Cáctus
Evalúa este artículo!

Cómo Sembrar Cáctus: Manual Paso a Paso [12 Pasos + Imágenes]

¿Sabías que las espinas del cactus pueden ser utilizadas  como agujas para suturar ?

Además,  las espinas de cactus  no sólo sirven para protegerlos de depredadores, sino también los protegen de la luz del sol y los mantienen con una temperatura adecuada.

Puntos importantes para Sembrar Cactus:

El cactus es una variedad suculenta de la familia de las cactáceas, que se divide en 170 géneros y más de 2.000 especies conocidas.

Usualmente es espinoso, con hojas y tallos gruesos. También, según la variedad, puede ser un árbol frutal.

Entre sus características más importantes se encuentra  la capacidad de acumular una gran cantidad de agua  en sus tallos, hojas o raíces, lo que les permite soportar largos períodos de sequía.

Es una de las plantas ornamentales más atractivas y que menos cuidados requiere para su mantenimiento.

No obstante, su sembrar cáctus requiere de mucha paciencia y depende de  varios factores para su éxito. 

¿Qué necesitamos para sembrar cactus?

¿Cuándo? Las fechas

Se puede  sembrar cactus durante todo el año , aunque se recomienda plantarlo desde semilla a finales de la primavera para evitar las bajas temperaturas.

¿Dónde? La Temperatura y la luminosidad

Prefieren los  climas calurosos y áridos. 

En jardín o interiores, lo ideal es que permanezcan bajo una temperatura alrededor de los 21 °C

Durante el invierno no deben estar en habitaciones muy calurosas, ya que esto evita que entren en reposo invernal, que es imprescindible para estas plantas.

La mayoría de los cactus no soportan temperaturas por debajo de los 7 ºC.

¿Cómo regamos? La humedad

El cactus es una planta de zonas áridas, así que no es  nada exigente en cuanto a riegos. 

No obstante, requiere de un riego o dos cada mes, únicamente para mantener la tierra ligeramente húmeda.

Procura que el riego sea suficiente para humedecer la tierra, pero no se formen charcos.

En invierno se puede reducir la frecuencia. Podemos esperar a que la tierra se encuentre bastante seca para regarla nuevamente.

¿Cómo preparamos la tierra? El sustrato

El suelo idóneo debe contar con un drenaje adecuado que  evite los encharcamientos. 

Requiere de suelos ricos en fósforo y potasio. Este último contribuye de forma activa a su resistencia frente a la sequía.

El pH varía dependiendo de la variedad de cactus.

Cómo sembrar cactus paso a paso [12 Pasos]

Existen  tres métodos principales  para sembrar cactus con éxito:

Mediante semillas

Este método requiere de mucha paciencia, ya que las semillas de cactus pueden tardar entre seis meses y un año para crecer.

Se recomienda sembrar a finales de la primavera.

 1)  Limpia el terreno, extrayendo las malas hierbas y todo tipo de residuos.

Posteriormente, riega la tierra para que permanezca húmeda y facilite el sembrado de la semilla. Puedes añadir fertilizantes para nutrir el sustrato.

 2)  Coloca las semillas a poca profundidad y cúbrelas con una capa de arena, no muy fina, pero lo suficientemente gruesa para mantenerlas en su lugar con el primer riego.
 3)  Si la tierra está muy seca, riégala.

De lo contrario, espera a que se seque. Introduce un lápiz en la tierra para saber que tan seca se encuentra.

Si el lápiz sale sucio y húmedo, quiere decir que la tierra aún tiene humedad suficiente. Espera hasta que el lápiz salga completamente seco.

 4)  Riega por aspersión, procurando únicamente humedecer la tierra, evitando producir encharcamientos.
 5)  Espera a que la planta germine.

Para protegerla puedes cubrirla con mallas o recipientes que no le impidan recibir los rayos del sol ni contengan la humedad.

 6)  Riégala una o dos veces al mes, según las condiciones donde vives.
 7)  Una vez que tu planta haya crecido, puedes abonarla durante el verano con materia orgánica rica en potasio y fósforo.

Mediante esquejes

 1)  La mejor época para cultivar por medio de esquejes va desde mediados de primavera hasta principios de verano.
 2)  Corta los esquejes con un cuchillo bien afilado y desinfectado.

Recubre la herida con canela en polvo y espolvorea un poco de fungicida.

 3)  Deja secar los esquejes durante un par de semanas, colocándolos en posición horizontal un sitio sombreado.
 4)  Después de una semana, empieza a regar el esqueje con moderación.
 5)  Prepara una bandeja o maceta con agujeros de drenaje grandes.

Coloca en ella una capa de grava en el fondo y rellénalas con un sustrato muy esponjoso y aireado.

Se recomienda una mezcla de tierra de jardín y turba. Si lo prefieres, puedes acudir a una tienda de jardinería y comprar un sustrato adecuado para cactus.

Las macetas más recomendadas para plantar cactus, son las elaboradas con barro.

Utiliza macetas anchas, pues éstas permiten que el sistema radicular se expanda de manera natural.

Las macetas angostas y las muy profundas pueden generarle estrés al cactus. Así mismo, las macetas muy grandes retienen más la humedad, lo que puede provocar que las raíces se pudran.

 6)  Afloja la tierra y haz un agujero lo suficientemente grande para enterrar el esqueje. Introdúcelo de modo que pueda sostenerse a sí misma sin caerse.
 7)  Colócalo en un lugar luminoso, cálido y sin sol directo. Riega con aspersiones durante los primeros 15 días.
 8)  El esqueje enraizará aproximadamente a las 4 semanas.

A partir de ese momento ya se podrá trasplantar a macetas individuales o a suelo.

Método por transplante

Los cactus pueden mantenerse en maceta. No obstante, deben ser trasplantados cada cierto tiempo para permitir que crezcan cómodamente.

 1)  Deben ser trasplantados en cuanto las raíces se asoman por los agujeros del drenaje de la maceta o cuando las copas de los cactus alcanzan los bordes de la misma.

Por lo general este cambio se realiza entre los dos y los cuatros años.

Así mismo, puedes realizar un trasplante cuando quieres pasar el cactus de un semillero al jardín.

 2)  Lo recomendable es realizar los trasplantes en primavera o en verano, ya que en invierno las raíces tienen más posibilidad de dañarse y pudrirse.

Antes de trasplantar asegúrate de ponerte unos guantes de para evitar los pinchazos.

 3)  Afloja la tierra donde realizarás el trasplante, asegurándote de que queda suelta y bien acolchada.
 4)  Realiza un agujero lo suficientemente grande y profundo para que las raíces puedan desarrollarse.

La medida del agujero debe tener al menos el doble del tamaño del cepellón.

 5)  Haz una limpieza a fondo de malas hierbas y, si es el caso, de restos de cultivos.
 6)  Recuerda que si el suelo está helado, muy empapado o demasiado reseco, no conviene llevar a cabo el trasplante.
 7)  Trasplanta el cactus al hoyo recién cavado, procurando que el cepellón no se abra ni se desmorone. Verifica que ninguna raíz quede fuera del agujero.
 8)  Comienza a rellenar el agujero. Al hacerlo, debes estar atento a que el cuello de la raíz —donde comienza el tallo— no quede enterrado, sino a ras de suelo.

La tierra que servirá para rellenar, debe estar totalmente libre de basura o piedras. Si hay terrones deberán romperse.

 9)  Si has trasplantado a maceta, lo mejor es que coloques el cactus bajo la sombra por unos días.

Plagas y enfermedades comunes del catus

Cochinillas

Es una de las plagas más difíciles de controlar ya que al estar su cuerpo cubierto con excrecencias cerosas blancas, los tratamientos químicos son poco exitosos.

Por lo mismo, para su control, es conveniente localizar esta plaga en sus primeros estadios, ya que al carecer de escudo, son más fáciles de combatir.

Si la incidencia es severa, se deben realizar pulverizaciones de aceite mineral con insecticidas compatibles con la fauna auxiliar.

Para el control biológico de esta plaga se emplean depredadores naturales como Rodolia cardinalis o Cryptolaemus montrouzieri.

Nemátodos

Para controlarlos, podemos sembrar dientes de ajo como repelente.

Pueden también tratarse con esterilización al vapor y solarización.

Arañas

El tratamiento más efectivo es mediante insecticidas.

Escamas de cactus

Se observan en cactus viejos o descuidados. Normalmente se aprecian bajo la forma de discos pequeños y marrones en los tallos y partes inferiores de las hojas.

En las primeras fases se pueden eliminar con un bastoncillo de algodón húmedo.

Antracnosis

Es una enfermedad de las plantas en sustratos muy húmedos.

Provoca necrosis en el cuerpo del cactus.

Para prevenirla se recomienda regar por goteo o aspersiones y aplicar cola de caballo. Así como favorecer la buena ventilación del cactus.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quiéres conocer los mejores Trucos para tu propio Huerto Ecológico?

Te iremos enviando los mejores trucos que hemos aprendido para aplicar directamente en tu huerto. Sin publicidad y sin basura. Gracias :-)

¡Muchas gracias!

Pin It on Pinterest