¿Por qué mi Calabaza NO produce Frutos? [Causas y Soluciones]

«¿Qué le pasa a mi calabaza?» 

«¿Por qué no está dando frutos?»

Son dos preguntas habituales sobre el cultivo calabazas.

A menudo, estos problemas de las calabazas están relacionados con la falta de polinización.

En este artículo vamos a intentar responder algunas de las preguntas más habituales que nuestros lectores nos suelen enviar y están relacionadas con que sus calabazas no están produciendo frutos.

¿Por qué mi calabaza no está dando frutos?

Si tu planta de calabaza produce muchas flores pero nunca da frutos, o da frutos que dejan de crecer cuando son muy pequeños, es probable que tengas un problema de polinización.

La mayoría de las calabazas son monoicas, lo que significa que una sola planta produce flores masculinas y femeninas.

Las flores masculinas nacen en un tallo verde y recto, mientras que las flores femeninas se sitúan encima de un pequeño bulbo (el eventual fruto de la calabaza).

Para que el fruto se desarrolle, el polen de las flores masculinas debe ser transferido físicamente a las flores femeninas por las abejas.

Por lo general, las abejas hacen un buen trabajo, pero si no tienes suficientes abejas en tu zona, puede que acabes teniendo menos calabazas de las que esperabas.

¿Por qué mis calabazas no están dando frutos?
suju-foto / Pixabay

¿Cómo se polinizan las calabazas? Idealmente con abejas

Aunque técnicamente sea así, la fructificación será mucho mejor si entran en juego los insectos polinizadores, especialmente las abejas y los abejorros.

Las abejas «polinizan con un zumbido»: Sus alas suben y bajan a una frecuencia que crea su famoso zumbido bajo y audible, y es este zumbido el que produce una vibración, de modo que cuando visitan una flor el polen se libera de la parte masculina para derivar hacia el estigma femenino que espera.
Abejas y Polinizacion
HansLinde / Pixabay

Queremos más abejas, así que asegúrate de que puedan llegar a las flores.

Truco: Si cultivas a cubierto, abre los respiraderos del invernadero o del túnel, las ventanas y las puertas. Y fomenta la presencia de más polinizadores plantando flores ricas en néctar entre tus calabazas.

También puedes mejorar el cuajado de los frutos polinizando a mano (ver más abajo).

Polinización manual de las calabazas

Por suerte, es bastante fácil disfrazarse de abeja por un día y polinizar las flores tú mismo. Para ello, tendrás que transferir el polen de las flores masculinas a las femeninas.

Cómo polinizar a mano:

  1. En primer lugar, identifica las flores masculinas y femeninas. Recuerda que las flores femeninas tienen un pequeño crecimiento bulboso en su base, que acabará convirtiéndose en el fruto de la calabaza. Las flores masculinas no tienen este crecimiento.
  2. Después de encontrar una flor masculina, utiliza un bastoncillo, un limpiapipas, un pincel o un objeto similar para espolvorear suavemente el interior de la flor, asegurándote de recoger el polen en el extremo del utensilio polinizador.
  3. Localiza las flores femeninas y espolvorea suavemente en su interior, como si fueras una abeja zumbadora.
  4. Repite esto con tantas flores masculinas y femeninas como quieras. El polen de una flor masculina debería ser suficiente para polinizar unas cuantas flores femeninas.

Una solución también muy práctica para desalojar el polen y fertilizar las partes femeninas de la flor es simplemente hacer vibrar o golpear los soportes de las plantas.

Al hacer vibrar las flores, estás imitando las acciones de una abeja para mejorar enormemente el éxito de la polinización.

Calabazas
anncapictures / Pixabay

¿Qué pasa si sólo encuentro flores masculinas (o sólo femeninas) de calabazas?

No te preocupes. Las calabazas no siempre producen flores masculinas y femeninas exactamente al mismo tiempo.

Lo que suele ocurrir es lo siguiente: Verás primero las flores masculinas y te preguntarás dónde están las femeninas. Ten paciencia. Si ha llovido mucho o ha hecho frío, esto puede retrasar un poco la aparición de las flores femeninas.

Este mal tiempo también puede afectar a la actividad de los polinizadores, que es otra razón para polinizar a mano las calabazas.

Si ves frutos, pero se están marchitando y/o pudriendo, también puede ser un problema de los polinizadores, pero también puede ocurrir porque las condiciones son tan húmedas que los frutos mueren por un hongo.

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

Soy Carolina. Cursé estudios de el Grado en Ingeniería Agrícola por la Universidad de La Rioja.

Desde siempre, me ha gustado redactar, editar y publicar información relacionada con el medio ambiente, la agricultura, la jardinería y el cultivo de frutas y hortalizas.

En Sembrar100 puedo llevar a cabo esta tarea, y la verdad: ¡Me encanta!

Mi labor como editora jefe me lleva bastante trabajo, puesto que además de redactar, debo revisar y corregir fuentes bibliográficas, así como posibles erratas que podamos cometer.

Espero que la información que aquí ofrecemos te guste 🙂

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.