¿A qué Distancia se deben Plantar los Tomates?

Puntos importantes a la hora de sembrar Tomates:
  • ¿Qué características tienen? El tomate es una planta anual con porte arbustivo, perenne, herbácea, autógama, vellosa e inerme y puede llegar a medir más de 1,5 m de altura. Se define como tomate al fruto de la planta, el cual posee un alto contenido de nutrientes dentro de los cuales se destaca la vitamina C (por cada 100 g que se consumen en crudo posee unos 23 mg).
  • ¿Qué distancia debe haber entre las plantas? Por tratarse de una planta arbustiva, en el cultivo del tomate se recomienda colocar hileras con una separación entre sí de 60 a 80 cm, entre cada planta. Cuando se siembra el tomate en una huerta se debe establecer hileras dobles de aproximadamente 80 cm de distancia entre las filas y 50 cm entre plantas.
  • ¿Cuándo y cómo sembrar tomates? La planta de tomate se debe sembrar en primavera o a principios del verano, pero el cultivo también va a depender de la ubicación geográfica donde se vaya a realizar. Se debe seleccionar las semillas de tomate y sembrar directamente en la tierra o bien optar por un almácigo. Luego, hay que elegir una maceta o bandeja en donde la planta pueda desarrollarse, entre otros pasos.

¿Qué características tiene el tomate?

Qué características tiene el tomateEl tomate es una planta anual con porte arbustivo, perenne, herbácea, autógama, vellosa e inerme y puede llegar a medir más de 1,5 m de altura.

Se define como tomate al fruto de la planta, el cual posee un alto contenido de nutrientes dentro de los cuales se destaca la vitamina C (por cada 100 g que se consumen en crudo posee unos 23 mg).

Cuyo contenido varía con el grado de madurez, estado de cultivo, época y variedad. De las Américas salió el tomate para conquistar el mundo.

Y así fue. Se le adjudica a Cristóbal Colón y al Conquistador Hernán Cortés haber llevado el tomate a España y de allí salió a toda Europa y se distribuyó por todo el planeta.

Para algunos, el tomate es una verdura y para otros es una fruta, pero todos coinciden en que es un alimento realmente sabroso, saludable y muy fresco.

En la culinaria el tomate es utilizado como fruta y también como verdura, para acompañar ensaladas, para elaborar diferentes tipos de guisos, desde salsas hasta jugos con sal, con azúcar o con ambas. Existen más de 10.000 variedades de tomates que son cultivados a gran escala o en huertos caseros.

¿A qué distancia se deben ubicar las plantas de tomate?

A qué distancia se deben ubicar las plantas de tomateLa distancia de siembra entre cultivos es una de las primeras cosas a tener en cuenta cuando se prepara la siembra y reproducción de tomate para la nueva temporada.

Es necesario calcular muy bien el espacio del que se dispone y el que van a ocupar las plantas, con el objetivo de planificar el huerto de la mejor manera posible.

No importa si se cuenta con mesas de cultivo, bancales o huertos tradicionales, ya que es muy importante conocer la distancia de siembra o de plantación de las plantas de tomate para que su desarrollo sea el más óptimo.

Con la distancia de las plantas de tomate en el cultivo también se puede proteger al cultivo de plagas y enfermedades, ya que en caso de un ataque contra alguna planta se puedan salvar las otras, que aún no han sido dañadas.

Los jardineros y expertos consideran de gran importancia tomar muy en cuenta la distancia entre planta y planta de tomate para poder obtener buenos resultados.

Por tratarse de una planta arbustiva, en el cultivo del tomate se recomienda colocar hileras con una separación entre sí de 60 a 80 cm, entre cada planta.

Cuando el tomate es sembrado en una huerta se debe establecer hileras dobles de aproximadamente 80 cm de distancia entre las filas y 50 cm entre plantas.

PulgónTambién se puede intercalar plantas como el tagete para evitar las plagas de tipo pulgón.

Las plantas de tomate tienen la particularidad de que tienen una raíz principal que no se desarrolla excesivamente profunda, pero poseen una gran red de raíces auxiliares alrededor de ella.

Es por ello que cada planta necesita un gran volumen de tierra y de espacio para desarrollarse bien. Aunque su raíz principal puede crecer entre los 30 o 40 cm hacia abajo, normalmente suelen desarrollarse en el suelo más mullido y nutrido que son unos 20cm del suelo.

Aunque existe un gran número de variedades de tomates, la mayoría de las plantas necesitan tutores ya que se van a desarrollar de forma horizontal, elemento muy importante a tener en cuenta para la distancia de ubicación entre plantas.

De allí que los jardineros y expertos consideran que la distancia ideal entre tomateras debe ser entre 40 y 50 cm de separación entre plantas y la distancia entre líneas o filas de tomateras debe ser de entre 60 y 80 cm.

Cuando se trata de cultivos de tomate comerciales y muy grandes, la distancia de siembra generalmente es de cinco a seis pies entre bancos y de 18 a 24 pulgadas entre plantas en hilera sencilla.

A qué distancia se deben sembrar los tomatesCon estas distancias de siembra se pueden obtener densidades poblacionales de 3,526 a 5,641 plantas por cuerda.

Lo más importante es recordar que las tomateras tienen una raíz principal corta y una gran «red» de raíces secundarias y adventicias.

Por lo que cada planta necesita bastante volumen de tierra para desarrollar bien las raíces. Expertos recomiendan aprovechar el espacio entre las tomateras para asociarlas con plantas que tengan un sistema radicular más pequeño y superficial,

Como las cebollas, los ajos, la lechuga o la acelga que no necesitan tantas horas de sol.

¿Cuándo y cómo sembrar tomates?

La planta de tomate debe sembrarse en primavera o a principios del verano, pero el cultivo también va a depender de la ubicación geográfica donde se vaya a realizar. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Seleccionar las semillas de tomate y sembrar directamente en la tierra o bien optar por un almácigo.
  2. Elegir una maceta o bandeja en donde la planta pueda desarrollarse.
  3. Regar de forma abundante y mantener la humedad sin encharcamiento y sin ahogar la planta.
  4. Rellenar con sustratos ricos en nutrientes, colocando compost o estiércol animal (de vaca, caballo, oveja, etc.).
  5. Ubicar el cultivo a pleno sol o en un lugar donde pueda recibir por lo menos 6 horas al día los rayos solares directos.
  6. Cuidar el cultivo de posibles plagas y enfermedades como la pudrición de la raíz por el exceso de agua y los pulgones.

Referencias bibliográficas

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

¡Hola!

Soy Arantxa Bellido y hace años que colaboro con Sembrar100. Soy graduada en Ingeniería Agroambiental (2014) por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agroambientales. También he cursado el Programa Oficial de Posgrado en Agrobiología Ambiental por la Universidad de Navarra.

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.