Césped
Evalúa este artículo!

Sembrar Césped y tener un Jardín de Ensueño: Paso a Paso

Estarás de acuerdo conmigo en que  el césped hace bonito cualquier jardín .

Es una hierba que bien cuidada da un aspecto genial allí donde esté.

Sin embargo, no es del todo fácil sembrarlo y hacerlo crecer como toca.  Salvo que conozcas los pasos y trucos adecuados. 

Estás de suerte.

Te aseguro que  si lees el artículo  y  aplicas lo que aquí decimos  no tendrás problema en sembrar un césped bonito, verde y vigoroso en tu jardín.

   

Sembrar Césped Paso a Paso:

  1. ¿Cuándo? Climas no extremos. En primavera y otoño.
  2. ¿Dónde? Lugar soleado. Necesita mucha luz solar.
  3. ¿Tiempo de crecimiento? De 7 a 20 días, dependiendo de la variedad (primeros brotes).sembrar césped
  4. ¿Cómo preparamos la tierra? Labrando. Se riega semanas antes de la siembra, durante varios días. Se abona también previamente.
  5. ¿Cómo abonamos? Materia orgánica descompuesta (como estiércol). Semanas antes.
  6. ¿Cómo regamos? Por aspersión, ideal. No queremos encharcar y darle demasiada agua.
  7. ¿Cada cuánto regamos? Todos los días hasta que el césped haya brotado y crecido unas cuantas pulgadas. Cuando el césped haya crecido se puede espaciar, dependiendo del calor (en verano a diario).
  8. ¿Cómo sembramos? Esparce las semillas. Entre 30-40 gramos por metro cuadrado de semillas.
  9. ¿Cómo segamos y podamos? Con frecuencia y alterando el sentido y la dirección.
  10. ¿Plagas y enfermedades? Típula, Moho Blanco, Mancha de dólar y Royal.

El césped es un tipo de hierba que brinda una multitud de beneficios al ecosistema y juega, además, un papel preponderante en la salud de nuestro medio ambiente.

Entre otras cosas, un césped saludable protege al suelo de la erosión y ayuda, al igual que los árboles, a transformar el dióxido de carbono en oxígeno.

De hecho, en ciertas circunstancias, el césped en exteriores puede llegar a aportar  más de las tres cuartas partes del oxígeno que respiramos. 

Por dar un ejemplo, tan sólo en un área de 50 pies cuadrados, se puede producir diariamente el suficiente oxígeno para cuatro personas.sembrar césped 5

Por si lo anterior pareciera poco, el césped también ayuda a reducir el consumo de energía gracias a su capacidad de enfriamiento.

Diversos estudios han demostrado que, comparativamente hablando, las temperaturas del aire sobre la hierba llegan a ser de hasta 40 grados más frescas que las que se encuentran por encima de un área pavimentada.

Finalmente, el césped también proporciona un aspecto agradable y muy estético a toda área en donde se encuentre sembrado. Por supuesto, su ubicuidad nos hace darlo por sentado y puede llegar a hacernos creer que crece por sí solo.

Lo cierto es que se requieren de ciertos factores para poder sembrar césped de forma exitosa.

Características principales

Césped es como se le denomina a ciertas especies de gramíneas de la familia Poaceae, que se reproducen formando una cubierta densa y verde.

En concreto, tan sólo 20 especies de gramíneas pueden considerarse césped.

Básicamente, se utilizan como plantas ornamentales en prados y jardines o como terreno para la práctica de diversos deportes y actividades recreativas de campo.

Las cualidades más importantes que un buen césped debe tolerar son:

  • El corte riguroso.
  • El pisoteo.
  • La sequedad.
  • El frío.
  • Las enfermedades.

Para su adecuado desarrollo deben contar con un sistema radicular fuerte que evite el arrancamiento, y que forme una densa y continua cubierta vegetal en un corto espacio de tiempo.

Para conseguir un césped de buena calidad deben tenerse en cuenta diversos factores como: el tipo de suelo, el drenaje, la elección de especies y variedades, el tipo de riego, el abonado, etcétera.

Las especies de césped, según su adaptación climática, se clasifican en:

Especies de clima subtropical y mediterráneo

Se caracterizan por soportar extraordinariamente la aridez y salinidad, lo que las hace ideales para utilizarlas en las zonas costeras de la cuenca del Mediterráneo, Baleares y Canarias.

Especies de clima templado

sembrar césped 6Soporta bien las heladas y crece mucho durante la primavera y el verano. Hay diferentes variedades: el Ray-grass inglés, el agróstide común, la cañuela roja, festuca roja, etcétera.

En ambos casos, conviene sembrar una mezcla de especies distintas, combinadas adecuadamente para que se complementen y den un resultado satisfactorio.

El motivo de hacerlo de este modo es la de obtener un césped verde durante todo el año, aprovechando los distintos ciclos de las diferentes especies.

La siguiente tabla muestra algunas de las mezclas más comunes:

Antes de sembrar césped

Estudia las condiciones del terreno

Algunos preguntas que debes responderte antes de escoger la variedad que mejor se ajuste a tus necesidades son:

  • ¿El suelo donde deseas sembrar césped cuenta con buen drenado?sembrar césped 7
  • ¿Se seca con facilidad?
  • ¿Con qué frecuencia deseas regar tu césped?
  • ¿Cuántas horas al día recibe luz solar?
  • ¿Hay vientos frecuentes y de qué intensidad?
  • ¿Qué tanta sombra recibirá al día?
  • ¿Cuál es la finalidad del césped? ¿Tiene fines decorativos o piensas darle un uso rudo: deportes, mascotas, etc.?
  • ¿Con qué frecuencia deseas podarlo?

¿Cuándo sembrar el césped?

En términos generales, las mejores épocas para sembrar césped son la primavera y el otoño, puesto que no presentan climas tan extremos como el verano y el invierno.

En otoño, el césped suele crecer más rápido, ya que la tierra se ha calentado suficiente durante todo el verano.

Consigue las semillas de césped

sembrar césped 3Puedes encontrar varios proveedores en línea. Adquiere las que consideres que mejor se ajustan a tus necesidades.

Calcula el área donde deseas hacer crecer el césped para saber la cantidad de semillas que debes comprar, con base en la variedad que has elegido.

Actualmente existen varios calculadores en línea que te ayudan a determinar la cantidad de semillas para cubrir determinada área, dependiendo de las diferentes variedades de césped.

Riega el suelo durante algunas semanas

Regar el suelo antes de sembrar césped te permitirá resolver cosas muy importantes:

Por un lado, te ayudará a analizar la calidad del drenaje del terreno y, por el otro, te ayudará a germinar todas las malas hierbas que pudieran encontrarse en estado latente y que pueden estropear tu cultivo.

En cuanto al sistema de drenaje, es importante que evalúes si el terreno donde piensas sembrar tiende a encharcarse. De ser así, lo más recomendable es que te encargues de este problema antes de cualquier otra cosa, ya que esto te evitará mayores complicaciones en el futuro.sembrar césped 9

Un terreno con problemas de drenaje ocasionará que tu césped presente problemas de hongos o que simplemente no se desarrolle bien.

Puedes intentar nivelar el suelo, agregando tierra vegetal en aquellas zonas donde el agua tiende a formar charcos.

Otra forma, un poco más costosa, es instalar un sistema de drenaje. Esta opción, sin embargo, sólo se recomienda como último remedio.

Si durante el riego adviertes que han crecido hierbas en el terreno, elimínalas cuanto antes. 

Si tienes musgo, puedes deshacerte de él con anti-musgo para césped y un poco de sulfato de hierro.

Labra el terreno

Afloja la capa del suelo.Caballones patatas

Utiliza un rastrillo o azadón para hacerlo. Cerciórate de deshacer todos los hacinamientos y cúmulos de tierra que encuentres, de manera que el terreno quede parejo.

Posteriormente, compáctalo con un rodillo. No es necesario que la textura de la tierra quede muy fina. Lo importante es que no haya grumos y que el terreno quede parejo, al mismo nivel.

Así mismo, quita los escombros de la tierra como rocas o palos. Si localizas algún hormiguero aplica un producto anti hormigas.

Si lo que quieres es sólo tapar los claros en tu césped ya sembrado, usa un azadón para jardín para romper el suelo en los espacios vacíos. Corta el resto de césped tan corto como puedas.

Fertiliza el suelo

El césped requiere una capa de tierra fértil de entre 7 y 10 centímetros.

Agrega tierra vegetal que garantice su buen crecimiento. La tierra vegetal es una mezcla de compost, arena, y tierra de jardín. Esta mezcla también te ayudará a mejorar tu drenaje.

Una semana antes de la siembra de césped, se aconseja abonar el suelo con un fertilizante que favorezca la germinación de las semillas.

Las necesidades nutritivas varían, dependiendo del tipo de césped. Lo recomendable es hacer uso de un abonado equilibrado, considerando los tres macronutrientes básicos: nitrógeno, fósforo y potasio, así como elementos secundarios como el magnesio, el hierro, el zinc y el manganeso.

Sembrar las semillas

Asegúrate de que la capa superficial del suelo se encuentre seca, pero el interior esté húmedo.

Luego, dispersa las semillas.

sembrar césped 8Si el área por cubrir es muy extensa, quizás te sea conveniente utilizar un carro esparcidor de césped, el cual se encarga de esparcir las semillas de forma homogénea y continua. Si, en cambio, el área es pequeña, puedes esparcir las semillas tú mismo.

Deberás colocar la cantidad de semillas recomendada por un experto o por el calculador en línea. Esto, para asegurarte de que tu césped crezca parejo y fuerte. 

En promedio, la proporción media es de 30-40 gramos por cada metro cuadrado. Si la proporción es menor el césped suele verse disparejo.

Por el contrario, en aquellas áreas donde siembres demasiadas semillas el césped crecerá más delgado, ya que las semillas tendrán que pelear por los nutrientes limitados.

Una vez que hayas terminado de colocar las semillas, protégelas con una capa delgada de tierra sobre ellas. Para ello, con un ligero rastrillado es suficiente. Hazlo con suavidad, procurando no moverlas de su sitio.

Una vez que tu terreno ya ha sido sembrado y rastrillado suavemente es mejor no pisar o trastear más. Tampoco es recomendable que pases un rodillo por encima para aplanar la tierra.

Riega la tierra

Riega el suelo ligeramente. Asegúrate de que quede bien mojado.

Recuerda que como la semilla está en la capa superficial del suelo, debes mantenerlo siempre húmedo.

sembrar césped 2No uses una corriente fuerte de agua o corres el riesgo de remover las semillas que has sembrado.

Deberás regar todos los días hasta que el césped haya brotado y crecido unas cuantas pulgadas. Para ello, te recomendamos regar tres veces al día, unos cuantos minutos cada vez.

El primer riego por la mañana, durante la salida del sol. El segundo, a mediodía y el tercero a las 6 de la tarde, conforme la puesta del sol.

Por la noche no es necesario regar, ya que al no haber sol se mantiene la humedad en la tierra.

Lo ideal es mantener entre 2 y 5 centímetros superficiales húmedos. Si el césped empieza a verse seco o tornarse café, riégalo para revivirlo.

No lo riegues después de una lluvia fuerte o podría ahogarse.

Conforme el césped vaya creciendo se irá reduciendo el riego.

Proteger el terreno

Recuerda que las semillas y los primeros brotes son frágiles durante las primeras semanas y no crecerán adecuadamente si el terreno es pisado constantemente o maltratado.

Coloca un letrero de precaución o instala vallas para evitar que la gente pase.

Los primeros brotes aparecerán entre los 7 y los 21 días después de la siembra. Cuando la hierba alcance una altura de 5 a 8 cm, deberás eliminar los restos de piedras y hojarasca, utilizando un rastrillo de púas finas.

Definir el sistema de riego

La mayor parte de los problemas que se presentan en césped ocurren por un mal sistema de riego.

Ya sea que lo hagas de forma automática o manual, deberás poner atención a los siguientes puntos:

  • Es esencial que tu césped se riegue durante las épocas de sequía.
  • Recuerda que el exceso de agua provoca un incremento de enfermedades, elimina los nutrientes y ocasiona raíces poco profundas.
  • La frecuencia de riego depende de la región en donde vives. No obstante, puedes determinarla con base en la apariencia de tu césped. Es recomendable el riego cuando tu césped se torna verde azulado o las pisadas permanecen marcadas en él.
  • A medida que la necesidad de agua aumenta, el césped comienza a marchitarse y su color se torna grisáceo. Si esto ocurre, deberás regarlo de inmediato y se recuperará considerablemente rápido.
  • El sistema más recomendable es por aspersión. Se sugiere que la automatización y el trazado de las tuberías sea perimetral y cubriendo todo el terreno de forma homogénea.
  • Después del riego, la tierra debe estar húmeda hasta 15 centímetros de profundidad.
  • Es recomendable humedecer a fondo toda la zona de las raíces.
  • Los riegos pueden espaciarse entre 2 ó 3 días.
  • Se recomienda aplicar los riegos por la noche o a primera hora de la mañana, ya que a esta hora el viento no interfiere en el riego y no hay evaporación de agua.

Nosotros recomendamos instalar un sistema de riego automático por aspersión. Suelen ser los que mejor resultado nos han dado.

El Abono

Después de seis semanas, cuando el césped haya crecido alto y saludable, aplica de nuevo fertilizante.

El abonado fortalece y engrosa el césped, lo protege de enfermedades y también preserva su color y textura.

Planea fertilizarlo a principios de su temporada de crecimiento cada año.

La siega y la poda

Es una de las labores más importantes para el buen mantenimiento de tu césped.

Segar bien produce un césped de buena calidad, con un aspecto más uniforme, pues la siega influye sobre el desarrollo del sistema radicular y la densidad de la cubierta vegetal.

  • Se recomienda segar con frecuencia, pero no demasiado frecuentemente, para evitar un desarrollo foliar excesivo o disminuir el efecto de los fertilizantes.
  • Al segar conviene alterar el sentido y la dirección del corte en cada ocasión, con el fin de evitar el encamado de la hierba.
  • La altura de poda se sitúa entre 3 mm y 10 cm, en promedio. Esto varía, por supuesto, dependiendo de la especie y la finalidad para la que se ha sembrado. Al cortar, se recomienda que la parte podada sea, como máximo, 1/3 de la altura total de la hoja.
  • Las siegas muy bajas pueden provocar que se detenga definitivamente el desarrollo de la planta. Por el contrario, las siegas insuficientes favorecen el desarrollo de enfermedades. Por lo mismo, es recomendable realizar un programa de cortes sistemáticos e intentar cortar siempre a la misma altura.
  • En verano, cuando la hierba crece vigorosamente, quizás deba podarse el césped dos veces por semana.

El aireado

Al igual que otras plantas, el césped necesita sol, alimento, agua y aire.

Para favorecer el buen desarrollo de las hierbas, es recomendable airear el césped cada cierto tiempo. Esto lo puedes hacer fácilmente, rastrillando suavemente el terreno, de manera que contribuyas a que el aire y la luz circulen por toda el área.

Esto permite, además, eliminar las plantas muertas, lo que previene enfermedades, especialmente hongos.

Es importante que, si tu césped se encuentra infectado con musgo, no efectúes esta tarea, porque ayudarás a diseminar la plaga.

Las Plagas y las Enfermedades

Típula 

Son las larvas de una especie de mosquito que pueden llegar a dañar el sistema radicular. Para su control se emplean diferentes insecticidas.

Moho blanco 

Es la enfermedad más frecuente en los céspedes, sobre todo en las zonas donde el clima es muy húmedo. Los bordes de las zonas enfermas pueden cubrirse de un moho lanoso blanco o rosáceo.

Para su control se emplean diferentes productos químicos y también es recomendable mejorar el drenado del suelo.

Mancha del dólar 

Esta enfermedad provoca manchas de color marrón sobre las hojas. Se presenta en temperaturas cálidas y con altos niveles de humedad. Su control se realiza mediante productos químicos.

Es recomendable cambiar de producto con cada ataque, para evitar que las cepas se vuelvan resistentes.

Royas

Provocan unas manchas de color amarillo en las hojas y tallos. Su control se realiza con benodanilo y oxicarboxina.

También se recomienda un buen abonado para vigorizar el césped.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quiéres conocer los mejores Trucos para tu propio Huerto Ecológico?

Te iremos enviando los mejores trucos que hemos aprendido para aplicar directamente en tu huerto. Sin publicidad y sin basura. Gracias :-)

¡Muchas gracias!

Pin It on Pinterest