Plagas y Enfermedades de las Espinacas: [Detección, Causas y Soluciones]

Inicio » Hortalizas de Hoja » Espinaca » Plagas y enfermedades de las espinacas

Plagas y enfermedades de las espinacasLas espinacas están dentro de los cultivos preferidos que se pueden tener para prosperar una huerta porque tienen un ciclo corto y requieren pocos cuidados.

Además de lo anterior, tiene la capacidad de prosperar en cualquier época del año, dándonos facilidad para disfrutar de sus beneficios siempre.

El problema está en que la propia base del cultivo son hojas, lo que se vuelve un destino deseable para todo tipo de plagas y enfermedades. Conocer de antemano todos los elementos involucrados en este proceso ayudará a que se disfruten de cosechas en perfectas condiciones.

Escarabajos

EscarabajosLos escarabajos que más tienden a afectar los cultivos de espinacas se conocen como escarabajos de las pulgas.

Estos realizan picaduras sobre las hojas, manteniendo una clara preferencia por aquellas que recién están naciendo.

Las picaduras se evidencian de forma numerosa en la estructura de la hoja, causando además que se generen manchas blancas sobre ella.

El mayor problema es que los escarabajos no son como los que conocemos comúnmente de jardín, sino que tienen dimensiones microscópicas que le hacen imposibles de ver a simple vista.

En pequeñas cantidades sus daños no son considerables, más allá de lo estético, pero cuando son plagas numerosas, el efecto es devastador. Atacar a los escarabajos es posible si se hace uso de insecticidas como el piretro o se aprovechan otros recursos de jardinería como el mantillo reflectante.

Nematodos

Plagas y enfermedades de las espinacas - NematodosLos nematodos forman parte de las plagas más dañinas que pueden afectar los cultivos y provienen de un parásito que se instala en la tierra.

Este ataca de forma directa a las raíces, causándole la formación de protuberancias que afectan su estructura y, por ende, su funcionamiento.

Existen distintos tipos según la especie. Sin embargo, el que es más nocivo en el caso de las espinacas pertenece al género conocido como heterodera.

Cuando los nematodos atacan, las plantas probablemente pierdan su capacidad de desarrollo normal, quedándose enanas o presentando malformacionesAtacar a los nematodos es una tarea muy compleja y, aunque se han probado muchos métodos, la solarización parece el único camino factible.

Este consiste en recubrir la base del cultivo con un plástico que ayude a aumentar la temperatura del terreno por la acción del sol, provocando la muerte de los parásitos. Ante la duda de que estén presentes o no, lo mejor es trabajar con la rotación de cultivos.

Mildiu

MildiuCon el nombre de mildiu se le conoce a una enfermedad que se genera a propósito de la acción de un hongo.

Este tiende a atacar una gran variedad de cultivos, pero en el caso de la espinaca sus efectos son desastrosos porque hace perder la cosecha en su totalidad.

La razón se debe a que el daño lo ejerce directo sobre las hojas, creándoles manchas que varían entre amarillo y verde claro.

Además, el micelio del hongo se instala como una especie de polvillo blanco en la superficie de las hojas que están más cercanas al tallo. No tiene cura y, de existir, la única solución es eliminar el cultivo, sí que existen algunas estrategias de cultivo que permitirán reducir las posibilidades de que ataque.

Dentro de ellas encontramos:

  1. Mantener un espacio suficiente entre planta y planta para asegurar buena ventilación.
  2. Evitar que las hojas sufran de una humedad excesiva, orientando los riegos a la base de las plantas.
  3. Realizar rotaciones de cultivos con especies que sean resistentes a la enfermedad, de manera que se acabe con el tiempo de vida del hongo. Un ejemplo es la zanahoria.
  4. Aplicar de forma eficiente las fertilizaciones que correspondan para que los cultivos estén bien nutridos.

Mineros

Plagas y enfermedades de las espinacas - MinerosLos mineros ejercen daños en las hojas de las plantas cuando están en fase larvaria, pues se alimentan de la parte interna de las hojas.

Esta alimentación produce una especie de túneles que se evidencian en la parte exterior de las hojas como manchas amarillas.

El mayor problema es que la vida la desarrollan en el interior de las hojas, lo que conlleva a que se vuelvan inmunes al ataque con cualquier tipo de producto.

No obstante, el problema es posible de resolver si se detecta a tiempo, pues con solo cortar las primeras hojas infectadas y quemarlas, se podría prevenir que continúen su reproducción.

Mosca de la remolacha

Mosca de la remolachaAunque se conozca con ese nombre por tener predilección por este tipo de cultivo, las espinacas son su segundo cultivo favorito y producen daños considerables.

El ataque se produce de forma principal por acción de las larvas, las cuales penetran en el interior de las hojas a través de aberturas que realizan en la superficie.

Estas consumen el interior de las hojas, creando galerías que se van volviendo cada vez más extensas y que pueden llegar a unirse. Cuando esto último ocurre, se generan una serie de manchas en la estructura que se tornan grisáceas y que perjudican la textura de las hojas, volviéndolas blandas.

El detalle está en que este procedimiento lo pueden repetir en abundancia, logrando que una buena parte de las hojas se vean perjudicadas y se pierda la cosecha. 

Una forma de reconocer que existe dentro de los cultivos es verificando las características del adulto, que es bastante colorido.

A una cabeza color gris donde destaca una raya que se asoma por el frente de color rojo, se le suman las patas en un vivo amarillo y ojos rosados. Para tratar el problema, los productos insecticidas orientados a larvas resultan los más convenientes, siempre y cuando se utilicen en las primeras fases de ataque.

En el caso de los adultos, eliminarlos también debe ser prioridad puesto que son ellos quienes colocan los huevos. Los productos de contacto diseñados para este fin son los más recomendables, solo que se deben utilizar con precaución.

Del resto, solo quedará disfrutar de una de las hojas verdes más nutritivas que existen en el mundo. Cabe destacar que son un acompañante ideal para casi cualquier platillo porque se pueden consumir crudas o cocidas.

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

Soy Ainara Salcedo, y nací en Zaragoza. Hace un tiempo que empecé a colaborar con Sembrar100 en la redacción, edición y maquetación de artículos. Mi grado en Periodismo por la Universidad de Zaragoza me ha ayudado a poder realizar mejor mi trabajo. Dispongo también de el Máster universitario de Periodismo y Comunicación Digital: Datos y Nuevas Narrativas por la UOC.