Plagas y Enfermedades de la Vid: [Detección, Causas y Soluciones]

Inicio » Vid » Plagas y enfermedades de la vid

Plagas y enfermedades de la vidLa vid es uno de los cultivos más importantes que existen en España porque es la base para la producción de vinos.

El cuidado de todo el proceso de trabajo que dé una buena cosecha se verá reflejado en la calidad de los vinos que se consiguen.

El problema es que la vid puede ser víctima de serios ataques por parte de plagas y enfermedades que ven en su vegetación el lugar ideal para asentarse.

Por ende, queda de nuestra parte documentarnos al respecto y trabajar organizadamente de manera que se eviten o corrijan los problemas en el momento oportuno.

🌼 Para ver el contenido del artículo:

Podredumbre gris

Plagas y enfermedades de la vid - Podredumbre grisEs una de las enfermedades más preocupantes que puede llegar a atacar a un viñedo porque lo que produce, como su nombre lo indica, es pudrición.

En algunos escenarios es conocida como botritis y se desarrolla a partir de la presencia de un hongo que se instala en los frutos.

Las uvas, por ende, quedan en mal estado para el consumo además que recubiertas por el propio hongo a través de una mancha marrón o gris. En otros casos, no ataca a los frutos, sino que inicia su daño más temprano instalándose en las flores, lo que genera que las uvas que recién nacen lo hagan infectadas.

Es una de las enfermedades que necesita de altos niveles de humedad para prosperar, volviéndose imparable cuando las condiciones están dadas. Esto se debe a que tiene dos vías principales de contagio: por contacto o por el viento que lleva las esporas de un lugar a otro.

El uso de fungicidas especiales para este hongo es la única medida correctiva a aplicar en el campo de los productos químicos. Sin embargo, cuando se note que la enfermedad podría manifestarse en función a los niveles de humedad del entorno, una aireación ayudará.

Esta se conseguirá eliminando racimos de uvas y hasta algunas plantas para permitir que el aire circule libremente entre el resto de la plantación.

Pulgones

PulgonesLa presencia de pulgones en los viñedos podría ser más o menos frecuente en función a los datos que arrojen las etapas de cultivos regulares del lugar.

Tienen la propiedad, a diferencia de cuando atacan a otros tipos de cultivos, de mantenerse adheridos a los racimos y a los brotes de las plantas.

Esto es porque desde allí es que obtienen el alimento, ya sea succionando la savia de las hojas o el líquido de los frutos. Una de las mayores preocupaciones que se ve en torno a este es que tiene mucha agilidad para moverse y expandirse por todo el campo de cultivo.

La buena noticia es que es posible controlar una infestación con la ayuda de depredadores naturales, como la mariquita. En caso de necesitar medidas más avanzadas, retirar las zonas de la planta que se vean más afectadas también ayudará, aunque no los erradicará por completo.

Oídio

Plagas y enfermedades de la vid - OídioEs una enfermedad fúngica que en campos de vid puede ocasionar daños en hojas y tallos. Las causas que llevan a su desarrollo están relacionadas al medio ambiente, cuando la temperatura y la humedad se elevan.

La acción sobre las hojas se evidencia con la presencia de un polvo blanco que se ubica tanto en la parte frontal como en el envés. 

Este polvo que corresponde al hongo genera que las hojas se vayan arrugando desde los bordes hacia el centro de las mismas. En el caso de los tallos, la necrosis es el principal síntoma, llevándolos a marchitarse y afectando, en consecuencia, el desarrollo de la planta.

Lo más preocupante es que es una enfermedad que se activa durante el clima cálido, pero que puede mantener su micelio en el inviernoPero a pesar de todo este panorama, sí tiene tratamiento. 

Este ha dado buenos resultados en zonas de cultivo de vid que ha tenido una cantidad numerosa de ataques de oído, por lo que la enfermedad se considera endémica. Una forma de evitar su aparición es aplicando azufre polvoreo, lo que ayuda a frenar o por lo menos ralentizar sus niveles de ataque.

Polilla del racimo

Polilla del racimoEs una de las plagas que menores daños generan a los cultivos por su propia acción.

No obstante, merece la pena ser referidas porque sus efectos pueden servir como vía de entrada para el desarrollo de enfermedades de tipo bacterianas o fúngicas.

La polilla se puede reconocer por presentarse en forma de mariposa de apenas 14 mm de longitud. La oruga es de color verde amarillento casi siempre. Como es lógico, el consumo que las orugas hacen del fruto también es capaz de generar pudrición en los mismos, afectando la calidad del producto final.

Y, de ser esto así, los vinos también podrían llegar a afectarse, generando posiblemente algún nivel de toxicidad. En este caso es necesario aplicar tratamientos específicos para el adulto y para la oruga.

Las polillas pueden capturarse mediante el uso de trampas de venta comercial, como las alimentarias. En cuanto a las orugas, los insecticidas son la mejor alternativa pero se debe tener cuidado de ofrecer buena aireación al cultivo.

Mildiu

Plagas y enfermedades de la vid - MildiuEl mildiu representa a una de las enfermedades más conocidas en el cultivo de vid y que causa daños considerables, además de ser difícil de controlar.

De hecho, es producida por un hongo específico para este tipo de plantaciones conocido como Plasmopara Vitícola. Su acción se da cuando las temperaturas y la humedad son elevadas.

Tiene la facilidad de instalarse en los cultivos donde crean tubos en el interior de las hojas, gracias a la acción de sus esporas. En el caso de la parte exterior, las hojas se evidencian con una mancha aceitosa en el haz, mientras que en el envés lo que se nota es un polvo blanco.

Hay que advertir que ambos síntomas dejan clara señal de la presencia del mildiu y si no se ataca a tiempo, acabará por defoliarla. Otro efecto negativo se da sobre los tallos donde los efectos producidos se evidencian mediante la presencia de necrosis.

Por último, está el caso de los racimos, en los cuales el hongo produce que se sequen y se pierda la cosecha. Para tratarla de forma apropiada es necesario estar muy atentos al desarrollo de la mancha aceitosa en la hoja. 

También es indispensable utilizar fungicidas que estén aprobados por las autoridades competentes para evitar daños de tipo tóxico en los frutos. Con todos estos datos será mucho más posible hacerle frente a los daños que podrían ocupar a los cultivos de vid durante su desarrollo.

¿Ha sido útil esta publicación?