Cómo Abonar Judías: Nuestro Método – Sembrar100

Cómo abonar judíasCultivar judías es una acción que te resultará muy beneficiosa, tanto para la organización de tu huerto como para el consumo personal.

Estas plantas ofrecen como frutos vainas con diversidad de colores, siendo la judía verde la más conocida.

De cualquier manera, los cuidados que puedas tener con ellas serán lo que definirá si obtendrás una verdadera cosecha de calidad.

Y, cómo no, el abono para judías forma parte de ese proceso. Así que presta mucha atención porque aquí te diremos todo lo que necesitas conocer ¿lo vemos?

¿Por qué es importante abonar las judías?

El principal objetivo para promover la correcta aplicación del abono para judías es conseguir una cosecha aprobada en cantidad y en calidad. Esto lo puedes lograr aportando los niveles correctos de nutrientes en cada fase del cultivo, reconociendo las necesidades propias del que tengas en casa.

Ukallaite 100 Unids/Bolso Phaseolus Púrpura Profundo Phaseolus Vulgaris Semillas Buena Cosecha Nutritiva Comestible Otoño Verano Pod Semillas De Frijol Para Al Aire Libre Morado oscuro

Otra razón que lleva a que esta actividad forme parte de los cuidados indispensables para la cosecha de judías se relaciona con la salud de la planta. Es bien sabido que los niveles nutricionales correctos en cualquier especie serán directamente proporcionales a la respuesta de la planta ante el ataque de plagas o enfermedades.

¿Cada cuánto debemos abonar las judías?

Cada cuánto debemos abonar las judíasLo ideal es promover la aplicación de abonos desde la entrada de la primavera, ocupando el espacio que haga falta durante el verano.

Este plan de abonado se basará en una primera fase de aplicación de mayor cantidad de nitrógeno para el reverdecimiento.

Después, cuando empieza el proceso de floración y hasta el desarrollo de los frutos, el énfasis estará en el potasio y el fósforo. Lo ideal es abonar quincenal o mensualmente en función al tipo de abono que escojas para tu cultivo.

¿Qué nutrientes necesitan las judías?

Las judías necesitan de una variedad de nutrientes para otorgar los mejores resultados en todo el proceso de cultivo. El nitrógeno (N) será el encargado de ayudar a la planta a crecer de forma vigorosa y a formar una estructura apropiada.

El fósforo (P) ayudará a fortalecer todas las partes, desde las raíces hasta las propias vainas. El potasio (K) es clave para los procesos internos de la planta, pero sobre todo para el desarrollo de la proteína que es característica en las judías.

10 Semillas de Frijol Francés Phaseolus vulgaris Amarillo Fast Depatch

Además, es el elemento que ayuda a la planta a tener mayor resistencia para soportar los cambios de clima que ocurren durante el año. El azufre (S) es un elemento indispensable en el cultivo de judías porque funciona como un sistema de transporte de nutrientes en el interior de la planta.

De esta forma, es capaz de aprovechar mejor el potasio, el nitrógeno y el fósforo. Aunque estos son los elementos que se establecen como básicos, siempre habrá que asegurar aportes equilibrados de todos los micronutrientes restantes.

Y, como es lógico, hay que tomar en cuenta las condiciones de siembra, el tipo de sustrato, la clase de judía a trabajar, etc. todo esto influye en el programa de abonado.

¿Qué tipo de abonos necesitan las judías?

Los abonos orgánicos serán la opción más conveniente para tratar con las judías porque es indispensable evitar contaminaciones que perjudiquen los frutos.

Abono orgánico peletizado 25 kg Ecocelta

A inicios de temporada puedes aprovechar algún abono de tipo casero, como el humus de lombriz, el estiércol o el compost.

LOMBEC Humus de Lombriz, Saco 25Kg (42L). Fertilizante orgánico, vermicompost 100% Natural. ABONO ecológico Apto para Cualquier Cultivo. Ideal para huertos urbanos. … (25)

Humusziegel - 7.5 kg Pellets Gránulos Orgánicos de Estiércol de Caballo - Bio Fertilizante Organico Natural de Liberacion Lenta- Abono Natural para Vegetales/Hierbas/Flores

Compo Composter 2 kg Acelerador de descomposición de residuos Vegetales, 3 m², Negro

Sin embargo, para cuando inicia el proceso de floración, lo mejor es que te decantes por abonos orgánicos tipo NPK.

Symbioethical Fertilizante Universal NPK 20-20-20 1Kg. NITRÓGENO FÓSFORO POTASIO con MICROELEMENTOS y Complejo ACTIVADOR

De esta forma, tendrás mayores posibilidades de regular los niveles de nitrógeno que aportes a las plantas para que se dediquen a florecer y fructificar. Recuerda que los abonos caseros que hemos mencionado tienden a ser muy ricos en nitrógeno, así que ya tendrás cubierta la demanda en los primeros meses.

¿Cómo preparamos abono para las judías?

Cómo preparamos abono para las judíasLa incorporación del abono casero de inicios de primavera lo harás añadiendo un poco del que elijas en el entorno de la planta, no encima de las raíces.

Hay que tener en cuenta que las judías son plantas de raíces poco profundas, por lo que la incorporación de abonos debe prever el riesgo de quemaduras.

Si vas a trabajar con abonos como el estiércol, tienes que asegurar que estén bien fermentados para que reduzcas las posibilidades de daños por microorganismos.

En el caso de los abonos NPK, todo dependerá del tipo que escojas. Si son hidrosolubles, los tendrás que administrar como si de un riego normal se tratase.

En caso de los granulados o en polvo, los aplicarás directo sobre la base de la planta, según las medidas e instrucciones que te indique el empaque.

¿Cómo detectamos si las judías necesitan abono?

Los déficits de nutrientes en las judías ocasionan una serie de síntomas que serán visibles en algunos casos con facilidad, mientras que en otros tendrás que prestar más atención. Aquí tenemos:

  1. Déficit de nitrógeno: las hojas empiezan a variar en color, mostrándose necróticas las más antiguas y amarillentas las más nuevas. A veces las hojas que recién salen pueden tener un color verde más claro de lo normal.
  2. Falla de fósforo: es un déficit que provoca que las partes de las plantas desarrollen estructuras raquíticas, impactando negativamente en la producción de flores.
  3. Poco potasio: se evidencia en las hojas que se ponen amarillas y necróticas en los bordes de las mismas.
  4. Déficit de boro: la falla de boro puede volverse realmente preocupante porque ocasiona que los botones florales caigan sin abrir y que las vainas que sí llegan a formarse, apenas tengan contenido en su interior.

20 Piezas Semillas De Judías Verdes Phaseolus Vulgaris Para Jardín Cultivos Fáciles De Plantar Fuerte Adaptabilidad Vegetales De Crecimiento Rápido Adecuado Para Principiantes

El abono para judías será la ruta más sencilla que podrás seguir para asegurar una cosecha de excelentes características. La principal tarea que tendrás en esta materia es diseñar una ruta de trabajo que responda a las necesidades del cultivo y ponerla en práctica.

Pasado el tiempo, notarás cómo la planta te dará una respuesta positiva acorde a tus acciones de fertilización con flores y frutos como los deseabas ver. Al final, el principal objetivo que buscas al tener una planta de judías en tu huerto casero es que esté hermosa y muy productiva ¿o no?

Referencias bibliográficas

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

Soy Ainara Salcedo, y nací en Zaragoza. Hace un tiempo que empecé a colaborar con Sembrar100 en la redacción, edición y maquetación de artículos. Mi grado en Periodismo por la Universidad de Zaragoza me ha ayudado a poder realizar mejor mi trabajo. Dispongo también de el Máster universitario de Periodismo y Comunicación Digital: Datos y Nuevas Narrativas por la UOC.