Physalis: [Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Plantas » Physalis
Puntos importantes a la hora de sembrar Physalis
  • Physalis o fisalis¿Dónde sembrar? Luz solar. Lugares frescos y húmedos.
  • ¿Cuándo? En primavera
  • ¿Cómo preparamos la tierra? Textura areno arcillosa, con pH entre 5.5 y 6.8. Con alto contenido de materia orgánica.
  • ¿Cómo regamos? Con goteo
  • ¿Cada cuánto regamos? En verano, abundante. El resto del año, riegos espaciados. 
  • ¿Plagas y enfermedades? Alternaria, ácaros y gusanos, pulguilla, mosca blanca.

La physalis o fisalis es una planta herbácea de la familia de las solanáceas que posee excelentes propiedades curativas y nutricionales. Originaria del Perú, se cultiva en países tropicales, subtropicales e incluso templados. 

En algunos países suramericanos se le conoce con el nombre de Golden Berries, Aguaymanto, Uchuva o Ushun. Se introdujo en Europa a partir del descubrimiento de América. Hoy día se cultiva sobre todo en Sudáfrica, Colombia, Perú y España.

La característica más importante de esta planta es su fruto muy parecido al tomate, pero se diferencia por tener una cáscara bastante grande que se deriva de lo que es el cáliz.

¿Cuándo sembrar una Physalis?

La physalis peruviana se planta en el jardín o se pasa a una maceta mayor en primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado.

La cosecha es anual en zonas templadas y perenne en el trópico. Para su óptimo desarrollo y excelente productividad necesita de un apoyo o soporte (tutorado). 

¿Dónde sembrar una Physalis?

Estudios sobre el cultivo de esta planta señalan que la physalis se reproduce en lugares con elevaciones entre 1.800 y 2.800 msnm que son los más recomendados. Con temperaturas promedio entre 13° y 15°.

La physalis ha sido cultivada en jardines, pero también a lo largo de orillas y bordes de caminos. En algunos países europeos, como España, esta planta se cultiva por lo general de forma marginal, ya que tiene la posibilidad de crecer con mucha facilidad en los climas que son frescos y húmedos.

¿Cómo preparar la tierra?

Cómo preparar la tierraLa physalis prefiere suelos de estructura granular con una textura franco-arenosa, ricos en materia orgánica y un pH entre 5,5 y 6,8, y que no presenten resistencia mecánica a la penetración de raíces. 

Estos suelos garantizan buena aireación y drenaje, permitiendo que las raíces penetren con facilidad y dispongan de buena cantidad de agua y nutrientes para su desarrollo. 

Los suelos con profundidades efectivas de 60 cm garantizan condiciones óptimas para el crecimiento radical, con niveles freáticos mayores de 1 m.  

Es muy importante realizar el nivelado del suelo, antes de la plantación, para que se pueda ejecutar un mejor cultivo. Además, se debe considerar la colocación de un buen drenaje, ya que los encharcamientos perjudican a la Physalis.

¿Cómo regamos una Physalis?

Cómo sembramos paso a paso una physalisLa physalis necesita un suministro de agua constante para el crecimiento vegetativo y la reproducción, especialmente para el llenado del fruto, lo que garantiza producciones altas.

Por lo tanto, se recomienda regar de forma abundante durante el verano y moderados el resto del año. Sin embargo, una alta humedad durante la época de cosecha deteriora el fruto, estancando el crecimiento.

También el encharcamiento, ya sea en pocas horas, causa la muerte del sistema radical. La physalis no resiste mucho tiempo la falta de oxígeno de sus raíces, causado por encharcamiento o inundación. 

Un estudio reciente determinó que las plantas de physalis sometidas a anegamiento de 6 a 8 días bajo agua, presentaron valores muy bajos en todas las condiciones de desarrollo, además de síntomas marcados de marchitamiento.

¿Cómo sembramos paso a paso una Physalis?

Cómo regamos una physalisSe propaga generalmente por semillas, pero también se puede propagar por esquejes o por injerto. Su densidad de siembra promedio es de 1660 plantas por hectárea. 

Para la siembra de la Physalis se recomienda extraer las semillas de los frutos maduros y se colocan en un recipiente de plástico en el cual se someten a un proceso de fermentación por espacio de 24 a 72 horas.

Luego, lavar con agua limpia y se poner a secar a la sombra sobre un papel absorbente. Y, una vez secas, se almacenan por 8 días para luego sembrarlas en un semillero desinfectado. Después de 25 a 30 días las plántulas se trasladan a bolsas, por un mes, de donde se llevan al campo.

El trasplante se realizará una vez la planta alcance una altura de 15 a 20 cm y tenga de 3 a 4 hojas. Los hoyos/huecos donde se plante la physalis debe ser de 30 x 30 cm y en el fondo puede colocarse más de 80 gramos de abono.

La distancia más recomendada es de 2 x 2 metros cuadrados. Para hacer un mejor manejo del cultivo de la physalis y debido a que sus ramas son caídas y el peso de fruta se recomienda el tutorado o soporte. Se debe regar en forma abundante, pero cuidar los encharcamientos que pueden perjudicar la siembra. 

Ubicar el cultivo en un lugar con buena iluminación y protección contra los vientos fuertes. Puede estar a pleno sol o en semisombra sin ningún tipo de problema.

¿Qué asociaciones favorables tiene?

La asociación de cultivos de plantas compatibles produce beneficios respecto a su cultivo por separado, además del aprovechamiento de la luz, agua y/o nutrientes.

La physalis pertenece al grupo de las solanáceas, así que si se siembra en un huerto se puede aprovechar para asociarla con plantas de su mismo grupo como los tomatillos, las bayas de goji y otras bayas.

¿Qué plagas y enfermedades atacan a la Physalis?

Qué plagas y enfermedades atacan a la physalisLa planta physalis se ve afectada por plagas como los ácaros y los gusanos. 

La pulguilla (Epitrix, sp) es un abejoncito de la familia chrysomelidae, de apenas 2 mm de longitud que ocasiona daños en la lámina de las hojas, las cuales consisten en pequeños orificios o perforaciones.

La mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum) chupa la hoja para su alimentación y ubica en el envés de la hoja encontrándose desde huevos hasta adultos, y puede afectar la Physalis con algún virus.

Una de las enfermedades más comunes es la alternaria, esta se presenta en el cultivo que se realiza en el campo, afectando las hojas más viejas. Se inicia con pequeñas manchas de color negro que se unen hasta necrosar la hoja.

Bibliografía y referencias

  • Miranda, Diego; Carranza, Carlos; Fischer, Gerhard. (2016). Problemas de campo asociados al cultivo de uchuva. Universidad Nacional de Colombia. Bogotá-Colombia.
  • León, Jorge. (2000). Botánica de los cultivos tropicales. Editorial Agroamérica. San José-Costa Rica.
  • López Acosta, Francisco José; Guío Tenjo, Nelson Rodrigo; Fischer, Gerhard; Miranda Lasprilla, Diego. (2008). Propagación de uchuva (Physalis peruviana L.) mediante diferentes tipos de esquejes y sustratos. Revista Facultad Nacional de Agronomía. Universidad Nacional de Colombia. Medellín-Colombia. Reproducido de: https://www.redalyc.org/pdf/1799/179914077011.pdf
  • Martínez, Fabio Ernesto; Sarmiento, Jenny; Fischer, Gerhard; Jiménez, Francisco. (2009). Síntomas de deficiencia de macronutrientes y boro en plantas de uchuva (Physalis peruviana L.). Revista Agronomía Colombiana. Bogotá-Colombia. Reproducido de: http://www.scielo.org.co/img/revistas/agc/v27n2/v27n2a05.pdf
  • Rodríguez C., Nohra C.; Bueno A., Marta Lucía. (2006). Estudio de la diversidad citogenética de Physalis peruviana L. (Solanaceae). Acta Biológica Colombiana. Universidad Nacional de Colombia. Bogotá-Colombia. Reproducido de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=319028579006

Deja un comentario