Extractos Vegetales: [Concepto, Preparación, Uso y Aplicación]

Inicio » Extractos Vegetales

Los extractos vegetales son compuestos que se extraen de las plantas y que se someten a un determinado proceso para conseguir un nuevo producto.

Generalmente, estos son utilizados con la finalidad de potenciar alguna condición en los cultivos, de manera que produzcan una mejor cosecha.

Resulta una forma sencilla, práctica, económica y muy natural de resolver necesidades frecuentes, como la fertilización.

A través de las siguientes líneas te dejaremos todos los datos que necesitas conocer sobre este tema, así que no te pierdas ni un solo detalle.

 

¿Qué son los extractos vegetales?

¿Qué son los extractos vegetales?Los extractos vegetales son preparados que se obtienen al extraer sustancias desde las distintas partes de una determinada planta.

Para obtener este resultado, esas sustancias se someten a un proceso determinado, como por ejemplo la infusión.

En algunos casos, una determinada sustancia es unida a otras con el fin de potenciar aún más sus efectos.

En todo esto es indispensable tomar en cuenta que los extractos vegetales contienen elementos vivos, por lo que deben tratarse con mucho cuidado.

Y esto involucra tanto el proceso de extracción como tal hasta el almacenamiento y el uso final.

 

¿Cómo se obtienen de una planta?

Cómo se obtiene el extracto vegetal de una plantaAl someter a una planta a un proceso de extracción se logran producir dos compuestos: el extracto como tal y el bagazo o desecho.

Una de las formas más comunes de ejecutar este proceso es colocando la planta en una prensa que ayudará a exprimir sus jugos.

Otra forma, para ciertos tipos de plantas, es realizando punciones que ayudan a que, por destilación, se obtengan los líquidos internos de la planta.

Cuando se tienen las plantas secas, lo que se hace es aplicar ciertos procesos que ayudan a obtener las propiedades de las plantas, por otros métodos.

¿Cómo podemos preparar los extractos vegetales?

La preparación de los extractos vegetales es un proceso delicado porque, como ya hemos dicho, se tratan de organismos vivos.

Esto quiere decir, que una mala práctica o un error (por mínimo que sea) podría traer como consecuencia que el extracto sea ineficiente en su uso.

Las preparaciones de los extractos vegetales incluyen procesos como la realización de infusiones, fermentaciones, maceraciones y decocciones.

 

El agua

aceite de neem extracto vegetalEn todos estos, el otro protagonista será el agua. De allí que sea tan importante elegir la correcta, prefiriendo como primera opción el agua de lluvia.

En caso de no tenerla disponible, es necesario seleccionar un agua de buena calidad, sin cloro y con un alto nivel de pureza.

Cuando se va a hacer un extracto por maceración, lo que se coloca es el polvo en agua y se deja a temperatura ambiente por un tiempo de 10 días, más o menos.

Hervir

Por su parte, las infusiones se obtienen añadiendo el polvo al agua y sometiendo la mezcla a altas temperaturas hasta que rompa en ebullición.

El ajo

En el caso de las preparaciones hechas a base de ajo, lo que se hace es triturar unos 2 gr de dientes de ajo por litro de agua.

Otro extractos, por sus condiciones de procesamiento, es mejor comprarlos ya listos, como es el caso del aceite de neem.

 

¿Cuáles son los ejemplos más habituales de extracto vegetal?

Los ejemplos más habituales son los siguientes:

  1. Para control de plagas: dentro de las mayores preocupaciones que existen a la hora de trabajar la siembra está el ataque de invasores que dañan las cosechas. Ante esta realidad, los extractos vegetales pueden servir para mantener a muchos de estos visitantes no deseados alejados de las plantas.
  2. Para combatir enfermedades: el segundo problema más habitual que pueden presentar los cultivos y que, en muchas ocasiones, provienen del ataque de plagas. Los extractos vegetales tienen el potencial de tratar con distintos tipos de hongos, liberándonos de la preocupación a propósito de este tema.
  3. Para fortalecer los cultivos: una medida preventiva, antes de la aparición de cualquier plaga o enfermedad, es aprovechar los extractos vegetales para el fortalecimiento de los cultivos, de manera que no solo se vuelvan resistentes a los daños sino que tengan una mejor producción.

¿Qué plantas usamos?

Las plantas seleccionadas para la preparación de los extractos vegetales variarán en función a los resultados que se esperan obtener. Algunas de ellas son:

  • Cola de caballo: útil para trabajar ciertas enfermedades.
  • Ajo: ideal para hacer frente al ataque de plagas.
  • Capuchina: se prepara en infusión para combatir enfermedades.
  • Ortiga: una aliada para fortalecer cultivos.
  • Lavanda: en infusión puede ayudar a eliminar algunas plagas.
  • Caléndula: para fortalecimiento.
  • Bardana: también para fortalecimiento.

 

¿Por qué pueden ser útiles estos extractos vegetales?

Cola de caballo como extracto vegetalLos extractos vegetales son útiles porque ayudan a darle respuesta a ciertas necesidades de las plantas sin necesidad de invertir nada de dinero.

Además, resultan compuestos 100% naturales que no ejercen daños sobre los cultivos, el medio ambiente en general o sobre los seres vivos.

La selección de las plantas es un proceso bastante simple, ya que se puede avanzar con versiones frescas o secas, según lo que se tenga disponible.

Las plantas son fáciles de conseguir, pues se tienen disponibles en los huertos caseros o en cualquier tienda de productos agrícolas.

Son fáciles de almacenar, permitiendo que se utilicen en los momentos en que hagan falta.

 

¿Con qué plagas funcionan mejor?

Plagas y enfermedades que atacan a las hayasLas distintas acciones de los extractos vegetales definirán contra qué tipo de plagas son útiles.

En general, plagas como los pulgones y los trips son sencillos de repeler a través de extractos que le generan parálisis o que, tras consumirlos, causan la muerte.

También se da el caso de aquellos que repelen a los insectos dañinos por malos olores, como al usar el ajo, los pulgones y algunas moscas que se ven afectados.

Los que modifican el sabor de las plantas, impiden que las plagas deseen mantenerse en determinada planta.

Son útiles para tratar con escarabajos, orugas, ácaros, entre otros.

Por último, están aquellos que impiden el crecimiento y desarrollo de funciones normales en los insectos, acabando con ellos.

En este grupo se cuentan los pulgones, moscas blancas, trips, entre otros.

Como ves, los extractos vegetales cuentan con una serie de completos beneficios para cualquier tipo de cultivo, solo se debe saber elegir con buen criterio y realizar el proceso adecuadamente.

Artículos relacionados:

Deja un comentario