Marginata
Evalúa este artículo!

Guía Completa para Sembrar Marginata: ¿Cómo, Cuándo y Dónde hacerlo?

La Dracaena Marginata, también conocida como árbol dragón de Madagascar, es una planta exótica de interior, originaria del este de África.

Debido a su gran resistencia y fácil mantenimiento, la marginata es una de las plantas preferidas para la decoración de interiores gracias a sus flores bonitas.

Solo coloca tu plántula en un sitio donde reciba abundante luz solar indirecta, riégalas cada tercer día ¡y listo! En poco tiempo, sus hojas largas y puntiagudas comenzarán a brotar, impartiendo un poco de belleza natural a cualquier habitación.

Puntos Importantes a la hora de Sembrar Marginata:

¿Qué necesitamos para sembrar marginata?

¿Dónde plantar marginata?

Debe haber un  equilibrio perfecto entre lluvia y sol  para que la marginata se desarrolle.

Soporta la luz solar directa, aunque prefiere la indirecta. Una exposición directa constante seca sus hojas y provoca que su crecimiento se atrofie.

La temperatura óptima se encuentra entre los 18 y los 24ºC, con una humedad ideal de 30 a 40 %

¿Cada cuánto se debe regar?

plantar marginataSon resistentes y  no requieren de muchos riegos para sobrevivir.  Durante el período de crecimiento se regará cada 7 a 15 días, evitando que las capas profundas de la tierra se sequen.

Luego de esto, basta con regar tu planta aproximadamente una vez por semana. En épocas muy calurosas, el riego puede ser cada tercer día.

 No tolera los encharcamientos ni los excesos de sequedad,  por lo que el drenaje es esencial para evitar que las raíces se pudran.

Al regar, evita mojar el follaje para eludir los ataques de hongos foliares. De preferencia, usa un pulverizador para empapar la tierra o un sistema de riego por goteo.

¿Cómo preparamos la tierra?

Se adaptan a distintos suelos, siempre y cuando sean ricos en vitaminas y minerales, y estén bien drenados. No crecen en terrenos no abonados.

 El pH debe ser entre 6.5 y 7.0  El exceso de acidez provoca clorosis en las hojas, mientras que la alcalinidad induce deficiencias en la absorción de hierro.

Cómo sembrar marginata paso a paso

Remoja las semillas antes de sembrarlas

Remoja las semillas en agua dulce, de 3 a 5 días antes de plantarlas. Esto ayudará a su germinación.

Prepara la maceta

plantar marginata en casaAl principio, consigue una maceta pequeña para que las semillas germinen. Esto ayudará a mantener unidas las raíces, permitiendo que la planta crezca más, más sana y a una mayor velocidad.

Para rellenarla puedes utilizar una mezcla de turba, tierra vegetal y arena en la proporción 2:1:1.

Otro sustrato adecuado estaría compuesto por tres partes de turba y una de polietileno para darle esponjosidad y drenaje.

Evita rellenarla demasiado. De preferencia, deja entre 7 y 10 cm debajo del borde de la maceta.

Asegúrate que la maceta que escojas tenga huecos en la parte inferior para facilitar el drenaje.

Si prefieres cultivarla al aire libre, usa una mezcla de tierra de jardín, marga y abono natural. No olvides extraer las malas hierbas y restos de cultivos anteriores y todo tipo de residuos para garantizar que tu marginata pueda desarrollarse de manera adecuada.

   

Humedece la tierra antes de sembrar

Así reduces el riesgo de expulsar las semillas por la fuerza del agua.

Introduce las semillas

sembrar marginataDeberás introducirlas a 1 cm máximo de profundidad, procurando cubrirlas con un poco de mantillo para conservar la humedad.

Riega procurando que las capas superficiales se mantengan húmedas, pero evitando los encharcamientos.

Mientras germinan y hasta que las plántulas crezcan fuertes, mantén la bandeja de semillas en una zona sombreada y bien ventilada, procurando que no les dé sol intenso directo, para evitar la evaporación del agua en la superficie del suelo, esto ayuda a evitar que se sequen.

Las semillas germinarán a los 30 o 40 días.

Las plántulas están listas para trasplantarse entre los seis meses y el año después de la germinación.

Se recomienda mudar la planta de maceta cada uno o dos años, según sea necesario. Notarás que es el momento adecuado cuando las raíces empiecen a abarrotarse y sobresalgan en la tierra.

   

Fertiliza el suelo

Una vez al mes, durante la primavera y el verano, puedes alimentar tu marginata con suplemento alimenticio para plantas soluble en agua. Los nutrientes adicionales las mantendrán sanas en condiciones más calientes.

En invierno se deben aplicar abonos foliares con algún quelato de calcio, para que el crecimiento no se ralentiza debido a la falta de luz o las bajas temperaturas.

Limpia tus plantas regularmente

Limpia las hojas con un paño húmedo. Esto ayudará a prevenir la presencia de plagas como ácaros de araña, cochinillas y otros.

También ayuda a quitar el polvo y la suciedad.

Poda tu marginata

Cuando la planta haya alcanzado su tamaño real —aproximadamente 4 metros de altura—, podrás notar que las hojas que están cerca a la parte inferior de la caña se ponen marrones y se secan o se marchitan. Esto es normal, es la forma en que muda el follaje como preparación para un nuevo crecimiento.

Cómo podar tu marginata

sembrar100_15La marginata adora crecer en todas direcciones, por lo que, de vez en cuando, requiere algo de ayuda para mantenerse en forma y saludable.

En la naturaleza, acostumbran arrojar las hojas inferiores a medida que las puntas crecen hacia el cielo. Si ese es el aspecto que quieres, puedes dejarlas. Pero la poda, además de ser estética, también ayuda a fortalecer el crecimiento de nuevas plantas.

Algunas cosas a tener en cuenta al podar tu marginata:

  1. Lo mejor es podarlas en primavera y verano, ya que otoño e invierno entran en su periodo de descanso.
  2. Asegúrate de que la herramienta con la que realices el corte esté limpia y bien afilada. Debes obtener un corte lo más preciso posible para evitar que tus plantas contraigan alguna infección.
  3. Si quieres cortar esquejes, haz un corte en ángulo. Deposítalos en agua inmediatamente.
  4. No tengas miedo de podar tu marginata. La poda es necesaria.
  5. Si la poda estimula el crecimiento en las cañas que podaste, adelgázalas un poco. Puedes cortar fácilmente las cabezas.

Plagas y enfermedades de la marginata

 Algunas de las plagas y enfermedades más comunes que afectan a la marginata son:

Araña roja

Se recomienda evitar los sustratos con exceso de nitrógeno y la vigilancia de los cultivos durante las primeras fases del desarrollo. En climas bastante secos se recomienda regar los cultivos por la noche para mantener la humedad.

Otra recomendación es la desinfección previa a la plantación en parcelas con historial de araña roja para asegurarnos de que no queden huevos.

Para combatir una infestación puede aplicarse un extracto de ajo y chile, aunque si la planta se encuentra muy afectada, lo más recomendable es eliminarla para evitar que se esparza a las demás plantas.

El control biológico se puede realizar mediante sus enemigos naturales. Las principales especies depredadoras de huevos, larvas y adultos de araña roja son otras especies de ácaros como la Amblyseius californicus y la Phytoseiulus persimilis. El mosquito Feltiella acarisuga es también un depredador bastante eficaz.

Cochinillas

Son una de las plagas más difíciles de controlar, ya que al estar su cuerpo cubierto con excrecencias cerosas blancas, los tratamientos químicos son poco exitosos. Por lo mismo, para su control, es conveniente localizar esta plaga en sus primeros estadios, ya que al carecer de escudo, son más fáciles de combatir.

Si la incidencia es severa, se deben realizar pulverizaciones de aceite de neem o jabón potásico.

Para el control biológico de esta plaga se emplean depredadores naturales como Rodolia cardinalis o Cryptolaemus montrouzieri. La suelta se realiza a los 15 días después de cualquier tratamiento, de forma periódica, en primavera o principios de verano.

Fusarium oxysporum

Para su prevención se recomienda hacer una rotación de cultivos para reducir la presencia del patógeno en los suelos infectados. Es también recomendable eliminar plantas infectadas y restos de cultivo. Lo mejor para prevenir la enfermedad es utilizar variedades resistentes, así como plántulas sanas y semillas certificadas.

Mildiu (Phytophthora infestans)

Para su prevención se recomienda retirar las plantas que ya han sido afectadas por la enfermedad y hacer un manejo adecuado de la ventilación y el riego. También se recomienda utilizar plántulas sanas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quiéres conocer los mejores Trucos para tu propio Huerto Ecológico?

Te iremos enviando los mejores trucos que hemos aprendido para aplicar directamente en tu huerto. Sin publicidad y sin basura. Gracias :-)

¡Muchas gracias!

Pin It on Pinterest