Cedro del Líbano: [Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Árboles » Cedro del Líbano
Puntos importantes a la hora de sembrar cedro del Líbano
  • Cedro del Líbano¿Cuándo? en primavera y otoño le conviene ser plantado.
  • ¿Dónde? A campo descubierto y en jardines de buena luz y amplitud
  • ¿Cómo preparamos la tierra? Con compuestos orgánicos mezclados con tierra
  • ¿Cómo sembramos? Cavamos un hoyo de cincuenta centímetros donde sepultamos las semillas y con plantones
  • ¿Cómo abonamos? Con acolchados periódicos de materia orgánica.
  • ¿Temperatura ideal? Soporta por igual altas y bajas temperaturas, de hasta 30 grados bajo cero.
  • ¿Cómo regamos? Necesita buen riego, evitando el exceso porque se pueden pudrir sus raíces.
  • ¿Enfermedades y plagas? Puede ser atacado por hongos, pero su principal enemigo es el cambio climático.

¿Qué es el cedro del Líbano?

Qué es el cedro del LíbanoEl Cedro del Líbano o Cedro de Salomón cuyo nombre científico es Cedrus libani A Rich, tiene su origen en las regiones montañosas del Líbano, pero también en Siria y Turquía ha hecho presencia.

Es un árbol de tipo conífera acicufolia con hoja perenne. Tiene un crecimiento vegetativo imponente, de gran belleza gracias a su copa de forma piramidal que en ocasiones lo asemejan a un árbol de Navidad y puede alcanzar los 40 m de alto.

Se expande por toda la cuenca mediterránea oriental. Lo encontramos en bosques de montaña entre 900 a 2.000 metros sobre el nivel del mar (msnm) siendo su media los 1.500 msnm.

Es un árbol de madera pesada, densa, fuerte, duradera y aromática que no soporta el exceso de humedad en el aire, pero aguanta con firmeza el frío más helado y el calor agobiante.

Tiene un tronco prominente cuya madera es muy solicitada en carpintería, y sus hojas de color verde intenso, aguantan fuertes temperaturas invernales sin caerse. A lo largo de la historia el Cedro del Líbano ha sido empleado en la construcción de barcos, templos y edificios, especialmente en Jerusalén o el antiguo Egipto.

¿Dónde debemos sembrarlo?

Lo sembraremos en terrenos de suelos ligeros y frescos, que son sus preferidos, donde haya poca humedad, sin exceso de drenaje.

¿Cuándo se debe cultivar el cedro del Líbano?

El momento ideal es a principios del mes de octubre, en otoño, con el fin de darle suficiente tiempo antes de la llegada de los fríos invernales.

La multiplicación debemos realizarla a partir de semillas, en primavera.

¿Cómo preparamos la tierra?

Cómo preparamos la tierraComo se trata de un árbol de crecimiento lento, debemos extremar las precauciones para lograr su sano crecimiento, tomando en cuenta que en sus primeros años es esencial la materia orgánica para su desarrollo.

Este ejemplar apuesta por suelos ricos en calcio y magnesio, por terrenos calcáreos de pH alcalino donde encuentran parte de los nutrientes en el terreno porque sus raíces tienden a derramarse por decenas de metros.

¿Cómo sembrar paso a paso un cedro del Líbano?

Sembrar plantones

  1. Primero que nada, cavaremos un hoyo de cincuenta centímetros, donde la expansión
  2. de sus raíces quedará garantizada al eliminar todo tipo de piedras y otros elementos que impidan su enraizamiento con la tierra.
  3. Luego, cubriremos el hoyo a la mitad con materia orgánica descompuesta mezclada a partes iguales con la tierra antes de proceder a la siembra.
  4. Inmediatamente después, el plantón debe sacarse con mucho cuidado de la maceta, dejando intacto su cepillón, evitando a toda costa maltratar las raíces.
  5. Una vez que lo hemos sembrado, lo envolveremos con el compost y la tierra y finalmente procederemos a realizar un riego profundo de plantación.
  6. Debemos regarlo abundantemente los primeros años, cuidando el exceso de agua que pueda provocar la pudrición de las raíces.

Multiplicación

Cómo sembrar paso a paso un cedro del LíbanoUsaremos semillas que previamente estarán en remojo durante 48 horas, proceso que cumpliremos al aire libre y en tierra ligera, en la época primaveral.

Seguidamente deben sembrarse en una maceta llena con sustrato de mucha materia orgánica. La multiplicación a partir de semillas, da respuesta positiva en primavera.

También el método de multiplicación por esqueje da excelentes resultados. Para realizarlo, las estacas deben ser preparadas a finales de la primavera o en otoño, bajo invernadero.

El acodo debe realizarse en primavera, de una rama que posteriormente tenderá a separarse de la planta madre. El trasplante lo realizaremos, cada dos años, en primavera u otoño, añadiendo más arena y mantillo a la mezcla de suelo donde se ha de poner.

Sin embargo, hay que tener siempre presente que el árbol del Líbano es una especie de vieja data, su método de reproducción va aumentando de tamaño con lentitud extrema, por lo que debemos tener mucha paciencia y amor a la hora de cultivarlos.

¿Qué cuidados necesita el cedro del Líbano?

Iluminación

Es fanático del sol, sobre todo en los primeros años de vida, aunque, en sus primeros años de vida, siendo una planta pequeña, puede permanecer medio día en el sol y medio día en la sombra.

Temperatura

Es un árbol capaz de adaptarse a cualquier rango climático, y se le clasifica en el entorno atlántico-continental-mediterráneo y montañoso. Por eso, se adapta por igual a las altas temperaturas del verano mediterráneo o las heladas invernales del clima continental.

Riego

Es un factor clave que ayudará en los primeros 4 años de vida. El agua que reciba tendrá una frecuencia entre 2 a 3 veces por semana en verano y 1 en invierno, a menos que se produzcan fuertes lluvias. El exceso de humedad le daña notablemente, porque pudrirá las raíces y le ocasionará enfermedad hasta matarlo.

Abono

Qué cuidados necesita el cedro del LíbanoEn cuanto al abonado, en cada primavera, son recomendables acolchados periódicos con abundante materia orgánica y aportar abonos de liberación lenta ricos en nitrógeno para hacer más expedito el crecimiento del árbol.

También se considera ideal la época primaveral para liberar nutrientes del estiércol y reducir la evaporación del agua.

De vez en cuando se recomienda enriquecer el terreno con aporte de sales minerales, y cada dos años, en primavera o invierno, añadir a la base del tronco un cubo de abono orgánico maduro.

No se poda, su forma piramidal la adopta naturalmente. Solo deben ser retiradas ramas viejas, cruzada o de porte muy bajo, las cuales sí deben ser eliminadas, pero una poda como tal no hace falta.

En síntesis, su cuidado se circunscribe a mantener constancia y mucha atención a factores como el riego y el abono. En caso de cultivarlos en el jardín, es indispensable asegurarnos de que tengan una exposición soleada, lo que conseguiremos ubicándolo en una posición donde reciba el sol directo algunas horas al día.

¿Qué plagas y enfermedades atacan al cedro del Líbano?

Qué plagas y enfermedades atacan al cedro del LíbanoEs un árbol que puede ser atacado por enfermedades desarrolladas por hongos debido al salto térmico de las horas del día y la noche en época lluviosa.

Estas enfermedades pueden ser tratadas con fungicidas sistémicos a finales del invierno, y también es aconsejable usar insecticidas cuando se trata del ataque de plagas inmisericordes que en la Reserva Natural de Bosque de Cedros del Líbano han acabado con el 7%  de estos árboles.

Pero el mayor enemigo de estos árboles milenarios que tanta admiración causan en los bosques y que tanto bien hacen a la naturaleza es el cambio climático, el cual amenaza a la flora y la fauna de todo el planeta.

Los Cedros del Líbano han visto pasar guerras modernas, imperturbables, manteniéndose en sus troncos con estoicismo digno de encomio, pero, de proseguir el atentado a la naturaleza, se cree que no podrán resistir al final del presente siglo y muchos de sus bosques tenderán a desaparecer.

Debido al aumento considerable de las temperaturas por acción de los gases de efecto invernadero, los cedros solo tendrán refugio de vida en las partes altas de las montañas, ya que necesitan el frío para mantenerse.

A medida que el tiempo pasa y las temperaturas aumentan, es más difícil conseguir este objetivo, porque científicos del Medio Oriente creen que, de seguir la misma situación, para el año 2.100 gran parte de los bosques habrán desaparecido.

Artículos relacionados: