El Pelargonio: [Siembra, Cuidados, Riego y Sustrato]

Inicio » Plantas » Pelagornio

Pelargonio

El pelargonio es familiar directo del Geranio, una de las plantas florales más hermosas del mundo.

Se diferencia en la forma de las bellas flores que produce, las cuales son más apretujadas y a medida que la planta crece se van tupiendo más y más, produciendo todo un espectáculo en macetas colgantes.

Abunda en Sudáfrica y ha llegado a reinar para siempre en patios y balcones del sur de Europa.

Andalucía, hermosa tierra española la adoptó como hija ilustre, con el esplendor de sus colores brillantes y alegres suspendidos en macetas igualmente coloridas que se convierten en un espectáculo digno de admiración, junto a calas también muy ostentosas.

Sabías qué...

Existen variedades como el Pelargomiun zonale, con una producción de hermosas flores blancas y rojas, de hojas anchas y gruesas con los bordes rugosos que perduran todo el tiempo invernal, aun cuando la flor está en latencia.

Puede crecer hasta dos metros de alto.

Otra variedad, el Pelargonium peltatum, mejor conocida como Gitanilla, es de flores muy coloridas, de hojas carnosas y pequeñas con cinco lóbulos y tallos que son verdaderas lianas que cuelgan en los patios de la ciudad de Córdoba, un espectáculo único en el mundo entero.

Características del pelargonio

  • Nombre botánico: Pelargonium.
  • Nombre común: Pelargonio o geranio.
  • Tipo de planta: Perenne, de invernadero.
  • Colores de las flores: Rosa, rojo, púrpura, bronce, blanco.
  • Plantar en: Abril-mayo.
  • Florece en: Mayo-octubre.
  • Podar en: Octubre.
  • Exposición al sol: Pleno sol.
  • Rusticidad: Semirrígido / tierno.
  • Tipo de suelo: Ácido / calcáreo / alcalino / bien drenado / ligero / arenoso.
  • Toxicidad: Puede ser tóxico para los gatos y los perros.

Las plantas que comúnmente llamamos «geranios» fueron introducidas en Europa por comerciantes holandeses que las trajeron de Sudáfrica a principios del siglo XVIII.

Como estas nuevas plantas se parecían a los resistentes geranios silvestres que ya crecían en Europa, los botánicos las agruparon erróneamente en el mismo género.

En 1753, el botánico sueco Carl Linnaeus los clasificó bajo el género Geranium. Cuando más tarde se descubrió que estos nuevos «geranios» diferían de los europeos en la forma de sus pétalos, el número de estambres y otros factores, se reclasificaron bajo el nombre de Pelargonium, que significa «pico de cigüeña», en referencia a la forma larga y puntiaguda de su vaina.

Sin embargo, su nombre común original se mantuvo, y todavía decimos «geranio» cuando en realidad queremos decir «pelargonium».

El más conocido, el Pelargonium radula, es muy aromático, de flores que aunque tengan el mismo color, varían en tonalidades. Ideal para adornar la entrada de las casas o áreas de alto tráfico, producen atmósferas hermosas y muy elegantes.

Entonces, ¿cómo debes cuidar el Pelargonio? No es tan complicado como parece. Las claves de su mantenimiento son sencillas.

sembrar Pelargonio

Temperatura: ¿Dónde sembrar el Pelargonio?

PelargonioAl igual que los geranios, al pelargonio no sufre si atraviesa períodos de temperaturas altas, incluso soporta sequías. O inviernos algo severos.

El verano lo pasa bien siempre que los riegos sean constantes, sin que se ahogue la planta por culpa de un sustrato empapado.

Recuerda esto: a medida que el clima mejora, esta planta rústica irá.

Aunque es una planta muy rústica que se adapta a la sequía, como todo en el reino vegetal, necesita unos mínimos cuidados. Anota estos datos para que no se te muera:

Luz: ¿Qué necesidades tiene el pelargonio?

El pelargonio Vive feliz bajo el sol radiante.

Pero si la región donde crece es muy cálida, es conveniente que en las horas centrales del día, con mayor incidencia solar, tienes la obligación de protegerla apartándola a un sitio más fresco.

Sustrato y Riego: ¿Cómo preparamos la tierra?

Toca que apliques un abono específico para esta planta tan generosa, bajo en nitrógeno, rico en potasio y fósforo.

Utilizar compost y otros sustratos de calidad siempre es una buena idea para su correcto desarrollo.

Riego: ¿Cada cuánto y cómo?

Riega tu Pelargonio con mucho cuidado, evitando siempre mojar hojas y flores. Se estropean con facilidad.

Pelargonio cuidados y riegoEjecuta una poda a finales del período invernal que permita fortalecer la planta en la venidera floración, prevista en el verano, donde si deberás regar con insistencia diaria, pero siempre cuidando de no enchumbar el sustrato.

A medida que las temperaturas van disminuyendo, entonces también los harán los riegos.

Tanto por esquejes como por semillas, se puede reproducir esta maravillosa planta, pero es preferible la primera opción, mucho menos laboriosa.

Sembrar un pelargonio paso a paso

  1. Los pelargonios pueden cultivarse como plantas de interior o como flores anuales. Durante los meses más cálidos del año (entre las fechas de las heladas locales), pueden mantenerse al aire libre en un lugar soleado.
  2. Si mantienes los pelargonios como plantas de interior, asegúrese de llevarlos al interior a finales del verano o principios del otoño, cuando las temperaturas nocturnas empiecen a descender regularmente por debajo de los 13°C.
  3. Cuando compres los pelargonios, presta atención al color y al tamaño. Las hojas sanas no tendrán decoloración ni debajo de ellas y los tallos serán robustos, no desgarbados. Asegúrete también de evitar cualquier planta con signos evidentes de plagas. Las plagas más comunes de las plantas de interior son las cochinillas, la mosca blanca y los ácaros.
  4. Coloca las plantas en macetas con agujeros de drenaje para evitar que se pudran las raíces.
  5. Utiliza una mezcla para macetas que drene bien (no una tierra pesada y arcillosa) cuando las plante en contenedores. A los geranios no les gusta estar en suelos empapados y compactados.
  6. Para conseguir la máxima floración, coloque las plantas en una zona donde reciban entre 4 y 6 horas de luz solar.

Cuidados que requiere el pelargonio

  • Deja que la tierra se seque un poco entre los riegos y luego riega a fondo.
  • Durante el invierno, riega mucho menos, pero no dejes que las raíces se sequen por completo. Los pelargonios se desarrollan mejor cuando se les da un período de inactividad durante los meses de invierno, durante el cual utilizan menos agua y no crecen mucho.
  • Para fomentar la floración, corta las flores secas con regularidad.
  • Para fomentar la frondosidad y reducir la flacidez, pellizca los tallos.
  • Durante los meses de crecimiento activo, abona cada dos semanas aproximadamente. Utiliza un fertilizante soluble en agua a media potencia. No abones en invierno, cuando la planta debe estar inactiva.
  • Los geranios pueden volver a plantarse en primavera para fomentar un nuevo crecimiento, o si parece que necesitan ser renovados.

Plagas y enfermedades del pelargonio

verticilosisUna de las enfermedades del pelargonio es la Marchitez por verticilosis. Verticillium o verticilosis es un hongo común del suelo que prospera en climas templados de todo el mundo y puede estar presente en el suelo durante décadas.

La verticilosis pasa el invierno en el suelo en forma de micelio latente o de diminutas estructuras negras de reposo llamadas microesclerocios, a la espera de que vuelvan las condiciones favorables.

Entran en el tejido vegetal dañado a través de las raíces y se multiplican. Muchas malas hierbas comunes, como el diente de león y las malas hierbas, pueden ser especies que hospedan el Verticillium.

La marchitez por Verticillium es una enfermedad que afecta a más de 350 especies de plantas eudícolas. Está causada por seis especies de hongos Verticillium: Verticillium dahliae, Verticillium albo-atrum, Verticillium longisporum, Verticillium nubilum, Verticillium theobromae y Verticillium tricorpus.

Muchas plantas con un importante peso económico son susceptibles, como el algodón, los tomates, las patatas, la colza, las berenjenas, los pimientos y las plantas ornamentales, así como otras en comunidades de vegetación natural.

Muchas especies y cultivos de eudicotas son resistentes a la enfermedad y todas las monocotiledóneas, gimnospermas y helechos son inmunes. Para saber más: Verticilosis en el Huerto: ¿Qué es? ¿Cómo la identificamos?

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

Mi nombre es Ricardo Gómez.

Desde pequeño me ha gustado leer y escribir. Ahora, que estoy cursando un máster en periodismo digital, colaboro como freelance escribiendo artículos para diferentes páginas web.

En especial me gusta compartir información sobre agricultura, siembra ecológica y medio ambiente. Entre otras aficiones 🙂

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.