Foto del autor
Publicado por Mady Rojas

9 Tipos y Variedades de Plátanos Más Cultivados en el Mundo

Inicio » Árboles » Plátano » tipos y variedades

En este artículo te mostramos los tipos y variedades de plátanos más cultivados y de mayor uso en el mundo, así como sus principales características.

El plátano es uno de los cultivos que más se producen en el mundo, especialmente en Latinoamérica y el Caribe.

Es tan prolífica la producción en estas regiones que sus plantaciones representan 10 millones de los 12 millones de toneladas que se consumen en el mundo.

Es, por definición botánica, una planta herbácea perennifolia, cuyo tallo es un rizoma grande, almidonoso y subterráneo.

Tiene yemas que se desarrollan cuando la planta ha florecido y fructificado.

tipos y variedades de plátanos

Tipos o variedades de plátano

Si algo caracteriza a esta planta es la cantidad de variedades que existen, todas deliciosas y muy fáciles de trabajar.

Algunas de las más populares son las siguientes:

Plátano cavendish

tipos y variedades de Platanos cavendish
Alexas_Fotos / Pixabay

El cavendish es una de las variedades de plátano más cultivadas, al punto de que se estima que el 90% de banana exportada es de este tipo.

Sin embargo, está amenazado por la llamada ‘enfermedad de Panamá’ (ataque del hongo Fusarium oxsyporum).

Esta enfermedad causó serios daños a su predecesora, la variedad de bananas Gros Michel.

Esta fue la más famosa hasta la década del 50 del siglo pasado cuando cayó en desgracia.

Precisamente la caída de la producción de Gros Michel fue lo que dio paso a la variedad de bananas cavendish.

En la actualidad viene siendo el padre de otras especies de plátanos como tabasco, chiapas y canario, por solo nombrar tres de ellos.

Su nombre se le debe a Guillermo Spencer Cavendish, sexto duque de Devonshire, que fue uno de sus propulsores.

Gros Michel

tipos y variedades de Platanos gros michel
marker_photography / Pixabay

Actualmente, sin embargo, una variedad de Gros Michel es producida en las islas Canarias donde alcanza los 8 metros de altura.

Aunque ya no tiene la figuración de antes, su producción alcanza 30.000 kg por hectárea en cultivos óptimos.

Esta variedad sigue siendo sensible a la enfermedad de Panamá, pero es resistente al ataque de los nematodos.

Su fruto es de densos racimos y su cáscara tan gruesa que lo hace resistente a los tumbos y golpes que sufre durante el transporte.

Plátano de Canarias

tipos y variedades de plátano Canarias
Schmid-Reportagen / Pixabay

Como queda escrito arriba, el plátano de las islas Canarias data del siglo XV cuando esta sorprende fruta llegó desde Guinea Ecuatorial.

Cuando se asentó aquí, fue exportada a América por los marineros que lo llevaban para alimentarse en su incesante peregrinaje por los océanos del mundo.

Actualmente, el plátano canario ostenta la clasificación de indicación de origen geográficamente protegida.

La producción del plátano canario llevó a los ingleses a fomentar acuerdos comerciales con las islas y de esa manera la fruta invadió el Reino Unido.

Allí, se quedó para siempre, siendo de tanta importancia que en el puerto de Londres llegó a existir una zona identificada como Muelle Canario.

Esta variedad, cuya piel tiene color verde o amarillo intenso y su pulpa blanco marfil, amarillo y crema, es la más consumida por los españoles.

Esto es gracias a su sabor dulce, por su alto contenido de azúcares, bajo en almidón, y su textura suave, tersa y jugosa.

Plátano macho

tipos y variedades de plátanos macho
PxHere

Es una variedad de gran tamaño y peso, conocido también como banana.

Tiene piel gruesa y pulpa de gran consistencia.

Su sabor no es dulce, y debe ser cocinado para ser consumido, en todas sus acepciones, verde, amarillo o negro, según sea el alimento que se vaya a preparar.

El fruto mide hasta 15 cm de largo y 4 cm de diámetro. Cada unidad puede pesar 200 gr.

Está cubierto por una cáscara verde que pasa a ser amarillo intenso al madurar, y la pulpa es de color blanco y rica en almidón, lo que le da una consistencia harinosa.

Esta variedad no es muy conocida en Europa, pero en Latinoamérica es muy apetecida.

La razón no solo responde a que es un gran complemento en la gastronomía sino porque tiene altos niveles de fibra, manganeso, potasio, y vitaminas A y B6.

Plátano tabasco

tipos y variedades de plátanos tabasco
Wikimedia Commons

El plátano tabasco es una variedad mexicana de cavendish de alto consumo en ese país.

En esa zona existe una gran producción por su delicioso sabor dulce, pues este es un fruto que se puede consumir fresco o cocinado.

El árbol es una planta herbácea que consta de un tallo subterráneo o rizoma de donde brotan un pseudotallo aéreo, raíces y yemas laterales, formando a los hijos y retoños.

De allí surgen las hojas que emergen en forma enrollada y al expandirse son grandes, verdes y en forma de espiral.

Cuando son viejas, se rompen fácilmente ante el embate del viento.

Plátano Orinoco

tipos y variedades de plátanos orinoco
Wikimedia Commons

Es un árbol originario de la cuenca del río Orinoco, que es el más grande de Venezuela.

Es una mutación meristemática espontánea del plátano macho que se desarrolla fácilmente en el Mediterráneo.

En ese entorno puede soportar con estoicismo el frío de las zonas costeras y de las montañas.

Esto es justo lo que ocurre en la Serra de Tramuntana de Mallorca (Patrimonio Mundial de la Humanidad), donde hay temperaturas de cero grados centígrados.

Como el plátano macho, esta variedad tiene una composición genética triploide ABB en el núcleo de sus células. Su floración ocurre a mediados de septiembre.

Plátano enano

tipos y variedades de plátanos enano
Doka Estate-Flickr

Esta variedad de plátano también es mexicana.

Se trata de un plátano de menor tamaño que los demás, muy parecido al cambur, que, como éste, se puede comer directamente del árbol.

Tiene buen sabor, y se usa en la elaboración de postres y tartas y en bebidas dulces.

No solo es muy sabroso, sino que tiene un alto contenido de magnesio y vitaminas C y E.

Plátano rojo

tipos y variedades de plátanos rojo
Wikimedia Commons

Esta especie también es apta para consumir cruda o cocinada.

Su color rojo o marrón rojizo y su piel gruesa lo hacen muy suigéneris y llamativo.

Viene de América, pero ha entrado con vigor en Europa por su sabor a frambuesa.

Es rico en calorías, contiene minerales y otros nutrientes y es muy bajo en grasas, motivo por el cual es recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

Plátano pera

Cualquiera podría pensar que esta variedad es un híbrido entre plátanos y peras, pero no es así.

Se trata de un plátano medio entre el cavendish y el macho, y no es pequeño, sino más bien grande, de unos 25 cm.

Su sabor dulce, sobre todo si sabemos prepararlo con jugo de naranja, ron y mantequilla, horneado durante quince minutos.

Después de este tiempo podremos servirlo como acompañante de helados.

El cultivo de plátano a lo largo del mundo

Las plantas de plátano fueron clasificadas originalmente por Linneo en dos especies, a las que llamó Musa paradisiaca -las que se utilizan como plátanos para cocinar- y M. sapientum -las que se utilizan como plátanos de postre-. El principal centro de diversidad de los plátanos cultivados es el sudeste asiático. La exploración botánica de esta zona permitió nombrar muchas más especies, junto con subespecies y variedades.

Sin embargo, este enfoque resultó inadecuado para tratar el gran número de variedades cultivadas (cultivares) que se descubrieron, y muchos de los nombres resultaron ser más tarde sinónimos. Además, se descubrió que la mayoría de los plátanos cultivados son en realidad híbridos entre dos especies silvestres, Musa acuminata y Musa balbisiana, ambas descritas por primera vez en 1820 por el botánico italiano Luigi Aloysius Colla, y que las dos «especies» de Linneo eran este híbrido, que ahora se llama Musa × paradisiaca.

A diferencia de las especies silvestres, que tienen semillas, los plátanos cultivados casi siempre carecen de ellas (partenocárpicos) y, por tanto, son estériles, por lo que tienen que propagarse vegetativamente.

En 1955, los investigadores Norman Simmonds y Ken Shepherd propusieron abandonar los nombres botánicos tradicionales basados en el latín para los plátanos cultivados. Este enfoque prefirió el Código Internacional de Nomenclatura para Plantas Cultivadas que, además de utilizar nombres latinos basados en el Código Internacional de Nomenclatura para algas, hongos y plantas, da a los cultivares nombres en una lengua actualmente hablada, encerrados entre comillas simples, y los organiza en «grupos de cultivares», a los que tampoco se les dan nombres latinos.

Los cultivares de plátano derivados de Musa acuminata y Musa balbisiana pueden clasificarse en grupos de cultivares utilizando dos criterios. El primero es el número de cromosomas: si la planta es diploide, triploide o tetraploide. El segundo es el parentesco con las dos especies ancestrales, que puede determinarse mediante un análisis genético o un sistema de puntuación ideado por Simmonds y Shepherd.

Un cultivar se puntúa según 15 caracteres, elegidos porque difieren entre las dos especies. A cada carácter se le asigna una puntuación entre uno y cinco, según si es típico de M. acuminata o de M. babisiana o si se encuentra entre ambos. Así, la puntuación total de un cultivar oscilará entre 15 si todos los caracteres coinciden con Musa acuminata y 75 si todos los caracteres coinciden con Musa balbisiana. Las puntuaciones intermedias sugieren una ascendencia mixta: por ejemplo, se espera que 45 sea para diploides con contribuciones genéticas iguales de ambas especies.

Los grupos se nombran mediante una combinación de las letras «A» y «B». El número de letras muestra la ploidía; la proporción de A y B las contribuciones de las especies ancestrales. El grupo AAB, por ejemplo, comprende cultivares triploides con más herencia genética de Musa acuminata que de Musa balbisiana. Se espera una puntuación de caracteres de alrededor de 35 para los miembros de este grupo.

Características del plátano

tipos y variedades de Platanos características
TheDigitalArtist / Pixabay

Es un árbol de clima tropical o cálido, temperaturas de 22 a 26 grados centígrados, nunca menos de 15ºC.

De esta manera, si estamos en otra zona es necesario tenerlo en interior o en invernadero para que se desarrolle en óptimas condiciones.

Necesita el sol, pues, aunque puede crecer en sombra parcial, en ese caso lo hará lentamente y será menos vigoroso.

Los frutos son bayas oblongas amarillas, verdes, pero cuando maduran adquieren color amarillo verdoso, amarillo, amarillo rojizo o rojo.

Estos cuelgan en forma de racimos.

Como ornamento interior, la platanera es deslumbrante y agradable por el toque tropical que les imprime a los espacios.

No crecerá más de dos metros, en contraposición a los 15 metros de altura que puede tener en lugares abiertos, pero tendremos el gusto de sus grandes hojas adornando nuestra casa.

De hecho, como fruta tropical, el plátano es el más cultivado, pero en la producción general frutal se ubica en cuarto lugar, detrás de la manzana, la uva y los cítricos.

En materia de alimentación forma la cuarteta más destacada del mundo junto con el arroz, el trigo y el maíz, lo cual da una idea de su importancia.

Por eso lo observaremos en cualquier mesa, por su calidad y su sabor dulce.

En crudo en algunas variedades, pero especialmente cocido, en frituras, e incluso en la elaboración de tostones cuando está verde.

El plátano es un condumio esencial, como plato principal y acompañante, en más de cien países tropicales y subtropicales.

Es el principal cultivo de las regiones cálidas del sudoeste asiático, como China y la India.

Es originario de Asia meridional, desde donde fue introducido a Europa y de aquí a América.

En las islas Canarias se cultiva desde el siglo XV, y por eso algunas de sus variedades son de allí.

Los mayores importadores son Europa, Japón, Estados Unidos y Canadá.

El plátano sirve en la gastronomía de diferentes países según la idiosincrasia de cada uno de ellos. Los expertos los identifican de la siguiente manera:

  1. En Latinoamérica en general (por ejemplo, Venezuela y Colombia) se fríe en aceite para acompañar las comidas, bien sea maduros, o verdes en forma de tostones. También se elabora el rico puré de plátano.
  2. En África se consumen fritos o asados.
  3. En Asia se practica el secado de plátanos enteros o cortados que se conservan como tentempié o para repostería.
  4. En La Polinesia lo preparan asados, enteros o en una masa con coco.
  5. En Centroamérica se prepara el mangú, con plátano hervido con mantequilla o aceite, al que se le añade leche. También, el puré de plátano y los tostones y el pastel de hoja horneado, con plátano maduro mezclado con manteca, leche y huevo.
  6. En Costa Rica, una especie de jalea espesa con plátano hervido.
  7. En Puerto Rico preparan una albóndiga de puré de plátano verde con cerdo y ajo, que llaman mofongo.
  8. En Cuba, fritos y asados, maduros o verdes.
  9. En las islas del Caribe, en marinadas con pimienta, ajo, cebolla, laurel y sal.
  10. En Brasil, lo preparan en copos de banana deshidratada para acompañar los desayunos, o en repostería. Igual lo comen fritos y asados, maduros y verdes en tostones.
Mady Rojas
Redactora, Editora, Correctora | madyrojasmeneses@gmail.com | Website

Mi nombre es Mady Rojas Meneses y soy redactora freelance desde el 2018. Encontré el camino para la felicidad a nivel profesional: llenar páginas web de contenidos útiles, interesantes y fáciles de leer como el que ves arriba. Hago lo que amo y amo lo que hago.

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.