El Boro en las Plantas: [Uso, Ventajas y Aplicación]

Inicio » Boro

El boro es uno de los micronutrientes que las plantas necesitan para lograr un óptimo crecimiento a lo largo de su vida.

Está presente en el sustrato en niveles apropiados para que las raíces lo absorban, ya que en líneas generales no necesita de mucha cantidad.

Lo que sí es posible es que una deficiencia excesiva de este elemento genere ciertos daños en los cultivos, por lo que conocerlo se ha vuelto fundamental.

Y para ayudarte en todo este tema, a continuación te dejamos la información más destacada que necesitarás conocer sobre el boro.

¿Qué es el boro?

El boro es un elemento químico presente en la tabla periódica de los elementos con el símbolo B.

Se encuentra en la naturaleza en bajas cantidades, lo cual resulta en muchas ocasiones suficiente para permitir que los cultivos prosperen con normalidad.

Sin embargo, el desconocimiento con respecto al papel que juega este micronutriente en los cultivos evita que se le preste la atención necesaria.

Y sí es un punto que se debe considerar con cuidado porque diversos estudios han demostrado que la deficiencia de boro es la más común que existe en el campo de los micronutrientes.

¿Por qué el boro es importante en el crecimiento de las plantas?

El boro desempeña un papel fundamental en una diversa gama de funciones de las plantas, entre ellas la formación y estabilidad de la pared celular, el mantenimiento de la integridad estructural y funcional de las membranas biológicas, el movimiento de azúcar o energía hacia las partes crecientes de las plantas, y la polinización y el establecimiento de semillas.

¿Qué factores influyen en la respuesta del cultivo con la fertilización de boro?

El Boro en el crecimiento de las plantasEl boro en el suelo necesita estar disuelto para que pueda ser absorbido por las plantas.

Esto quiere decir que el nivel de boro que existe en el mismo no es una señal exacta de la cantidad que las plantas tienen a su disposición.

Además, la falta de riego influencia de manera negativa la correcta absorción porque se trata de un elemento pasivo que necesita del agua para moverse.

En cuanto al planta.

¿Cuál es el contenido de boro en el suelo?

El boro se encuentra de forma natural en el ambiente y lo más normal es que el suelo contenga un nivel de 10 ppm.

¿Qué beneficios puede tener un suelo rico en boro?

Un suelo rico en boro será capaz de ofrecerle a la planta el nivel de respaldo que necesita para realizar los procesos internos donde este se ve involucrado.

Las paredes celulares agrupan la mayor cantidad de boro de toda la planta y lo hacen porque interviene de forma directa en la división celular.

Esto quiere decir que el boro es un elemento indispensable para la creación de células que darán plantas nuevas.

Esta intervención se nota, sobre todo, al momento en que la planta inicia el proceso de polinización y, posteriormente, en la floración y fructificación.

Otros aportes que da una buena cantidad de boro en el suelo se resumen aquí:

  1. Ayuda a metabolizar el nitrógeno.
  2. Facilita el transporte del potasio para que se regulen los niveles correctos de agua en cada parte de la planta.
  3. Trabaja de forma directa con el transporte de azúcares, lo que evita la formación de hongos en las raíces.
  4. Contribuye a la formación de una cierta cantidad de proteínas.
  5. Presta apoyo en la regularización de los niveles hormonales.

¿Qué desventajas tiene un exceso de boro?

Detectar que una planta presenta un exceso de boro en su estructura es un trabajo complejo porque presenta síntomas similares a excesos por otros nutrientes.

  1. En las hojas más antiguas se ven manchas cloróticas o necróticas que terminan por quemarse. Después, esa necrosis se va consumiendo toda la estructura de la hoja de forma progresiva hasta que acaba por matarla, produciendo defoliación. Todo este proceso en las hojas más nuevas avanzará mucho más rápido.
  2. Para determinar con exactitud si se trata de un exceso de boro, lo más recomendable es realizar un estudio de suelo y del agua.
  3. El boro puede presentarse de forma excesiva en pH del suelo por debajo de 5,5.
  4. En el caso del agua, una medición por encima de 0,5 ppm podría develar la causa del problema. Contrarrestar el problema es posible con la aplicación de fertilizantes que tengan alto nivel de calcio.

Esto se debe a que el calcio evita que el boro se vuelva soluble en el sustrato y lo deja imposible de utilizar.

Como medida preventiva es importante medir los niveles de boro a aplicar por procesos de fertilización, tanto para evitar déficits como excesos.

¿Qué cultivos se benefician más de la presencia de boro en el suelo?

Dentro de las principales especies que exigen un mayor nivel de boro en su estructura destacan la salvia, los pensamientos y las petunias.

Esta condición es más visible cuando se realiza la siembra en viveros o invernaderos donde el espacio provisto de sustrato es más reducido.

Por ejemplo, en el pensamiento una falta de boro se evidenciará con formas de rosetas en la estructura.

¿Cómo detectamos deficiencia o carencia de boro en nuestros cultivos?

Por la importancia que tiene el boro en la división celular de las plantas, su deficiencia afectará de forma directa el florecimiento y la fructificación.

  • Esto se verá en una disminución en la producción de flores, frutos y semillas y hasta podrían notarse con deformidades.
  • También puede tener algún nivel de impacto en el correcto desarrollo de las raíces y del follaje en general.
  • Las raíces, en primer lugar, se podrían ver poco extensas, con baja cantidad de pelos y sintiéndose quebradizas.
  • En el caso del follaje, impacta sobre todo en las hojas nuevas, las cuales pueden notarse con engrosamiento.
  • Si el déficit de boro se manifiesta en los tallos, serán débiles y quebradizos.

El boro es otro de los micronutrientes más importantes en los cultivos y su correcta aplicación se puede lograr con la administración de fertilizaciones apropiadas.

Un dato importante a tener en cuenta es que el rango de concentración en el suelo que varía de 0,3 a 1 ppm es base para que se produzca déficit o exceso del mismo.

Por lo que es importante estar atento a las condiciones de las plantas y ante cualquier cambio en la estructura tomar las medidas de corrección.

¿Cómo podemos aportar boro a las plantas?

El bórax, el ácido bórico o el solubor pueden disolverse en agua y rociarse o aplicarse al suelo en un fertilizante seco mezclado.

El exceso de boro es tóxico para las plantas, por lo que hay que tener cuidado de asegurar una tasa de aplicación correcta y una cobertura uniforme. Si bien el boro puede ser rociado en las hojas, el exceso causará daños a las plantas.