Trasplantar un Árbol: [Razones, Condiciones y Época Idónea]

Inicio » Árboles » Trasplantar un árbol

Nosotros teníamos un limonero plagado de limones. Daba limones todo el año.

Sin embargo, por una serie de cambios que tuvimos que hacer, hubo que moverlo.

El trasplante de un árbol no es sencillo. Se debe hacer con las herramientas adecuadas, en la época correcta y preparando bien el lugar donde vas a movilizarlo.

Sin embargo, te daremos una serie de consejos que muy posiblemente te ayuden.

¿Te apuntas? 🙂

¿Cuándo trasplantar un árbol?

Cuándo trasplantar un árbol¿Te ha tocado alguna vez realizar el proceso de trasplantado de un árbol?

Trasplantar un árbol es un procedimiento que en muchas ocasiones se aconseja porque permite mejorar, de alguna manera, la vida de la especie cultivada.

Otras, cuando el árbol ya es mayor, no es recomendable. Nos arriesgamos a que el propio árbol no lo aguante y muera en el intento de trasplante.

El trasplante consiste en remover un árbol de una ubicación determinada para colocarla en otra. En algunas especies se aconseja durante su período de crecimiento, pero se puede realizar por algunos otros motivos.

Y de eso es que hablaremos a continuación, así que no te pierdas un solo detalle de esta información que te servirá para tener tu jardín a punto.

¿Por qué trasplantar un árbol?

Por qué trasplantar un árbolCambiar de ubicación por el tamaño

El trasplantado de un árbol se puede realizar por diversas razones, la principal es cambiarlo de ubicación por el tamaño.

Y es que en muchas oportunidades se puede sembrar un árbol que alcanza dimensiones que no estaban contempladas y no puede permanecer allí.

Por ejemplo, cuando las raíces quedan muy cercanas a una construcción y existe posibilidad de afectarla de alguna manera.

Diferentes especies en competencia

También cuando genera un estorbo para el desarrollo de otras especies o el bloqueo de la visibilidad. En la actualidad, muchos árboles son trasplantados por cuestiones de desarrollos urbanos, cuando los mismos se encuentran en un área necesaria para otro fin.

A modo de ilustración se podría pensar en los caminos por donde se construyen las carreteras en áreas boscosas o en la ampliación de una escuela.

El lugar donde está el árbol cambia

Una tercera razón tiene que ver con las posibilidades de desarrollo de la especie en ese lugar.

Quizás en un primer momento tenía las condiciones óptimas, pero ya las existentes no cubren las necesidades que exige. Además de las anteriores, el caso más común de trasplante de árboles se da cuando son todavía muy jóvenes.

Este trasplante ocurre al realizar el traslado desde el vivero hasta el jardín donde continuará su crecimiento. Por todas estas razones es que es preferible que averigües con mucho detalle las características del árbol antes de sembrarlo.

¿Qué se necesita para que el trasplante de un árbol sea exitoso?

Para que el trasplante de un árbol pueda considerarse exitoso necesita reunir ciertas características:

  1. Cuando sea de un tamaño apropiado para el tipo de medidas que serás capaz de ejecutar. A veces puede ser demasiado grande y hará falta el uso obligatorio de maquinaria para avanzar adecuadamente. En estos casos, la contratación de una empresa experimentada en la materia será la mejor decisión.
  2. Cuando el estado de salud sea adecuado porque un ejemplar que se encuentra enfermo quizás no valga la pena trasplantarlo. En esos casos sería más conveniente realizar la siembra de una nueva planta y esperar a que se desarrolle.
  3. Cuando se trate de una especie que sea capaz de resistir el proceso y que se asegure que encontrará condiciones óptimas para continuar con vida. El trasplante supone un cambio gigantesco en los árboles y generalmente conlleva a acciones que afectan su estructura, como podas, pérdidas de raíces, entre otros. Algunas especies son incapaces de tolerarlo.
  4. Cuando se trata de una especie de crecimiento lento. Esto se debe a que son especies que viven un tiempo mayor que otras especies, por lo que un trasplantado estaría justificado para asegurar mucho tiempo más. Sin embargo, cuando es una especie de crecimiento rápido (que no suele vivir por tantos años), puede que sea necesario considerar con más detalle los problemas que un trasplantado podría traer, sobre todo a nivel económico.

¿Qué aspectos debemos considerar en cuanto a la temperatura al trasplantar un árbol?

Qué aspectos debemos considerar en cuanto a la temperatura al trasplantar un árbolLa época idónea para avanzar en el proceso de trasplante es durante el invierno porque es el momento en el cual la planta está en reposo.

Esto quiere decir que no están produciendo flores ni frutos y, por ende, sus requerimientos nutritivos y de agua no son tan exigentes.

Si un árbol se decide trasplantar durante la primavera o el verano, el daño ocasionado sobre su estructura podría ser muy superior.

Eso sí, debes cuidar que el tiempo escogido del invierno no sea el de temperaturas más bajas y, mucho menos, cuando existan heladas. Del resto, solo quedará cumplir con los pasos recomendados para que la gestión tenga éxito, como:

  1. Humedecer la tierra donde se tiene sembrado el árbol de manera que sea mucho más fácil realizar la extracción del cepellón.
  2. Realizar la poda de una tercera parte de la copa del árbol para asegurar que el peso sea más liviano para moverlo.
  3. Tutorar las raíces, preferiblemente con materiales degradables que ayudarán a extraer el cepellón y después a mantener el árbol en su nueva posición.
  4. Abrir el nuevo hoyo donde se establecerá el árbol, asegurando que tenga el diámetro y la profundidad necesaria para recibirlo.
  5. Preparar el hoyo con los nutrientes apropiados para que el árbol pueda establecerse con comodidad y continuar su desarrollo.

El trasplantado de un árbol no es una tarea fácil pero tampoco imposible y, la verdad, es que no se debe hacer a la ligera. Si en algún momento estás necesitando hacerlo, ten a la mano esta información para que el proceso sea todo un éxito.

¿Cualquier especie de árbol puede ser trasplantada?

Algunas especies de árboles reaccionan mejor al transplante que otras.

Los arces rojos, los olmos y los cipreses calvos suelen responder mejor a los transplantes que otras especies, en particular en las regiones septentrionales.

Específicamente, los arces rojos tienen sistemas de raíces mucho más fibrosos.

La mayoría de los árboles se moverán bien, suponiendo que se asigne el tiempo adecuado para fertilizar correctamente, podar las raíces, cavar el cepellón de tamaño adecuado y regar antes y después del trasplante.

Es igualmente importante continuar con un programa de manejo de plagas/fertilización después del trasplante, ya que el árbol puede tener un crecimiento de transición de la raíz de 1 a 2 años antes de volver a establecerse.

Las únicas condiciones para las que no recomendamos reubicar un árbol incluyen:

  • El árbol está en un estado de estrés/deterioro.
  • La nueva ubicación no es adecuada para el árbol especificado.