Transplantar Tomates: [Cómo Hacerlo Paso a Paso]

Inicio » Hortalizas de Fruto » Tomates » Transplante

Cómo transplantar tomatesEl transplante de tomates es una acción que debemos aplicar para disfrutar de una planta fuerte y que sea capaz de producir una cosecha abundante.

El éxito de este procedimiento partirá de las condiciones que tenga la planta y cómo esté la tierra donde se cultivan los tomates.

Quiere decir que es indispensable que exista un buen clima, así como una correcta preparación del terreno que recibirá la planta.

De cualquier manera, no te preocupes porque aquí te daremos todos los detalles sobre el paso a paso que debes cumplir.

Pasos a seguir a la hora de transplantar tomates

  1. Define el lugar donde establecerán las plántulas. Lo mejor en este paso es planificar muy bien el espacio si se van a utilizar varias plantas. Realizar marcas sencillas sobre el terreno es más que suficiente.
  2. Humedece el terreno. Aquí aplica tanto al semillero donde están las plántulas, como al espacio a donde se transferirán.
  3. Abre la cantidad de hoyos necesarios. Es importante tomar en cuenta el tamaño que ha alcanzado la planta para definir el espacio a ocupar, pues la idea es que las raíces se establezcan con comodidad y no de forma apretujada.
  4. Extrae la plántula del semillero y pásala al nuevo espacio. Aquí se debe tener extremo cuidado para causarle el menor estrés posible. Además, es indispensable evitar romper el cepellón ya que podría afectar de forma drástica la salud de la planta.
  5. Cubre los espacios con tierra. En este punto, el único al que se debe poner atención es que la tierra no tape las hojas más bajas que tiene la planta.
  6. Riega. El riego es muy importante porque ayuda a compactar el terreno, eliminar las bolsas de aire y facilitar que las plántulas se establezcan con mayor firmeza.

Antes de empezar el transplante de tomates

  • Lo que debes tener en cuenta antes de empezar es que la tierra receptora de las plántulas sea de buena calidad.
  • Como es un procedimiento que se suele hacer mucho de forma doméstica, lo más recomendable es añadir materia orgánica a la tierra tiempo antes del trasplante.
  • También es importante la temperatura que exista a la hora de avanzar en el proceso. Lo ideal es que esté todo fresco.
  • En cuanto a las plántulas, mucho dependerá su condición de siembra inicial.
  • Si están muy pegadas unas de las otras, lo mejor es realizar el proceso apenas aparezca la primera hoja.
  • En caso de que tengan buena separación y no exista el riesgo que sus raíces se enreden, podrás esperar hasta que tenga unas cuatro hojas.
  • Revisar el estado de las plántulas también es importante. Aquí es necesario valorar si están creciendo con normalidad y sanas.
  • En caso de notar que alguna de las plántulas tiene mal aspecto o es mucho más pequeña que el resto, es mejor descartarla.

Herramientas que puedes utilizar para transplantar tomates

Las herramientas que harán falta tener a mano para avanzar en todo este proceso son:

  1. Semilleros donde se realizará la fase inicial de siembra y que deben tener un funcionamiento apropiado para que se desarrollen buenas plántulas.
  2. Materia orgánica, que puede ser estiércol o compost, para preparar la tierra donde se establecerán definitivamente las plántulas.
  3. Regadera.
  4. Pala de jardinería para cavar los hoyos en el suelo donde se establecerán las nuevas plántulas.
  5. Tutores para asegurar que la planta se mantenga erguida durante su crecimiento.

Puntos importantes a tener en cuenta después del transplante de tomates

  • La tomatera es una especie de planta que se desarrolla a nivel rastrero. Esto quiere decir que tanto sus hojas como frutos chocarán contra la tierra.
  • Para mejorar esta condición y asegurar unos niveles mayores de productividad y calidad en la cosecha, será necesario establecer tutores después del trasplante.
  • Una de las razones principales que llevan a esto es que los tomates son frutos muy delicados que podrían maltratarse en exceso al estar en contacto con la tierra.
  • Además, el tutorado no es un procedimiento complejo, sino que se puede efectuar con palos de diferentes materiales.
  • La idea es cavar un hoyo cerca de la base de la tomatera (sin que afecte su raíz) y establecer el palo escogido. Este debe quedar muy firme.
  • Con ayuda de cintas de tela o de otro material que ayude a fijarla, pero que no ejerza daños sobre las partes de la planta, se va amarrando.

Esta es la forma más sencilla de aplicar este método, pero existen muchas más.

Por ejemplo, se pueden utilizar dos palos en los extremos de una fila de tomateras y ajustar una malla.

Después, a medida que la tomatera va creciendo, hay que ir guiándose con la malla, pasando sus ramas y frutos a través de los agujeros para darles soporte.

La siembra de tomates en huertos caseros es común porque, al realizar bien los pasos previos, será posible obtener una excelente cosecha.

Y considerando que es un fruto muy gustoso, valdrá la pena el esfuerzo.

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

Soy Carolina. Cursé estudios de el Grado en Ingeniería Agrícola por la Universidad de La Rioja.

Desde siempre, me ha gustado redactar, editar y publicar información relacionada con el medio ambiente, la agricultura, la jardinería y el cultivo de frutas y hortalizas.

En Sembrar100 puedo llevar a cabo esta tarea, y la verdad: ¡Me encanta!

Mi labor como editora jefe me lleva bastante trabajo, puesto que además de redactar, debo revisar y corregir fuentes bibliográficas, así como posibles erratas que podamos cometer.

Espero que la información que aquí ofrecemos te guste 🙂

1 comentario en «Transplantar Tomates: [Cómo Hacerlo Paso a Paso]»

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.