Foto del autor
Publicado por Ainara Salcedo
Última Actualización el

Abonar Plantas: ¿Cómo, Cuándo y Cuánto? – Sembrar100

Inicio » Plantas » Abono

Abonar Plantas

¿Sabías que las plantas también necesitan de nutrientes para mantenerse sanas y fuertes? Sí, así como tú necesitas alimento, a ellas también les hace falta.

El detalle está en que sus requerimientos no son tan constantes como nuestras comidas diarias y tienen la oportunidad de acceder a lo que encuentran en el suelo.

Porque los suelos que son fértiles tienen una acumulación determinada de nutrientes que van aprovechando de forma regular.

El detalle está en que llega un momento en que ya los mismos no son suficiente y hace falta echar mano del abono para plantas ¿lo conoces? Vamos a descubrir todo aquí.

¿Por qué es importante abonar las plantas?

Abonar plantas supone uno de los cuidados fundamentales cuando las plantas ya están avanzadas en su desarrollo, generalmente. De esta manera, obtienen los nutrientes suficientes para desarrollarse y formar flores y frutos con las mejores condiciones.

Anthurium - Maceta 14cm. - Altura aprox.55cm. - Planta de interior - Planta viva - (Envío sólo a Península)

Existen ciertas enfermedades que pueden prevenirse con una buena práctica de abonado porque así las plantas se volverán más resistentes a cualquier agente. También tiene un impacto directo en la vitalidad de las plantas, ya que ayuda a que ejecute los procesos de fotosíntesis.

¿Cada cuánto debemos abonar las plantas?

Cada cuánto debemos abonar las plantasCada especie tiene unas determinadas exigencias nutricionales que deben cumplirse a lo largo de su vida, por lo que establecer un parámetro estricto es imposible.

Lo más normal es que los abonados se planifiquen de forma anual durante la época de primavera o verano, según vayan siendo necesarios.

En algunos tipos de plantas, los abonados pueden responder a déficits nutricionales muy específicos y esos son los que se programan.

Para ello, es indispensable conocer las características del terreno y, por supuesto, las necesidades nutricionales de cada especie de planta.

¿Qué nutrientes necesitan las plantas?

Las plantas necesitan dos familias principales de nutrientes, los macronutrientes y los micronutrientes. La diferencia entre estos no radica en la importancia que tiene para las plantas sino en la cantidad que debe tener de cada uno.

En los macronutrientes se encuentran los primarios y los secundarios. Los primarios engloban al nitrógeno, el fósforo y el potasio que son los indispensables. Los macronutrientes secundarios son el calcio, el azufre y el magnesio.Jazmín de Madagascar - Stephanotis - Maceta 19cm. - Altura aprox. 55cm. - Planta viva - (Envíos sólo a Península)

En el caso de los micronutrientes, se cuentan a todos los demás componentes que suelen estar presentes en el suelo como el cloro, el cobre, el boro, el cobalto, el hierro, el manganeso, el molibdeno, etc.

Lo importante de todo esto es saber que las plantas necesitan de todos estos nutrientes con equilibrio, ya que la falta o el exceso de alguno causará problemas.

¿Qué tipo de abonos necesitan las plantas?

Existen dos tipos principales de abonos que necesitan las plantas y que se utilizan con frecuencia: los orgánicos y los químicos.

Por muchas razones, los abonos orgánicos representan casi siempre la mejor opción porque se realizan con materias primas naturales y no causan daños a las cosechas, sobre todo cuando se trata de plantas frutales.

Abono orgánico peletizado 25 kg Ecocelta

Y, como se pueden hacer dentro de casa, el gasto de inversión es prácticamente cero. Se conocen como abonos orgánicos al compost, el humus de lombriz, el materia orgánica como el estiércol, el guano, etc.

LOMBEC Humus de Lombriz, Saco 25Kg (42L). Fertilizante orgánico, vermicompost 100% Natural. ABONO ecológico Apto para Cualquier Cultivo. Ideal para huertos urbanos. … (25)

Sustratos Ecológicos - Estiercol de Caballo 45L - Batlle

En el caso de los abonos químicos, están especialmente diseñados para atender a un requerimiento nutricional específico que con los abonos orgánicos resulta difícil.

Por ejemplo, cuando una planta tiene una deficiencia de hierro, resulta complejo administrarle solo ese nutriente por medio de un abono orgánico. La razón es que cuesta más trabajo conocer la composición interna exacta de estos, mientras que en los químicos se tienen bien medidos.

CULTIVERS Abono Ecológico Especial Césped de 5 Kg. Fertilizante de Origen Vegetal 100% Orgánico y Vegano Granulado de Liberación Lenta y Controlada con NPK 8-1-5+74% M.O. y Ác. Húmicos

Los abonos químicos pueden ser de liberación lenta, foliares, los abonos complejos, los específicos según el tipo de especie, entre otros.

Todo Cultivo Abono Plantas Complejo Triple 15-15-15 NPK. 1 Kg. Abono de Gran versatilidad Que Lleva un Gran Equilibrio Entre nitrógeno, fósforo y potasio. Válido para Cualquier

¿Cómo preparamos abono para las plantas?

Cómo preparamos abono para las plantasLa preparación del abono dependerá en buena medida del tipo que vayas a utilizar.

En el caso de los abonos químicos, ya estos vienen listos de fábrica y solo hará falta seguir las instrucciones del fabricante para que cumpla su misión.

Algunos son solubles en agua para que puedas administrarlos por medio del riego. Para los abonos orgánicos el proceso es más extenso.

Por ejemplo, el abono orgánico pasa por una fase más o menos extensa para formarse que incluye:

  1. Incorporar materia orgánica de distinta naturaleza que pueda descomponerse con más o menos facilidad. Por ejemplo: hojas secas, cáscaras de alimentos, el sobrante después de colar café, etc.
  2. Humedecer a diario y remover para que las capas se integren.
  3. Esperar el tiempo apropiado para que se forme una materia fina y ligera, como una tierra, que será incorporada al sustrato elegido.

Existen algunos abonos orgánicos que también se pueden conseguir listos en tiendas especializadas en esta materia, como el estiércol o el humus de lombriz.

¿Cómo detectamos si las plantas necesitan abono?

La práctica de abonado debe formar parte de las tareas obligatorias de cuidado de las plantas y se deben administrar en las épocas apropiadas. Normalmente, estas coinciden con los períodos de floración y de desarrollo del fruto, ya que son las etapas con mayor demanda energética.

No obstante, las propias plantas pueden indicar sus necesidades nutricionales con alteraciones en sus hojas. La clorosis férrica es una de las condiciones más frecuentes cuando el nivel de hierro de la planta está deficiente y lo manifiesta con las hojas que se vuelven amarillas pero manteniendo los nervios verdes.

Florclick - Planta Orquídea Phalaenopsis morada natural - Envío gratis en 24 horas

Si toda la hoja se torna amarilla, se habla de un déficit de nitrógeno, lo cual puede ser muy perjudicial al tratarse de un macronutriente. En el caso de que se presenten manchas moradas, los especialistas lo asocian con un bajo nivel de fósforo.

Si la planta se ve con los bordes de las hojas secos y los procesos de riego no han sufrido modificación, podría tratarse de un bajo nivel de potasio. El proceso de abono de las plantas es una actividad de cuidado más, pero que debe ser atendida con una buena planificación.

No es nada lógico pensar que entre más abono se le coloque a la planta, mejor producción tendrá porque esto no funciona así. Además, hay que prestarle atención a la comunicación que la propia planta hace, pues aunque no hable sí que sabe transmitir mensajes.

Referencias bibliográficas