Foto del autor
Publicado por Ricardo Gómez Alonso
Última Actualización el

Sembrar Cola de Burro en tu Jardín: [Guía Completa]

Inicio » Flores » Cola de Burro
La Cola de burro, cuyo nombre científico es Sedum morganianum, es una planta suculenta que pertenece a la familia de las Crasuláceas. Su origen es mexicano.

También se la conoce como Cola de borrego o Nariz de borracho y realmente es sensacional cultivarla en cestas colgantes para decorar espacios muy especiales en tu hogar.

Está formada por una sucesión de hojas prácticamente cilíndricas de un tono verde grisáceo que cuelgan gracias a sus largos tallos de hermosa caída.

Estas características la convierten en una planta de interior perfecta para principiantes.

También es una opción excelente cómo planta colgante de jardín o planta colgante de interior.

Sembrar cola de burro

No exige grandes cuidados.

Solamente se precisa su cultivo en una maceta de muy buen drenaje que deberás ubicar en algún sitio de buena elevación cuando sus tallos alcancen el crecimiento pleno, a fin de proteger sus singulares hojas.

Puntos importantes a la hora de sembrar cola de burro:
  • ¿Familia? Suculentas.
  • ¿Temperatura? Se adapta muy bien a diferentes temperaturas. Le gusta el calor, pero tolera temperaturas bajas entre 5-7º.
  • ¿Luz? Necesita luz de forma indirecta. Al menos 4 horas de sol al día.
  • ¿Abono? Puedes usar humus de lombriz o compost. Hazlo 2-3 veces al año.
  • ¿Riegos? En verano y primavera es suficiente con 2-3 veces por semana. En invierno una vez al mes.

Características y cuidados de esta planta

  • Nombre común: Cola de asno, cola de burro, cola de cordero.
  • Nombre botánico: Sedum morganianum.
  • Familia: Crassulaceae.
  • Tipo de planta: Perenne, suculenta.
  • Tamaño adulto: 30 a 120 centímetros de largo, 30 a 60 centímetros de ancho.
  • Exposición al sol: Completa, parcial.
  • Tipo de suelo: Arcilloso, arenoso.
  • pH del suelo: Neutral, alcalino 1.
  • Época de floración: Verano.
  • Color de las flores: Rojo, blanco, amarillo.
  • Área nativa: de América del Norte.

Brotan en primavera y verano florecillas de color rosa en la zona final de los tallos, pero rara vez ocurre, a menos de que se le estimule, sacándole a llevar sol durante los días de verano.

Otra característica que la identifica es que se reproduce muy fácilmente, porque solamente debes tomar un esqueje y clavarlo en el sustrato humedecido. Pronto nacerá una nueva planta que, en honor a la verdad, será bastante autosuficiente y no demandará grandes cuidados.

Vemos cuáles son las mínimas necesidades de esta planta americana capaz de almacenar agua en sus singulares hojas.

Temperatura

La Cola de burro es superior que muchas otras suculentas en la tarea de adaptarse a temperaturas elevadas. Le gusta el calor.

Pero también tolera temperaturas mínimas que oscilen entre 5 a 7°C.

Sin embargo, no es mala idea ayudarle a descansar en el invierno, cuando deberás tenerla en zonas más bien frescas que la mantendrán con sus hojas llenas de agua.

cola de burro sembrar cola de burro

Luz

Sin duda alguna,  una prioridad para ella es la necesidad de recibir luz indirecta en forma generosa. 

Si bien es cierto que no soporta exponerse a una fuerte insolación, esta planta pide al menos unas 4 horas de sol indirecto. Si eso no ocurre, notarás cómo sus hojas se resecarán hasta perder brillo y forma. No crecerá y se verá en verdad muy pálida.

Sustrato y Abono

Abona la Sedum Morganianum unas dos veces o tres veces al año, porque aunque es cierto que su mantenimiento es mínimo, hay que estimularla para que su follaje sea fructífero.

Un excelente fertilizante ayudará mucho unas dos veces al año. Pero si adviertes que ha crecido mucho, entonces deberás mudarla a una maceta más grande.

Y en cuanto al sustrato, busca en el mercado uno para cactus. O prepara uno con tus propias manos, agregando a un sustrato de tipo universal, perlita y arena a partes iguales.

Renovarle el sustrato conviene hacerlo también en un lapso de dos o tres años.

Pero lo más importante en verdad es lograr el mejor de los drenajes, porque las raíces de la Cola de burro se pudren con una facilidad y rapidez totales.

El exceso de humedad es su peor enemigo.

Riego

Como ya hemos explicado, la gran capacidad que tiene para guardar agua es directamente proporcional al poco riego que exige.

Una vez cada 15 días será lo prudente en primavera o verano. De lo contrario, estropearías sus hojas. Y siempre el sustrato tiene que haberse secado, antes de emprender un nuevo riego. Verifícalo siempre con ayuda de tu sentido del tacto.

cultivar cola de burro o sedumEn el invierno, la planta entra en exceso y no crece. Solamente riégala una vez al mes. No más de eso. Y acá es mucho más importante que el drenaje de la maceta sea perfecto, lográndose un filtrado fluido del exceso de agua, sin que el suelo sea rebosado.

En cuanto al tiempo de reproducirla, espera a que llegue la primavera y que las temperaturas sean suaves. Los esquejes prenderán rápidamente si el sustrato es idóneo.

Ellas tienen grandes habilidades para enraizarse. Un buen momento para hacerlo es cuando comienzan a desprenderse algunas de sus hojas. Allí procede el trasplante.

Siempre que la cultives en una maceta colgante de óptimo drenaje, obtendrás resultados excelentes que serán la sana envidia de todo aquel que observe esta bellísima planta suculenta de bajo mantenimiento y elevadísimo valor ornamental, gracias a su imponente presencia.

La Poda

Si los tallos crecen escasos por la caída de las hojas, se puede recortar el tallo cerca de la corona de la planta. Por lo demás, no es necesaria la poda, a no ser que sea para cosechar hojas para la propagación de nuevas plantas.

Eliminar las hojas de una parte del tallo a veces puede estimular la ramificación lateral en este punto.

Propagación de la cola de burro

Dado que la cola de burro rara vez florece, la propagación por semillas no es una opción viable. Pero, como la mayoría de las suculentas, la cola de burro es fácil de propagar a través de sus hojas, lo cual es una buena noticia, ya que parecen caerse al menor contacto.

Si observas que tu planta se ha desprendido recientemente de algunas de sus hojas, simplemente apártalas hasta que la piel tenga una costra, unos dos o tres días.

A partir de ahí, puedes introducir las hojas en una nueva maceta llena de mezcla de tierra para cactus o suculentas, dejando aproximadamente la mitad de cada hoja expuesta por encima de la línea de tierra.

Riega con regularidad (aproximadamente una vez a la semana) hasta que vea que empiezan a surgir nuevos brotes. A continuación, reduzca el riego y trate la nueva planta como lo haría con una planta establecida.

Cómo plantar y replantar la Cola de Asno

Debido a su naturaleza frágil, hay que tener mucho cuidado de no replantar nunca una suculenta cola de burro, a menos que sea absolutamente necesario.

Si lo haces, te arriesgas a perder muchas de sus «colas» a causa de los empujones y la replantación.

Sin embargo, si debes trasplantar su suculenta, encontrarás el mayor éxito en los meses más cálidos.

  1. Fíjate que la tierra esté completamente seca antes de empezar, y luego retire con cuidado la suculenta de su recipiente actual, eliminando la tierra vieja de las raíces de la planta.
  2. Colócala en una nueva maceta (lo mejor es una maceta de arcilla poco profunda) y rellénela con tierra, asegurándote de extender las raíces en la nueva maceta más grande.
  3. Deja que «descanse» durante una semana más o menos antes de darle el primer riego en su nuevo hogar.

Problemas, plagas y enfermedades habituales

La suculenta cola de burro no es particularmente susceptible a las plagas, pero si sufre una infestación, es probable que sea de pulgones.

Pulgones y cochinillas

Aunque los pulgones se pueden eliminar de la planta con una manguera, no es la mejor solución para las suculentas, cola de burro, dada su fragilidad. En su lugar, opta por rociarlas cada pocos días con aceite de neem orgánico hasta que los pulgones desaparezcan (normalmente unas dos o tres semanas).

Las cochinillas también pueden ser un problema, y también pueden tratarse con aceite de neem.

Babosas, caracoles y podredumbre

Cuando se plantan en el exterior, las babosas y los caracoles pueden ser un problema, que se soluciona recogiéndolos a mano o colocando cebos para ellos.

El único problema importante de enfermedades es la podredumbre de las raíces, que puede producirse si la planta se riega en exceso o se cultiva en un suelo denso y con poco drenaje.

Las hojas se marchitan y se caen

Si ves que las hojas se caen y comienzan a desprenderse, no confundas esto con una señal de que la planta necesita agua; con la cola de burro, ¡Esto es en realidad una señal de que la planta está regada en exceso!

Las hojas se arrugan y encogen

Cuando las hojas de la cola de burro se enroscan y encogen, suele ser porque la planta necesita agua. Esto no es un gran problema, ya que pronto volverán a hincharse en cuanto le des un riego a fondo. Muchos jardineros consideran que es mejor esperar a esta señal antes de regar; que regar con demasiada frecuencia.

Las hojas se vuelven grises

Si notas que tu planta se vuelve gris o de un verde muy apagado (en lugar de su típico verde azulado), probablemente sea una señal de que está recibiendo demasiada luz dura. También puedes notar un aspecto blanco calcáreo y ceroso en las hojas de su suculenta cola de burro. Relax, es algo completamente normal llamado cera epicuticular, que la planta produce para protegerse de una exposición al sol demasiado dura.

Los tallos se vuelven blandos y se colapsan

Si los tallos de tu cola de burro se colapsan y se ablandan, es probable que sea porque la planta ha sido regada en exceso y se está pudriendo. Si dejas que la planta se seque inmediatamente, a veces puede salvarse, pero en casos avanzados de podredumbre, tendrás que desechar la planta.

Tipos de cola de burro

Existen dos formas relacionadas de esta planta:

  • Sedum morganianum, la forma de la especie, suele conocerse como «cola de burro», y puede identificarse por sus hojas notablemente puntiagudas.
  • Sedum morganianum ‘Burrito’ es el único cultivar con nombre que se vende, normalmente comercializado como «cola de burro». Se identifica por sus hojas más redondeadas. Aparte de esto, las plantas son idénticas.

Vídeos útiles sobre la siembra de cola de burro

Mi nombre es Ricardo Gómez.

Desde pequeño me ha gustado leer y escribir. Ahora, que estoy cursando un máster en periodismo digital, colaboro como freelance escribiendo artículos para diferentes páginas web.

En especial me gusta compartir información sobre agricultura, siembra ecológica y medio ambiente. Entre otras aficiones 🙂

2 comentarios en «Sembrar Cola de Burro en tu Jardín: [Guía Completa]»

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.