Rosas
Evalúa este artículo!

Cómo Sembrar Flores en tu Jardín: Guía Completa + Paso a Paso

Puntos Importantes a la hora de Sembrar Rosas:

  • ¿Cuándo? A finales de invierno y hasta la primavera. Desde noviembre hasta mediados de abril.plantar flores rosas
  • ¿Dónde? Debe recibir, al menos, 6 horas de luz al día y un poco de sombra.
  • ¿Frecuencia de riego? Durante los primeras tres semanas deben regarse regularmente, evitando que las capas superficiales se sequen. Después es ideal el riego por goteo para evitar el encharcamiento.
  • ¿Cómo preparamos la tierra? El rosal no tolera suelos ácidos, ni altos niveles de calcio en el sustrato. Tampoco soportan elevados niveles de sales solubles.
  • ¿Cómo sembramos? Aquí paso a paso.
  • ¿Qué plagas y enfermedades tiene? Pulgón, araña roja, nematodos, trips, roya, mildiu, oídio.

Originarias de Asia, las rosas crecen en arbustos espinoso denominados rosales. Su popularidad se extiende por todo el mundo y se distinguen, principalmente, por su  inconfundible aroma y la disposición de sus pétalos. 

Son flores de una gran variedad de colores. Probablemente, las más regaladas en todo el mundo. Aprende cómo cultivar un rosal de forma sencilla. Aquí te decimos cómo.

¿Qué necesitamos para sembrar el rosal?

¿Cuándo se debe sembrar?

 A finales de invierno y hasta la primavera.  Desde noviembre hasta mediados de abril.

Lo mejor es cultivarlos poco antes de la última helada, hasta un mes después.

¿Dónde?

Debe recibir, al menos,  6 horas de luz al día y un poco de sombra , sobre todo durante la primavera y el verano.

La temperatura óptima durante el día se encuentra entre los 17 y los 25 ºC, mientras que en la noche se desarrolla bien en temperaturas de 18 ºC.

Temperaturas constantes de 15 ºC o menores, durante la noche pueden retrasar de forma considerable su desarrollo. Así mismo, temperaturas muy elevadas también dañan la producción, ocasionando que las flores broten más pequeñas de lo normal y con pocos pétalos.

Otras Flores que quizás también te interese sembrar:

¿Cada cuánto se debe regar?

como sembrar rosasDurante los  primeras tres semanas deben regarse regularmente,  evitando que las capas superficiales se sequen.

Más adelante, pueden regarse regularmente cada tercer día. Aunque el rosal suele desarrollarse mejor si está bien regado, el agua en exceso le provoca múltiples enfermedades.

Por lo mismo, basta con mantener la tierra húmeda al tacto. Las rosas requieren de una humedad relativamente elevada. De, al menos, entre el 60 y 70%, aunque poco después de la siembra la humedad debe ser mucho mayor para estimular el crecimiento.

Niveles inferiores al 60% pueden producir daños por deshidratación e incremento de plagas como ácaros.

La humedad se debe regular mediante ventilación y la nebulización.

¿Cómo preparamos la tierra?

Requieren de  sustrato suelto, rico en materia orgánica,  con un excelente drenaje y bien aireado para evitar los encharcamientos.

El rosal no tolera suelos ácidos, ni altos niveles de calcio en el sustrato. Tampoco soportan elevados niveles de sales solubles.

El pH debe estar comprendido entre 6.0 y 7.0.

¿Cuáles son las asociaciones más favorables para el cultivo del rosal?

Deben plantarse en un lugar alejado de arbustos y árboles, ya que suelen competir por los nutrientes.

Cómo sembrar un rosal paso a paso

Limpia el terreno

Extrae malas hierbas y restos de cultivos anteriores y todo tipo de residuos para garantizar que tu rosal pueda desarrollarse de manera adecuada.

Humedece y fertiliza el terreno antes de sembrar

Esparce un poco de materia orgánica en el suelo para mejorar la calidad general antes de comenzar a sembrar. Estiércol deshidratado de vaca, corteza de árbol triturada o composta le darán a la tierra una consistencia adecuada.

Mezcla bien la tierra.

Cava un hoyo

El rosal crece mejor si se siembra mediante esquejes o plántulas.sembrar100_01

En ese sentido, el tamaño del agujero que deberás cavar dependerá de si piensas sembrar uno u otro.

Si siembras mediante plántulas, cava un hoyo lo suficientemente grande y profundo para que el cepellón de tu rosal crezca con holgura y las raíces puedan desarrollarse. La medida puede variar dependiendo de la variedad, pero debe tener al menos el doble del tamaño del cepellón.

Puedes colocar una capa de drenaje al fondo del agujero para facilitar el desarrollo radicular de tu rosal y el drenaje del sustrato. Así mismo puedes colocar 5 centímetros de abono orgánico y mezclar bien con la tierra.

Introduce tu esqueje o plántula en el lugar designado

sembrar100_17Si siembras plántulas, colócalas en el agujero cavado, procurando que el cepellón no se abra ni se desmorone. Verifica que ninguna raíz quede fuera del agujero.

De preferencia, realiza el trasplante en un día fresco y sin viento.

Si siembras mediante esquejes, colócalos a una profundidad aproximada de 3 cm, procurando que el extremo que entierres no contenga hojas para evitar que el tallo se pudra.

Los cortes enraizarán aproximadamente entre los 25 y los 30 días.

Tutorado

Procura que el rosal o esqueje quede derecho. Si lo prefieres, puedes colocar un tutor para protegerlo y ayudarlo a crecer verticalmente. Recuerda que estos se deben colocar en el hoyo antes de introducir el cepellón. De lo contrario, corres el riesgo de dañar las raíces.

Rellena el agujero

Riega el agujero, permitiendo que el agua penetre bien en la tierra.

Posteriormente, comienza a rellenar el agujero. Al hacerlo, debes estar atento a que el cuello de la raíz —donde comienza el tallo— no quede enterrado, sino a ras de suelo. La tierra que servirá para rellenar, debe estar totalmente libre de basura o piedras. Si hay terrones deberán romperse.

Finalmente, haz un montículo de tierra de unos 15 cm de altura sobre la base de la planta. De esta forma, protegerás los tallos del rosal, evitando que se sequen. Luego de 2 semanas, aparecerán los nuevos brotes y podrás eliminar el montículo.

Fertiliza tu rosal

Comienza a  fertilizar el rosal a los 3 meses después de plantarlo. 

Utiliza una capa de 10 cm de mantillo o abono.

Poda el rosal

sembrar100_15La poda evitará que las rosas se amontonen y ayudará a que crezcan sanas y fuertes.

En verano, el corte de las rosas se lleva a cabo cuando los sépalos del cáliz son reflejos y los pétalos aún no se han desplegado. En cambio, durante el invierno, el corte se realiza cuando las flores están más abiertas, aunque con los dos pétalos exteriores sin desplegarse.

Si las flores se cortan demasiado inmaduras, las cabezas se marchitan.

Durante el corte, siempre se debe dejar el tallo con 2-3 yemas que correspondan a hojas completas.

Plagas y enfermedades del rosal

Algunas de las plagas y enfermedades más comunes que afectan al rosal son:

Pulgón

pulgónPara combatirlos se puede aplicar jabón potásico en el envés de las plantas.

Si la plaga persiste o es muy abundante, también aplicaremos extracto de neem.

Araña Roja

Se puede mojar de noche por aspersión para mantener la humedad.

Para combatir una infestación puede aplicarse un extracto de ajo y chile, aunque si el rosal se encuentra muy afectado, lo más recomendable es eliminarlo para evitar que se esparza a otras plantas.

Nematodos

Se tratan con esterilización al vapor y solarización, que consiste en elevar la temperatura del suelo mediante la colocación de una lamina de plástico transparente sobre el suelo durante un mínimo de 30 días. También puedes colocar un aro de cartón alrededor de la base de cada tallo para proteger el rosal.

Trips

Trips 2El control biológico se puede realizar mediante sus enemigos naturales. Los trips tienen varios depredadores naturales como ciertas variedades de ácaros, en especial el Amblyseius barkeri y la chinche Orius.

Otra forma de prevención es colocar mallas alrededor de los cultivos y realizar una limpieza de malas hierbas y desperdicios.

Para combatirlos, además, se pueden utilizar alternativas ecológicas, tales como el jabón potásico y, en casos extremos, insecticidas naturales como el extracto de neem.

Roya

Para su control se recomienda evitar el exceso de nitrógeno, controlar las condiciones ambientales, favorecer la ventilación del cultivo y emplear cultivos con resistencia genética.

Mildiu

Para combatirlo se recomienda eliminar malas hierbas y restos de cultivo.

Así mismo, se debe evitar el exceso de humedad, ventilando el cultivo.

También se puede aplicar extracto de cola de caballo o azufre espolvoreado.

Oídio

Hoja infectada por oidio

Lo mejor es instalar un sistema de riego por goteo y aplicar cola de caballo como prevención.

También funciona eliminar malas hierbas y restos de cultivo, y favorecer la ventilación del cultivo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quiéres conocer los mejores Trucos para tu propio Huerto Ecológico?

Te iremos enviando los mejores trucos que hemos aprendido para aplicar directamente en tu huerto. Sin publicidad y sin basura. Gracias :-)

¡Muchas gracias!

Pin It on Pinterest