Foto del autor
Publicado por Carolina Robledo Torres
Última Actualización el

Milenrama (Achillea millefolium): Guía de Siembra y Cuidados

Inicio » Flores » Milenrama (Achillea millefolium)

La planta milenrama, pertenece al género Achillea que contiene 85 plantas nativas de las regiones templadas de Asia, Europa y América del Norte. Entre los miembros más conocidos de este género se encuentran:

  • Achillea ageratifolia (milenrama griega),
  • Achillea ptarmica (estornino),
  • Achilleanobilis (milenrama noble),
  • Achillea clavennae (milenrama plateada) y
  • Achillea ageratum (milenrama dulce).

Como miembro de la familia Asteraceae (Compositae), los géneros de plantas estrechamente relacionados son Aster, Bellis, Chrysanthemum, Helianthus, Carthamus, Calendula, Gerbera, Dahlia y Zinnia.

Plantar milenrama en tu jardín
pixel2013 / Pixabay

En cuanto a la jardinería, una de las grandes ventajas de Achillea millefolium es que es una planta muy resistente y que requiere pocos cuidados. Esto se debe a que su néctar atrae al jardín a las avispas depredadoras, que a su vez se cebarán con muchas pasas comunes del jardín.

El aroma de la milenrama también atrae a insectos depredadores como las mariquitas y las moscas voladoras. No sólo esto, sino que el cultivo de esta especie en el jardín también ayudará a mejorar el suelo, sobre todo si se compostan las hojas.

¿Sabías qué...?
El nombre Achillea hace referencia al héroe mitológico griego Aquiles, quien se dice, usó esta planta para curar sus heridas. La segunda parte del nombre científico, millefolium, se refiere literalmente a la abundancia de hojas.

Sembrar milenrama

Características de la Milenrama

  • Nombre común: Milenrama, milenrama común, gordaldo, pimienta del pobre.
  • Nombre botánico: Achillea millefolium.
  • Familia: Asteraceae.
  • Tipo de planta: Perenne.
  • Tamaño adulto: de 60 a 90 centímetros de alto, 60 a 90 centímetros de ancho.
  • Exposición al sol: Completa.
  • Tipo de suelo: Arenoso, arcilloso, bien drenado.
  • pH del suelo: Neutro.
  • Época de floración: Verano, otoño.
  • Color de las flores: Blanco, amarillo, rosa, rojo, púrpura, naranja.
  • Área nativa: Asia, Europa, América del Norte.
  • Toxicidad: Tóxica para gatos, perros y caballos.

La milenrama (Achillea millefolium) es una planta perenne con flores que recibe muchos nombres, como gordaldo, pimienta de los pobres y mil hojas. La milenrama puede llegar a medir más de un metro de altura, y tiene un dosel similar a un paraguas de miniflores agrupadas en tallos largos y delgados. Siembra  esta planta herbácea perenne en primavera y, al llegar el verano, florecerá con unos hermosos pétalos blancos.

¿Sabías qué...?
Una pega importante de la milenrama es que atrae a las avispas. Estos insectos, si hay comida por en medio, pueden ser muy molestos.

La propagación nativa de la milenrama común se originó en las regiones templadas de Asia y Europa, y se introdujo en Norteamérica durante la época colonial. Es común verla crecer en suelos secos y alterados, y aunque su belleza es delicada, la planta también se considera una maleza agresiva. L

Cuidado: La milenrama común puede ser tóxica para perros, gatos y caballos, aunque el envenenamiento es poco frecuente, ya que los taninos de la planta le dan un sabor amargo que disuade a los animales de comerla en exceso.

Plantar milenrama
vickypawprince / Pixabay

Cuándo plantar: Las fechas

Plántala en primavera o a principios de verano, después de que haya pasado el peligro de las heladas. Ten cuidado si vives en una zona en la que es fácil llegar a 0ºC durante el invierno.

Si plantas milenrama a partir de esquejes de punta, plántalos en primavera o a principios de verano.

Sembrar la milenrama paso a paso

  1. Da un espacio de entre 30 y 60 centímetros entre cada planta.
  2. Se establecen y extienden con rapidez, aunque algunas especies, como Achillea millefolium, son muy agresivas, por lo que hay que tener cuidado.
  3. La mayoría de las especies crecen hasta alcanzar de 60 a 120 centímetros de altura.
  4. Añade una fina capa de abono alrededor de tus plantas cada primavera para mantenerlas alimentadas. Sin embargo, creemos que una vez establecidas, el abono no es imprescindible.
  5. La milenrama es muy tolerante a la sequía, pero si llueve menos de 3 centímetros a la semana durante el verano, recuerda regar tus plantas para mantener su mejor aspecto.
  6. Corta las flores cuando empiecen a marchitarse a mediados del verano; esto anima a la mayoría de las variedades a producir otra ronda de flores.
  7. Divide las plantas de milenrama cada 3 o 5 años para mantenerlas vigorosas y sanas. Levante las matas a principios de la primavera o en otoño y elimine los tallos muertos del centro de la mata.
  8. Puedes replantar los esquejes en otro lugar del jardín.

Cuidados de la milenrama común

La milenrama común, tolerante a la sequía, crece bien en suelos pobres, lo que la convierte en una planta ideal para principiantes o como planta resistente y de pocos cuidados, especialmente si vives en un entorno desértico.

La milenrama se vende más a menudo como planta para principiantes, y puede sembrarse fácilmente a partir de semillas y no necesita mucha atención una vez está establecida. Simplemente, intenta plantarla en un suelo bien drenado, regándola regularmente durante épocas de mucho calor y poca lluvia, pero dándole tiempo suficiente para que se seque por completo.

Aunque esta planta se considera técnicamente invasora solamente en entornos no cultivados, la milenrama común debe plantarse en una zona en la que no te importe su proliferación. Puedes encontrar semillas de milenrama común incluidas en mezclas de flores silvestres que, una vez plantadas y maduras, son una gran opción para un jardín de corte.

Luz: ¿Dónde la plantamos?

La milenrama prefiere una parcela de jardín que reciba plena luz solar, ya que estas condiciones la ayudarán a mantenerse compacta, produciendo muchas floraciones.

Esta planta puede tolerar la sombra parcial, pero la luz solar inadecuada puede hacer que crezca larga y enjuta, por lo que es necesario entutorarla.

Suelo: ¿Cómo preparamos la tierra?

La milenrama se adapta a una gran variedad de suelos, desde los arenosos hasta los arcillosos. Sin embargo, sea cual sea el medio, esta planta crece mejor en condiciones secas y bien drenadas. A menudo se sugiere evitar los fertilizantes o el abono, ya que un suelo rico en nutrientes fomentará un crecimiento agresivo y posiblemente no deseado.

Agua: ¿Cómo y cada cuánto regamos?

Una vez establecida, la milenrama común tolera la sequía. Los riegos frecuentes y ligeros únicamente serán necesarios para fomentar la germinación y para que maduren las pequeñas plántulas.

Después de eso, se necesita muy poca agua para mantener su crecimiento. Durante épocas de lluvia, deja de regar por completo, especialmente si llueve bastante.

Temperatura y humedad: ¿Qué necesidades tiene?

La milenrama prospera en condiciones cálidas de verano, con temperaturas de 15ºC a 25ºC, no obstante puede empezar a sufrir daños por el calor si las temperaturas se elevan por encima de los 30ºC.

Y aunque normalmente se considera que es una planta resistente, a la milenrama no le gustan las corrientes de aire frío ni las temperaturas cercanas a 0ºC. La milenrama puede tolerar algo de humedad, pero prefiere sequedad y puede ser víctima de la podredumbre de las raíces o de los hongos si su suelo se satura de agua.

Abono: ¿Qué le damos?

Las plantas de milenrama requieren poco mantenimiento en lo que respecta a la alimentación.

Un abonado anual con materia orgánica casera como el compost en primavera debería ser suficiente para toda la temporada. Sin embargo, nosotros creemos que no es necesario fertilizar esta planta en absoluto, ya que un suelo rico en nutrientes puede favorecer la propagación invasiva.

La poda: ¿Qué debemos tener en cuenta?

La milenrama necesita una poda regular y una decoloración para mantener la planta en un estado de floración continuo. Los tallos de la planta pueden crecer mucho en un clima cálido y húmedo, y puede ser necesario cortarlos después de la floración para reducir la altura de la planta y evitar que se caiga.

La poda habitual también ayudará a mantener la planta bajo control evitando la auto-siembra.

Propagación mediante esquejes

En condiciones óptimas de crecimiento, la milenrama se propaga rápidamente y a veces de forma agresiva. Por esta razón, es mejor dividir la planta cada dos o tres años, o cuando sea necesario.

La propagación de la milenrama por esquejes permite reubicar la misma variedad en una zona diferente de su jardín.

A continuación te indicamos qué debes hacer si lo que quieres es reproducir la milenrama vía esquejes:

  1. Coge una pala, guantes de jardinería y abono.
  2. En primavera, justo cuando empiezan a aparecer los nuevos brotes, utiliza la pala para aflojar la tierra alrededor de la planta.
  3. Corta el cepellón por la mitad con la pala y divide una de las mitades en el número deseado de gajos, asegurándote de que cada uno tenga tres o más tallos.
  4. Añade los gajos a tu jardín cavando agujeros con una separación de 30 a 60 centímetros y una profundidad suficiente para que quepa el cepellón del gajo.
  5. Añade abono al agujero y mézclalo con la tierra.
  6. Coloca la planta en el agujero asegurándote de que la parte superior del cepellón esté a ras de la línea de tierra.
  7. Rellena el agujero con una mezcla de tierra y materia orgánica casera como el compost.
  8. Dale mucha agua hasta que empiece a crecer y coja fuerza. Después, reduce los riegos (sobretodo si llueve habitualmente).

Problema, plagas y enfermedades habituales

La milenrama común puede ser susceptible al moho de la botritis y al oídio. Ambos aparecen como un polvo blanco en las hojas. Especialmente sus raíces están anegadas de agua. Mejorar las condiciones del suelo y la circulación de aire entre las plantas, así como la exposición al sol, puede reducir la infección.

Los salivazos también pueden instalarse en una parcela de milenrama. Esta infestación se presentará como motas de «saliva» en las plantas. Si el número de chinches se vuelve abrumador, utiliza un fuerte chorro de agua de la manguera del jardín para reducir la población y eliminar el revestimiento de los chinches. Esto expondrá a los bichos al sol, matándolos finalmente.

Evitar riego excesivo milenrama

Evita regar en exceso

El riego excesivo es el problema más común con esta planta extremadamente tolerante a la sequía, ya que las raíces empapadas de agua pueden pudrirse o los hongos pueden introducirse en la planta. Para evitarlo, siembra la milenrama siempre en suelo bien drenado . Evite regar esta planta durante periodos de lluvia.

Cuando se siembra en jardines sin sol directo, los tallos de la milenrama pueden alargarse y necesitar un tutorado. No obstante, es casi imposible entutorar una parcela de milenrama que prolifere. En ese caso, lo único que puede hacer es dejarla caer al suelo.

Variedades de milenrama común

En la naturaleza, la milenrama suele florecer en tonos blancos o crema, pero la cultivada tiene muchos colores, como el amarillo, el morado, el rosa y el rojo.

A continuación se muestran algunas de las favoritas de los jardineros:

  • Variedad milenrama «manzana», es un cruce entre Achillea  millefolium y Achillea taygetea. Esta variedad presenta coronas de flores de color rosa púrpura de entre 5 y 6 cm de ancho.
  • La variedad Cerise Queen tiene flores de color rosa intenso y follaje verde oscuro. Los tallos de este cultivar alcanzan de 30 a 90 centímetros de altura en la madurez.
  • La Little Moonshine es una variedad compacta que únicamente alcanza de 24 a 30 centímetros de altura. Funciona bien en macetas y presenta flores amarillas brillantes y hojas verdes plateadas.
  • Los tallos de la New Vintage Red crecen de 25 a 40 centímetros pulgadas de alto y tienen flores rojas vibrantes y hojas verdes brillantes.
  • La Paprika, un híbrido de galaxia, produce flores de color rojo ladrillo de entre 5 y 6 centímetros de ancho con racimos de flores de color rojo brillante que acaban desvaneciéndose en tonos rosados cuando la planta alcanza la madurez.

Soy Carolina. Cursé estudios de el Grado en Ingeniería Agrícola por la Universidad de La Rioja.

Desde siempre, me ha gustado redactar, editar y publicar información relacionada con el medio ambiente, la agricultura, la jardinería y el cultivo de frutas y hortalizas.

En Sembrar100 puedo llevar a cabo esta tarea, y la verdad: ¡Me encanta!

Mi labor como editora jefe me lleva bastante trabajo, puesto que además de redactar, debo revisar y corregir fuentes bibliográficas, así como posibles erratas que podamos cometer.

Espero que la información que aquí ofrecemos te guste 🙂

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.