Las Orugas en el Huerto: ¿Qué son? ¿Cómo las identificamos? ¿Cómo las combatimos?

Inicio » Plagas y Enfermedades » Orugas

Existen varias especies de orugas que afectan a los cultivos y huertos, algunas muy diferentes entre sí, pero todas ellas con un gran potencial de daño, pues se alimentan de raíces, retoños o brotes de plantas herbáceas.

Las orugas pertenecen a la familia de los lepidópteros. Poseen un cuerpo alargado y cilíndrico dividido en segmentos.oruga

Tienen seis patas y varios pares de patas falsas.

La principal diferencia entre especies se aprecia en el número de falsas patas abdominales (por ejemplo, las especies Spodoptera y Heliothis presentan cinco pares de patas falsas, mientras que las especies como la Autographa y Chrysodeisis presentan tan sólo dos).

Otras características como sedas en el cuerpo, coloración, forma de la cabeza o pares de ojos permiten distinguir a las diferentes especies.

Aún así, su biología es bastante similar, pasando por estados de huevo, entre 5 y 6 estados larvarios y un estado de pupa. Los huevos son depositados en las hojas, preferentemente en el envés —en plastones o de forma aislada, según la especie—.

Cuando el huevo eclosiona, aparece la oruga y es en esta fase cuando más daños produce en el huerto, pues son insectos masticadores que atacan la mayoría de las hojas de nuestros cultivos.

Se puede detectar su presencia por los enormes agujeros que dejan sobre las hojas, flores, frutas y tallos.

Esta fase suele durar entre 12 y 28 días. Al alcanzar el pleno desarrollo, las orugas se desplazan al suelo y fabrican sus galerías en el terreno, quedando en estado de pupa entre 10 y 18 días.

Luego de ese lapso aparece el adulto ya formado.

Además de los agujeros que dejan sobre la superficie de los cultivos, las orugas también pueden originar la podredumbre del fruto y la hoja. Así, si permanecen en el cultivo durante mucho tiempo los daños pueden ser irreversibles.

Las orugas más comunes en el huerto

A continuación un listado de las orugas más frecuentes que pueden causar estragos en nuestro huerto.

Oruga de la Col (Pieris brassicae)

oruga de la colAparece en Primavera, hasta principios de otoño. Ataca principalmente a rábanos, nabos y coles.

Podemos identificarla por los puntos negros que tienen. Las larvas tienen un color gris, tirando a verde. Con tres líneas amarillas que destacan.

Es importante detectar a las larvas más jóvenes y eliminarlas. En caso contrario se pueden convertir en un serio problema.

También podemos identificar al ejemplar adulto como una mariposa de color blanco. Sobrevuelan los cultivos de coles.

Sabremos que esta plaga está atacando a nuestros cultivos por las hojas mordidas de las coles.

Plusia (Autographa gamma)

Suele aparecer a finales de verano o principios de otoño. Tiene una forma muy características de desplazarse y es de color verde.

Atacan principalmente a la berenjena, el calabacín, las sandías, el tomate, el melón, la menta, la albahaca y la hierbabuena.

Podemos identificar observando agujeros en las hojas de los cultivos.

Oruga perforadora del tomate

Oruga, TomateAquí tenemos un fuerte enemigo del tomate.

Esta oruga tiene un tamaño de unos 4 cm y es de color verde. También puede atacar al maíz, las leguminosas o el pimiento.

Para identificarla podremos ver que los frutos más jóvenes de las tomateras presentan agujeros y túneles muy característicos.

Para frenar esta plaga, es importante podar las tomateras a menudo e identificar las hojas y/o frutos que han sido atacados.

¿A qué cultivos suelen atacar las orugas?

Atacan la mayoría de las plantas en nuestro huerto, especialmente el brócoli, la coliflor, la soja, la lechuga, el maíz, el girasol, la alfalfa, el trigo y el perejil.

¿Cómo combatimos a las orugas?

orugas plagas en el huertoPara prevenir su aparición se recomienda mantener limpios los cultivos de malas hierbas y restos de cultivos anteriores. Además, se deben vigilar los primeros estadios de desarrollo de los cultivos, en los que se pueden producir daños irreversibles.

Otra forma de prevención es colocar mallas alrededor de los cultivos, así como trampas de feromonas y trampas de luz.

Para controlarlas, podemos utilizar agua con jabón biodegradable y extracto de ajo y chile. Esta mezcla se aplica muy temprano por la mañana o por la tarde cuando las plantas ya no reciban los rayos del sol.

También se pueden quitar a mano, de forma rápida y sencilla. En fuertes ataques conviene eliminar y destruir las hojas bajas de la planta.

Algunos enemigos naturales de las larvas son la crisopa y la bacteria Bacillus thuringiensis.

Deja un comentario