Tillandsia o Planta del Aire: [Plantación, Cuidados, Riego y Sustrato]

Inicio » Plantas » Tillandsia o Planta del Aire
Proveniente del continente americano la llamada Planta del Aire o Tillandsia, es una versátil especie vegetal que prospera en desiertos y bosques.

Incluso, crece en su hábitat natural sobre árboles de notable altura.

También se les llama Claveles del aire, muy fáciles de cultivar, así que si estás incursionando en el mundo de la jardinería no pierdas la oportunidad de sacar adelante un bello ejemplar de la Tillandsia o planta del aire.

Tillandsia plantas de interiorUna venga de la Tillandsia o Planta del aire es que es poco exigente.

Tanto que crece igual sobre piedras, árboles, cristales, troncos y hasta soportes de metal, gracias al hecho de que no desarrolla una raíz para vivir. Es una especie totalmente aérea, una planta epífita, que puede sobrevivir atada o abrazada a otra especie de mayor tamaño.

Una muestra de su altísima resistencia y versatilidad es que la pueden mantener viva dentro de un globo de cristal decorativo que le dé buena humedad. O dejarla que se abrace a un círculo metálico de cobre. El efecto que producirá es sensacional.

Esto lo logra porque no tiene raíces, sino una especie de ganchos o garfios que se pegan en todos lados.

Además, puede actuar como planta de interior, planta de interior colgante o planta colgante en el exterior.

Temperatura: ¿Dónde la sembramos Tillandsia o Planta del Aire?

Tillandsia planta de interior colganteSobrevive tanto en espacios al aire libre como en interior.

Familia de las bromelias y las orquídeas, la Tillandsia crece lentamente, pero siempre prefiere alta humedad y clima templado, dado su origen selvático americano.

Uno de los puntos claves para el cultivo de esta planta radica en la temperatura que debe reinar cuando vive en espacios cerrados.

Esta planta soporta temperaturas elevadas, de hasta 30°C, pero bajo ciertas condiciones.

Humedad alta es una de ellas.

Otra recomendación vital es alejarla de fuentes de calor procedentes de sistemas de calefacción. Y de corrientes de aire frío también.

sembrar Tillandsia o planta del airePero que quede claro: temperaturas muy bajas, ventarrones helados la matarán. Es ultra sensible al frío y a las heladas. Así que no funciona su organismo cuando las temperaturas son inferiores 10°C. Recuerda que el trópico es su hábitat natural.

Un invierno crudo impide sacarla a recibir luz bajo condiciones controladas.

Luz: ¿Cuántas horas al día?

A pesar de su origen Tropical, no debe crecer nunca bajo sol directo.

Pero es importante que al tenerla en interior podamos buscarle un sitio iluminado en semisombra. Extrema estos cuidados en verano porque está acostumbrada a crecer a la sombra de un árbol grande frondoso, en su hábitat original.

Sustrato y Abono: ¿Cómo preparamos la tierra?

Expertos jardineros recomiendan  la aplicación de un abono para orquídeas.  Dilúyelo en una proporción de 25%, una o dos veces cada mes. Este nutriente la ayudará mucho, a comienzos de la primavera.

Si usas cualquier tipo de sustrato las hojas de tu Clavel del aire pueden quemarse con facilidad.

Cómo sembrar la Tillandsia o planta del aire

  1. La siembra o plantación de la Tillandsia se puede hacer mediante germinación de las semillas o ya teniendo la planta en una maceta.
  2. En ambos casos deberás preparar la tierra correctamente, añadiendo suficiente compost, turba y abono. A pesar de que es una planta muy resistente, en los comienzos necesita ayuda.
  3. Tras la aparición de las primeras plántulas y cuando estas se vean que han fijado correctamente, se sumerge diariamente el bulto en agua de lluvia, a la que puede añadirse una pequeña cantidad de abono orgánico.
  4. Una vez la planta ha crecido, es muy fácil de mantener. Requiere pocos riegos y aguanta temperaturas elevadas.

Riego de la Tillandsia o Planta del Aire

Tillandsia clavel de luzPrácticamente, esta planta no necesita que la riegues. Es muy autosuficiente.

Por eso se nutre de la atmósfera que la circunda. Basta con pulverizarla con agua de vez en cuando una vez por semana, logrando de esta forma que sus hojas queden impregnadas del rocío. Su exótica belleza resaltará ante los ojos de todos.

Una terraza te dará fama de excelente cultivador de los Claveles del aire.

Nada mejor que regarla con agua de lluvia, la más limpia de todas. Si tienes esa posibilidad, hazlo sin excesos.

Y si incursionas en el mundo de los jardines verticales, esta planta hará maravillas con sus habilidades aéreas. Y no debes, en estos ambientes, preocuparte mucho por ella. Recuerda que este tipo de plantas se alimenta por sus hojas. Un abono líquido que le agregues al pulverizador de hojas será más que suficiente para ella.

Cuidado con esto:
Hay que tener en cuenta lo siguiente: si vives en un clima seco, las condiciones de humedad han de ser siempre favorables, por lo que cuidar de este aspecto será de estricto cumplimiento, o sufrirá mucho.

En verano, estos riegos prácticamente han de ser diarios.

En invierno, por el contrario, se espaciarán a 3 o 4 días los riegos, porque recuerda que en interior el uso de aires acondicionados o sistemas de calefacción tienden a secar el ambiente.

Un dato que te ayudará a regular la intensidad del riego, lo proporciona el cambio en la coloración de las hojas tras recibir el agua, lo cual indica que la planta no está recibiendo la humedad que necesita.

También puedes usar el método de inmersión, cuando se trata de atender a ejemplares grandes. Usa un recipiente grande y sumérgelas durante 20 o 30 minutos, a fin de que absorba toda el agua que necesite.

Pero si ha sido cultivada en una esfera de cristal, no puedes regarla dentro porque contribuirás a su pudrición al elevar de forma inconveniente su humedad ambiental.

Disfruta de las bondades que esta singular planta aérea te regala, a cambio de muy poco.

Deja un comentario