Seleccionar página

Agricultura Intensiva: ¿Qué es? Concepto, Uso, Ventajas y Desventajas

¿Qué es la agricultura intensiva?

La agricultura intensiva procura sacar la mayor cantidad de productos por unidad de superficie, con un apoyo intenso de los medios de producción de siembra a nivel, industrial, bajo condiciones y ambiente controlados, valiéndose del uso de fertilizantes, pesticidas, sistemas de riego y maquinarias, entre otras herramientas, para incentivar el crecimiento y desarrollo de las plantas, a fin de explotar al máximo su potencial.

Se le llama intensiva porque la tierra es cultivada dos veces por año, en los siguientes ciclos:  primavera-verano y otoño-invierno. 

Por ejemplo:
Un ejemplo claro de esta modalidad de agricultura son las típicas zonas de invernaderos ubicadas en la zona sur-este peninsular de España.

O los llamados cultivos hidropónicos, cultivos fuera de suelo, donde se le ofrece a la planta un sustrato artificial (por ejemplo, perlita o fibra de coco) para que las raíces puedan anclarse y prosperar con la ayuda de un flujo continuo de una solución de agua y nutrientes que recibe la planta, en sus distintas fases de crecimiento.

¿Cómo surgió este tipo de agricultura?

La aparición de la agricultura intensiva está atada directamente a la preocupación del ser humano en producir grandes cantidades de alimentos para satisfacer las crecientes necesidades alimentarias de la población de todo el planeta.

agricultura intensiva conceptoEn el pasado siglo XX, máquinas operadas con gasolina reemplazaron equipos tradicionales en los campos movidos con la ayuda de caballos.

Este suceso, combinado con grandes adelantos en la tecnología de fertilizantes y pesticidas, superada  la Segunda Guerra Mundial,  permitió avances increíbles en la producción agrícola.

Este salto tecnológico, permitió que los agricultores controlaran más extensiones de terreno productivas,  pero con el transcurrir de los años, abandonaron sus granjas y se introdujeron en el mundo industrial, produciéndose así cambios en las estructuras de fuerza labor a nivel mundial.

Así la cosas, la agricultura intensiva aparece  para dar más alimentos extraídos de la tierra a más habitantes  del planeta que demandaban y siguen hoy día, demandando comida.

¿Por qué es importante la agricultura intensiva?

No hay duda alguna en que la agricultura intensiva ha sido clave para que la humanidad avanzara tanto como lo hizo durante su aparición en el siglo XX.

agricultura intensivaNo en balde su contribución ha sido decisiva para el salto económico y social de los pueblos, a fin de proveer seguridad alimentaria a una población en crecimiento constante que cada vez demanda más y más productos de calidad para consumo masivo.

Aunque muy probablemente le toque convivir con otros modelos, como la producción de tipo orgánica o ecológica, en creciente desarrollo, es indudable que seguirá perfeccionándose con ayuda de soluciones tecnológicas para expandir sus fronteras e incrementar su eficiencia.

Gracias a esta agricultura controlada,  se industrializaron muchos procesos  que antes se cumplían manualmente, lo que trajo desarrollo económico, prosperidad y muchísimas fuentes de empleo alrededor del mundo.

Y contrario a lo que se cree, la respuesta a las crecientes demandas de alimentos de la humanidad en las próximas décadas halla respuesta en la agricultura intensiva.

Porque la llamada  agricultura sostenible necesita ocupar más extensiones de tierras,  para producir lo mismo que saca la intensiva en menos espacio.

Esto quiere decir que se seguirá apelando a las bondades de la modalidad intensiva porque el planeta, que en  la actualidad ocupa un 43% de su territorio global  en cultivos indispensables para dar de comer a unos 7.500 millones de personas, no tendrá espacio disponible de aquí al año 2050 para nuevos cultivos, cuando se proyecta que unas 9.700 millones de personas demandarán alimentos que no tendremos si la erosión de los suelos sigue progresando.

Difícilmente desaparecerá, lo que sí seguramente ocurrirá es que seguirá amoldándose a las innovaciones tecnológicas y científicas que persiguen un fin único:  la multiplicación de los panes. 

¿Qué ventajas y desventajas tiene?

Ventajas

  1. Es realmente ventajosa, porque esta modalidad de agricultura indudablemente incrementa los niveles de productividad en el campo, a fin de proveer una fuente estable de alimentos a la población mundial, con la especial característica de que usa menos superficie cultivable que otras modalidades.
  2. La mecanización agraria, atada a los incrementos en la producción, ha permitido un desplazamiento de la mano de obra hacia el sector industrial, surgiendo de esta forma un trabajo más especializado que también ha reportado beneficios al mundo.
  3. El abaratamiento de los costos finales o precios de los productos de corral, hortalizas, verduras y frutas, ha sido una realidad gracias a este tipo de agricultura de producción a gran escala.

Desventajas

  1. Pero como no siempre todo es perfecto en la vida, esta agricultura industrializada también emplea grandes cantidades de energía y agua, difícilmente consumidas por la modalidad tradicional, con la diferencia de que la productividad también será mucho mayor, pero con la gran dificultad de que el agotamiento de los suelos igualmente será mayor y eso en nada es conveniente para la salud del planeta.
  2. Otro hándicap que le ha prodigado no pocos enemigos, es el uso igualmente intensivo de químicos fertilizantes y plaguicidas, cuyo residual va a parar a las mesas de los consumidores, con las conocidas consecuencias negativas sobre la salud de las personas.

¿En qué se diferencia de otros tipos de agricultura?

Se caracteriza este tipo de agricultura, fundamentalmente, en que usa espacios reducido para producir un solo producto.

Necesita un fuerte uso de energía solar y combustibles fósiles derivados del petróleo para poner a andar a la maquinaria asociada a la explotación de la tierra. También utiliza químicos como fertilizantes tratados o plaguicidas, para exterminar los bichos que atacan los sembradíos.

Sus características fundamentales son las siguientes:
  • Uso de un solo tipo de semillas para el cultivo.
  • Tierras altamente productivas.
  • Búsqueda y uso de suelos ricos en nutrientes, preferiblemente en llanuras.
  • Mano de obra humana calificada.
  • Empleo de plaguicidas y fitosanitarios contra bichos y hongos perjudiciales para los cultivos, aunque gracias a Dios han surgido métodos de control biológico de plagas muy efectivos.
  • Variedades mejoradas con ayuda de la genética, usando material vegetal previamente seleccionado para aumentar el rendimiento de sus partes consumibles.

 

Última actualización

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quiéres conocer los mejores Trucos para tu propio Huerto Ecológico?

Te iremos enviando los mejores trucos que hemos aprendido para aplicar directamente en tu huerto. Sin publicidad y sin basura. Gracias :-)

¡Muchas gracias!

Pin It on Pinterest