Cómo Abonar Patatas: [Cuándo Hacerlo, Necesidades y Compost Casero]

Inicio » Tubérculos » Patatas » Abonar Patatas

sembrar patatas tubérculoLa patata es uno de los tubérculos (yuca, ñamebatata, chufa, jengibre…)  más famosos que hay.

El consumo de patatas está cada vez más extendido en el mundo y uno de sus mayores inconvenientes es que crecen bajo tierra.

Por esta razón, se hace complicado verificar el estado de los frutos en sí. De aquí que cobre aún más importancia conocer cómo abonar patatas.

Para lograr que este trabajo esté bien hecho, lo más apropiado es conocer qué nutrientes necesita, cómo incorporarlos al abono y cómo corregir las carencias que pueda tener la patata.

Y de eso precisamente es que hablaremos hoy, así que no te pierdas ni un solo detalle.

 

¿Por qué abonar las patatas?

  1. Las patatas necesitan ser abonadas para que puedan formar un buen nivel de almidón en su interior y crecer de manera apropiada.
  2. El abonado también ayuda a evitar que los tubérculos se enfermen y sus posibilidades de generar una cosecha óptima sean reducidas.
  3. Una tercera razón que responde a esta pregunta es que el abono le da vitalidad a la planta que sí es posible de visualizar en el exterior.
  4. Si la apariencia exterior es positiva es un reflejo de lo que se está generando bajo tierra, lo cual indica que va en buen camino el cultivo.

¿Qué necesita la planta de la patata?

Para que la planta de patata se desarrolle bien necesitará de nitrógeno, fósforo, potasio y algunos micronutrientes.

El nitrógeno

como abonar la patataLa función del nitrógeno será a nivel de las hojas y tallos de forma principal, aunque también actúa en la fase de formación de la patata.

Un caso curioso con respecto a la planta de patata es que al tener niveles muy elevados de nitrógeno se corre el riesgo de padecer el ataque de plagas. Por eso la importancia de tomar las medidas correctas para darle solo lo que le sea conveniente.

 

El fósforo

El fósforo será un componente que ayudará a que las raíces estén fortalecidas y se adhieran de mejor manera a la tierra.

En el caso del potasio, ayuda a que las patatas crezcan más grandes y con mucha más calidad.

Cuando la planta tiene los niveles de potasio recomendados, se obtiene una cosecha con frutos de buena calidad y más o menos homogéneos.

Los últimos son los micronutrientes y estos cumplirán la función de ayudar a que los macronutrientes pueden trabajar mucho mejor.

 

¿Cuáles son los principales componentes del abono para la patata?

abonar para el cultivo de patatasTierra removida con motoazada es ideal para sembrar sandías

Además de los macronutrientes como el fósforo, el nitrógeno y el potasio, es bueno que el abono contenga calcio y magnesio.

El calcio, por ejemplo, es un importante elemento que ayudará a que la cáscara de la patata se genere de forma óptima.

En el caso del hierro, que es otro micronutriente, ayuda a que la planta esté con el verdor que caracteriza la especie.

¿Qué carencias puede tener y cómo detectarlas?

Existen muchas condiciones que demuestran que las plantas no están recibiendo o no recibieron suficientes nutrientes.

Durante todo el desarrollo de la planta, se pueden notar algunas deficiencias en nutrientes con sus respectivos síntomas como:

  • El magnesio: genera que los nervios de las hojas se tornen amarillentos.
  • El manganeso: cuando se presenta deficiencia de este nutriente, los tubérculos se ven alargados y delgados.
  • El boro: es un micronutriente que puede generar una patata muy poco compacta, produciendo que se desmorone al cocer.
  • El calcio: se evidencia con una cosecha pobre o inexistente.

 

¿Cómo hacer un compuesto de abono para patatas paso a paso?

Aunque existen muy buenos fertilizantes de venta comercial, con un compost casero será más que suficiente para que las patatas estén bien.

  1. Para hacerlo de una forma organizada y con el mejor ambiente posible, lo mejor es tener un compostero o compostera. Pero en caso de que no sea posible, se puede fabricar uno sin problemas dentro de casa.
  2. El trabajo es sencillo de hacer, siempre colocando una capa de desechos húmedos y después una de desechos secos.
  3. Todo lo que pueda salir de la cocina que sea sobrante de verduras, frutas, etc. se añadirá como desechos húmedos.
  4. Las hojas secas, ramas y otros elementos de esta naturaleza serán colocados a continuación, como desechos secos.
  5. Después, habrá que colocarle tierra que recubra por encima de todo esto, ayudando así a añadir materia viva que se encargue de la descomposición.
  6. Ahora bien, hay que tomar en cuenta varios aspectos para asegurar que el compost genere un buen resultado y no que la mezcla se pudra:
  7. Una de las acciones claves es permitir que entre el aire. Esto se logra removiendo el compost dos veces al día después de la primera semana.
  8. También es fundamental la humedad, agregando agua en cantidad suficiente para hidratar, sin necesidad de que se vuelva un charco.
  9. Importante no depositar restos de carne, pescado u otros alimentos parecidos en la compostera. Esto puede atraer a roedores.

Cada elemento que se consiga en casa se puede ir añadiendo de forma regular, siempre respetando la alternancia de húmedos y secos.

Otro dato importante es mantener el compostador o recipiente protegido de las corrientes de aire, utilizando para ello una tapa.

Con todo esto será más que suficiente para añadir buena cantidad de materia orgánica a las patatas y que estas fructifiquen tal y como deseamos.

Bibliografía y referencias

¿Te ha sido útil este artículo?

Deja un comentario

report this ad