Coníferas: [Características, Crecimiento, Cultivo y Ejemplos]

Inicio » Árboles » Tipos » Coníferas

ConíferasLas coníferas son las plantas que encontramos típicamente en las zonas más frías del planeta. Tienen la condición de desarrollar un fruto en forma de cono (al que se le suele llamar, en algunos casos, piña).

Su trayectoria en el mundo es más antigua que la de las plantas de hoja ancha porque tienen mayor capacidad de resistencia.

Existen de muchos tipos que seguro habrás escuchado mencionar alguna vez (como los pinos o las secuoyas) y aquí las estudiaremos hoy ¿te vienes?

¿Qué son las coníferas?

Las coníferas son árboles de hoja perenne cuya forma es puntiaguda y de color verde oscuro penetrante. Dentro de su familia se cuentan más de 600 especies y la mayor parte de ellas están distribuidas en las zonas más frías del mundo.

Cupresus Gold Crest - Maceta 14cm. - Altura aprox. 45cm. - Planta viva - (Envíos sólo a Península)
Cupresus Gold Crest – Maceta 14cm. – Altura aprox. 45cm. – Planta viva – (Envíos sólo a Península)

Las semillas se generan dentro de su fruto, el cual tiene forma de cono duro que las protege del entorno. Esta corteza en algunos casos puede ser verdaderamente fuerte, evitando que las condiciones medioambientales más extremas afecten el interior.

Las coníferas son un grupo de plantas con semillas cónicas, subconjunto de las gimnospermas.

Científicamente, constituyen la división Pinophyta, también conocida como Coniferophyta o Coniferae.

La división contiene una única clase existente, Pinopsida. Todas las coníferas existentes son plantas leñosas perennes con crecimiento secundario. La gran mayoría son árboles, aunque algunos son arbustos.

Características de las coníferas
liggraphy / Pixabay

Algunos ejemplos son los cedros, los abetos de Douglas, los cipreses, los abetos, los enebros, los kauri, los alerces, los pinos, los hemlocks, las secuoyas, los abetos y los tejos.

En 1998 se estimaba que la división Pinophyta contenía ocho familias, 68 géneros y 629 especies vivas.

Aunque el número total de especies es relativamente pequeño, las coníferas son ecológicamente importantes. Son las plantas dominantes en grandes extensiones de tierra, sobre todo en la taiga del hemisferio norte, pero también en climas fríos similares en montañas más al sur.

Las coníferas boreales tienen muchas adaptaciones invernales. La estrecha forma cónica de las coníferas boreales y sus ramas inclinadas hacia abajo les ayudan a deshacerse de la nieve. Muchas de ellas alteran estacionalmente su bioquímica para hacerlas más resistentes a la congelación.

Aunque los bosques tropicales tienen más biodiversidad y rotación, los inmensos bosques de coníferas del mundo representan el mayor sumidero de carbono terrestre. Las coníferas tienen un gran valor económico para la producción de madera y papel.

¿Cuáles son las características de las coníferas?

Las coníferas son plantas que distan mucho de las características normales de las demás especies. Aquí se cuentan aspectos como:

  1. La estructura general de la planta: son solo árboles y arbustos, no como en el caso de las plantas de hoja ancha que pueden encontrarse trepadoras, de baja altura, etc.
  2. Tronco: es la estructura principal en torno a la que se desarrollan las hojas, ya que las coníferas tienen una forma como de pirámide. El tronco es recto y su madera es útil en muchas ocasiones.
  3. Hábitat: suelen vivir en las zonas frías, en espacios conocidos como taigas donde se desarrollan como bosques. La gran mayoría de las coníferas están en el hemisferio norte.
  4. Adaptación: la vida en climas templados no exime que puedan verse afectadas por la acción de las heladas. Ante esta realidad, las coníferas establecen un proceso interno de endurecimiento que les permite mantenerse saludables ante las bajas temperaturas. Además, han desarrollado una forma de las hojas que ayuda a que puedan librarse de la nieve cuando quedan sumidas bajo ella.

¿Cómo es la hoja de estos árboles?

La mayoría de las especies de coníferas son de hoja perenne, lo que significa que conservan la mayor parte de sus hojas durante todo el año.

Sin embargo, algunas especies de coníferas, como el alerce, son caducifolios, es decir, que pierden todas sus hojas cada otoño.

La mayoría de los árboles de hoja perenne se desprenden de las hojas (o de las ramas, en el caso de los cedros) que crecieron dos o más años antes, de modo que las ramas más nuevas nunca están desprovistas de hojas.

La mayoría de las coníferas tienen hojas en forma de aguja, como el abeto, el pino, el abeto y el alerce. Algunas, como el cedro, el ciprés y el enebro, tienen hojas en forma de escamas y no se desprenden de hojas individuales, sino que se desprenden de ramas cortas que llevan uno o más años de crecimiento.

Coniferous
Sorbyphoto / Pixabay

¿Cuántas variedades de coníferas hay?

Se cuenta una familia formada por unas 630 especies, aproximadamente.

¿Cómo crecen las coníferas?

Cómo crecen las coníferasLa gran mayoría de las coníferas crecen con lentitud, necesitando años para alcanzar la versión adulta.

Al tener especies tan variadas en su familia, esto tendrá una influencia directa en el tiempo que se tomarán para crecer.

Alrededor de 10 años es el tiempo promedio que necesita una conífera de árbol para alcanzar su máxima altura.

Toma en cuenta que muchas de ellas se toman solo el primer año para desarrollar su fuerte sistema radicular. Este es uno de los aspectos que hay que tomar más en cuenta a la hora de sembrar, pues necesita contar con suficiente espacio para los movimientos que ocurren bajo tierra.

¿Cómo se reproducen?

Todas las coníferas tienen conos de semillas y conos de polen separados.

Éstos pueden nacer en el mismo árbol (monoico, un hogar) o en árboles diferentes (dioico, dos hogares).

Los conos de polen producen abundante polen amarillo, que es dispersado por el viento cada primavera y entra en los conos de semillas (polinización) donde se produce la fecundación, el desarrollo del embrión y la semilla.

En la mayoría de las coníferas, la polinización, la fecundación y el desarrollo del embrión y de la semilla se producen en una sola estación de crecimiento, desde la primavera hasta el otoño.

Cómo se reproducen las coníferas
Pexels / Pixabay

Sin embargo, en los pinos y algunos otros géneros, hay un retraso de un año entre la polinización y la fecundación, o la fecundación y el desarrollo de la semilla, y el ciclo reproductivo se extiende a lo largo de dos estaciones de crecimiento.

En ambos tipos de ciclos reproductivos, los conos de semillas maduran en otoño y las semillas se desprenden cuando el cono seco se abre o se desintegra.

La mayoría de las especies tienen semillas con una o dos alas que frenan su caída, lo que ayuda a la dispersión de las semillas. Las semillas suelen ser dispersadas por el viento, pero las ardillas y otros roedores también pueden dispersarlas.

En el tejo y algunas especies de pino, los pájaros dispersan las semillas. En varias coníferas, se desprenden conos enteros en lugar de semillas individuales.

¿Por qué se llaman coníferas?

Reciben este nombre debido a que la semilla la almacenan en frutos con forma de conos. Estos frutos no son comestibles. Su estructura se forma por tres partes principales: el eje central, las brácteas y las escamas. En las escamas es que se asocian las semillas.

Cipreses Seeds 50 Pcs raras semillas verdes Platycladus orientalis orientales de Tuya conífera Semillas del jardín de DIY aire fresco 5
Cipreses Seeds 50 Pcs raras semillas verdes Platycladus orientalis orientales de Tuya conífera Semillas del jardín de DIY aire fresco 5

Gracias a los conos, las semillas se mantienen protegidas. Igualmente ejercen un papel protagonista en la polinización, ya que pueden ser femeninos o masculinos.

¿Dónde se cultivan las coníferas?

Las coníferas se suelen cultivar en espacios con climas templados, aunque en líneas generales crecen por su propia actividad reproductiva. En esta, el polen de las coníferas masculinas es trasladado a las coníferas femeninas con ayuda del viento, dando pie a la fecundación para la formación de los frutos.

Ejemplos de coníferas conocidos

Aunque las coníferas son una familia bastante numerosa, existen algunas especies que suelen ser más conocidas que otras. Aquí se cuentan:

Abeto

Son de distintos tipos pero el más característico es el que ha sido utilizado para embellecer el interior de los hogares en navidad. Crece con la zona de las hojas parecidas a cepillos que se abren en todas direcciones. Las hojas son puntiagudas y, según el tipo de abeto, puede ser más o menos alto.

25 Semillas de Abeto Azul (Evergreen Colorado, Blue Spruce)
25 Semillas de Abeto Azul (Evergreen Colorado, Blue Spruce)

Ciprés

Es una conífera que se utiliza con mucha frecuencia para crear setos porque su parte vegetativa alcanza buena densidad. Tiene una estructura alargada que le hace ver muy imponente sobre todo cuando alcanza más de 20 metros de altura. Además, es beneficioso en el mundo medicinal.

150 Semillas Cipres de Lawson (Chamaecyparis lawsoniana)
150 Semillas Cipres de Lawson (Chamaecyparis lawsoniana)

Pino

Los pinos son de las coníferas más conocidas por su estructura llamativa y la cantidad de piñas que es capaz de producir en su tiempo. Aunque en la mayoría de los casos los pinos son árboles, también existen algunos tipos que se desarrollan como arbustos.

5 Semillas de Pinus Armandii (Pino Blanco)
5 Semillas de Pinus Armandii (Pino Blanco)

Ha sido muy útil dentro del mundo industrial por su madera y aroma, del cual se han hecho productos para la limpieza y cosmetológicos.

Secuoyas

Las secuoyas son las coníferas que alcanzan mayor altura y, no solo de esa familia, sino de todas las especies de plantas del mundo. Son especialmente longevos, pudiendo sumar varias decenas de años a su vida.

Set de cultivo para secuoya (Sequoia dendron giganteum) de Seedeo®, 50 semillas
Set de cultivo para secuoya (Sequoia dendron giganteum) de Seedeo®, 50 semillas

En el estado de California, en Estados Unidos, está el bosque de secuoyas más grande del mundo y es un verdadero espectáculo natural.

Cedro

Crecen con una gran altura y una forma llamativa que les ha dado un alto valor a nivel ornamental. Su madera es de las mejores del mundo y a eso se le añade que también tienen un aroma exquisito. Sin dudas, es una de las coníferas mejor valoradas.

Las coníferas son una familia numerosa, llamativa, popular y de gran importancia para el equilibrio ecológico del mundo. Dentro de los bosques de coníferas se almacenan las mayores reservas de carbono del mundo, sumando alrededor del 50% del total de todo el planeta.

(500 semillas) Thuja occidentalis/Cedro Blanco del Norte/Tuya Oriental/cedro blanco/American Arborvitae
(500 semillas) Thuja occidentalis/Cedro Blanco del Norte/Tuya Oriental/cedro blanco/American Arborvitae

Además, las maderas que provienen de árboles de coníferas son de las más valiosas para los trabajos de carpintería, por lo que se le añade una importancia comercial.

Los bosques de coníferas no tienen tanta biodiversidad como ocurre dentro de los bosques tropicales, pero no cabe duda que tienen una importancia trascendental para el equilibrio ecológico del planeta.

Evolución de las coníferas a lo largo de la historia

Las primeras coníferas aparecen en el registro fósil durante el Carbonífero tardío (Pennsylvanian), hace más de 300 millones de años.

Se ha sugerido que las coníferas están más estrechamente relacionadas con los Cordaitales, un grupo de árboles y plantas trepadoras del Carbonífero-Pérmico cuyas estructuras reproductivas tienen algunas similitudes con las de las coníferas.

Las coníferas más primitivas pertenecen al conjunto parafilético de las “coníferas walchianas”, que eran árboles pequeños y probablemente se originaron en hábitats secos de tierras altas. El área de distribución de las coníferas se amplió durante el Pérmico temprano (Cisuraliano) a las tierras bajas debido a la creciente aridez.

Evolución histórica de las coníferas
12019 / Pixabay

Las coníferas del Pérmico fueron sustituidas gradualmente por coníferas voltzianas más avanzadas o de “transición”. Las coníferas no se vieron afectadas en gran medida por el evento de extinción del Pérmico-Triásico, y fueron las plantas terrestres dominantes de la era Mesozoica.

Los grupos modernos de coníferas surgieron a partir de las voltziales durante el Pérmico tardío y el Jurásico. Las coníferas sufrieron un importante declive en el Cretácico tardío que se corresponde con la explosiva radiación adaptativa de las plantas con flor.

Morfología de las coníferas

Todas las coníferas vivas son plantas leñosas, y la mayoría son árboles, la mayoría con forma de crecimiento monopodial (un solo tronco recto con ramas laterales) con fuerte dominancia apical. Muchas coníferas tienen una resina claramente perfumada, segregada para proteger al árbol contra la infestación de insectos y la infección por hongos de las heridas.

La resina fosilizada se endurece en forma de ámbar.

El tamaño de las coníferas maduras varía desde menos de un metro hasta más de 100.

¿Cuál es la conífera más grande del mundo?

Los árboles vivos más altos, más gruesos, más grandes y más antiguos del mundo son todos coníferas. El más alto es una secuoya de la costa (Sequoia sempervirens), con una altura de 115,55 metros (aunque un fresno de montaña victoriano, Eucalyptus regnans, llegó supuestamente a una altura de 140 metros, aunque las dimensiones exactas no fueron confirmadas).

El más grueso, es decir, el árbol con el mayor diámetro de tronco, es un ciprés de Moctezuma (Taxodium mucronatum), de 11,42 metros de diámetro. El árbol más grande por su volumen tridimensional es una Sequoia gigante (Sequoiadendron giganteum), con un volumen de 1486,9 metros cúbicos.

el árbol más grandel del mundo
El árbol más grande del mundo es un tipo de conífera.

¿Qué conífera es la más pequeña del mundo?

La conífera más pequeña es el pino pigmeo (Lepidothamnus laxifolius) de Nueva Zelanda, que rara vez supera los 30 cm de altura en su madurez. El más antiguo es un

¿Cuál es la conífera más antigua del mundo?

Pino Bristlecone de la Gran Cuenca (Pinus longaeva), con 4.700 años de antigüedad.

¿Qué enemigos tienen las coníferas?

Al menos 20 especies de barrenadores de cabeza redonda de la familia Cerambycidae se alimentan de la madera de piceas, abetos y cicutas (Rose y Lindquist 1985).

Los barrenadores rara vez perforan túneles en los árboles vivos, aunque cuando las poblaciones son altas, los escarabajos adultos se alimentan de la corteza de las ramitas tiernas y pueden dañar los árboles jóvenes vivos.

Barrenadores
Erik_Karits / Pixabay

Una de las especies de barrenadores más comunes es el aserrador de manchas blancas (Monochamus scutellatus).

Los adultos se encuentran en verano en árboles recién caídos o recién talados, masticando pequeñas hendiduras en la corteza en las que ponen los huevos. Los huevos eclosionan en unas dos semanas y las diminutas larvas hacen un túnel hasta la madera y marcan su superficie con sus canales de alimentación.

Con la llegada del frío, perforan la madera haciendo agujeros de entrada ovalados y hacen túneles profundos. La alimentación continúa el verano siguiente, cuando las larvas vuelven ocasionalmente a la superficie de la madera y extienden los canales de alimentación generalmente en forma de U.

Durante este tiempo, se acumulan bajo los troncos pequeños montones de fruscos extruidos por las larvas. A principios de la primavera del segundo año tras la puesta de huevos, las larvas, de unos 30 mm de longitud, pupan en la ampliación del túnel justo debajo de la superficie de la madera.

Los adultos salen a principios del verano, dejando agujeros de salida redondos, completando así el ciclo vital habitual de dos años.

¿Cómo sobreviven las coníferas a los duros inviernos de algunas zonas?

A finales del verano y principios del otoño, cuando los días se acortan y las temperaturas disminuyen, las coníferas de zonas templadas experimentan varios cambios en sus hojas, tallos y raíces.

Las divisiones celulares y el crecimiento celular se detienen.

Coníferas en invierno
Couleur / Pixabay

No hay un crecimiento activo que forme nuevos tejidos u órganos como la madera o las hojas, respectivamente.

También se producen muchos cambios químicos complejos, que van desde el aumento de la cantidad de sales y azúcares solubles, y en algunos, la producción de compuestos anticongelantes, todo lo cual aumenta la resistencia al frío de los tejidos vivos.

Estos complejos cambios fisiológicos reducen la temperatura de formación de hielo en varios grados, lo que permite a los tejidos vivos sobrevivir a largos periodos de temperaturas bajo cero.

Referencias bibliográficas

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

Soy Carolina. Cursé estudios de el Grado en Ingeniería Agrícola por la Universidad de La Rioja.

Desde siempre, me ha gustado redactar, editar y publicar información relacionada con el medio ambiente, la agricultura, la jardinería y el cultivo de frutas y hortalizas.

En Sembrar100 puedo llevar a cabo esta tarea, y la verdad: ¡Me encanta!

Mi labor como editora jefe me lleva bastante trabajo, puesto que además de redactar, debo revisar y corregir fuentes bibliográficas, así como posibles erratas que podamos cometer.

Espero que la información que aquí ofrecemos te guste 🙂

2 comentarios en «Coníferas: [Características, Crecimiento, Cultivo y Ejemplos]»

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.