Aceite de Neem: ¿Qué es? ¿Por qué es tan beneficioso? ¿Cómo prepararlo?

El aceite de neem, aceite de nim o extracto de neem, es un aceite que se extrae de las semillas del Árbol de Nim o nimbo de la India (Azadirachta indica), siendo el producto más comercializado de los derivados de este.

Por sus propiedades medicinales y sus características particulares, es bastante utilizado en agricultura y medicina, principalmente. Aunque también ha conseguido, en los últimos años, aplicaciones cosméticas.

El extracto de neem, junto al jabón de potásico, supone ser una de las herramientas ecológicas más efectivas para repeler y evitar plagas en nuestro huerto urbano o huerto casero.

   

Propiedad beneficiosas del aceite de Neem

Entre algunas de sus propiedades del aceite de nim y usos más comunes encontramos:

  • Ayuda a regular la presión arterial.
  • Previene la pediculosis.
  • Es de gran ayuda para combatir el acné.
  • Disminuye el herpes labial.
  • Alivia el escozor de la piel.
  • Mejora la circulación de la sangre.
  • Reduce la presencia del hongo Candida albicans.
  • Es útil para mejorar afecciones de la piel como la psoriasis.
  • Alivia la artritis.
  • Se puede considerar como uno de los aceites esenciales que encontramos en la naturaleza.
  • Tiene acción bactericida, antihistamínica, analgésica, vasodilatadora, espermicida, antiinflamatoria, antifúngica y antivírica.
  • Se utiliza para elaborar jabones, cremas corporales y de manos y productos para el cabello.
  • Es repelente de insectos, por lo cual encuentra un uso bastante extendido en cultivos y procesos agrícola en general.

   

¿Qué es el aceite de Neem?

El aceite de Neem está compuesto de triglicéridos y de una importante cantidad de compuestos triterpenoides, que son los responsables de su sabor amargo. Además de muchos tipos de ácidos grasos.

Es repelido por el agua, por lo que requiere ser formulado con surfactantes apropiados para poder mezclarse. Esta propiedad hidrófoba es bastante útil cuando se utiliza como repelente de insectos en cultivos al aire libre , ya que no se desprende de las hojas fácilmente, mucho menos con la presencia de lluvias.

¿Qué contiene el aceite de Neem?

El árbol de Neem contiene muchos ingredientes activos, entre los que destacan los terpenos, que son compuestos orgánicos aromáticos y volátiles.

También posee  derivados que afectan a los insectos , puesto que sus moléculas son semejantes a las ecdisomas de los insectos. Las ecdisomas son hormonas que controlan los procesos de metamorfosis de ciertos insectos.

Entre los componentes que posee el aceite de Neem y que más  contribuyen la función insecticida  encontramos:

  • Azadirona, Nimbolina y Vepinina: presentes en el aceite que se extrae de las semillas.
  • Amorastaitina y Vilasinina: presente en las hojas.
  • Geduninina: Se encuentra en el aceite de las semillas y de la corteza.
  • Nimbina y Salanina: En las hojas y las semillas.

Estos componente afectan el sistema de los insectos y bloquea el correcto funcionamiento de sus hormonas reales, provocando que los insectos dejen de realizar funciones básicas como comer, aparearse o poner huevos.

Algunos insectos, incluso,  olvidan cómo volar y las larvas no se mudan de una planta a otra .

El aceite de Neem va mermando la población de insectos hasta que, finalmente, desaparecen. Su efectividad varía con respecto a la especie, pues funciona distinto con cada insecto.

El aceite de Neem contiene tantas sustancias activas, y cada una afecta a diferentes especies de insecto.

Por otro lado, el aceite de Neem no daña los insectos beneficiosos, sino a aquellos que constituyen un verdadero problema en los cultivos.

¿Qué insectos mata el aceite de Neem?

El aceite de Neem sirve para controlar una gran variedad de insectos que afectan a los cultivos y que pueden llegar a convertirse en plaga. Entre los más comunes encontramos:

Y muchos más…

A la fecha, se desconoce algún efecto adverso o dañino para los mamíferos y aves.

¿Cómo elaborar aceite de Neem?

Para preparar  1 litro a partir de una dilución al 0.5% de neem  se necesita:

  • 5 ml (1 cucharadita) de aceite de neem.
  • 1-2 ml (1/3 cucharadita) de jabón insecticida u otro detergente.
  • 1 litro de agua tibia.

Si deseas hacer un lote más concentrado, deberás aumentar la cantidad de aceite de neem, así como la cantidad de jabón.

Para preparar  20 litros de una solución al 1% de neem  se requiere:

  • 200 ml de aceite de neem
  • 30 ml de jabón insecticida
  • 20 litros de agua
Recomendaciones:

  • Usa un aceite de alta calidad, orgánico y prensado en frío.
  • Usa agua tibia, si te es posible.
  • Si estás pensando realizar un lote grande, primero elabora una pre mezcla en una pequeña cantidad de agua tibia, luego agrégale el resto del agua.
  • Lo ideal es mezclar primero el agua tibia con el jabón. Luego, agrega lentamente el aceite mientras se revuelve vigorosamente.
  • Una vez realizada la mezcla, esta se coloca en el rociador.
  • La mezcla deberá usarse durante las siguientes ocho horas.

Instrucciones adicionales

  • Rocíe la solución de insecticida neem en todas las hojas, especialmente en aquellas partes donde los insectos les gusta esconderse. Si tienes suficiente líquido, empapa el suelo alrededor de las raíces también.
  •  No dejes pasar tanto tiempo para usarlo . Una vez mezclado, el aceite de Neem tiende a descomponerse. De preferencia, sólo prepara la cantidad que requieres utilizar.
  • Como medida preventiva, puedes rociar la mezcla una vez cada quince días, con una solución al 0,5%.

¿Dónde compramos el extracto de Neem?

El extracto de Neem se puede adquirir en la mayoría de tiendas de jardinería, agricultura o agromáticas.

Nosotros personalmente adquirimos este insecticida natural en Amazon y no está dando buenos resultados:

¿Cómo se usa el aceite de Neem?

Para su uso como insecticida, el aceite de Neem  debe ser diluido en agua en la proporción que se indica en el envase .

El aceite de nim es ideal para una agricultura ecológica. En el caso de que alguien quiera desarrollar su propio huerto ecológico, hay que tener muy en cuenta el extracto de neem como repelente de plagas y enfermedades.

Se pulveriza o se aplica directamente en el suelo, según se recomiende. Al ser hidrófobo, es necesario añadirle un surfactante para que se mezcle con el agua.

Al igual que las hormonas de insectos,  el neem funciona en concentraciones muy bajas , por lo que no resulta muy costoso. No obstante sus efectos, aunque altamente efectivos, son lentos, casi imperceptibles, por lo que hay que darle cierto tiempo para trabajar.

Además, funciona desde el interior de la planta. Esto quiere decir que puede aplicarse diluido directamente en el suelo para que las plantas lo absorban.

De esta manera, sus propiedades comienzan a funcionar desde el interior de la planta, evitando así las adversidades climáticas a las que estaría sometido si sólo se hubiese aplicado sobre las hojas. Esto es altamente efectivo para aquellos insectos minadores de hojas que suelen alimentarse de la savia y los tallos.

Otra forma efectiva es aplicar el extracto de neem sobre el envés de las hojas y los tallos. En algunos casos unas cuantas gotas son suficientes para sofocar a decenas de insectos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quiéres conocer los mejores Trucos para tu propio Huerto Ecológico?

Te iremos enviando los mejores trucos que hemos aprendido para aplicar directamente en tu huerto. Sin publicidad y sin basura. Gracias :-)

¡Muchas gracias!

Pin It on Pinterest