Abonos para el Huerto: [10 Mejores Tipos que puedes Utilizar]

Inicio » Abonos para el Huerto

Una tierra que posee una buena cantidad de nutrientes será ideal para trabajar los cultivos y no existe nada que ayude más que los abonos naturales para el huerto.

La mayoría de ellos son fáciles de conseguir, crear y utilizar, tomándonos muy poco tiempo de trabajo y, a cambio, liberándonos de esta preocupación.

¿Conoces algunos de ellos?

Seguro que sí, aunque para ayudarte hemos preparado una lista con los 10 mejores tipos de abono que existen en la actualidad.

Vamos a verlos.

¿Por qué abono para el huerto?

Abono para el huerto y Ph de la tierraLas plantas necesitan tres cosas para sobrevivir y prosperar: Potasio, Fósforo y Nitrógeno.

Mientras que los fertilizantes químicos comprados en tiendas normalmente tienen estos nutrientes, también puedes proveerlos a tus plantas sin los químicos fuertes con sólo hacerlos tú mismo, y la mayoría de ellos pueden ser hechos con cosas que ya tienes a mano, y probablemente sólo tirarás.

También puede ser una excelente forma para reciclar.

Hacerlo tú mismo es una gran idea ¿verdad?

La relación entre el pH del suelo y el abono

ph medirEl pH de su suelo tiene una influencia decisiva en cuán accesibles serán los nutrientes.

Si su suelo es demasiado ácido, los elementos pueden volverse tóxicos o no disponibles para tus plantas.

Por ejemplo, si una planta muestra signos de deficiencia de fósforo y el suelo es demasiado ácido, no importará cuánto fertilizante de fósforo apliques.

Tus plantas no podrán acceder a ellos. Un pH neutro o uno ligeramente ácido para las verduras permite mayor disponibilidad para todas las plantas.

Aumentar el pH de su suelo

Para elevar el pH de ácido a alcalino, es necesario añadir cal.

Hay dos tipos de cal disponibles para el jardinero del hogar: la cal agrícola hecha de carbonato de calcio molido y la cal dolomítica hecha de piedra caliza molida, que también contiene magnesio. Cada una de ellas debe añadirse al menos 6 semanas antes de la plantación para que surta efecto en el suelo.

Aunque hay otros tipos de cal comercial como la cal apagada o la cal viva, presentan un alto riesgo de quemaduras y no son adecuadas para el jardín del hogar.

Bajar el pH del suelo

El azufre es un macronutriente esencial para las plantas y también puede reducir el pH en los suelos alcalinos. Sin embargo, el azufre es mucho más arriesgado si se aplica mal.

Por esta razón, asegúrese de aplicar el azufre sólo en la primavera para que sea eficaz. También presta atención a los suelos sobresaturados o anaeróbicos: en estas condiciones el azufre se convierte en sulfuro de hidrógeno, que mata las raíces en desarrollo.

Y ten en cuenta que el azufre tarda como mínimo un año en surtir efecto en el suelo.

Estiércol

montón de estiércolEs uno de los abonos naturales por excelencia por los altos niveles de nutrientes que tienen en su estructura.

No se trata del estiércol de cualquier animal sino del de los animales de granja, como las gallinas o los conejos.

Para su aplicación debe estar en descomposición porque sino quemaría los cultivos por el alto nivel de acidez.

Si no se tienen animales, ya existen empresas que lo producen y que permiten comprarlos en sacos listos para usar.

El estiércol generalmente contiene elevados niveles de nitrógeno que es uno de los macronutrientes indispensables para mantener a las plantas sanas.

Restos de café

Restos de café para el huertoMuchas de las sobras que quedan en la cocina tras la preparación de nuestros alimentos son útiles como abonos naturales, tal y como es el caso del café.

Se puede obtener posterior a la toma de café del día, almacenándolo para su posterior uso o aplicando de forma directa a la producción de compost casero.

Tiene la propiedad de poder utilizarse de forma directa sobre la tierra, si es el deseo.

Lo mejor es que el café aporta una buena cantidad de nitrógeno y eso las plantas lo agradecen mucho.

Humus de lombriz

Humus de lombriz para el huertoEs un abono natural que se puede utilizar con cualquier tipo de cultivo, siendo especialmente útil para promover la floración y la producción de frutos.

La producción se realiza a propósito de la materia orgánica que vayamos desechando después de cocinar. Es decir, los restos de alimentos naturales.

Esto se colocará en un recipiente apropiado para trabajar con lombrices y se añadirán las lombrices californianas que se pueden comprar en tiendas de agricultura.

Las lombrices se encargarán de consumir la materia orgánica y procesarla para convertirla en un humus de excelente calidad para cualquier planta.

También se puede comprar en tiendas especializadas en la materia.

Cáscaras de huevo

Cáscaras de huevo como abono para el huertoSe trata de uno de los abonos naturales más provechosos que existen porque, además de nutrir las plantas, también ayuda a repeler algunas plagas.

Lo ideal es aplicarlas directamente en la base de la planta, procesándola para lograr que se vuelvan un polvo que sea mucho más fácil de trabajar.

Las cáscaras de huevo son ricas en calcio que es uno de los principales micronutrientes que necesitan las plantas para realizar sus procesos vitales.

Además, es un abono natural de coste cero porque las cáscaras no son posibles de consumir y casi siempre terminan en el bote de basura.

Recortes de césped

Tipos de abonos para el huertoLas sobras que quedan después de podar el jardín también son útiles para maximizar las propiedades nutritivas del huerto.

La idea es preparar una mezcla con césped recién cortado y agua y dejar en reposo por 2 días.

Debido a que este césped tiende a descomponerse con bastante rapidez, obtendremos un producto rico en nutrientes.

A la hora de aplicarlo solo es necesario diluir una parte del compuesto con 10 partes de agua y esparcirlo sobre los cultivos.

Cáscaras de plátano

El plátano es un fruto con un alto contenido de potasio y tiene la propiedad de transferir este nutriente por medio de la descomposición.

Para lograr el abono se utiliza la cáscara, la cual se puede aplicar al compostaje o enterrar en una zona cercana a la base de la planta.

Es importante saber que cuando las plantas tienen un buen nivel de potasio, son capaces de florecer con mayor abundancia, belleza y calidad.

Cenizas

cenizas para el huertoLas cenizas que se producen a partir de la quema de la madera contienen buenos niveles de fósforo, calcio y potasio.

Es una actividad que se hace útil para eliminar los desechos arrojados por las chimeneas que utilizan madera para producir el calor.

Eso sí, aún con las ventajas que posee, no es un abono tan recomendado para suelos que son muy alcalinos.

A la hora de prepararlo, solo será necesario diluir cenizas en agua y esparcir alrededor de la planta, no de forma directa a la raíz.

Vinagre de manzana

vinagre de manazana para el huertoeguramente es uno de los abonos caseros que son menos conocidos en todo el mundo de la jardinería pero que ofrecen resultados sorprendentes.

Su uso se orienta, sobre todo, a las plantas que se desarrollan en suelos con un alto nivel de acidez.

Gracias a las propiedades del vinagre, las plantas se verán con mejor salud y se evitará que las mismas presenten quemaduras en las hojas.

Como en casi todos los casos, es un producto que se diluye en agua y se aplica como si de un riego se tratara.

Agua de azúcar

Este es un abono de los mejores que existen para tratar las plantas con flor que son de tipo ornamental.

La razón es que el azúcar, cuando se descompone, se convierte en glucosa que es uno de los requerimientos básicos de las plantas.

Esto hace que se llenen de energía y vitalidad y, por ende, produzcan una floración abundante y hermosa.

El procedimiento es diluir dos cucharaditas de azúcar en una taza de agua y aplicar como agua de riego.

Compost

Compost y composteraEs el abono orgánico casero más conocido y se realiza con el uso de restos de vegetales, frutas y demás elementos naturales que proceden de la cocina.

Su elaboración puede ser hecha en un recipiente plástico, dándole el tiempo suficiente para que los microorganismos descompongan la materia.

Al final, quedará como una especie de tierra que puede ser incorporada a los cultivos sin mayores inconvenientes.

Se suele recomendar que el envase tenga una salida inferior y una entrada superior, para tener mayor facilidad a la hora de incorporar los ingredientes y retirar el compost listo.

Cualquiera de estos abonos para el huerto vendrán bien a nuestros cultivos, solo es cuestión de saber sacarles provecho y atender a las necesidades.

Deja un comentario