Magnesio para las Plantas: [Uso, Ventajas, Exceso y Carencias]

Inicio » Magnesio

Sodio para las plantasEl magnesio forma parte de la segunda familia más determinante de nutrientes para las plantas, en conjunto con el calcio y el azufre.

Su importancia adquiere el nivel de vital, pero las cantidades exigidas por los cultivos son menores que los llamados macronutrientes.

Esta realidad hace que muchos cultivadores se confundan en cuanto a la atención que le prestan y entonces se produzcan deficiencias.

Si no quieres que eso te pase a ti, lo mejor es que tomes nota sobre los puntos más destacados de este nutriente y que son justo los que te presentamos aquí.

¿Qué es el magnesio?

  • El magnesio es un elemento químico presente en el ambiente y que ejerce un papel protagónico en la nutrición de las plantas.
  • Sin embargo, estas no son capaces de absorber el magnesio en su forma pura sino que lo aprovechan como magnesio disuelto en el suelo.
  • Esta acción la consiguen gracias a dos procesos químicos: la transpiración y la difusión (permite que los iones se trasladen a las zonas que más lo necesitan).
  • Todo esto equivale a que las preocupaciones por déficit de magnesio no sean tan comunes, aunque sí que se han dado casos al respecto.
  • Su representación como elemento químico es Mg y la disolución que realiza en el suelo se denota por Mg2+.

¿Qué factores influyen en la respuesta del cultivo con la fertilización de magnesio?

Las características del suelo son muy importantes a la hora de valorar la posible absorción de las plantas al magnesio.

Por ejemplo, es un nutriente que se comporta mejor cuando los suelos tienen un pH alto.

Igualmente responde mejor cuando los cultivos están ubicados en zonas donde generalmente las temperaturas son bajas.

La humedad y capacidad de drenaje intervienen igualmente, pues en suelos muy secos es más difícil que el magnesio se comporte bien.

La elevada presencia de otros nutrientes como el sodio, el potasio o el calcio también tiene una influencia directa en la capacidad de fertilización.

¿Cuál es el contenido de magnesio en el suelo?

La cantidad de magnesio en el suelo depende mucho de las características de los minerales que lo componen.

Cuando se trabaja en suelos que son secos, el nivel de magnesio se puede establecer en el rango de 120 a 2400 ppm, pero no todo está disponible.

Pero si se trata de un suelo que es húmedo, la concentración desciende a un rango de 5 a 50 ppm.

Por supuesto, todo esto es modificable en función a las condiciones del suelo con respecto a otros elementos como el calcio y donde también interviene la erosión.

¿Qué beneficios puede tener un suelo rico en magnesio?

  1. El magnesio es fundamental para el desarrollo de la clorofila porque es el contenido del átomo central de cada una de sus moléculas. Por esta razón, cuando los niveles de magnesio en el suelo son correctos, o se ajustan por medio de fertilizaciones, las plantas presentan un mejor estado de salud.
  2. Por otro lado, el magnesio es un nutriente que tiene una vinculación directa con la formación y proceso de trabajo que realizan las enzimas.
  3. Asimismo, ejerce un papel determinante en la síntesis de ciertas proteínas, como las xantofilas y los carotenos.
  4. En el caso de los carbohidratos, el magnesio evita una excesiva transferencia entre las hojas y los tallos.

¿Qué desventajas tiene un exceso de magnesio?

Una toxicidad por magnesio en las plantas puede conllevar problemas relacionados con la absorción de otros nutrientes.

Lo más común es que la planta pierda la oportunidad de tener los niveles correctos de calcio y potasio que son nutrientes de acción muy delicada.

Cuando esto es así, se podrían evidenciar síntomas como si se tratara de un déficit de alguno de ellos, pero en realidad se trata de un exceso de magnesio.

Por esta razón, la forma más sabia de actuar ante esta realidad es realizando dos estudios concluyentes: el de suelo y el de tejidos.

El estudio de suelos permitirá reconocer cuál es la cantidad de nutrientes que hay en el mismo y valorar la capacidad de absorción de las plantas.

En el caso del estudio de los tejidos, ayudará a determinar con exactitud qué cantidad de magnesio hay circulante y trabajar en función de esto.

Por supuesto, mientras las fertilizaciones se realicen cuidando de todos los nutrientes por igual, existen muy pocas probabilidades que se den excesos.

¿Qué cultivos se benefician más de la presencia de magnesio en el suelo?

Los cultivos que más se benefician de buenos niveles de magnesio en el suelo son principalmente los cítricos.

En muchos de ellos, como es el caso del kiwi, detectar la deficiencia de este nutriente es algo sencillo.

Esto se debe a que no solo se produce la clorosis común en otros tipos de cultivos, sino que también existe la posibilidad de desarrollar necrosis.

Esta es una realidad que puede llegar a manifestarse de igual forma en distintos tipos de negra.

¿Cómo detectamos deficiencia o carencia de magnesio en nuestros cultivos?

Los cultivos que tienen carencia de magnesio tienen la particularidad de manifestar los síntomas en las hojas viejas primero.

Esta condición se debe a que es un nutriente móvil que se traslada por toda la estructura de la planta.

Lo primero son manchas amarillas que se van dando en las hojas y que terminan por ocupar toda su extensión, más las venas permanecen verdes.

Es una condición lógica que responde al papel tan protagónico que tiene el magnesio en la formación de la clorofila.

A continuación, todo esto lleva a que se produzca una defoliación antes de tiempo, llegando incluso a afectar la cosecha.

Debido a la importancia del magnesio en los cultivos es siempre aconsejable avanzar con un estudio de suelo para valorar su impacto en estos.

De esta manera, será posible tomar las medidas pertinentes en caso de que se presenten síntomas de inestabilidad de los niveles normales, ya sea por exceso o por defecto.

En el caso de las fertilizaciones, lo más adecuado es utilizar los fertilizantes de micronutrientes que ayudarán a que todos los niveles se mantengan estables.

Deja un comentario