Fósforo en las Plantas: [Uso, Carencia, Exceso, Ventajas y Desventajas]

Inicio » Fósforo

Fósforo en los cultivosEl fósforo es uno de los minerales que ejerce una función primordial en el desarrollo de las plantas porque está ligado al proceso de fotosíntesis.

Se encuentra de forma natural en los terrenos, más las cantidades no son apropiadas para el crecimiento de los cultivos.

Esto lleva a la necesidad de que sea aplicado por medio de fertilizaciones, de manera que sea posible cubrir los requerimientos.

Tanto el déficit como el exceso pueden afectar seriamente la producción agrícola, por lo que es necesario tener los datos precisos sobre este elemento y es justo de lo que hablaremos hoy.

¿Qué es el fósforo?

El fósforo es uno de los macronutrientes primarios que necesitan las plantas para ejecutar sus procesos de desarrollo de forma eficiente.

Interviene de forma directa en el crecimiento de las mismas, ya que ejerce un papel protagónico en el proceso de fotosíntesis.

Se trata de uno de los nutrientes que las plantas exigen en mayor cantidad, en conjunto con el potasio y el nitrógeno.

En la tabla periódica de los elementos es reconocido por símbolo P.

¿Qué factores influyen en la respuesta del cultivo con la fertilización de fósforo?

El fósforo tiene un papel protagonista en la transferencia de energía que se suscita en el interior de las plagas.

Se trata de procesos químicos donde los fosfatos provocan que se accione una respuesta conocida como fosforilación.

Esto ocurre así:

  1. Los iones de fósforo asimilan la luz natural proveniente del sol.
  2. Esta energía contribuye a la ejecución de la clorofila que después los iones fosfóricos transportarán de manera expedita por toda la estructura.
  3. Actúan de forma directa en el metabolismo de otras sustancias.

Es importante destacar que la absorción del fósforo desde el suelo solo se producirá con las cantidades que estén disueltas en él.

Para todo esto tiene una importancia trascendental cuestiones como el pH del suelo, así como la cantidad de otros minerales presentes en él.

¿Cuál es el contenido ideal de fósforo en el suelo?

Las cantidades acordadas de fósforo que deben existir en los cultivos varían de 0,1 a 1%.

Un estudio de suelo ayudará a comprobar cuál es el nivel de fósforo que tiene la tierra donde se avanzará con la siembra.

Y, en base a esto, realizar una proyección de la cantidad que hará falta proveer por medio de fertilizaciones.

¿Cómo incrementar los niveles de fósforo y potasio en la tierra?

  1. Analiza los niveles de fósforo y potasio del suelo donde vas a cultivar utilizando un sistema de prueba casero (como un medidor de pH) o enviándolo a un servicio de extensión o a un laboratorio profesional para su análisis. Evaluar si tu suelo es extremadamente bajo, moderadamente bajo o ligeramente bajo en cualquiera o ambos nutrientes te ayudará a determinar cuánto fertilizante debes utilizar.
  2. Eliminar las malas hierbas y otra vegetación del área del jardín.
  3. Rastrille el lecho del jardín suavemente.
  4. Esparce harina de huesos sobre el suelo del jardín para añadir fósforo al suelo. Por cada 92 metros cuadrados, aplicar 14,5 kg de tierra gravemente deficiente, 9 kg de tierra moderadamente deficiente y 10 libras de tierra ligeramente deficiente.
  5. Emitir harina de algas para el potasio. Por cada 1.000 pies cuadrados, utilice 9 kg para suelos con deficiencias graves, 4,5 kg para suelos con deficiencias moderadas y 2 kg para suelos con deficiencias leves.
  6. Riega el jardín a fondo para permitir que los nutrientes comiencen el proceso de absorción en todo el lecho.

¿Qué beneficios puede tener un suelo rico en fósforo?

Cuando un suelo tiene la cantidad correcta de fósforo para avanzar en los cultivos, se aseguran beneficios como:

  1. El correcto transporte de nutrientes, ya que el fósforo acelera las transmisiones en la parte interna de la planta desde el momento en que la misma los absorbe en la raíz.
  2. Ayuda en la ejecución adecuada de la fotosíntesis al realizar la captura de la luz natural en conjunto con la clorofila y la cual hace falta para promover la combinación del dióxido de carbono, así como en lo referente a la extracción del agua de los azúcares simples.
  3. Es un elemento indispensable para sintetizar proteínas.
  4. Equilibra los niveles de energía en la planta, de manera que todas las zonas reciban la apropiada para el desarrollo.
  5. Trabaja de forma específica con la actividad de las diastasas.
  6. Realiza una función primordial en la transferencia de información genética pues su presencia dentro de las semillas y frutos es muy alta. De hecho, aunque se considere que el fósforo en solitario no es tan representativo, también se encuentra presente dentro de la fitina. Este es un beneficio que sobre todo se hace destacable en especies de cereales y leguminosas.

¿Qué desventajas tiene un exceso de fósforo?

Plagas y enfermedades de la zanahoriaEl fósforo en exceso tiene la propiedad de absorber a otros nutrientes, restándole a la planta la posibilidad de aprovecharlos para su uso.

Esta condición se puede ver latente en elementos como el zinc o el hierro, por lo que se notarán síntomas de deficiencias de los mismos.

Otro punto común se presenta con el molibdeno, el cual también puede verse con déficit o desplazamiento.

¿Qué cultivos se benefician más de la presencia de fósforo en el suelo?

El fósforo es muy importante en la formación del sistema radicular de las plantas.

Por esta razón, se hace imprescindibles para cultivos como la remolacha, la zanahoria y el nabo.

Además, ejerce un papel protagónico en la correcta producción de especies voluminosas, como la alfalfa.

Los cereales forman parte de los cultivos que mayor cantidad de fósforo absorben del suelo en sus primeras etapas. Aquí se cuenta el arroz, por ejemplo.

Otros cultivos como el manzano, la cebada o la vid necesitan de fósforo, más no son muy exigentes con él.

¿Cómo detectamos deficiencia o carencia de fósforo en nuestros cultivos?

  1. La principal señal de que algo no va bien con los niveles de fósforo en la planta se evidencia en su tamaño y en la capacidad para producir hojas. Esto es, que las hojas de las mismas se ven más pequeñas de lo que deberían o, en su defecto, son una cantidad menor a la esperada en comparación con otros cultivos de la misma especie.
  2. De la misma forma, a nivel subterráneo, las raíces se notan delgadas y tienen problemas para acceder a los nutrientes y el agua presentes en el suelo.
  3. Las hojas también pueden cambiar de color observándose en un tono verde más oscuro al habitual.
  4. En algunos cultivos, como el maíz, es probable que el cambio de color sea mucho más evidente, mostrando hojas de color morado.
  5. Como el fósforo tiene un impacto en el desarrollo del intercambio genético es posible que las semillas se evidencien más pequeñas y en menor cantidad.
  6. Los efectos no visibles, pero que también afectan están relacionados con poca resistencia a las enfermedades, así como procesos más lentos de madurez.
  7. Los fertilizantes de venta comercial contienen una cantidad apropiada de fósforo en su composición.
  8. Hay que tener en cuenta que no todos los cultivos necesitan la misma cantidad, por lo que se deberá regularizar en función a cada caso en particular. Y esto incluye, a su vez, el tiempo correcto de aplicación, pues algunos cultivos lo necesitan más al inicio y otros a lo largo del desarrollo.

Deja un comentario