La Surfinia o Petunia Colgante: [Plantación, Cuidados, Riego y Sustrato]

Inicio » Plantas » Petunia Colgante o Surfinia

petunia

La Surfinia, o Petunia colgante, una planta híbrida perenne muy frondosa de excelente follaje y floración colorida, se ha convertido en otra opción genuina para maceta colgante en casa.

De espectacular floración en verano, sus flores acampanadas miden entre 5 a 13 cms pueden acompañarte en espacios tan disímiles como jardines externos, terrazas o balcones y en cestos que cuelga, donde se notará aún más la fusión de hojas y flores, que van desde un intenso rojo escarlata a tonos violáceos, rosados y blancos.

Sin duda alguna, su atractivo fundamental es la frondosidad de esta planta.

Características de la Surfinia o petunia colegante

Las petunias Surfinias son un género de plantas con flor cuyos pétalos les dan forma de trompeta, similar a lo que ocurre en las petunias mexicanas.

Están muy extendidas geográficamente y, de hecho, se pueden encontrar desde Brasil y Argentina hasta el sur de Estados Unidos.

Tiene muchas especies, y todas ellas son muy valoradas estéticamente, sobre todo a la hora de dar color a balcones o terrazas porque son plantas colgantes, que también sirven tanto para exterior como para interior.

Si te gustan, toma nota de esta guía práctica de cuidados de la petunia de surf que verás lo fácil que es tenerlas en casa.

Surfinia características
HOerwin56 / Pixabay

Crece rápido, por lo que un tiesto grande que aguante el enraizamiento determina un crecimiento óptimo, que se traduce en mucho más follaje verde y flores que desbordarán la maceta colgante.

No cometas un error de cálculo en este punto particular, porque de ello dependerá el futuro de tu Surfinia, muy parecida en su conducta a las Petunias.

Temperatura: ¿Dónde sembramos la Surfinia?

PetuniaSoporta temperaturas elevadas.

Prefiere los climas muy cálidos. Y odian las nevadas invernales, el clima río de esta época, porque las mata. Tampoco vientos y lluvias.

Luz: ¿Qué necesidades tiene la petunia colgante?

Coloca en casa tu Petunia colgante en una estancia muy iluminada, durante prácticamente todo el día, si es que deseas ver flores hermosas.

Sus ramas, si no lo haces, se estirarán para buscar la luz natural del sol. Ella sabe que de no ser así, su crecimiento de detendrá y las flores no llegarán porque no fue estimulada correctamente.

Sustrato y Abono: ¿Cómo preparamos la tierra?

sembrar petunia colgante o sufrinaTiene tantas flores, tantas que evidentemente esta planta gasta bastante energía justo en este tiempo maravilloso de la floración.

Un fertilizante líquido para plantas en flor no debe faltar. Ayudará a que estas duren bastante, al punto que podrás retirar las que se van marchitando, mientras otras nuevas van saliendo sin timidez alguna.

Aplica el fertilizante cada diez días, después de la primera floración, la cual casi siempre se presenta en los comienzos de la primavera.

Riego: ¿Cómo y cada cuánto regamos la Surfinia?

El drenaje idóneo, eficaz, que impida el empozamiento del agua en la maceta, es resaltante. La Surfinia necesita mucho sol y, por tanto, mucha hidratación también para que su desarrollo igualmente sea excelente.

En primavera, hay que regarla en días alternos, dependiendo de la temperatura.

cómo cultivar la petunia colganteY en verano la situación cambia, porque puedes aplicar en dosis diarias el agua que necesita para estar siempre bien hidratada. Cero excesos y garantías de que el agua sobrante no se quedará atrapada en la maceta es fundamental.

Un daño importante lo producirían hongos en las raíces, si no tomas medidas que impidan la pudrición de las raíces. Tampoco mojes las flores porque morirán. Se presentarán hongos destructores que teñirán de un amarillo mohoso la planta.

Garantiza también que el agua sobrante de la planta no se quedará atrapada. Evita encharcamientos regando solo lo necesario.

En definitiva, riega a diario de ser posible en días muy calurosos, pero controlado, con poca agua.

Cuidados y poda de la Surfinia

Dado que estas plantas están produciendo flores durante un tiempo considerable, es necesario limpiarlas de flores estropeadas o marchitas, que restan luz a la planta.

Lo mismo debe hacerse con las hojas que no estén bien y, además, se recomienda hacer una poda anual desde la primera floración para potenciarla y también controlar su crecimiento.

Cuidados y poda de la surfinia o petunia colgante
Davitimi / Pixabay

Cómo plantar petunias Surfinias

Para sembrar las semillas de petunia surfinia siga estos sencillos pasos:

  1. Prepara una maceta o semillero con un sustrato adecuado para estas plantas. Las mezclas de fibra de coco con humus de lombriz son siempre una gran opción, ya que proporcionan una tierra suelta, con excelente drenaje y rica en nutrientes.
  2. Esparce las semillas de petunia por la superficie del sustrato, procurando que no caigan excesivamente juntas.
  3. Con el dedo, presiona ligeramente las semillas para enterrarlas unos milímetros en el suelo.
  4. Proporciona agua rociada con un pulverizador, para evitar que el agua en desplazamiento acabe recogiendo todas las semillas en racimos.
  5. Cubre la maceta o semillero con el film transparente, que ayudará a mantener la humedad.
  6. Déjalo en un lugar iluminado pero no expuesto directamente a la luz solar. Lo ideal es que esté a una temperatura entre 21 ºC y 29 ºC.
  7. Si crees que el sustrato se seca, retira el plástico y vuelve a regar, aunque puede que no sea necesario hacerlo hasta que germinen.

Son plantas perennes que no superan los 45 cm de altura, que pueden adaptarse a diferentes suelos y climas según la especie concreta.

Sus flores en forma de trompeta alcanzan hasta 13 cm, con una floración que abarca casi todos los meses cálidos.

Son de diferentes colores y tonos, desde el blanco, el rosa y el violeta hasta el rojo vivo. También son flores muy aromáticas, que cubren la planta en gran medida.

Cómo plantar surfinias petunias
Krystiannr / Pixabay

¿Cómo reproducir la petunia colgante?

La mejor manera de reproducir petunias surfinias es simplemente plantando sus semillas, ya que germinan rápidamente y no son complicadas de cultivar.

Sin embargo, para ello, tienes que recuperar las semillas de la propia planta.

Puedes extraerlas de las flores secas.

Muchas veces, cuando la flor se ha secado y marchitado, se ve una pequeña cápsula verde, que se vuelve amarilla con el paso de los días. Esta cápsula contiene las semillas, y hay que extraerla con cuidado para sembrarlas.

Muchos recomiendan retirar la cápsula cuando aún está verde y dejarla secar al sol durante.

De este modo, nos aseguramos de no perder las semillas por el desprendimiento natural de la cápsula. Además, ten en cuenta que no todas las flores secas tienen semillas, así que no te preocupes si tardas en encontrar la primera.

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

Mi nombre es Ricardo Gómez.

Desde pequeño me ha gustado leer y escribir. Ahora, que estoy cursando un máster en periodismo digital, colaboro como freelance escribiendo artículos para diferentes páginas web.

En especial me gusta compartir información sobre agricultura, siembra ecológica y medio ambiente. Entre otras aficiones 🙂

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.