Ácido Fosfórico como Fertilizante: ¿Qué es? ¿Cómo se utiliza? ¿Cómo regamos?

acido fosforicoEl ácido fosfórico, también llamado ácido ortofosfórico, es un compuesto químico ácido cuya fórmula es H3PO4.Tiene un aspecto líquido transparente, ligeramente amarillento.

Fue descubierto en 1.777 por Karl Wilhelm Scheele y Johan Gottlieb Gahn, aplicando Ácido Nítrico sobre cenizas de hueso.

Entre sus características se encuentra que impide el crecimiento de moho y bacterias en soluciones azucaradas, por lo que es muy utilizado en la fabricación de sodas y otras bebidas carbonatadas. También se utiliza para desinfectar áreas donde se procesan alimentos.

Por su contenido de fósforo, es muy utilizado en jardines y huertos como fertilizante.

Algunas de  las propiedades más destacadas del ácido fosfórico  son:

  • Densidad relativa al agua.
  • Solubilidad en agua.
  • Resiste presiones de vapor.
  • Densidad relativa al vapor.
  • Se almacena y distribuye en disolución.

¿Por qué es importante el fósforo en el sustrato?

Todas las plantas necesitan el equilibrio adecuado de minerales y nutrientes para poder crecer. El fósforo es uno de los minerales más importantes porque ayuda a regular la síntesis de proteínas.

Es también importante para la división celular y el desarrollo de tejido nuevo, y  está asociado con transformaciones de energía complejas en la planta, pues ayuda a formar compuestos orgánicos.

Interviene también en la respiración celular, así como en el transporte y almacenamiento de energía (fotosíntesis). Promueve la formación de flores y adelanta la maduración.

Agregar fósforo al suelo  promueve el enraizado, crecimiento y fortalecimiento de la raíz,  la resistencia al invierno y ayuda a acelerar la madurez.

Por el contrario, las plantas con deficiencia de fósforo presentan retraso en su crecimiento y, a menudo, tienen un color verde oscuro anormal.

A niveles bajos de fósforo, la planta reduce el nivel de producción de flores y, por tanto, de cuajado.

¿Cómo se obtiene el ácido fosfórico?

Entre los métodos de fabricación más comunes encontramos:

  1. Vía seca: se quema fósforo blanco sólido en una cámara de combustión, enriqueciéndolo con oxígeno (P2O5). A partir de aquí, el elemento se disuelve formando pentóxido de fósforo.
  2. Vía húmeda: se hace reaccionar roca fosfórica de fosfato cálcico con ácidos minerales, como el ácido sulfúrico. De esta reacción se obtienen ácido fosfórico y Otro modo de obtención consiste en quemar vapores de fósforo y tratar el óxido resultante con vapor de agua, sulfato de cal o yeso.

Normalmente, el ácido fosfórico se almacena y distribuye en disolución y rara vez se usa para aplicación directa, debido a sus propiedades corrosivas.

Puede utilizarse, en cambio, para hacer otras formas de fertilizantes de fósforo como:

  • El ácido superfosfórico (0-79-0), el cual se obtiene eliminando el agua del ácido fosfórico. Este producto es una mezcla de polifosfato y ortofosfato. Es menos corrosivo que el ortofosfato y puede almacenarse en temperaturas bajo cero. Este ácido se usa para producir fertilizantes de polifosfato de amonio.
  • El superfosfato ordinario (0-20-0 + 12S), muy popular para los suelos arenosos de Nebraska, especialmente donde se cultiva alfalfa; pero su uso ha disminuido a medida que los materiales de análisis más elevados están disponibles a un costo menor.
  • El superfosfato concentrado (0-46-0), que se fabrica haciendo reaccionar ácido fosfórico con fosfato de roca finamente molido. El producto granular es predominantemente fosfato monocálcico, que es 85-95 por ciento soluble en agua. Este último ha reemplazado al superfosfato ordinario como principal fertilizante de fósforo. Se puede usar para la aplicación directa del suelo y, a menudo, se usa en productos mezclados a granel.

¿Por qué es un buen fertilizante?

Los fertilizantes fosfatados sólidos no siempre penetran en los sustratos y sus componentes suelen disminuir su efecto con el tiempo.

Por lo mismo, se han buscado alternativas mucho más eficientes para los cultivos, de manera que los nutrientes puedan penetrar en el suelo y sean más accesibles para las plantas.

Una de estas alternativas es la fertirrigación, que permite la aplicación  simultánea de agua y fertilizantes a través del sistema de riego. 

La fertirrigación permite altos rendimientos, un mejor uso del agua y de los nutrientes, menores pérdidas de nutrientes y aplicaciones controladas durante el desarrollo de los cultivos. Las ventajas del sistema se potencian con la utilización de fósforo solubles, como el ácido fosfórico.

El ácido fosfórico tiende a acumularse en el suelo, detectándose valores muy altos en sitios con mas de dos años consecutivos de cultivo. Esto es bastante ventajoso, especialmente para aquellos cultivos y plantas con raíces muy profundas.

¿Cuáles son las principales ventajas del ácido fosfórico?

Entre otras cosas, el uso de ácido fosfórico ofrece una mejor penetración, una mejor dispersión de los nutrientes, la conversión de los fosfatos naturales en el suelo a compuestos más solubles y el ahorro de mano de obra y equipo.

Resulta una  alternativa eficaz cuando se quieren preparar soluciones líquidas ácidas,  sin necesidad de diluir un sólido.

Además:

  • Previene obstrucciones en los sistemas de riego.
  • Puede ser empleado en un plan de abonado sin necesidad de utilizar ácido.
  • Tiene una alta concentración en fósforo soluble en agua (entre 52 y 54% p/p).
  • Es líquido, por lo que es cómodo de utilizar.
  • Ahorro de coste, en comparación con fertilizantes sólidos.

0 comentarios

¿Quiéres conocer los mejores Trucos para tu propio Huerto Ecológico?

Te iremos enviando los mejores trucos que hemos aprendido para aplicar directamente en tu huerto. Sin publicidad y sin basura. Gracias :-)

¡Muchas gracias!

Pin It on Pinterest