Almez o Lidonero: [Siembra, Cuidados, Riego, Sustrato, Problemas]

Inicio » Árboles » Almez o Lidonero

Cómo sembrar un almezEl almez (Celtis australis) es un árbol de contextura fuerte que se ubica en zonas cercanas al mediterráneo, casi siempre en solitario y que produce frutos.

Dentro del mundo científico es conocido como Celtis Australis, aunque distintas comunidades lo llaman almarzo, o’latonero’, entre otros.

Sus principales características radican en el tamaño, ya que es capaz de alcanzar hasta 25 metros de altura cuando está en zonas apropiadas.

Es una especie de climas más bien cálidos, siendo necesario mantenerla protegida de las bajas temperaturas y, sobre todo, de las heladas.

¿Estabas buscando alguna especie con las características similares al almez? Te ha llegado el turno de ponerte manos a la tierra con esta información.

Puntos importantes a la hora de sembrar Árbol de Almez
  • ¿Cuándo? En primavera.
  • ¿Dónde? En un área despejada donde reciba suficiente luz del sol cada día.
  • ¿Cómo preparamos la tierra? Asegurando que tenga consistencia caliza con un añadido pedregoso.
  • ¿Cómo debemos regar? El riego irá en función a la edad, pues sus necesidades cuando es joven son mayores que en la adultez.
  • ¿Cada cuánto hay que regar? En el caso de un almez joven, lo ideal es dos o tres veces a la semana. Un adulto, una vez a la semana.
  • ¿Qué plagas y enfermedades tiene? Los dos elementos principales que le pueden afectar son el tizón de fuego y la roya.

Características del almez o lodón

Dónde sembrar un lidoneroEl almez o lodón es un gran árbol de hoja caduca nativo de América del Norte.

También es conocido como el árbol de la ortiga, lodón, el azucarero, el castor, aligonero, ledonero, lodoño, quicavero o latonero.

Tiene una madera dura moderadamente longeva de color claro, de gris amarillento a marrón claro con vetas amarillas.

El almez común se distingue fácilmente de los olmos y algunos otros lodones por su corteza corchosa con protuberancias verrugosas.

Las hojas son claramente asimétricas y de textura gruesa. Produce pequeños frutos que se vuelven de color rojo anaranjado a morado oscuro en el otoño, a menudo permanecen en los árboles durante varios meses.

El almez común se confunde fácilmente con la mora de azúcar (Celtis laevigata) y se distingue más fácilmente por su alcance y hábitat. El almezclero común también tiene hojas más anchas que son más gruesas por encima del azucarero.

Tamaño del almez o lidonero común

El almez común es un árbol de tamaño mediano, de 9 a 15 metros de altura, con un tronco delgado.

Tiene una hermosa cabeza redondeada y ramas colgantes. Prefiere un suelo rico y húmedo, pero crecerá en laderas con grava o rocas. Las raíces son fibrosas y crece rápidamente.

En zonas occidentales, los árboles pueden crecer hasta 29 metros.

La edad máxima alcanzada por el almez está entre 150 y 200 años, en condiciones ideales.

La corteza es marrón claro o gris plateado, rota en la superficie en gruesas escamas apretadas y a veces rugosa con excrecencias; el patrón es muy distintivo.

¿Cuándo sembrar un árbol de almez?

Cuidados y riegos del lodoño o almezLa siembra del almez deberá esperar hasta que esté entrada la primavera para ponerla en marcha.

Esto facilitará darle las condiciones más apropiadas para desarrollarse sin complicaciones y permitiendo que se adapte al lugar antes del próximo ciclo invernal.

¿Dónde plantar un almez?

El almez es un árbol de imponencia en cuanto a su altura y esto obliga a que sea escogida un área despejada para su siembra.

Es importante que se le ofrezca la posibilidad de recibir una buena cantidad de luz solar durante todo su desarrollo para asegurar que tenga una óptima salud.

¿Cómo preparar la tierra?

La selección correcta del terreno es fundamental para conseguir que el almez se establezca y crezca muy bien.

En general, tiene preferencia por suelos calizos, con algún detalle pedregoso que le ayude a mantener la estabilidad en el futuro.

Sin embargo, es muy importante que tenga buen drenaje, ya que se suelen sembrar en espacios con fuentes de agua cercanas y se deben evitar pudriciones.

¿Cómo regamos un almez?

Cómo sembrar un almez o lodoñoEl riego variará en cantidad y frecuencia en dependencia a la contextura que tenga el árbol.

Cuando es más joven, el desarrollo exige una cantidad de agua considerable, sobre todo en los días de pleno verano.

Sin embargo, en la adultez, esta exigencia disminuye hasta volverse necesaria en muy poca cantidad.

¿Cada cuánto regamos?

Las necesidades de riego para un árbol joven deben cubrirse a conciencia hasta que se establezca bien en el espacio elegido.

La propuesta básica gira en torno a 2 o 3 veces por semana, mientras que en los árboles grandes ya pueden reducirse hasta 1 vez a la semana.

El árbol adulto es capaz de tolerar sequías, siempre y cuando estas no se generen con mucha frecuencia y no por períodos tan prolongados.

¿Cómo sembrar un almez paso a paso?

El almez es una especie que tiene dos posibles vías de reproducción. La primera de ellas es por semillas y la segunda a través de las espigas.

En ambos casos se seguirá un proceso de trabajo similar el cual explicamos a continuación:

  1. Recolecta las semillas o espigas que utilizarás para realizar la siembra.
  2. Selecciona el lugar en cual realizarás el procedimiento, asegurando que sea despejado para que la planta reciba suficiente luz del sol. Toma en cuenta que si vas a sembrar más de un ejemplar, estos deberán estar a una distancia considerable uno del otro para evitar complicaciones futuras.
  3. Entierra las semillas o las espigas asegurando una profundidad suficiente para que no se desprendan por acción del viento.
  4. Riega de forma abundante en este primer momento, sin generar charcos y después repite el proceso hasta tres veces por semana. Aquí lo importante es evitar que el suelo pierda su nivel de humedad.

¿Qué cuidados necesita un almez?

El almez es un muy buen árbol desde todo punto de vista, ya que es adaptable en torno a las condiciones climáticas y también de suelo.

  • Su mayor problema en torno al crecimiento y desarrollo tiene que ver con la formación de las ramas.
  • Estas tienden a crecer de forma muy desordenada y a chocar y enredarse entre sí, por lo que necesita atención para evitar que semejante problema le afecte.
  • La poda, por su parte, no es una acción necesaria a tomar si el árbol está creciendo según sus condiciones particulares.
  • En caso de que sea imprescindible llevarla a cabo, lo más recomendable es trabajar solo con las ramas finas, pues con las más gruesas se le podría generar mucho daño.

¿Qué plagas y enfermedades afectan al lodón?

El almez es una de las especies más llamativas para sembrar en espacios de alta contaminación porque resiste muy bien todo, incluso en entornos hostiles.

Además, no necesita de cuidados en relación a la presencia de enfermedades porque su madera es fuerte y toda la estructura, en general, muy resistente.

Cuidado con los hongos y las podas

Característics del lidoneroLo que sí podría ocurrir es que algún hongo se instale en su estructura por heridas causadas a consecuencia de una mala poda.

Como ya mencionamos con anterioridad, la poda no está recomendada y mucho menos cuando se da sobre ramas gruesas.

En este caso, un hongo conocido como roya podría empezar a afectar la planta causando daños considerables en toda la estructura.

Algunas personas familiarizadas con la especie han podido detectar la presencia de una plaga conocida como tizón de fuego.

No obstante, es muy poco común y no tiende a causar daños tan considerables.

Si se siembra un almez en un jardín, se estará dando un regalo de invaluable valor a las generaciones futuras, pues es una especie que puede vivir hasta por 5 siglos.

Otro punto importante es que se llegará a disfrutar de una sombra muy bien valorada por el nivel de frondosidad que alcanza su copa.

Y esta es una condición que se mantendrá desde el inicio de la primavera hasta que ya esté bien entrado el otoño.