Recolección de Calabazas

Recolección de Calabazas
jpldesigns / Unlimphotos

¿Cuándo se recolectan las calabazas?

Una cosecha de calabazas es un momento de mucha emoción porque ese trabajo que empezaste hace algunos meses al fin está dando resultados. Y entonces empiezan las dudas sobre el momento justo en que deberías recogerlas. Ya las ves ahí, grandes y llamativas, pero ¿están listas?

Hoy vamos a desvelar todos los misterios que se esconden detrás de esta decisión, desde cuándo es el momento ideal hasta tips para conservarlas después de recogidas. ¿Estás preparado para recibir mucha información de interés sobre este tema? Vamos adelante.

¿En qué época se recogen las calabazas?

En qué época se recogen las calabazas
Hasenonkel / Unlimphotos

Las calabazas se recogen en el período otoñal, durante los meses de septiembre, octubre y noviembre. Toma en cuenta, para mayor seguridad, que el ciclo de desarrollo de la calabaza ocupa unos seis meses después que se ha sembrado.

En todo esto va a tener una influencia el clima del entorno, la altura a la que estén sembradas, la cantidad de sol y riego que reciben, etc. Incluso juega un papel determinante el tipo de calabaza de que se trate porque todas no tienen el mismo comportamiento.

¿Cómo se sabe que la calabaza está madura?

Cómo se sabe que la calabaza está madura
Bihlmayerfotografie / Unlimphotos

Para determinar si la calabaza ya ha alcanzado el punto exacto de maduración puedes fijarte en:

  1. El color: la mayoría de los tipos de calabazas pasan a ser de color anaranjado cuando están listas.
  2. La corteza: esta se vuelve firme y con una consistencia más o menos sólida.
  3. Estructura de la planta: a medida que la calabaza se va madurando, la planta empieza a decaer, dejando evidenciar el fruto que normalmente arropa con sus hojas.
  4. Pedúnculo: este empieza a notarse lignificado. En este caso, merece la pena que la calabaza la coseches en conjunto con el pedúnculo.

Todas estas señales deben ser tomadas en cuenta en conjunto, reduciendo las posibilidades de realizar una recolección temprana. La razón es que las calabazas que no están lo suficientemente maduras pueden tener complicaciones a la hora de almacenar, perdiendo su estado óptimo para el consumo.

¿Cuánto tiempo dura la calabaza para madurar?

Cuánto tiempo dura la calabaza para madurar
Dancer01 / Unlimphotos

Desde que empieza la formación de los frutos, la calabaza puede tomarse unas 3 o 4 semanas en madurar. Es necesario que prestes atención a los elementos indicados más arriba porque en los huertos caseros siempre podemos ir cosechando de forma progresiva.

Esto quiere decir que a medida que vayas viendo las calabazas en estado de maduración, las vas cortando y dejando las restantes en la planta. A nivel de producción industrial esta modalidad no aplica, sino que realizan la recolección completa en una sola fase.

¿Cómo conservar calabazas cosechadas?

Cómo conservar calabazas cosechadas
pazham / Unlimphotos

Una de las técnicas más sencillas para conservar calabazas maduras es recogerlas con el pedúnculo todavía pegado. Esto ayuda a que se mantengan en buen estado por más tiempo, además que es una forma de proteger a la planta de que no se rompa cuando se cosechan.

Puedes hacer la prueba y medir los tiempos de durabilidad en buen estado que tiene una calabaza que se almacena con pedúnculo y una sin él. Ahora bien, la calabaza se suele conservar muy bien cuando está en un espacio seco y con una temperatura que sea templada, entre 8 y 12º C.

Es muy importante que todas las calabazas almacenadas estén en perfectas condiciones y que en el espacio donde se guarden no existan cambios bruscos de temperatura. También tienes que asegurar que estén libres de la humedad que poseen por las condiciones ambientales.

Esto lo consigues dejándolas en un espacio abierto por unas cuantas horas para que se eliminen todos los restos de rocío que puedan tener. Siguiendo estos consejos será posible que tengas calabazas para disfrutar por un lapso de hasta 6 meses. Es decir, hasta que inicie el próximo cultivo.

La cosecha de la calabaza es un proceso sencillo, aunque siempre tendrás que hacerlo manualmente. Al conocer que se trata de una planta con las mejores condiciones y que es capaz de dar frutos de grandes dimensiones, no cabe duda que es una gran opción para el huerto casero.

Eso sí, considera que si no se revisa y organiza con frecuencia, puede volverse muy invasiva, así que es mejor que la tengas bien vigilada.

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

Soy Ainara Salcedo, y nací en Zaragoza. Hace un tiempo que empecé a colaborar con Sembrar100 en la redacción, edición y maquetación de artículos. Mi grado en Periodismo por la Universidad de Zaragoza me ha ayudado a poder realizar mejor mi trabajo. Dispongo también de el Máster universitario de Periodismo y Comunicación Digital: Datos y Nuevas Narrativas por la UOC.