Seleccionar página

Jardín Vertical: [Guía Completa, Ejemplos y Cómo Hacer el Tuyo]

¿Qué es un jardín vertical?

Los jardines verticales son estructuras especiales cubiertas de plantas de variadas especies, donde se pretende imitar la capacidad que tienen de desarrollarse en acantilados y/o barrancos, con apoyo en disciplinas como la botánica, hidroponía y hasta ingeniería y arquitectura, si se aspira a hacerlos perdurables.
  

La idea es aprovechar  la capacidad natural de algunas plantas  para sobrevivir en forma suspendida, con ayuda de una estructura que les permite crecer en forma paralela al suelo gracias a una estructura independiente fijada a la pared.

Por tanto, a la hora de construirlos, se deberá analizar primero la manera en la que las plantas que conformarán nuestro jardín encuentren un soporte mecánico que les ofrezca las condiciones óptimas de supervivencia y un aporte nutritivo correcto.

¿Qué ventajas tiene?

Entre  las ventajas más relevantes resaltan: 

  1. Absorción del monóxido de carbono (C02), con lo cual se mejora la calidad del aire.
  2. Ajuste de temperatura, debido a que las plantas mantienen en verano una temperatura ambiente interna más baja, en unos 5 °C, y en invierno evita que descienda.
  3. Aislamiento acústico natural, mejorando el ánimo en casa u oficina, porque reduce en hasta 10 decibelios la contaminación acústica.
  4. Regulación natural del nivel de humedad ambiental, gracias a la captación de iones negativos.
  5. Reducción del efecto isla de calor, en grandes núcleos urbanos.

¿Cómo nos podemos beneficiar?

La producción de oxígeno es incalculable, al punto que un metro cuadrado de cobertura vegetal entrega toda la necesidad que una sola persona requiere para vivir.

Pero uno de los beneficios colectivos más grandes de estos jardines arquitectónicos, es la capacidad que tienen de disminuir la temperatura interna de una edificación. En verano logran una rebaja de hasta 5°C, que en invierno igualmente sostienen, lo que ayuda a ahorrar  unos 500 euros por metro cuadrado al año. 

Asimismo,  contribuyen a evitar inundaciones,  porque absorben buena parte del agua en períodos lluviosos.

Otro beneficio directo es que en su concepción, se prevé que este sistema ecológico aporte un repelente biológico que no atraiga  la proliferación de insectos y bacterias. 

Estas coberturas vegetales también atrapan 130 gramos de polvo en un año, lo que redunda en beneficios para la salud de las personas.

Por ejemplo:
Un edificio de 4 pisos y 60 metros cuadrados por piso, que tenga una fachada cubierta por un jardín vertical, filtrará aproximadamente 40 toneladas de gases tóxicos.

E inclusive, es capaz de atrapar y procesar 15 kilogramos de metales pesados al año.

¿Cómo empezamos nuestro jardín vertical?

Elegir del lugar

Lo primero es decidir qué tipo de jardín vertical preferimos: uno monocromático de tonos verdosos, o uno multicolor. También debe pensarse en si aspiramos tener plantas colgantes o una pared selvática.

Pero  las consideraciones en torno a la luz y la temperatura,  son vitales para decidir la ubicación final, dependiendo de si deseamos tenerlo en espacios internos del hogar u oficina, o ambientes externos.

Sustrato e implementoscómo hacer un jardín vertical

Como hay muchas opciones, conviene antes que todo buscar información sobre  los diversos sustratos existentes y sus ventajas, tales como el hidropónico, con tierra o mixtos,  para de esta forma decidir en forma adecuada cuál es el más conveniente para nuestro jardín vertical.

Una buena fórmula existente en el marcado es la compra de jardines prefabricados. Hydrowall es una grandiosa solución.

Sistema de riego

Una vez instalado el soporte más idóneo, así com el sustrato donde será emplazado el jardín vertical, lo que sigue es  la instalación del sistema de riego.  Si por ejemplo, elegimos un sistema modular con tierra, sólo necesitaría  el método de riego por goteo (recomendamos). 

En caso de no estar seguros, es mejor consultar a un profesional experto que nos indique cuál es el método más conveniente.

Selección de las plantas

Si ya lograste instalar la estructura y su sistema de riego, viene lo más importante:  las plantas seleccionadas.  Aquí es imperativo que todas reciban los niveles de luz y humedad adecuados. La ubicación de las mismas será vital para evitar que se sequen.

¿Cómo lo debemos cuidar?

Es realmente importante el estudio y control del sustrato que se usará, las condiciones ambientales y las características físico-químicas del medio.

En ambientes cerrados son medianamente controlables, pero en espacios abiertos, será indispensable adaptarse a las condiciones ambientales del lugar y a sus especies vegetales predominantes.

jardín vertical ejemplosOtro factor a cuidar,  quizá el más importante,  reside en el control de desequilibrios en el PH del suelo, la conductividad del agua y los gases disueltos o la llamada salinidad, así como la porosidad o textura y profundidad del sustrato.

Para ello, se pueden instalar sistemas de sensores que alertan en torno a estos desequilibrios, que pueden ser fatales si no se corrigen a tiempo.

¿Qué plantas funcionan mejor en un jardín vertical?

En estos ecosistemas artificiales la selección de plantas es vital. Es necesario crear asociaciones de especies, para buscar mutalismos e interactuación de las plantas, bacterias y hongos que cohabitarán en el jardín vertical, a fin de que todos se beneficien.

 ¿Pero cuáles son entonces las plantas más idóneas? 

En realidad, las plantas siempre procuran adaptarse al hábitat que las soporta, y no importan tanto si provienen de un barranco, una grieta o viven a la orilla de un río, pero si las vamos a llevar a un nuevo ambiente pre fabricado, ese muro vegetal debemos identificarlo muy bien con respecto al manejo de sol o sombra, dependiendo de si el jardín vertical será ubicado en ambientes cerrados o externos.

A partir de allí, podremos identificar cuáles son las mejores plantas de sol o sombra.

Ojo con esto:
Un consejo importante es que se escojan plantas saludables y de similares requerimientos hídricos. Por lo tanto, es bueno buscar plantas de pequeño porte, son las mejores.

Veamos cuáles son las más recomendables:

Helechos

 Son ideales para jardines verticales por su gran resistencia a la humedad  y maravillosa manera de distribuir sus hojas, en forma colgante. Por lo general, se colocan en la parte inferior del jardín vertical, ya que soportan bastante la humedad.

Los mejores helechos para jardinería vertical son: Soleirolia Soleiroli, Nephrolepis Exaltata, Adiantum Raddiatum, Davallia Bullata, Asplenium Nidus, Blechum Gibbum, y Pteris Ensiformis.

helecho

Hostas

Son plantas herbáceas perennes de la familia Agavaceae nativa de Asia. Iluminarán áreas oscuras con su follaje y color verde, con hojas blancas o amarillas. Se ubican en sitios ornamentales a media sombra.

jardín vertical hostas

Orquídeas

De gran suntuosidad, hay tres especies ideales para jardines verticales: las del género Dendrobium, Miltonia o Cymbidium. Las orquídeas se colocan en la parte más alta del módulo a fin de impedir que las raíces se humedezcan incorrectamente.

sembrar orquídeas

Trepadoras

Son muy populares en jardines verticales, porque  crecen rápidamente sin muchas exigencias.  Las especies más aconsejables son: Bugambillla, Hedera Hélix, Clematis Flammula, Hydrangea Anómala, Lonicera Japónica, Vitis Vinífera, Jasminum Officinale y Rosa o Aloha.

jardín vertical plantas

Enamorada del Muro

Esta planta familia de las moráceas, es una fantástica trepadora perenne de hojas en forma de corazón de 2 a 3 cms de largo. Les encantan los sitios oscuros porque son aficionadas a la humedad.

jardín vertical enamorada del muro

Cáscara de Nuez

Se cultiva en sombra o semisombra esta planta herbácea de hojas en forma de corazón y estriaciones, con difuminados verde o rojizos. Necesita poco riego y en su tiempo de floración, en el verano, bota una florecita blanca.  

Siempre que deseemos pintar de colores nuestro jardín vertical, podemos contar con las siguientes maravillas florales que nos regala la naturaleza.

peperomia caperata jardín vertical

Begoñas

 Las flores de las begoñas,  son especiales para exteriores, ya que necesitan crecer con ayuda de la luz solar. Como florecen durante todo el año, son espectaculares en jardines verticales exteriores, siempre que se les proporcione buena humedad ambiental, tierra rica en humus y una temperatura que oscile entre 17°C a 23°C.

begonia

Geranios

Sus maravillosas flores de 5 pétalos y colores espectaculares, que van desde el blanco  hasta el rosa, azul, púrpura, naranja y su aroma inigualable,  le darán un luz multicolor única al jardín vertical que las acoja, pero no debe olvidarse que el exceso de humedad pudre sus raíces y que necesita alrededor de 6 horas del sol y  buena cantidad de agua. 

Los geranios, deben ser abonadas en verano y podadas en otoño y regalarán flores abundantes.

la siembra de geranios

Ejemplos de jardines verticales

Musee du Quai Branly

Los muros verdes o jardines verticales más famosos del mundo, tras de la genial invención del botánico francés Patrick Blanc, quien inventó el primero en 1988, para la Ciudad de las Ciencias y la Industria, en París.

Estas estructuras, enmarcadas en la llamada arquitectura sostenible, ofrecen un espectáculo visual inigualable.

Patrick Blanc es el autor del muro del Musée du Quai Branly, en París, constituido por 15.000 plantas de más de 150 especies, muy cerca de la torre Eiffel.jardín vertical imagenes

Puente Max Juvenal

También en Francia se encuentra el Puente Max Juvenal, en Aix-en-Provence, que ostenta  un muro verde de 605 m2, 15 metros de altura  y más de 20.000 plantas o en Cité de L’Espace, ubicado en Toulouse, donde lograron armonizar más de 200 plantas procedentes de distintos lugares del planeta.

Gardens by the Bay

Pero uno de los más impactantes muros se halla en el parque temático de la horticultira y arquitectura, el Gardens by the Bay, construido en Singapore, diseñada por Wilkinson Eyre, quien le puso en su interior la mayor catarata del mundo.

Muro verde de Caixa Fórum

En el famoso Pase del Prado de Madrid, puede apreciarse en todo su esplendor el muro verde de la Caixa Fórum, con 24 metros de altura y 15.000 plantas de 205 especies distintas, espectáculo concebido también por Blanc.

Milán

Milán no se queda atrás. En el centro comercial II Fiordaliso, existe un jardín vertical de 1.262 m2, uno de los más grandes de Europa, donde conviven más de 44.000 mil plantas de 200 especies distintas.

Aeropuerto internacional de Alberta

Por su parte, el aeropuerto Internacional de Edmonton, en Alberta, Canadá, tiene un ambiente especialmente fresco, gracias a un muro verde de 132 m2 y más de 80.000 plantas de 80 especies distintas.

Ciudad de México: Claustro Sor Juana

Otro espectacular jardín vertical se exhibe en ciudad de México, la capital azteca. En la Universidad del Claustro Sor Juana, inauguraron en el año 2012 el muro verde más importante de América, con más de 250 especies de plantas y una superficie de 400 m2.

Siam paragón: Bangkok

Y en Siam Paragón,  un famosísimo centro comercial ubicado en Bangkok , Tailandia, el francés Patrick Blanc lo volvió a hacer y creó otro hermoso jardín vertical en el interior del lugar que atrae a miles de turistas diariamente.

Última actualización

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quiéres conocer los mejores Trucos para tu propio Huerto Ecológico?

Te iremos enviando los mejores trucos que hemos aprendido para aplicar directamente en tu huerto. Sin publicidad y sin basura. Gracias :-)

¡Muchas gracias!

Pin It on Pinterest