hacer su proceso de fotosíntesis y no florecerá.

¿Ha sido útil esta publicación?