Foto del autor
Publicado por Carolina Robledo Torres
Última Actualización el

Insecticidas Naturales

Inicio » Insecticidas Naturales

¿Qué aprenderás en este artículo?

Analizamos los insecticida naturales u orgánicos más habituales que puedes aplicar en tu huerto o jardín. Te explicamos brevemente, como preparar compuestos orgánicos y naturales que ataquen a las diferentes plagas que podemos encontrar.

También mostramos los pros y los contras de utilizar estos insecticidas orgánicos.

¿Nos acompañas? 🙂

¿Qué son los insecticidas naturales?

Un insecticida es una sustancia diseñada para matar una especie de insecto. Existen muchos tipos de insecticidas que comabten a las múltiples especies que encontramos en la naturaleza.

Por ejemplo:
Si comparas insecticidas comerciales, encontrarías opciones para arañas, cucarachas y muchos otros insectos.

La mayoría de los insecticidas tradicionales están hechos con productos químicos manufacturados que los hacen muy eficaces, pero también muy tóxicos.

Los insecticidas naturales, en cambio, son sustancias producidas por organismos naturales para su propia defensa o derivadas de una fuente orgánica, como un mineral o una planta. Al igual que los insecticidas tradicionales, el objetivo de un insecticida natural es matar, repeler o poner fin al comportamiento dañino de los insectos.

Aunque los insecticidas naturales suelen ser más seguros y menos tóxicos que los artificiales, hay excepciones.

Insecticida
MostafaElTurkey36 / Pixabay
Por ejemplo:
La nicotina es el insecticida natural que producen las hojas de tabaco, pero también es un componente altamente adictivo y peligroso del humo de los cigarrillos que es más tóxico que la mayoría de los insecticidas sintéticos.

Además, el arsénico, la estricnina, el plomo, el mercurio y otros compuestos utilizados históricamente como insecticidas son técnicamente «naturales», aunque ninguno de estos compuestos sea seguro.

Consejos generales para el uso de insecticidas naturales

Utilizar un insecticida natural o uno que se haga con ingredientes caseros tiene muchas ventajas. Aunque muchos pesticidas comerciales son eficaces contra los insectos, a veces matan a los insectos beneficiosos y pueden ser tóxicos para las mascotas y los niños. Sin embargo, antes de entrar en los mejores tipos que puedes probar, debes conocer algunos consejos rápidos para el uso de insecticidas.

No aplique nunca ningún insecticida a una planta estresada: Evite rociar las hojas quemadas y asegúrese de que todas las plantas estén bien regadas.

Retira todas las hojas enfermas que puedas antes de pulverizar. Si las hojas aún parecen sanas, trátelas individualmente.

Mascarilla
marcinjozwiak / Pixabay

Lo mejor es aplicar el producto por la mañana, antes de que dé el sol, o por la tarde, cuando el sol se haya desvanecido, para eliminar la posibilidad de quemaduras.

Utiliza siempre guantes y mascarilla cuando apliques cualquier insecticida en tu jardín o huerto, aunque éste sea suave.

Manten a los animales domésticos alejados de la zona durante la aplicación y hasta que el insecticida se haya secado completamente, incluso si utiliza algo como jabón para platos.

Antes de aplicar el producto a toda la planta, es aconsejable rociar unas cuantas hojas con la solución preparada, esperar 48 horas e inspeccionar los daños. Si las hojas están quemadas o doradas, diluya la solución y haga otra prueba.

Tipos de insecticidas naturales

Jabón de cocina para lavar platos

Jabon, Platos
OpenClipart-Vectors / Pixabay

¿Contra qué es efectiva? Pulgones, escarabajos, mosca blanca, ácaros.

Uno de los ingredientes domésticos más comunes para eliminar los insectos es hacer un spray con jabón de cocina, pero hay que tener cuidado con la proporción de jabón y agua. Demasiado jabón arruinará tus plantas.

  1. Utiliza jabón suave para platos o jabón de castilla.
  2. Añade una cucharadita y media de jabón por cada litro de agua.
  3. Mézclalo en un recipiente más grande y luego viértelo en un pulverizador doméstico para asegurarte de que la proporción es la correcta.
  4. Rocía las hojas donde aparezcan los insectos. Cubre la parte superior e inferior de la hoja.
  5. No lo apliques nunca durante las horas de más calor o cuando las plantas estén expuestas a luz solar directa (opte por hacerlo a primera hora de la mañana o por la noche).
  6. Repite el proceso cada cuatro o siete días, y después de lluvias fuertes, hasta que empieces a ver una mejora.
  7. No olvides hacer una prueba antes.
  8. Utiliza unas gotas de detergente para platos en agua en un pequeño cubo o recipiente y colócalo debajo de tu planta para recoger bichos como escarabajos o chinches. El jabón en el agua recubrirá sus cuerpos, haciendo imposible que salgan volando. La proporción de agua y jabón es menos importante en este caso, ya que no se aplica directamente a las hojas de la planta.

Aceite vegetal

Aceite, Vegetal
Mareefe / Pixabay

¿Contra qué es efectiva? Pulgones, escarabajos, mosca blanca, trips, ácaros.

Al igual que el jabón en aerosol, el insecticida de aceite vegetal es una buena manera de deshacerse de los insectos molestos. La combinación de jabón y aceite recubre los cuerpos de los insectos y los asfixia.

  1. Utiliza una cucharada de jabón suave (como jabón para platos o jabón de castilla) por cada taza de aceite vegetal. Mezcla bien.
  2. Añade 2 cucharadas de la mezcla de aceite a un litro de agua y viértela en una botella pulverizadora.
  3. Pulveriza la parte superior e inferior de cada hoja donde habitan los insectos y los tallos si es necesario.
  4. Probablemente tendrás que parar y agitar la mezcla unas cuantas veces durante la aplicación para asegurarte de que el jabón, el aceite y el agua se mezclan.
  5. No apliques nunca durante las horas de más calor o cuando las plantas estén expuestas a la luz solar directa (elige las primeras horas de la mañana o la noche).
  6. Vuelve a aplicar el producto cada cuatro o siete días y después de una lluvia intensa.
  7. No olvide hacer una prueba antes.

Tierra de diatomeas

Qué es la tierra de diatomeas

¿Contra qué es efectiva? Caracoles, babosas y hormigas

Ya hemos hablado en Sembrar100 otras veces sobre la fabulosa tierra de diatomeas.

Esta sustancia en polvo es sílice molida producida a partir de los esqueletos fosilizados de diminutos organismos marinos conocidos como diatomeas. El polvo en sí daña las capas protectoras de hormigas, babosas, caracoles y otras plagas de invertebrados.

  1. Asegúrate de utilizar el de grado hortícola; hay otro tipo en el mercado que se utiliza para las piscinas y que es demasiado duro para el huerto.
  2. Emplea siempre mascarilla y guantes cuando aplique la tierra de diatomeas.
  3. Sigue las instrucciones del fabricante para su distribución, pero en general, deberás poner el polvo alrededor del perímetro de cualquier lecho de jardín que desee proteger, así como en la línea de goteo de su planta.
  4. Para ser más preciso, utiliza un pincel, una pequeña cuchara medidora o incluso una jeringa para pavos si quiere entrar en las grietas (para disuadir a las hormigas, por ejemplo). Si se aplica en una zona grande, como el césped, usa un tamiz de harina; pero NO lo reutilices para cocinar.
  5. Deberás volver a aplicar el producto después de una lluvia o un rocío intenso.
  6. Vuelve a aplicar cada semana.

Piretrinas

¿Contra qué es efectiva? Pulgones, chicharritas, cochinillas, cochinillas, arañas rojas, mosca blanca y trips.

Las piretrinas se obtienen de las flores del crisantemo de Dalmacia o margarita de piretro (Tanacetum cinerariifolium). El aerosol está disponible en cualquier centro de jardinería, o puedes intentar hacer el tuyo propio:

  1. Con mascarilla y guantes, utiliza una batidora o un robot de cocina para triturar las cabezas de las flores secas hasta convertirlas en polvo. (Asegúrate de lavarlo bien después).
  2. Por cada medio vaso de flores secas, añade cuatro vasos de agua. Incluye unas gotas de jabón para ayudar a que la mezcla se adhiera.
  3. Añade esta mezcla a una botella pulverizadora y aplícala en la parte superior e inferior de las hojas infectadas. En caso de infestaciones graves, rocía también los tallos.
  4. Las piretrinas se descomponen con la luz del sol, así que aplícalas al atardecer.
  5. No rocíes cuando haga mucho calor.
  6. Repite la aplicación una vez a la semana y después de lluvias fuertes hasta que la infestación parezca estar bajo control.
  7. No olvides hacer una prueba antes.

Spray de pimienta picante

Spray de pimiento insecticida natural
ka_re / Pixabay

¿Contra qué es efectiva? Ácaros, áfidos, roedores.

Utilizado comúnmente para disuadir a los roedores de que se coman las plantas, ves con cuidado. La pimienta picante puede causar ardor y molestias, especialmente en los ojos, así que usa siempre guantes cuando prepares o administres esta solución, y evita aplicarla en un día de mucho viento.

¡No querrás que una nube de spray de pimienta llegue a tus ojos!

  1. Utiliza guantes y una máscara.
  2. Intenta mezclar este producto al aire libre si es posible.
  3. Combinsa 2 cucharadas de pimienta roja, pimienta de cayena o pimentón con un galón de agua.
  4. Añade seis gotas de jabón suave para platos para ayudar a que la solución de pimienta se agarre.
  5. Vierte la sustancia en una botella de spray doméstica. Asegúrate de etiquetar claramente la botella.
  6. Sature la planta por ambos lados de las hojas.
  7. No lo apliques durante el calor del día. El momento ideal es el atardecer.
  8. Vuelva a aplicar el producto cada tres o cuatro días y después de lluvias intensas.
  9. No olvides hacer una prueba antes.

Cerveza

Cerveza insecticida natural
Alexas_Fotos / Pixabay

¿Contra qué es efectiva? Babosas, caracoles

Un cuenco de cerveza en tu huerto actuará atraerá a babosas y caracoles: No podrán resistirse, caerán en el cuenco y se ahogarán.

  1. Asegúrate de que es lo suficientemente profundo para que no puedan salir arrastrándose con facilidad.
  2. Colócalo por la noche y comprueba cada mañana.
  3. Cualquier tipo de cerveza servirá: No es necesario que sea de la buena.
  4. Asegúrate de supervisar a los niños y mascotas si lo pones en el jardín.
  5. Rellena cuando sea necesario.

Insectos beneficiosos

Una de las formas más sostenibles de combatir los insectos invasores que destruyen las hojas es introducir sus depredadores naturales.

Siembra plantas autóctonas y respetuosas con los polinizadores, como la Scabiosa y la Monarda, para atraer insectos que no sólo ayuden a tu huerto a prosperar, sino que también se aprovechen de los bichos que dañan las plantas. También puedes añadir estos insectos beneficiosos directamente a tu jardín.

Lo mejor es liberar los insectos a primera hora de la mañana.

Intenta introducir estos insectos al menos una vez cada temporada de cultivo, idealmente a principios de la primavera.

Vinagre

Vinagre insecticida orgánico
stux / Pixabay

¿Contra qué es efectiva? Babosas, caracoles, hormigas y moscas.

  1. Emplea una simple solución de vinagre para repeler y matar insectos en tu jardín, especialmente babosas, polillas y hormigas. No utilices vinagre industrial que tenga una mayor concentración de ácidos (20% o más), ya que arruinará tus plantas.
  2. Utiliza una parte de vinagre (de sidra de manzana o blanco) por tres partes de agua para crear una solución pulverizable.
  3. Añade unas gotas de jabón suave para platos para ayudar a que la solución se adhiera.Añada a una botella pulverizadora y aplíquela a la base de las plantas infestadas. Trate las hojas directamente si están muy infestadas.
  4. Emplea vinagre en lugar de cerveza para atraer a las babosas y caracoles a su perdición.
  5. Para tratar las malas hierbas se usa un spray concentrado (tres partes de vinagre por una de agua).
  6. El vinagre es eficaz para repeler a perros, gatos e incluso coyotes.
  7. Aplica la solución de vinagre sólo por la mañana temprano o al atardecer. Demasiado vinagre quemará las plantas.
  8. Aplica la solución cada siete o diez días.
  9. No olvides probar primero la solución en algunas hojas.

Ajos

Ajo
stevepb / Pixabay

¿Contra qué es efectiva? Pulgones, hormigas, escarabajos, orugas, babosas, mosca blanca.

No sólo puedes plantar ajo en los huertos y alrededor de ellos para ahuyentar a los insectos, sino que también puedes utilizarlo como un eficaz espray insecticida. Compra aerosoles concentrados de ajo en un centro de jardinería, o intenta hacer el tuyo propio.

  1. Ponte guantes.
  2. En una batidora o procesador de alimentos, tritura finamente seis dientes de ajo.
  3. Añade 5 tazas de agua y cuatro o cinco gotas de jabón de cocina o de castilla. También puedes añadir unas gotas de aceite vegetal.
  4. Cuela esta mezcla con una gasa o un colador muy fino para eliminar los trozos grandes. Esta mezcla colada es su concentrado.
  5. Guarda el concentrado hasta una semana en un frasco con tapa hermética. Cuando esté listo para usarlo, diluya toda la solución con 3 tazas de agua.
  6. Añade esta mezcla a un pulverizador doméstico.
  7. Cubre la parte superior e inferior de las hojas de las plantas afectadas.
  8. Aplica esta solución cada semana o después de periodos de fuertes lluvias.

No olvides probar primero unas cuantas hojas para asegurarse de que la solución es segura para sus plantas.

Aceite de Neem

Árbol de neem
sarangib / Pixabay

¿Contra qué es efectiva? Pulgones, escarabajos, chicharritas, ácaros, cochinillas, orugas, cochinillas, mosca blanca.

El aceite de neem es un subproducto natural del árbol de neem y es un insecticida eficaz contra varias plagas del jardín. Está disponible en los centros de jardinería.

El aceite de neem se presenta en varias formas, incluyendo un aceite concentrado y uno listo para pulverizar. Siga siempre las instrucciones del fabricante para una mezcla y aplicación precisas. Un exceso de aceite de neem puede quemar las hojas de la planta, así que haz una prueba en algunas hojas si no estás seguro.

El neem se utiliza para controlar los insectos en sus fases de desarrollo, incluidas las larvas, por lo que debe aplicarse una vez durante la temporada de inactividad y luego semanalmente o quincenalmente durante la temporada de crecimiento.

El neem también se utiliza como fungicida para tratar el oídio, la roya, la mancha negra y otras enfermedades comunes del jardín.

Spray insecticida a base de jabón

  1. Medio litro de agua.
  2. 19 ml de jabón líquido.
  3. 2 cucharaditas (10 ml) de aceite de neem (opcional).
  4. 1 cucharadita (5 ml) de vinagre de sidra de manzana (opcional).

Insecticida y repelente de insectos a base de ajo

  1. 1 cabeza de ajo, pelada.
  2. 940 ml de agua, divididas.
  3. 1¼ cucharadas (19 ml) de jabón líquido.
Jabón platos insecticida
laterjay / Pixabay

Insecticida de chile

  • 3 cucharadas (45 ml) de copos de chile (o 10 pimientos frescos, como cayena, jalapeños o habaneros).
  • 4 litros de agua.
  • Unas gotas de jabón para platos.
Chile picante insecticida orgánico
Clker-Free-Vector-Images / Pixabay

Insecticida multiuso para ajos, cebollas y pimientos

  • 1 bulbo de ajo.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 1 cucharadita (5 ml) de pimienta de cayena en polvo.
  • Medio litro de agua.
  • 1 cucharada (15 ml) de jabón líquido para platos.
Insecticida natural con ajos y cebollas
stevepb / Pixabay

Cómo hacer un insecticida para hojas de tomate

  • 500 ml de hojas de tomate picadas.
  • Medio litro de agua.

Plantas que suelen ser buenas asociaciones

Al igual que su cuerpo, el cuidado preventivo entre las plantas es la base para tener un jardín saludable. Una de las mejores (y más bonitas) formas de hacerlo es con plantas que actúan como repelentes naturales de insectos, como:

Crisantemo
Couleur / Pixabay

Ventajas del uso de plaguicidas naturales

Son más respetuosos con el medio ambiente

Utilizar plaguicidas naturales es una forma de ser «orgánico» y reducir la huella de carbono. Generalmente, los pesticidas creados a partir de medios naturales son mucho más respetuosos con el medio ambiente.

Esto significa que será más probable que sea «ecológico» si utiliza pesticidas naturales frente al uso de los sintéticos.

Los plaguicidas naturales funcionan mejor a largo plazo

Los pesticidas naturales funcionan mejor a largo plazo porque es menos probable que las plagas desarrollen tolerancia a ellos.

Esto significa que durante un largo periodo de tiempo, estos pesticidas serán más efectivos que aquellos a los que las plagas han desarrollado una resistencia.

Insecticida orgánico
mohamed_hassan / Pixabay

Los plaguicidas naturales son más saludables

El uso de pesticidas naturales puede ser más saludable para ti, tus mascotas y tus hijos. Esto es especialmente cierto si estás usando insecticidas en un huerto que produce frutas y verduras.

Los pesticidas naturales pueden ser mejores para la calidad de tu suelo

Esto se traduce en un mejor crecimiento general de las plantas. También puede significar menos posibilidades de contaminación. Esta es una de las razones por las que los insecticidas naturales se consideran mucho más ecológicos.

Desventajas de los insecticidas naturales

Sin embargo, nada es completamente perfecto, especialmente cuando se trata del uso de pesticidas. Por eso, aquí están algunos de los contras del uso de plaguicidas naturales.

Los pesticidas naturales pueden ser más caros que los sintéticos

Desgraciadamente, muchas personas que quieren utilizar sólo productos naturales no pueden permitírselos. Esta es una de las razones por las que los pesticidas sintéticos siguen siendo más populares.

Algunos productos pueden ser menos eficaces

Algunos productos naturales pueden ser mucho menos eficaces que los sintéticos. Esto depende en gran medida de los ingredientes utilizados en el insecticida.

Son más lentos en actuar

Cuando se utilizan insecticidas naturales, es posible que también tarden mucho más en actuar que los productos sintéticos convencionales. Y con el retraso, es posible que vea un aumento de las plagas durante este tiempo.

Insecticida
Vnukko / Pixabay

Puede que necesites más conocimientos para utilizarlos correctamente

Estos productos químicos naturales pueden no ser tan fuertes como sus homólogos cultivados en laboratorio, por lo que esto significa que puede requerir más conocimientos para utilizarlos correctamente.

Todavía no hay tantas empresas que ofrezcan productos químicos naturales

Afortunadamente, esto está empezando a cambiar en los últimos años. Pero para las personas que viven en ciertas zonas, esto puede significar que estos productos son menos accesibles.

IMPORTANTE: No hay que dar por sentado que los insecticidas orgánicos son completamente seguros

También es importante tener en cuenta que, sólo porque un producto esté etiquetado como «natural» u «orgánico», no hay que dar por sentado que sea completamente seguro para los seres humanos, animales domésticos o el medio ambiente.

Antes de utilizar un plaguicida natural, debe investigar a fondo las sustancias químicas que se utilizan en él. Debe consultar las etiquetas de advertencia que vea en el envase.

Al utilizar plaguicidas naturales, debes tomar las mismas precauciones que con los sintéticos. Y, como siempre, llama al centro de control de intoxicaciones de ciudad si consumes o respiras accidentalmente algún producto químico natural. Así como si lo hace un niño o un animal.

Ahora que hemos hablado de los pros y los contras de los pesticidas naturales, es hora de pasar a los pros y los contras de los sintéticos.

Insecticida
Mariakray / Pixabay

¿Cuál es el mejor insecticida natural para las plantas?

En nuestra opinión, el mejor insecticida natural es el Aceite de Neem.

Es uno de los mejores insecticidas naturales para todo tipo de plantas, ya que mata desde los gusanos de la col y los chinches de la calabaza en la superficie hasta los nematodos y los gusanos en el suelo.

El aceite de neem es un extracto venenoso del árbol de neem, una especie asiática tropical, que está ampliamente disponible en los centros de jardinería.

Extracto de neem
NirmalSarkar / Pixabay

¿Cuál es la diferencia entre insecticida y pesticida?

Los plaguicidas son productos químicos que pueden utilizarse para matar hongos, bacterias, insectos, enfermedades de las plantas, caracoles, babosas o malas hierbas, entre otros. … Los insecticidas son un tipo de plaguicida que se utiliza para atacar y matar específicamente a los insectos.

Tipos de plaguicidas naturales

La amplia variedad de plaguicidas orgánicos abarca los de base bioquímica, microbiana, botánica o mineral. Muchos de ellos proceden de las propias plantas, los insectos o los minerales naturales.

Bioquímicos

Los plaguicidas bioquímicos son fascinantes por su sencillez y astucia. Las feromonas son una de las formas que a veces se obtienen de forma natural o se fabrican por el hombre. Pueden alterar el comportamiento de apareamiento y controlar las poblaciones de insectos.

Insecto
smarko / Pixabay

Microbianos

Los agentes microbianos proceden de bacterias, hongos, algas, virus naturales o protozoos. Estos introducen una enfermedad en una determinada población de insectos, producen una toxina o limitan la reproducción.

La espora láctea es un ejemplo de este tipo de plaguicida natural.

Botánicos

Los plaguicidas botánicos proceden de las plantas. La nicotina, el neem, la rotenona, la sabadilla y las piretrinas son todos derivados de otras plantas.

Las piretrinas, por ejemplo, proceden de la planta del crisantemo y son eficaces contra los insectos voladores y para eliminar larvas y gusanos.

Gusano
OpenClipart-Vectors / Pixabay

Minerales

Los controles basados en minerales incluyen el azufre y la cal-sulfuro. Ambos se pulverizan como parte del control de plagas de insectos comunes.

¿Son los pesticidas orgánicos más seguros para mi jardín?

Muchos jardineros y horticultores domésticos están interesados en tener un menor impacto en el medio ambiente y en su salud personal, pero siguen queriendo utilizar algo para matar los insectos y las malas hierbas.

Mucha gente está recurriendo a los pesticidas orgánicos y naturales como una alternativa más segura a los pesticidas sintéticos. Los plaguicidas ecológicos suelen proceder de elementos de la naturaleza que pueden utilizarse para controlar las plagas.

Esto incluye sustancias derivadas de plantas, minerales y microorganismos.

Muchos plaguicidas orgánicos son menos tóxicos que sus homólogos sintéticos, pero eso no significa que sean seguros o que no causen daños al medio ambiente. Al igual que los plaguicidas sintéticos, los orgánicos están formulados para matar.

Insecticida, Natural
whatsinprague / Pixabay

Incluso si los ingredientes activos provienen de una fuente natural, están en concentraciones mucho más altas de las que se encontrarían en la naturaleza.

Antes de considerar el uso de cualquier plaguicida, hay que tener en cuenta sus riesgos inherentes.

El riesgo de causar daños personales depende de la toxicidad del material. Todos los plaguicidas registrados han sido probados para determinar su DL50, que es esencialmente una medida de la toxicidad aguda de un producto basada en la dosis letal que se necesita para matar al 50% de la muestra de prueba.

Una DL50 baja significa que se necesita muy poco plaguicida para causar daño, y que el material es más tóxico para los humanos. Una DL50 alta indica lo contrario. Todas las etiquetas de los plaguicidas, tanto sintéticos como naturales, incluyen palabras de aviso que especifican la toxicidad del producto.

PRECAUCIÓN significa baja toxicidad, ADVERTENCIA significa moderadamente tóxico y PELIGRO significa altamente tóxico.

La elección de utilizar plaguicidas orgánicos o naturales también se debe al interés por proteger el medio ambiente. Con este objetivo en mente, hay que tener en cuenta la dosis necesaria para controlar la plaga.

En algunos casos, una pequeña cantidad de pesticida sintético puede equivaler a una gran cantidad de orgánico para resolver el mismo problema. Otro punto clave es que lo orgánico no significa que sólo se mate la plaga objetivo. También pueden verse afectados otros organismos beneficiosos que no son el objetivo.

También hay que tener cuidado con los insecticidas caseros. Se pueden encontrar muchas recetas caseras en Internet, pero hay que tener mucha precaución al utilizar estas sustancias porque su eficacia, toxicidad y efectos ambientales no han sido probados en la universidad.

A pesar de estar hechos con materiales domésticos comunes, como jabón para platos y vinagre, y de tener aparentemente menos riesgos, estos brebajes pueden tener consecuencias imprevistas y no se puede confiar en que tengan la misma eficacia que un pesticida registrado.

Soy Carolina. Cursé estudios de el Grado en Ingeniería Agrícola por la Universidad de La Rioja.

Desde siempre, me ha gustado redactar, editar y publicar información relacionada con el medio ambiente, la agricultura, la jardinería y el cultivo de frutas y hortalizas.

En Sembrar100 puedo llevar a cabo esta tarea, y la verdad: ¡Me encanta!

Mi labor como editora jefe me lleva bastante trabajo, puesto que además de redactar, debo revisar y corregir fuentes bibliográficas, así como posibles erratas que podamos cometer.

Espero que la información que aquí ofrecemos te guste 🙂

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.