Plagas y Enfermedades de los Claveles: [Detección, Causas y Soluciones]

Inicio » Flores » Guía Completa sobre Cómo Sembrar Claveles [Paso a Paso + Imágenes] » Plagas y enfermedades de los claveles

Plagas y enfermedades de los clavelesEl clavel es una especie que produce las flores más utilizadas con fines ornamentales en el mundo.

Esta necesidad de elevada producción obliga a que sus cuidados sean los más determinados para conseguir buenos resultados en tiempos de cosecha.

Aunque de hecho la planta no es muy exigente, sí se debe prestar suficiente atención en los casos en que existan plagas y enfermedades que le afecten. Y de ese punto es que estamos deseosos de hablarte hoy, con la idea de que disfrutes de tu plantación y floración con abundancia cada temporada. 

🌼 Para ver el contenido del artículo:

Roya

RoyaLa roya es una enfermedad fúngica que se desarrolla a nivel foliar en los claveles, produciendo una serie de pústulas en la estructura las hojas y los tallos.

Aunque no es frecuente que ataque a las flores como tal, sí que es capaz de generar malformaciones en la planta que terminan por afectar la calidad de los pétalos.

Es común que sus efectos se accionen cuando las plantas son sometidas a humedad constante en el entorno. Además, es necesario que el rango de temperaturas vaya desde 5 hasta 28º C. Es decir, que ocupen ambas condiciones al mismo tiempo.

Tiene una resistencia bastante llamativa, pues el hongo es capaz de vivir hasta por 6 meses sin contar con ningún hospedante, lo que le vuelve más peligroso. En la actualidad, se han hecho numerosos estudios que han permitido crear especies de claveles mucho más resistentes.

De allí que sea tan fundamental utilizar ejemplares sanos para la siembra y realizar desinfecciones del terreno, así como de todas las herramientas utilizadas. Sin embargo, a la hora de emprender una lucha química, conviene aplicar principios activos como el azoxistrobin.

Pulgón

Plagas y enfermedades de los claveles - PulgónEl pulgón tiene preferencias de alimentación por los azúcares y la savia de la planta, por lo que los succiona de las hojas y las flores.

Se trata de una plaga que se ha vuelto muy recurrente en los cultivos de claveles, sobre todo cuando estos se mantienen durante temporadas frías.

Además de la succión de la vitalidad de la planta, también son conocidos por segregar una melaza que facilita la instalación del hongo de la negrillaUn ataque de pulgón en baja cantidad es posible de controlar haciendo uso de elementos biológicos.

Esto es, incorporando depredadores naturales como la adalia bipuntactaEn el caso de que se evidencie una población mucho más numerosa, es necesario pasar a la acción química.

Sin embargo, se debe tomar en cuenta que la acción de los mismos no sea perjudicial ni para la floración, ni para los demás representantes de la fauna característica del lugar.

Alternaria

AlternariaSe trata de una enfermedad que es capaz de afectar tanto las hojas como los tallos florales llenándolos de manchas en su estructura.

Estas manchas se diferencian de las producidas por otras enfermedades porque suelen ser color violeta.

Su radio de acción es puntual en los inicios, pero lo más común es que las manchas vayan avanzando hasta cubrir toda la superficie.

Existen distintos tipos de hongos que provocan la aparición de la alternaria, algunos de ellos operan durante el tiempo de siembra, mientras otros lo hacen posterior a la cosecha. La humedad es una causa determinante para su aparición, así como el vapor que esta produce cuando las temperaturas están muy elevadas.

En cuanto al tema de la prevención, el uso de esquejes resistentes y que estén sanos será determinante. Sin embargo, también es necesario tener presente que el uso de fungicidas será clave cuando no exista más solución. Dentro de los que están aceptados con este fin se cuentan el maneb y la dodina.

Babosas

Plagas y enfermedades de los claveles - BabosasSon plagas que se acercan a las plantas de forma rastrera, tienen semejanza en su comportamiento a los caracoles, pero sin caparazón.

Es frecuente su aparición cuando el nivel de humedad en el ambiente está muy elevado, quizás tras un período de lluvias prolongado.

En el caso de los claveles, las babosas son muy nocivas porque son capaces de alimentarse de cada una de las partes de la planta.

Las babosas pueden ser tratadas con extractos hechos a base de ajo y cebolla, por lo que se vuelven bastante fáciles de eliminar si se detectan a tiempo. En todo caso, en el mercado también es posible encontrar productos molusquicidas que harán un excelente trabajo en torno a este objetivo.

Araña roja

Araña rojaLos efectos de la araña roja, a diferencia de las babosas, se empiezan a notar cuando la humedad ambiental relativa empieza a disminuir.

Su ataque, por otro lado, se manifiesta de manera directa en las hojas, pues se encargan de succionar la savia de la cual se alimentan.

Esta acción genera como consecuencia que en las hojas aparezcan pequeños puntos amarillos que debilitan las hojas y pueden ocasionar su caída.

Por otro lado, la araña roja también produce una telaraña que es posible de encontrar ubicada en el envés de las hojas, por donde es común que transiten. La buena noticia es que la araña roja puede ser tratada gracias al uso de productos agrícolas hechos con azufre, por lo que se puede rociar la planta.

También es posible aumentar la humedad en la zona donde se encuentre establecido el clavel, sobre todo cuando es sembrado en áreas cerradas.

Fusariosis

Plagas y enfermedades de los claveles - FusariosisDe todas las enfermedades que podrían atacar al clavel, esta es una de las más preocupantes.

La razón es que el hongo que produce la enfermedad penetra desde las raíces, afectando progresivamente toda la estructura de la planta.

Aunque en un principio las raíces pueden verse sanas, después que la infección se instala, estas terminan por pudrirse en poco tiempo, acabando con la vida del clavel.

El problema es que es una enfermedad que no se notará presente hasta que los daños son considerables. Además de eso, tampoco existen medidas correctivas que resulten eficientes para combatir su aparición porque se produce a nivel del suelo.

En todo caso, existen medidas preventivas que sí podrían mejorar el panorama como utilizar plantas resistentes, agua de riego de calidad, desinfección del sustrato, etc. Que una planta de clavel presente algún daño por acción de plagas o enfermedades es una verdadera tragedia.

Es por eso que tener la información pertinente en las manos será nuestra única vía para evitar que situaciones desfavorables se nos presenten.

¿Ha sido útil esta publicación?