Variedades de Acelga: ¿Cuál debo cultivar en mi Huerto?

Inicio » Hortalizas de Hoja » Acelgas » Variedades

La acelga es una planta comestible que destaca en el mundo vegetal por sus grandes hojas, y a nivel nutricional, porque es muy rica en calcio.

Resulta una especie fácil de cultivar en cualquier huerto casero junto con otros muchos vegetales.

En cuanto a su preparación dentro de la cocina, es bastante simple, consumiéndose sola, en ensaladas o como guarnición.

Lo mejor es que existen muchas variedades de acelga para sembrar en tu huerto o jardín. Veamos algunas de ellas.

Acelga de penca blanca

Variedades de acelgas Acelga de Penca Blanca (1)Es el tipo de acelga más común, tanto a nivel de siembra en huertos caseros como de venta en supermercados.

Tiene hojas onduladas que se presentan en una tonalidad perfectamente verde oscura.

En el caso de las pencas, son blancas y muy anchas, llegando hasta los 15 centímetros en determinados casos.

Se trata de una especie de fácil cultivo y abundante cosecha, por lo que resulta ideal para huertos caseros que dispongan de suficiente espacio.

Acelga de Lyon

Acelga de Lyon (1)Está caracterizada por presentar hojas muy grandes en tamaño que son variables en profundidad de color, normalmente en tono verde amarillento.

Es de gusto exquisito y por eso tiene tanta preferencia por ser consumida dentro de los hogares. Además es un tipo de acelga de muy alta calidad.

La penca, en este caso, es perfectamente blanca y su anchura, en determinadas condiciones, puede llegar hasta los 10 centímetros.

Por último hay que decir que suele generar cosechas muy abundantes en su tiempo, definiendo hojas onduladas de fácil diferenciación.

Acelgas arcoiris

Acelga arcoiris (1)Son acelgas que se presentan en una variedad de colores, dependiendo del tipo de semillas que se compren en la tienda (lo normal es que vengan variadas).

Es una especie muy útil para el consumo de los niños porque son divertidas, se preparan de igual forma que las verdes y mantienen el mismo nivel nutricional.

En cuanto al proceso de cultivo, es semejante para todas las variedades de acelga.

Sin embargo, en este caso se pueden aprovechar sus coloridas propiedades para jugar en torno a la decoración, ubicándolas en espacios como las terrazas.

Son acelgas que también desarrollan grandes hojas, pero cuya penca es variable en función al color de la acelga.

Es decir, si la acelga es roja, lo más normal es que su penca sea roja aunque en un tono más fuerte.

Acelga borgoña

Acelga Borgoñesa (1)Es también conocida como acelga roja. Su venta es poco común, pero se puede sembrar en casa o conseguir en mercados de vegetales.

Se trata de una especie muy nutritiva, pues además del alto contenido de calcio, también aporta vitamina K, magnesio y muy pocas calorías.

Lo normal es consumirla en su versión joven, pues se pueden aprovechar mejor los nutrientes al añadirla a ensaladas estando cruda.

Cuando ya está más avanzada, es necesario hervirla en agua durante 10 o 15 minutos para ablandarla.

Tiene una textura muy fácil de reconocer porque sus hojas son verdes y las pencas rojas, de allí que se le haya asignado este nombre.

Esta propiedad, además, permite brindarle mayor color a la comida.

Acelga Silverado

Acelga suiza silverado (1)La acelga Silverado es de origen suizo y tiene unas características muy semejantes a la de penca blanca, con hojas grandes verdes oscuro.

Es importante destacar que, en ocasiones, la penca de la acelga Silverado es un varía hacia tonos plateados.

No obstante, su ritmo de crecimiento es mucho más lento, lo cual le permite adueñarse de un sabor más pronunciado y exquisito al paladar.

Se puede consumir en su versión baby, para ensaladas frescas, o en la versión adulta, sometiéndose a hervor para ablandar.

Además, para huertos caseros, resulta muy efectiva en cuanto a la organización porque se puede trabajar con la mata completa o con el sistema de hoja por hoja.

Acelga bright yellow

La acelga brigth yellow se caracteriza por presentar hojas color verde oscuro, pero sus pencas son de un contrastante amarillo fuerte.

A nivel visual genera un impacto muy agradable, por lo que además del consumo, también puede servir para embellecer el espacio destinado al huerto.

Por otro lado, el sabor es penetrante, con un alto contenido de vitaminas y minerales, que lo hacen ideal para incorporar a una dieta saludable.

Su siembra se puede realizar a partir de semillas de venta en tiendas agrícolas, respetando las condiciones normales de cultivo de acelgas que, en general, son idénticas para todas las variedades de las mismas.

Otros tipos de acelgas que también son muy recomendadas para el consumo son la Ginebra, la Fordhook Giant y el ruibarbo.

De esta manera, se deja en evidencia que el campo de trabajo con la acelga es muy variado, permitiéndonos recrear un verdadero espectáculo a nivel de siembra.

Pero no solo eso, sino que estaremos incorporando a nuestra alimentación hojas de alto contenido nutritivo, deliciosas y muy fáciles de preparar.

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

Soy Carolina. Cursé estudios de el Grado en Ingeniería Agrícola por la Universidad de La Rioja.

Desde siempre, me ha gustado redactar, editar y publicar información relacionada con el medio ambiente, la agricultura, la jardinería y el cultivo de frutas y hortalizas.

En Sembrar100 puedo llevar a cabo esta tarea, y la verdad: ¡Me encanta!

Mi labor como editora jefe me lleva bastante trabajo, puesto que además de redactar, debo revisar y corregir fuentes bibliográficas, así como posibles erratas que podamos cometer.

Espero que la información que aquí ofrecemos te guste 🙂

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.