Cómo Sembrar un árbol de Kiwi: Pasos a seguir [Imágenes y Mucho Más]

El kiwi es originario de China, pero fue introducido a principios de siglo pasado en Nueva Zelanda, país con el que se identifica comúnmente.

 Es una fruta de fácil cultivo,  en especial su vives en un región con inviernos moderados, ya que esto proporciona la condición necesaria para que madure.

Mientras que cada vid puede producir fruta en abundancia, generalmente  lleva entre tres y siete años  para que alcancen la madurez. Si te interesa sembrar plantas de kiwi, en este artículo te orientamos para que lo hagas de forma fácil y efectiva.

Puntos Importantes a la hora de Sembrar Kiwi:

¿Qué necesitamos para sembrar kiwi?

¿Cuándo se debe sembrar?

Se puede sembrar durante el otoño y el invierno, a  partir de finales de octubre y hasta mediados de febrero. 

¿Cuáles son las condiciones más favorables de iluminación y temperatura?

Es un cultivo de clima templado, debido a su naturaleza subtropical. Soporta las bajas temperaturas, por lo que se desarrolla bien en zonas con inviernos cortos y fríos moderados, pues le permite acumular horas frías a la planta, lo que le permitirá brotar con fuerza.

En primavera, no obstante, las heladas tardías pueden ser dañinas.  Así mismo, las temperaturas inferiores a -2 ºC, si se mantienen constantes, puede, impedir el brote de frutos.

El kiwi  necesita al menos unas 2.000 horas de sol anuales  para producir frutos de calidad. Sin embargo, no es conveniente que esté en un lugar con sol directo constante. Lo preferible es que  reciba sombra parcial. 

Su temperatura óptima de crecimiento varía entre 25 y 30 ºC.

Así mismo, se debe proteger de los vientos, sobre todo si son fuertes.

En cuanto a las lluvias, estas pueden impedir el efecto polinizador de aves y abejas.

¿Cada cuánto se debe regar?

El kiwi  requiere de una humedad relativa bastante alta  que oscile sobre el 60%, siendo el porcentaje óptimo de 75%.

Se recomienda un  sistema de riego por goteo, a baja presión . Es importante, además, contar con un buen drenaje en la tierra para no generar encharcamientos.

Toleran mejor la humedad que la sequía, aunque se deben evitar los encharcamientos, ya que se trata de un cultivo bastante sensible a la asfixia radicular.

Las lluvias otoñales en los climas templados mejoran el tamaño y calidad del fruto.

Si lo siembras en interiores, se recomienda mantener la humedad relativa en la habitación, mediante humificadores o una frecuente atomización a las hojas, de manera que se imite la humedad natural que el árbol pierde al no estar en el exterior.

La tierra debe mantenerse húmeda, o en su defecto, regarse cuando las capas superficiales, los primeros 5 cm, se notan moderadamente secas al tacto.

¿Cómo preparamos la tierra?

El cultivo del kiwi necesita de  suelos profundos, bien drenados y ricos en materia orgánica. 

Los suelos ideales son los franco arenosos, sin presencia de cloruros debido a que el kiwi muestra cierta sensibilidad a los mismos.

Crecen mejor en suelo ligeramente ácido con un  pH de entre 6.0 y 7.0. 

Cómo sembrar kiwi paso a paso

Limpia el terreno

Extrae malas hierbas y restos de cultivos anteriores y todo tipo de residuos para garantizar que tus plantas de kiwi reciban la cantidad de nutrientes adecuada.

Todas las plantas  deben ser extraídas desde la raíz  para evitar que crezcan nuevamente.

Prepara el terreno

Humedece el terreno antes de sembrar kiwis; así reduces el riesgo de que los brotes se muevan por la fuerza del agua.sembrar100_01

Fertiliza el suelo. Esparce  una capa de 2,5 cm de composta sobre la tierra. 

Asegúrate de mullir el terreno cerca de 1 metro de profundidad, para asegurar el anclaje de las raíces.

Introduce las semillas en el suelo

Coloca cada semilla a una profundidad de 2,5 centímetros y cúbrela de tierra. Riega inmediatamente para mantener la humedad de la tierra.

Si siembras en interiores, asegúrate de colocar la maceta en un sitio bien iluminado. Al principio  requerirá entre 10 y 12 horas de luz al día. 

Deberás esperar unos cuantos meses para que alcance una altura considerable y esté listo para trasplantarse, en caso de que así lo desees hacer.

Si siembras más de una planta, deberás dejar al menos tres metros de distancia entre una y otra.

Protege el árbol y dale un buen mantenimiento

Riégalos en cuanto notes que las capas superficiales de la tierra están a punto de secarse. Coloca una malla de tela metálica para proteger las plantas mientras están creciendo.

Puedes alimentarlo con un abono orgánico, como el humus de lombriz.

Asegúrate de mantener la humedad relativa en el ambiente, si es que tienes el árbol en interiores.

Recuerda proteger el árbol de los fuertes vientos.

Poda regularmente las plantas

sembrar100_15El árbol de kiwi requiere ser podado para que crezca con más fuerza y vigor.

Elimina las ramas viejas y las hojas podridas durante la época de la poda, normalmente se hace durante el invierno, antes de que florezca el árbol. Las ramas muertas, sin embargo, deben eliminarse inmediatamente en cualquier momento del año.

Para podar las ramas, usa unas tijeras de jardín para realizar un corte limpio cerca de la base de la rama.

Esta poda tiene la función de guiar el crecimiento de la planta y darle forma.

Aclareo de frutos

Una vez que  tu árbol comience a dar frutos, puedes realizar un aclareo regular.  El aclareo de frutos aumenta la producción de forma notable. También sirve para suprimir los frutos que presenten daños por enfermedades, malformaciones o crecimiento excesivo.

El aclareo se recomienda realizarse en verano.

Poliniza tus plantas

El kiwi es una planta dioica, por lo que tiene individuos machos y hembras. E términos generales, se requiere un macho por cada 5 plantas hembras sembradas.

La forma más fácil de promover la polinización es teniendo múltiples árboles. Cuando tengas dos o tres árboles creciendo juntos, las abejas empezarán a transportar el polen de un árbol a otro.

Cómo cosechar kiwi

plantar árbol de kiwiLa producción del kiwi  se desarrolla partir del tercer año de plantación , obteniéndose mejores cosechas a partir del séptimo u octavo año productivo.

El fruto se recolecta a mediados de octubre y principios de noviembre. Al arrancarlo, hay que esperar un poco para que el fruto se ablande y se encuentre listo para su consumo.

Para su conservación, se recomienda congelar a una temperatura de entre -2ºC y -2.5ºC y una humedad relativa superior al 95%, ya que de lo contrario la pulpa se marchita.

Plagas y enfermedades del kiwi

Algunas de las plagas y enfermedades más comunes que afectan al kiwi son:

Nematodos

Penetran por las raíces produciendo malformaciones en ellas y ocasionando podredumbre.

Para controlarlos, podemos sembrar dientes de ajo como repelente. Pueden también tratarse con esterilización al vapor y solarización.

Botrytis Cinerea

Ataca durante el periodo de floración, ocasionando deformaciones y la caída de flores y frutos.

Lo mejor es instalar un sistema de riego por goteo y aplicar cola de caballo como prevención.

También funciona eliminar malas hierbas y restos de cultivo, y favorecer la ventilación del cultivo.

Pájaros

Para su control puedes colgar de las ramas trozos de metal brillante o láminas de hojalata que se muevan con el viento. Los discos compactos también funcionan.

Utiliza espantapájaros.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quiéres conocer los mejores Trucos para tu propio Huerto Ecológico?

Te iremos enviando los mejores trucos que hemos aprendido para aplicar directamente en tu huerto. Sin publicidad y sin basura. Gracias :-)

¡Muchas gracias!

Pin It on Pinterest