Conservar Semillas

Conservar Semillas
Gamjai / Unlimphotos

¿Cómo conservar semillas?

¿Sabías que las semillas tienen una determinada capacidad germinativa en función a la especie de planta que se trate? Esta capacidad la van perdiendo a medida que pasa el tiempo. No obstante, cuando se conservan apropiadamente pueden dar buenos resultados años después.

Aunque cada planta tiene una metodología distinta de trabajo con respecto a sus semillas, aquí te daremos las nociones elementales que necesitas conocer. Con base en ello podrás implementar la estrategia más óptima para tener éxito en esta tarea ¿comenzamos?

¿Qué condiciones deben existir para conservar semillas?

Qué condiciones deben existir para conservar semillas
zhekos / Unlimphotos

Antes de pasar a las condiciones de preservación como tal, es necesario advertirte que existen requisitos previos que ayudarán a que este proceso sea positivo. Lo primero es que las semillas deben provenir de una planta que esté sana, con crecimiento vigoroso y que haya manifestado buena resistencia en su desarrollo.

En el caso de plantas que son de flor, hay que asegurar que sea un ejemplar que produzca buenas floraciones, tomando en consideración tanto la cantidad como la calidad de las mismas. Para las plantas que son frutales ocurre un caso semejante. Es mejor elegir aquellos ejemplares que dieron cosechas abundantes y de calidad.

Es también importante permitir que la semilla cumpla su ciclo completo en la planta para que tenga mayores posibilidades de germinar exitosamente. Aquí se cuenta el hecho de que los frutos hayan madurado de forma natural en la propia planta y que las flores hayan abierto y mostrado su esplendor.

¿Cuánto tiempo se pueden conservar las semillas?

Cuánto tiempo se pueden conservar las semillas
Gamjai / Unlimphotos

El tiempo de conservación de una semilla irá en concordancia directa con la especie de la que se trate, pudiendo ir desde algunos meses hasta años. Si las condiciones de almacenamiento son apropiadas es poco probable que surjan problemas orientados a la aparición de hongos o la pudrición.

El problema mayor está en que las semillas pueden perder la capacidad para germinar o, en su defecto, hacerlo con mucha más lentitud de lo usual.

¿Cómo secar las semillas para plantar?

Las semillas que recolectas de tus propios frutos las puedes secar en casa sin necesidad de un procedimiento muy complejo. La idea es que primero las laves para retirar todos los restos que pudieran estar adheridos del fruto, la flor o el ambiente en general.

Después, las pondrás a secar en una tela, acomodándolas para que no queden juntas y dejándolas en un espacio cálido donde fluya el aire. Según el tipo de semilla este proceso de secado puede tardar entre unos días y algunas semanas, por lo que debes consultar la especie específica.

¿Cómo guardar semillas por mucho tiempo?

Cómo guardar semillas por mucho tiempo
LucaLorenzelli / Unlimphotos

Para que las semillas permanezcan sanas y viables por mucho tiempo es necesario que estén limpias y con un nivel mínimo de humedad. En la mayoría de los casos, la humedad es el detonante que necesitan las semillas para empezar a germinar, así que hay que estar atentos a esto.

Pero el mayor problema es que un ambiente cargado de alta humedad puede dar pie a que se manifiesten hongos que acaben con la vida útil de la semilla. Otro punto importante tiene que ver con la iluminación, ya que el almacenamiento debe ser hecho en un espacio oscuro porque la luz también promueve que germinen.

En cuanto a la calidad de las semillas, es mejor almacenar solo las que se vean en óptimo estado. Esto es: sin malformaciones, arrugadas, etc. Toma en cuenta que cualquier semilla que vayas a almacenar tienes que identificarlas con la fecha en que la estás guardando.

De esta forma, podrás tener seguridad al momento de proceder a la siembra.

¿En dónde se pueden guardar las semillas?

En dónde se pueden guardar las semillas
Gamjai / Unlimphotos

Esta pregunta se puede responder a través de dos vías: la primera es tomando en cuenta el recipiente y la segunda es en función al lugar. Los recipientes apropiados para esta tarea son los envases de cristal con tapa, nunca de plástico.

Estos además hay que llenarlos con un poco de algodón para ayudar a absorber la humedad que exista. Por otro lado, las bolsas deben ser de papel. En cuanto al lugar, lo ideal es que se trate de un espacio oscuro, sin humedad y que sea fresco.  

Evita lugares excesivamente cálidos porque la mayoría de las semillas prosperan en las épocas cálidas del año. En resumen, el proceso de conservación de semillas inicia desde el propio momento en que seleccionas las más idóneas para conseguir el objetivo.

En todo esto, seguir las recomendaciones dictadas aquí es clave porque ayudará a tener un banco de semillas perdurable en el tiempo. Aun así, es importante que recuerdes que no todas tienen el mismo comportamiento así que revisa bien la especie con la que trabajarás primero.

Y, sobre todo, evita tenerlas almacenadas por muchos años porque el paso del tiempo reduce las capacidades germinativas que tienen por naturaleza.

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

Soy Ainara Salcedo, y nací en Zaragoza. Hace un tiempo que empecé a colaborar con Sembrar100 en la redacción, edición y maquetación de artículos. Mi grado en Periodismo por la Universidad de Zaragoza me ha ayudado a poder realizar mejor mi trabajo. Dispongo también de el Máster universitario de Periodismo y Comunicación Digital: Datos y Nuevas Narrativas por la UOC.