Seleccionar página

¿Qué es un Germinador? ¿Cómo podemos hacer uno casero? [Guía Completa]

¿Qué es un germinador?

Se le llama germinador al aparato o cámara especial que permite, bajo condiciones controladas de temperatura y humedad, explotar el poder germinativo de las semillas.

Wikipedia tiene una definición completa donde se describe todo el proceso de germinación, “mediante el cual un embrión se desarrolla hasta convertirse en una planta”.

En esta famosa página web se explica que dicho proceso ocurre cuando un embrión se hincha y el envoltorio de la semilla explota o se rompe.

Se describen varias condiciones necesarias para un desarrollo positivo, saludable del embrión, como son:  temperatura, agua, presencia de dióxido de carbono y sales minerales. 

La germinación, en síntesis, implica todo aquello que se expande o desarrolla en un ser más grande a partir de uno pequeño llamado germen, siendo en realidad un mecanismo de la reproducción sexual inherente a las plantas.

Germinador

¿Para qué sirve?

En condiciones óptimas, un germinador es una forma natural muy sencilla de hacer prosperar semillas para obtener plántulas de cualquier especie vegetal, que después podremos sembrar en macetas o jardines.

¿Cómo hacemos un germinador casero (paso a paso)?

Hacer un germinador es una experiencia divertida y hasta maternal, porque daremos vida a un ser extraordinario que nacerá frente a nuestros ojos.

Los pasos son muy sencillos y evocan las clases de Educación primaria, donde con la ayuda de granos de caraotas, los maestros enseñan paso a paso cómo obtener una plántula en poco tiempo.

Veamos cómo ocurre  este milagro de la naturaleza. 

  1. Introduce un papel secante o algodón que darás forma de cilindro para poder amoldarlo bien a un frasco de vidrio transparente muy limpio.
  2. Los espacios centrales del frasco se rellenarán con un poco de arena.
  3. Las semillas deben esparcirse hasta la mitad del frasco y dentro del papel secante o de algodón, con mucho cuidado.
  4. El frasco o germinador deberá ser colocado en un lugar donde reciba los rayos del sol matinales.
  5. Nunca empapes o eches demasiada agua a tu germinador. Esa acción arruinará todo, porque las semillas se pudrirán con toda seguridad.
  6. Debes rotar el germinador cada dos días para que todas las semillas reciban la mayor luz solar posible.

¿Dónde puedo comprar un germinador?

Si no quieres hacer un germinador con tus propias manos, puedes comprar alguno, la mejor forma es buscar modelos, en páginas especializadas de venta en línea por internet. Existen actualmente germinadores semilleros y propagadores eléctricos.
Aquí ponemos algunos enlaces de Amazon donde comprar los germinadores:

Los germinadores y propagadores nos apoyarán a la hora de procesar o germinar nuestras semillas en el período invernal, cuando es un poco más difícil obtener condiciones idóneas de humedad, temperatura y necesitamos protegerles del viento para que puedan prosperar.

 Nuestra recomendación ideal para regar tu huerto, frutales o jardín es el riego por goteo 
Rebajas
Sistema de riego de jardín, Emooqi 90 Pcs Goteros para Equipos de Riego Automático, Accesorios para Riego por Goteo Sistema de Riego DIY para Irrigación Riego para Jardín, Plantas de Patio - 40 M
21 Opiniones
Sistema de riego de jardín, Emooqi 90 Pcs Goteros para Equipos de Riego Automático, Accesorios para Riego por Goteo Sistema de Riego DIY para Irrigación Riego para Jardín, Plantas de Patio - 40 M
  • 【Actualizar el conjunto de riego por goteo ajustable】La tubería de irrigación está hecha de un...
  • 【Ahorro de energía y protección del medio ambiente】Nuestros productos utilizan agua de grifo para...
  • 【Fácil de instalar】 Instalación simple, sin necesidad de habilidades de excavación o plomería. El...

Última actualización el 2019-09-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Hay modelos eléctricos y los precios con variables, pero accesibles a cualquier bolsillo.

¿Qué tipos de germinador hay?

Como ya hemos explicado, en el mercado se consiguen germinadores eléctricos, semilleros convencionales con diseños muy funcionales creados con sus tapas protectoras y propagadoras también eléctricos muy útiles para que nuestras semillas crezcan fuertes.

Incluso se consiguen germinadores de plato de cerámica esmaltados y hasta un kit completo de germinación que trae hasta la bolsa de semillas, en diversos precios y tamaños.

Pero también es conveniente señalar que hay dos tipos de procesos de germinación, que debemos conocer en profundidad. Veamos cuáles son:

Germinación epigea

Germinación epigea: es un tipo de germinación procedente de las plántulas denominadas epígeas, donde los cotiledones emergen del suelo gracias a un considerable crecimiento del hipocólito, que no es más que la porción comprendida entre la radícula y el punto de intersección de los cotiledones.

GerminadorA posteriori, en los cotiledones se diferencian cloroplastos que se transforman en órganos fotosintéticos, dando paso a la fase final del proceso, que es el desarrollo del epicótilo, dando aparición a las primeras hojas.

Este tipo de germinación ocurre en la lechuga, mostaza blanca, cebollas, judías y hasta el ricino.

Germinación hipógea

Germinación hipógea: en este proceso los cotiledones estarán enterrados, así permanecerán y solamente la plúmula traspasará el suelo en busca de luz.

El epicótilo se va largando y aparecen las primeras hojas, que vienen siendo los primeros órganos sintetizadores de la futura plántula.

El hipócotilo, en cambio es una nulidad y casi no se desarrolla.

Semillas de cereales, guisantes, habas y robles, entre otros, presentan este tipo de germinación.

Finalmente, es conveniente conocer que para que se produzca un exitoso proceso de germinación, son indispensables estos requisitos:
  • Un sustrato húmedo.
  • Buena cantidad de oxígeno que facilite la respiración aerobia.
  • Temperatura adecuada para garantizar los distintos procesos metabólicos.

Otros factores que deben controlarse guardan relación con el comportamiento del clima donde se halla el cultivo y el control de plagas, para exterminarlas cuando la planta crezca, evitando que aparezcan para frustrar su desarrollo pleno.

Adicionalmente, la latencia de germinación necesitará estímulos ambientales como luz o bajas temperaturas, o que se produzca un debilitamiento de las cubiertas seminales.

  1. En este proceso de germinación el agua penetra las distintas envolturas de la semilla y llega hasta el embrión, que en la fase de reposo o descanso se ha secado prácticamente por completo.
  2. El agua hincha la semilla y se rompe la envoltura externa.
  3. Al mismo tiempo diversas enzimas actúan para descomponer nutrientes almacenados en el endospermo o en los cotiledones, en sustancias más sencillas que son transportadas por el interior del embrión hacia los llamado centros de crecimiento.
  4. Por su parte, el oxígeno permite a la semilla extraer energía almacenada en estos azúcares de reserva, condición indispensable para que se inicie el crecimiento.
  5. Por último, es importante tomar en cuenta que si se trabaja con germinados para consumo humano, debe garantizarse la higiene de las semillas, el agua y medio ambiental donde se desarrollarán.

 

Última actualización

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quiéres conocer los mejores Trucos para tu propio Huerto Ecológico?

Te iremos enviando los mejores trucos que hemos aprendido para aplicar directamente en tu huerto. Sin publicidad y sin basura. Gracias :-)

¡Muchas gracias!

Pin It on Pinterest