Cómo Abonar Hortalizas: Nuestro Método – Sembrar100

Cómo Abonar Hortalizas¿Cuántos platos somos capaces de preparar con una gran variedad de hortalizas?

Efectivamente son incontables porque esta familia de productos nos ofrecen una cantidad increíble de opciones que son capaces de satisfacer todos los paladares.

Las hortalizas pasan por dos procesos claves durante su tiempo de vida: el crecimiento vegetativo y la fructificación.

Y en cada uno de estos escenarios hace falta darles los aportes nutricionales que precisan para estar sanas y muy productivas ¿Vemos cómo conseguir ese objetivo?

¿Por qué es importante abonar las hortalizas?

Las características de sanidad que tengan las plantas productoras de hortalizas se verán reflejadas en los frutos que estas nos regalan a final de temporada. De allí que sea tan importante contar con los recursos nutricionales suficientes para aportarles a las plantas en cada fase.

Set de Semillas de Tomate 16 x 10 semillas Tomate Mezcla 100% natural de semillas recogidas a mano de Portugal, variedades raras y antiguas, semillas con alto índice de germinación, jardín, balcón

Este será un proceso que tendrás que aplicar con pequeños ajustes en función al tipo de hortaliza que se trate porque no todas necesitan los mismos nutrientes. Pero sí podemos dejar muy claro que el interés principal al abonar hortalizas se orienta a tener plantas muy saludables y cosechas abundantes, de buen tamaño y deliciosas.

Por supuesto, esto también influirá en las capacidades de la planta para mantenerse sana incluso ante el ataque de agentes externos.

¿Cada cuánto debemos abonar las hortalizas?

Cada cuánto debemos abonar las hortalizasLas hortalizas las tienes que abonar mientras dure todo el proceso de floración y fructificación.

En algunas especies este proceso alcanza hasta el momento de la cosecha, mientras que en otras hay que detenerse días antes.

El plan debe seguir los requerimientos específicos porque no a todas les va bien lo mismo. Por lo menos, deberías aplicar un abono mensual que será un plan más o menos tímido, pero suficiente para que obtengan algunos nutrientes.

¿Qué nutrientes necesitan las hortalizas?

Los nutrientes necesarios para las hortalizas partirán desde dos vertientes. La primera es el crecimiento vegetativo y la segunda la etapa productiva. En la fase de crecimiento a las plantas le hace mucha falta el apoyo del nitrógeno (N) porque este es el que estimula el nacimiento de nuevas ramas y follaje.

Cuando llega el tiempo de la floración, el cuajado y crecimiento de los frutos, el tema se orienta más hacia el potasio (K) y el fósforo (P). Por supuesto, a cualquier planta de hortaliza le hace falta disponer de todos los micronutrientes en sus cantidades equilibradas para conseguir buenos resultados.

Berenjena, semillas de berenjena - Solanum melongena

Es por ello que la sugerencia a la hora de elegir abonos es que cuenten con todos los nutrientes y solo regular las cantidades de nitrógeno, potasio y fósforo según la etapa en la que se encuentre el cultivo. En todo esto será necesario tomar en cuenta también el tipo de sustrato con el que estés trabajando, ya que un suelo fértil no tendrá las mismas exigencias que uno más pobre.

De hecho, las variaciones son incluso en torno a la consistencia, ya que un terreno arenoso pierde los nutrientes más fácilmente que los arcillosos.

¿Qué tipo de abonos necesitan las hortalizas?

Casi todos los tipos de abonos que existen pueden ser útiles para el cultivo de hortalizas en sus distintas etapas de vida. Los abonos en versión granulada resultan fáciles de aplicar y podrían valorarse como económicos según el tipo de hortaliza con que estés trabajando.

Madre Tierra - Semillas Ecológicas de Cebollas " De Figueres " ( Allium Cepa)- Origen Figueres ( Girona) - Ideal para Tu Huerta - 2 Gramos

En el campo de los abonos orgánicos que podemos trabajar en casa, la ceniza de madera es una muy buena fuente de potasio. Esto quiere decir que es aprovechable para los cultivos cuando van a iniciar su etapa de floración y necesitan de este valioso nutriente.

¿Cómo preparamos abono para las hortalizas?

Cómo preparamos abono para las hortalizasEl primer caso es el abono granulado y es uno de los más fáciles de aplicar porque solo consiste en esparcir los gránulos en la superficie del sustrato.

Después hay que remover un poco el terreno para que se mezclen y regar con cierta profundidad para que los nutrientes empiecen a introducirse.

El abono que se hace con ceniza de madera, que mencionamos en el apartado anterior, tiene un sistema de preparación muy simple.

Bastará con quemar la madera, recoger las cenizas, diluirlas en agua y después regar las plantas de forma normal. Por supuesto, no es un abono para aplicar de forma desproporcionada solo con la idea de que la planta sea más productiva porque la podrías afectar.

Toma en cuenta que las cenizas de madera vuelven al suelo más ácido y esta variación sería capaz de afectar algunos tipos de cultivos que prefieren suelos más básicos.

¿Cómo detectamos si las hortalizas necesitan abono?

Puedes valorar las características de las plantas de hortalizas y de allí detallar si lo que tienen es una falta de nutrientes. Aquí veremos puntos como:

  1. Fallas de nitrógeno: es un problema poco frecuente porque la mayoría de los abonos contienen nitrógeno, a menos que se trate de un suelo muy pobre. Aquí notarás hojas amarillas y que se sienten débiles al tacto.
  2. Fallas de fósforo: genera problemas en torno a las flores, ya que las mismas se desarrollan con lentitud y se secan con rapidez.
  3. Falla de potasio: lo verás en las hojas, las cuales pierden su forma característica, empezando a dañarse desde los bordes y a tornarse amarillas. En torno a la floración, afectan al número que se obtiene y, en consecuencia, de los frutos.
  4. Falla de magnesio: también se manifiesta en las hojas, volviéndose blancas, amarillentas y con manchas.
  5. Falla de boro: las hojas se van tornando marrones desde los bordes y las flores se pasan días y días para abrir.

Benoon Purple Lactuca Sativa Seeds, 50Pcs / Bag Lactuca Sativa Seeds Productivas Y Bajas En Calorías Plántulas De Hortalizas Frescas De Lechuga Morada Para Exteriores Semilla

El abono para hortalizas es fundamental para conseguir una producción apropiada a los intereses que como cultivador tendrás. Una planta que no encuentre el alimento que necesita a lo largo de su vida, tendrá un desempeño pobre que seguro te dejará cabizbajo al momento de la cosecha.

¿Cómo evitarlo? Con un proceso de abonado que sea acorde a la especie con que estés trabajando y a sus requisitos, así que no te quedes con lo general, estudia a tu planta de hortalizas a fondo.

Referencias bibliográficas

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

Soy Ainara Salcedo, y nací en Zaragoza. Hace un tiempo que empecé a colaborar con Sembrar100 en la redacción, edición y maquetación de artículos. Mi grado en Periodismo por la Universidad de Zaragoza me ha ayudado a poder realizar mejor mi trabajo. Dispongo también de el Máster universitario de Periodismo y Comunicación Digital: Datos y Nuevas Narrativas por la UOC.