Planta del Té Verde: [Cultivo, Riego, Sustrato, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Planta del Té Verde

Cómo sembrar la planta del té verdeEl té verde es una especie vegetal de origen oriental pero que se ha masificado en su producción y consumo en todo el mundo gracias a los beneficios que aporta.

Su sabor, después de preparado, es suave y agradable al paladar, aumentando así el nivel de preferencia que tienen las personas por él.

Su cultivo se puede llevar a cabo en muchas zonas, ya que hasta en la India se han obtenido buenos resultados.

Eso sí, es necesario que la planta de té verde cuente con las condiciones más óptimas para su desarrollo y de eso es precisamente que hablaremos hoy.

Si te interesa disfrutar de esta planta en tu jardín, acompáñanos 🙂

 

Puntos importantes a la hora de sembrar la planta de té verde
  • ¿Cuándo? En primavera.
  • ¿Dónde? A plena luz del sol o en semisombra.
  • ¿Cómo preparamos la tierra? Con abundante materia orgánica. Suelos con pH neutro, tirando a ácidos.
  • ¿Cómo debemos regar? Por goteo.
  • ¿Cada cuánto hay que regar? Casi a diario, verificando que el entorno esté siempre húmedo pero no encharcado.
  • ¿Qué plagas y enfermedades tiene? Las plagas más comunes son los ácaros y los trips. En cuanto a las enfermedades, la antracnosis.

 

Características de la planta del té verde

Camellia sinensis es una especie de arbustos de hoja perenne o pequeños árboles de la familia de plantas con flor, Theaceae, cuyas hojas y brotes se utilizan para producir té. Los nombres comunes incluyen “planta de té”, “arbusto de té” y “árbol de té” (que no debe confundirse con Melaleuca alternifolia, la fuente de aceite del árbol de té, o Leptospermum scoparium, el árbol de té de Nueva Zelandia).

Camellia sinensis, var. sinensis y Camellia s. var. assamica son dos de las principales variedades que se cultivan hoy en día.

El té blanco, el té amarillo, el té verde, el oolong, el té oscuro (que incluye el té pu-erh) y el té negro se cosechan de uno u otro, pero se procesan de forma diferente para lograr distintos niveles de oxidación. El Kukicha (té de ramita) también se cosecha de Camellia sinensis, pero utiliza ramitas y tallos en lugar de hojas.

¿Cuándo sembrar la planta de té verde?

Cuidados y cultivo de la planta del té verdePreferiblemente durante la primavera.

La planta del té verde se cultiva principalmente en climas tropicales y subtropicales, en zonas con al menos 127 cm de lluvia al año.

Las plantas de té prefieren un lugar de crecimiento rico y húmedo en pleno sol o parcialmente soleado.

Sin embargo, el clonal se cultiva comercialmente desde el ecuador hasta el norte de Cornualles y Escocia en el territorio continental del Reino Unido.

Muchos tés de alta calidad se cultivan a grandes alturas, hasta 1.500 m (4.900 pies), ya que las plantas crecen más lentamente y adquieren más sabor.

Las plantas de té crecerán hasta convertirse en un árbol si no se podan y en las condiciones adecuadas, pero los cultivos de estas plantas se podan hasta la altura de la cintura para facilitar el la cosecha.

Se utilizan dos variedades principales, la planta de la variedad china de hojas pequeñas (C. s. sinensis) y la planta de hojas grandes de Assamica (C. s. assamica), utilizada principalmente para el té negro.

 

¿Dónde plantar una planta de té verde?

La planta de té verde necesita desarrollarse con luz solar suficiente cada día.

De allí que se recomiende un espacio a plena luz o, por lo menos, en semi sombra.

En cuanto a la temperatura del entorno, lo más apropiado es asegurar que esta oscile entre 14 y 27º C, de manera que esté lo más cómoda posible.

¿Cómo preparar la tierra?

Cómo cultivar la planta del té verdePara que la planta de té verde logre un óptimo crecimiento y una correcta floración, el terreno donde se sembrará ha de ser rico en materia orgánica.

Esto es posible de conseguir realizando abonados a la tierra con abonos orgánicos y asegurando que la tierra sea de buena calidad.

Es importante verificar que la tierra sea capaz de drenar de forma apropiada el agua, pues el té verde no tolera encharcamientos, ni por riego ni por lluvias.

En cuanto al pH, lo mejor es preferir aquellos que vayan de neutros a ácidos, evitando por todas las formas posibles que se trate de alcalinos.

 

¿Cómo regamos?

De forma abundante, preferiblemente utilizando la técnica de goteo para llevar un control adecuado del flujo y evitar el encharcamiento.

También se puede optar por sistemas de riego como la capilaridad.

¿Cada cuánto regamos la planta del té verde?

La planta del té verde y su cultivoCasi a diario.

Al ser una planta que se desarrolla con elevado contacto con la luz solar, tiende a perder la humedad de la tierra con rapidez.

En torno a esto, es importante advertir que la planta de té verde no se desarrollará bajo un ambiente seco, por lo que hay que mantener el entorno húmedo.

Incluso, en los días de verano, cuando la temperatura está más elevada, es importante aumentar la frecuencia de riego.

Por otro lado, en la época de floración también es recomendable aumentar la frecuencia de riegos.

 

¿Cómo sembrar la planta del té verde paso a paso?

La planta de té verde se puede conseguir ya desarrollada en viveros y así acelerar su proceso de crecimiento.

En ese caso, es importante que la planta tenga un tamaño más bien pequeño para asegurarle un mejor entorno a la hora que desarrolle sus raíces.

Sin embargo, podemos realizar todo el proceso sin problemas desde casa, con el uso de algunas semillas de buena calidad.

  1. Selecciona las semillas que te servirán para realizar la siembra de la planta de té verde.
  2. Remoja las semillas en agua corriente durante 24 horas para que se hidraten lo suficiente.
  3. Prepara unos semilleros con tierra de buena calidad y coloca las semillas en ellos. La planta de té verde toma hasta 3 meses en lograr germinar, por lo que se debe trabajar con paciencia.
  4. Después que empiecen a brotar, cámbialas a una maceta de tamaño apropiado para que pueda crecer con comodidad.
  5. Al momento que la planta haya alcanzado unos 25 centímetros de alto, llega el tiempo apropiado para extraerla y sembrarla en su lugar definitivo.
  6. Abre un hoyo que sea de una profundidad apropiada para que el cepellón se ubique con comodidad. También debes asegurarte de que tenga una amplitud suficiente para no causarle daños a la estructura de las raíces.
  7. Introduce el cepellón y cubre los alrededores con la tierra de la siembra, presionando con delicadeza para eliminar las bolsas de aire que se generan.
  8. Riega de forma abundante para que la tierra compacte.
  9. Agrega una capa de mantillo alrededor de la base de la planta para que haya suficiente humedad y mantenga la correcta temperatura.

Si vas a sembrar más de una planta de té verde, necesitas darle espacio suficiente para que su sistema radicular no se vea presionado.

Para ello, asegúrate que entre una planta y otra exista unos 25 centímetros de separación como mínimo.

 

¿Qué cuidados necesita la planta del té verde?

Uno de los cuidados más importantes para tener una planta linda y saludable es la poda.

Esta se podrá aplicar al menos una vez al año para asegurar que crezca con una forma correcta y sea capaz así de generar una mejor floración.

Las fertilizaciones también serán necesarias para promover que la planta crezca a buen ritmo, estas se aplicarán durante el verano cada dos meses.

La cosecha: ¿Cómo se lleva a cabo?

La cosecha y recolección de la planta del té verdeLa cosecha de camellia sinensis debe hacerse a mano, ya que sólo las hojas superiores deben ser arrancadas.

Durante la recolección (el término de la industria del té para la cosecha) se deben buscar las hojas jóvenes en la parte superior de la planta, en particular las que tienen puntas, u hojas pequeñas y parcialmente formadas.

Desplume un grupo, o “rubor” de hojas, teniendo cuidado de incluir una pequeña porción del tallo que contenga de dos a cinco hojas y la punta.

Un “flush” de sólo dos o tres hojas se conoce como “flush” dorado. En raras ocasiones, también se utilizan las ramitas y las flores de la planta. Normalmente, las plantas se mantienen sin florecer para desviar su energía a las hojas. Sin embargo, algunos agricultores prefieren las bonitas flores blancas que florecen durante el otoño.

El té se cosecha durante los meses más cálidos, cuando la planta crece con fuerza. En los climas del norte, esto resulta en una ventana de sólo cuatro meses. Sin embargo, en las regiones tropicales, los cultivadores pueden tener hasta ocho meses de cosechas regulares.

 

¿Qué plagas y enfermedades le afectan?

La planta de té verde se debe mantener muy bien vigilada porque es bastante propensa a sufrir ataques de distintos tipos de plagas.

Dentro de estas posibilidades encontramos ácaros, trips y hasta termitas.

Una correcta valoración diaria del estado de la planta y de sus hojas permitirá avanzar con un diagnóstico temprano y actuar en función a él.

Caso similar ocurre con las enfermedades que también están a la orden del día, encontrando dentro de las alternativas la antracnosis y la podredumbre de raíces.

Para atacar las enfermedades, el proceso más adecuado es valorar los síntomas y, en función a ellos, realizar el tratamiento que sea más pertinente.

Del resto, solo quedará disfrutar de una planta que es muy bonita a nivel ornamental por el color verde claro de sus hojas y que resulta tan beneficiosa para el consumo humano.

Artículos relacionados: