Plagas y Enfermedades de la Lavanda: [Detección, Causas y Soluciones]

Inicio » Lavanda » Plagas y enfermedades de la lavanda

Plagas y enfermedades de la lavandaLa lavanda es una planta de las más útiles dentro del huerto porque además de que aporta un exquisito aroma, tiene propiedades muy beneficiosas.

Tiene la propiedad de adaptarse sin problemas a casi cualquier terreno y condición climática, lo que permite verla con frecuencia en campos.

Al ser una planta más bien rústica, su capacidad de hacerle frente a plagas y enfermedades es un punto a favor nuestro. No obstante, para asegurar que esté en perfectas condiciones siempre, más vale atenderla como se merece y aquí te diremos a qué te podrías enfrentar.

Larvas de cecidómidos

Plagas y enfermedades de la lavanda - Larvas de cecidómidosLas larvas de cecidómidos atacan con frecuencia a los cultivos de lavanda, sobre todo en los períodos de calor de finales de la primavera y el verano.

Se trata de una plaga que en su adultez es semejante a un mosquito, alado y por lo tanto revolotea por los aires.

Sin embargo, en su fase larvaria (que es la nociva para las plantas), se esconden en los brotes, causando daños fuertes a los tallos, pudiendo acabar con su vida. Al ser de tamaño muy reducido y tener facilidad para esconderse, el ataque a las larvas será orientado a los adultos para evitar la proliferación de huevos.

En algunos casos, el uso de trampas puede ser beneficioso para controlar el número poblacional.

Podredumbre radicular

Podredumbre radicularLa podredumbre radicular es causada por una gran variedad de hongos y, como su nombre lo indica, lo que generan es pudrición en las raíces de la lavanda.

Esta pudrición afectará de manera evidente a la planta porque las mismas absorben sus nutrientes a partir de las raíces.

Por esta razón, se empezarán a notar cambios en la estructura como hojas que dejan de ser verdes para pasar a amarillo style=»font-weight: 400;»> o, en el peor de los casos, a gris.

Por otro lado, el crecimiento de la planta no va en correspondencia al tiempo según la fecha en que se haya plantado porque se vuelve deficiente. 

La pudrición de las raíces se manifiesta con mayor frecuencia cuando la lavanda es sembrada en terrenos con un drenaje pobre, donde se suele estancar el agua. Es por esta razón que aunque sea adaptable en torno a la estructura general, es importante asegurar que el agua corra bien

Para aseverar aún más que la pudrición no afecte las raíces, es buen plan desinfectar la tierra donde se hará la siembraEsto se debe a que después que ataca es bastante complejo llegar a eliminarla.

Orugas de la lavanda

Plagas y enfermedades de la lavanda - Orugas de la lavandaEs una especie de plaga que tiene una preferencia muy manifiesta hacia los cultivos de lavanda.

Su color es verde, pero tiene la propiedad de que la cabeza se denota con un color mucho más oscuro y pueden verse si se fija bien la atención sobre la planta.

La principal fuente de alimentación son las hojas, dejando evidente mordeduras tras su paso por las áreas afectadas. El tratamiento debe ser realizado a base de productos naturales con efectos insecticidas, como el extracto de ajo.

Cuando la plaga no es muy numerosa, también será posible de retirar algunas orugas haciendo uso de una pinza o tomándolas con las manos con guantes.

Enfermedades víricas

Enfermedades víricasLas enfermedades producidas por virus no son muy frecuentes en la lavanda, pero cuando atacan pueden hacer que el cultivo se pierda en su totalidad.

Los virus tienen la propiedad de transmitirse a propósito de la acción que realizan sobre la planta algunas plagas. Es decir, hay plagas que son portadoras.

Por esta razón, es mucho más importante mantenerlas a raya, ya que eso permite evitar contagios que puedan perjudicar de forma mortal a las plantas. Además, los virus suelen ingresar también por heridas que se hayan generado en las plantas a propósito de podas, de allí que usar herramientas desinfectadas sea clave.

Cochinilla algodonosa

Plagas y enfermedades de la lavanda - Cochinilla algodonosaEs una de las plagas más fáciles de identificar en los cultivos porque el color blanco de su cuerpo hace un perfecto contraste con el verde de las plantas.

Debe su nombre a que está formada por un caparazón que va recubierto de una especie de pelusa de aspecto suave, semejante al algodón.

Aunque su principal punto focal se orienta a plantas de tipo frutal, las ornamentales y aromáticas no escapan a sus posibilidades de ataque.

Se alimentan de la savia de las plantas, la cual extraen por medio de succión, causando pequeñas heridas, sobre todo en las hojas. Es importante destacar que el problema no acaba allí, sino que la cochinilla también produce una melaza que atrae hormigas y puede servir para que se asienten ciertos hongos.

Todo esto lleva a la clara conclusión que su acción es muy perjudicial para los cultivos. Para tratar de evitar que lleguen a las plantas, existen remedios que suelen dar muy buenos resultados como la mezcla de jabón potásico con aguaTambién será posible aplicar tratamientos preventivos con aceite de neem.

Escarabajo Melighetes

Escarabajo MelighetesEs una plaga que no se ve con mucha frecuencia en las plantas de lavanda pero cuya acción se focaliza a los órganos reproductores de las mismas.

Esto quiere decir que tras su aparición, el proceso de polinización se puede ver gravemente afectado, impidiendo que las plantas se reproduzcan con naturalidad.

Aunque no llega a matar a los cultivos, como sí es posible que ocurra con otros tipos de plagas no se puede descuidar. Los escarabajos son muy difíciles de ver porque apenas llegan a medir unos 2 mm, lo que hace que detectarlos se vuelva una tarea compleja.

Por ende, la mejor acción que podemos tomar en su contra es la prevención, la cual se dará aplicando lavados periódicos a la planta con agua y jabónEl vinagre también es un buen repelente para los escarabajos, pero se aconseja su uso cuando haya señales de que los mismos están apareciendo.

Cuidar de una planta de lavanda es un regalo de la naturaleza porque no es exigente y llena cualquier ambiente de alegría y buen aroma, por eso es una de las plantas favoritas de la primavera.

Lavandas con tallo y hojas amarillas

  • Síntomas. Crecimiento lento, pocas flores, el follaje puede volverse amarillo.
  • Causas. Suelo con alto contenido de nitrógeno. Uso de fertilizantes.

Las lavandas prefieren naturalmente los suelos de baja a media fertilidad. En su entorno nativo, las lavandas crecen en suelos arenosos o con grava. Las lavandas están especialmente adaptadas a estas condiciones aparentemente duras.

Lavanda, Amarilla
Uki_71 / Pixabay

Si las lavandas se plantan en un suelo con un alto contenido orgánico o con muchos nutrientes, crecerán con los tallos largos y producirán menos flores, lo que es contrario al objetivo que buscamos ¿no?

Las lavandas no necesitan ser alimentadas, y si se les añade fertilizante, el follaje de la lavanda pasará de ser verde a amarillo. Las hojas amarillas son una señal de que hay demasiado nitrógeno en el suelo y la planta será más susceptible a las enfermedades.

Cómo revivir la lavanda con follaje amarillo

Si está añadiendo fertilizante a la lavanda, debes dejar de hacerlo inmediatamente.

Retira las lavandas de los suelos ricos en nutrientes y transplántalas a una maceta o enmiende la tierra del jardín con arena o grava y plántalas en otro lugar de la plantación.

Poda el crecimiento de la lavanda a principios de la primavera o a finales del otoño, pero corta sólo el tercio superior del crecimiento flexible. No recortes la base leñosa, ya que no rejuvenece fácilmente.

Sigue las mejores prácticas para el cuidado de las lavandas y ten paciencia, ya que puede tardar en revivir por completo.

Es importante incorporar al suelo con arena o grava, ya que esto equilibrará la fertilidad del suelo y recreará la fertilidad baja o media que requieren las lavandas.

La arena o la grava no aportan muchos nutrientes al suelo y no los retienen en gran medida.

Por volumen, deberías haber alrededor de un 30% de arena o grava y un 70% de compost cuando se plante la lavanda en macetas o en tablas de jardín enmendadas.

Suena contradictorio, pero las lavandas florecen más en suelos de fertilidad baja o media.

Una vez que la lavanda se haya asentado en su nuevo hogar, puede tardar una temporada y una buena poda en resurgir por completo de su crecimiento legañoso y su follaje amarillo.

Saliva de cuco

El escupitajo del cuco es más una molestia desagradable que una amenaza real, aunque la primera comida del bicho verde que crece dentro de la desagradable espuma será la savia de tu planta de lavanda.

Afortunadamente, la solución es sencilla y sin productos químicos: ¡sólo tienes que pulverizarla con agua!

Mosca blanca

La mosca blanca se siente atraída ocasionalmente por la lavanda, pero es raro que las plantas se infesten realmente -y de forma fatal-. Si se permite que la población de mosca blanca se multiplique, el crecimiento será menos vigoroso y las hojas amarillearán.

La solución es la vigilancia y la eliminación a mano, ya que no existen plaguicidas eficaces. Una pulverización de agua desalojará a las moscas blancas adultas.

A menudo se piensa que la lavanda disuade tanto a la mosca verde como a la blanca, y ayuda a reducir su número en las inmediaciones. Aunque esto puede ser cierto, no hay ninguna investigación científica fiable que apoye esta teoría.

Pulgones

Los pulgones pueden instalarse en la lavanda, pero rara vez infligen el daño que pueden causar en otras plantas. La amenaza aún más rara -pero mucho más grave- que suponen los pulgones es el virus del mosaico Alfa…

El virus del mosaico Alfa

El virus del mosaico Alfa es excepcionalmente infeccioso y se propaga tanto por los pulgones como por el contacto humano. También es mortal. Hay que prestar atención a las hojas que desarrollan manchas amarillas y que luego se contorsionan.

Cualquier planta infectada debe ser desenterrada inmediatamente y con mucho cuidado: use guantes, no deje que su ropa la toque y envuelva la planta en papel de periódico, una toalla no deseada o una bolsa de plástico para la basura antes de entregarla.

A continuación, hay que quemarla (y todo lo que haya estado en contacto con ella): no la hagas abono. Si no puedes hacer una hoguera, embólsala de forma segura y deséchala con basura no reciclable.

Shab (Phomopsis lavandulae)

El shab es una infección fúngica que mata las ramas de las plantas de lavanda.

Los signos a los que hay que prestar atención son los brotes que se marchitan repentinamente cuando no hay sequía y los tallos que se vuelven marrones antes de desarrollar manchas negras.

Las plantas infectadas deben desenterrarse con cuidado y quemarse como se ha indicado anteriormente.

A pesar de estas dos historias de terror (y debemos subrayar que son realmente raras), la verdad es que la principal amenaza para la lavanda es el jardinero desatento o descuidado: mueren más lavandas por haber sido plantadas a plena sombra o en un suelo con mal drenaje que por culpa de bichos rapaces o un virus virulento.

Así que asegúrate de cuidar bien tu lavanda para que siga teniendo un aspecto brillante y hermoso.

Enfermedad fúngica que provoca que la lavanda se vuelva gris

La enfermedad fúngica botrytis spp es la causa más común de que las hojas de la lavanda se vuelvan grises y esto suele ocurrir en el follaje cerca de la base de la planta.

Las lavandas de todas las especies son originarias de las condiciones costeras secas y ventosas del Mediterráneo en Europa, donde están acostumbradas a suelos arenosos y bien drenados, con un nivel de nutrientes bajo o medio.

Es en estas condiciones donde la lavanda crece mejor y se mantiene libre de enfermedades. Por eso, para cultivar la lavanda con éxito, los jardineros deben intentar recrear estas condiciones del suelo para evitar las enfermedades fúngicas que vuelven gris a la lavanda.

Razones por las que se suele necesitar revivir una lavanda

  1. Las razones por las que hay que reavivar la lavanda suelen ser por la podredumbre de las raíces, el crecimiento de los tallos con el follaje amarillo o la lavanda leñosa que no se ha podado.
  2. Para reavivar la lavanda con podredumbre de la raíz, hay que cortar la raíz enferma y plantar la lavanda en un suelo fresco y bien drenado y reducir el riego.
  3. El crecimiento lento suele ser consecuencia de que la lavanda se haya plantado en un suelo con demasiados nutrientes o por haberle añadido fertilizantes (las lavandas prefieren suelos de fertilidad baja o media).
  4. Trasplanta la lavanda a un suelo que reproduzca la fertilidad baja o media de los suelos arenosos mediterráneos nativos de la lavanda. La lavanda debería revivir en la siguiente temporada de crecimiento.
  5. La lavanda debe podarse una vez al año en primavera u otoño para evitar que se vuelva leñosa. Poda el tercio superior del crecimiento flexible de la lavanda, pero no pode el crecimiento leñoso.
  6. La lavanda que se ha vuelto demasiado leñosa puede propagarse a partir de esquejes para obtener más plantas o puede tener que ser reemplazada.
  7. Elige la lavanda adecuada para su clima. La lavanda inglesa es resistente al frío, mientras que la francesa muere en los inviernos fríos.

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

¿Ha sido útil esta publicación?

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.