Podar Autoflorescientes: [Importancia, Época, Herramientas, Consideraciones y Pasos]

Inicio » Cultivos autoflorencientes » Poda de autoflorecientes

Podar AutoflorescientesEl cultivo de autoflorecientes se ha vuelto cada vez más común por la aceptación que están teniendo en cuanto a sus beneficios.

En general, se trata de una planta de pequeño tamaño a la que le ayuda mucho la poda, pero con la exigencia de que esta debe ser hecha en un momento específico.

Por esta razón, existen muchas confusiones en lo que respecta a este proceso y, para ayudarte, hemos reunido toda esta información.

Así que si te has animado a tener una planta de este tipo en casa, toma nota de lo que necesitas para aplicar correctamente este cuidado.

¿Por qué podar las autoflorecientes?

La poda de las autoflorecientes tiene un impacto positivo en dos funciones de la planta: la producción y el desarrollo. Es por esta razón que es uno de los cuidados más recomendados para lograr las mejores características tanto morfológicas como de calidad.

¿Cuándo es mejor llevar a cabo la poda de autoflorecientes?

Cuándo es mejor llevar a cabo la poda de autoflorecientesLa planificación es uno de los temas más determinantes a la hora de trabajar con este tipo de plantas porque tienen un desarrollo rapidísimo.

Apenas 3 semanas después de sembrada ya empieza a florecer y es importante no interrumpir este proceso con podas.

Por ende, las podas deben ser en esa corta fase de crecimiento para evitar que el gasto de energía se oriente a sanar heridas en vez de a producir.

¿Qué herramientas debemos utilizar al podar autoflorecientes?

Las autoflorecientes tienen unos tallos muy delgados que se pueden cortar con ayuda de una tijera pequeña. Esta, como es recomendable, tendrá que estar previamente desinfectada para evitar que se generen daños en la estructura.

Fiskars Tijeras de jardín para flores S28, Longitud: 19 cm, Negro/Naranja, 1001544
Fiskars Tijeras de jardín para flores S28, Longitud: 19 cm, Negro/Naranja, 1001544

Además, el uso de herramientas infectadas puede promover que se adhieran hongos o bacterias y, por ende, la planta se enferme.

GRÜNTEK Guantes de Trabajo y Jardín 5 pares en poliéster con recubrimiento en Látex (M/8)
GRÜNTEK Guantes de Trabajo y Jardín 5 pares en poliéster con recubrimiento en Látex (M/8)

¿Qué consideraciones debemos tener en cuenta al podar autoflorecientes?

Qué consideraciones debemos tener en cuenta al podar autoflorecientesDespués de tener establecido el tiempo en que se realizará la poda, que es un tema trascendental en esta especie, tocará valorar su estado de salud.

Las autoflorecientes son plantas muy delicadas y si no están en óptimas condiciones, no serán capaces de recuperarse de las podas.

Para ello, es necesario revisarlas a diario y evaluar cómo está siendo su evolución. Una autofloreciente sana crecerá rápido y con mucha fuerza en su estructura.

Otro punto trascendental estará relacionado con la altura de la planta porque si es muy pequeña, quizás no valdría la pena realizarla. Ahora, si es una planta que está creciendo muy bien, con hojas grandes y más bien está siendo afectada por falta de luz, entonces sí merece la pena.

¿Cómo podar las autoflorecientes sin dañar la planta?

Para administrar bien la poda hay que fijar el objetivo de la misma, lo cual es un punto relevante más en esta especie que en cualquier otra. Cuando se trata de un problema de falta de luz en las ramas que están más bajas porque las cubren las hojas externas, la poda solo se enfocará a retirar algunas hojas.

Cómo podar las autoflorecientes sin dañar la plantaCon esta acción estarás promoviendo un espacio por el cual penetrarán los rayos y esos tallos crecerán más y mejor. La poda de hojas también se hará necesaria cuando la autofloreciente presente hojas secas. 

Esta debe ser aplicada mientras la planta está en crecimiento, en las 3 primeras semanas. Estas deben ser retiradas lo más pronto posible porque no aportan nada y más bien afean el arbusto.

Para trabajar en torno de la producción, lo recomendable es la poda apical. Además, la planta debe poseer un mínimo de 3 nudos ya existentes. La idea es que la rama principal sea cortada con exactitud por sobre los 3 nudos.

De esta manera, esa rama se dividirá en dos, formando una Y. En esta Y, cada rama “competirá” con su hermana para volverse la más fuerte y la principal, motivando así una mayor producción. Es importante aplicar una crema cicatrizante en el corte ya que suele ser una herida determinante, tanto por tamaño como por estar ubicada en la rama central.

Un último tipo de poda lo que busca es que la rama central se desarrolle más alta y menos hacia los lados. Tiene una función más de orden que de producción. Entonces, a partir de la 3era semana, se podan las ramas más bajas de la planta y así ella canalizará sus energías hacia la parte alta.

Eso sí, como el peso no estará distribuido uniformemente, es fácil que la estructura del tallo principal se vaya a un lado, por lo que hay que colocarle un tutor que le ayude. De cualquier manera, las autoflorecientes no son plantas que exigen mucho en el tema de las podas y existen especialistas que no las recomiendan.

Pero aquí hemos querido informarte de todos los puntos a considerar para que seas tú quien decida lo más conveniente según lo que tengas.

¿Ha sido útil esta publicación?

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.