Iris Germánica: [Siembra, Cuidados, Riego, Sustrato y Plagas]

Inicio » Flores » Iris Germánica
Puntos importantes a la hora de sembrar Iris Germánica
  • Bulbos de Lirio Azul¿Cuándo? Su multiplicación debe iniciarse una vez culmine el período de floración, es decir, al final de la primavera y comienzos del otoño.
  • ¿Dónde? Es una planta noble y resistente, que puede crecer en cualquier parte. Jardines, arroyos y hasta taludes le sientan muy bien. Adora la luz natural.
  • ¿Cómo preparamos la tierra? Suelos fértiles y bien drenados, con abundante materia orgánica. Prefiere los calcáreos, más se adapta a cualquiera.
  • ¿Cómo sembramos? Por rizomas con buenas yemas que se plantan en tierra fértil para que salgan tallos saludables. Y también por bulbos.
  • ¿Cómo abonamos? Un buen compost agregado en otoño será muy beneficioso.
  • ¿Cuándo florecen? Durante toda la primavera y hasta el verano dan muchas flores.
  • ¿Temperatura ideal? Perdura bastante en climas cálidos y se adapta incluso a condiciones de aridez ambiental. Tolera frío y heladas también.
  • ¿Cómo regamos? Una vez por semana, en primavera invierno, es necesario regar de forma moderada.Y dos veces en verano, sin exagerar, porque sus raíces se pudren.
  • ¿Enfermedades y plagas? La pueden atacar pulgones y Trips. Sucumbena enfermedades generadas por hongos: Fusarium, Moho gris o Brotitis.

  

¿Qué es la Iris germánica?

¿Cómo regamos la Iris Germánica o Lirio Azul?La Iris germánica o Lirio azul, es una planta herbácea de altísima resistencia que pertenece a la familia de las Iridáceas.

Es una especie típica de Europa central. También se le conoce con los nombres de lirio común, lirio cárdeno, lirio morado, lirio azul o lirio pascual.

¿Cuándo la cultivamos? Debe hacerse a final de la primavera y comienzos del otoño.

No demanda una tierra muy especial. Se conforme con suelos fértiles, bien drenados y de ph neutro.

También podemos considerarla como una planta ornamental.

 

¿Cómo regamos la Iris germánica o Lirio azul?

Sin excepción, el riego de todas sus variedades debe ser moderado, porque esta planta tiene unos poderosos rizomas que capturan el agua para fijar nutrientes y sobrevivir a condiciones negativas.

Características de la Iris germánica

Características de la Iris GermánicaEs ideal para ser cultivada en exteriores, exige muy pocos cuidados y produce flores hermosas de tonos que van desde el blanco, al morado y cobalto, aunque el azul suele ser el de mayor predominio.

La base del tallo está compuestas pedúnculos florales que pueden albergar entre 3 o 4 flores integradas por tres sepálos y tres pétalos grandes, muy vistosos. Y hojas lineales lanceoladas dispuestas en una longitud de unos 40 centímetros de largo y 4 de ancho que salen de los bulbos.

Es además, una planta monocotiledónea, parecida al jengibre, porque crece como si fuera una hierba con rizomas, que no son más que tallos subterráneos con un crecimiento erecto máximo de unos 50 centímetros.

Es decir, tiene un porte bajo y unos tallos frondosos que desarrollan bulbos subterráneos que almacenan agua y muchos nutrientes, lo cual le da a la planta una independencia tal que sobrevive en condiciones áridas.

Está emparentada con los espárragos y con otras primas lejanas, las orquídeas.

Tiene propiedades medicinales. Es un excelente expectorante, limpia las vías respiratorias, combate malestares estomacales, tiene propiedades diuréticas y además se usa en la aromaterapia, así como en fórmulas aplicables en cremas o ungüentos de gran reputación comercial.

 

¿Dónde debemos sembrar una Iris germánica?

Cuándo se cultiva un Lirio AzulGusta mucho de lugares al aire libre, como jardines, y parques, donde crece con bastante rapidez. En realidad, puede vivir casi en cualquier parte, como jardines urbanos, acuáticos, arroyos, estanques e inclusive en taludes y arriates.

¿Por qué? Le ayudan mucho sus rizomas, repletos de nutrientes y capaces de captar muy bien el agua para alimentarse.

Los rizomas producen yemas y estas dan paso a los tallos. No prospera en ambientes cerrados, porque necesita plena luz solar, más de 6 horas diarias.

¿Cuándo se debe cultivar?

Se recomienda su cultivo a finales de la primavera y comienzos del otoño, cuando la respuesta a la propagación vegetativa por bulbos es bastante buena.

Su período de floración comienza también en la primavera y puede prolongarse hasta finales del verano, con 3 a 6 flores por cada sección, en colores que van desde el azul a púrpura o un violeta azulado.

 

¿Cómo preparamos la tierra?

Cómo sembrar paso a paso una Iris GermánicaNo tiene mayores exigencias en cuanto al suelo. Puede desarrollarse fácilmente con tan solo una tierra fértil, rica en materia orgánica y de buen drenaje. Mantener una humedad constante es necesario.

Expertos jardinero recomiendan la aplicación de fitohormonas de enraizamiento cuando se ejecute la propagación, donde una tierra fértil, bien oxigenada y de buen drenaje también es clave para un crecimiento saludable de la planta.

Otro dato relevante es que las plantaciones en maceta deben realizarse cada dos años, sobre un sustrato universal, a fin de sacar el máximo provecho a bulbos y rizomas.

 

¿Cómo sembrar paso a paso una Iris germánica?

Si deseamos propagar la Iris germánica, hay dos métodos sencillos de hacerlo. Veamos.

Por rizomas

  1. El cultivo por rizomas se consigue, primero, cortando una porción del mismo en una planta que goce de buena salud. Debe tener yemas que den paso a nuevos tallos.
  2. Tienen que enterrarse en un terreno fértil de buen drenaje y humedad constante.
  3. Cuando la planta crece, brotan nuevos rizomas que se irán expandiendo, a medida que van generando también nuevos tallos que compartirán las raíces.

Por bulbos

Cómo cultivar Iris GermánicaOtro dato curioso de la forma de propagarse de esta herbácea tan singular es la producción de bulbillos que brotan en la base de los tallos, los cuales se separan para que se produzcan nuevas plantas hermanas.

Es otro método eficaz de propagación que requiere un suelo fértil de buena hidratación constante.

El cultivo por semillas no es muy recomendable, porque no suele generar resultados satisfactorios. Lamentablemente suele demorar mucho o simplemente no produce resultados. S

e ha restringido, por tanto, al ámbito de la investigación, a fin de conocer más acerca del comportamiento de esta especie tan vistosa como resistente.

¿Qué cuidados necesita la Iris germánica?

Se considera una planta invasora, porque se propaga con mucha facilidad y puede crecer sin problema sobre terrenos pedregosos y condiciones extremas con mucha sequía.

Sin embargo, es propicio cumplir con una serie de requisitos sencillos si queremos tener muchos Lirios azules en el jardín.

 

Una buena floración dependerá en gran medida de las siguientes condiciones:

  1. Aunque se desarrolla sin inconvenientes en sitios con semi sombra, es preferible tenerla bajo los rayos solares todo el tiempo. Es su mejor motivador.
  2. Se adapta a cualquier suelo, pero en condiciones óptimas los de buen drenaje son los mejores para cualquier variedad de Iris germánica. Materia orgánica generosa la ayudará mucho en el período de floración, así que debe tomarse en cuenta este aditivo si la vamos a criar en una maceta.
  3. El riego debe ser moderado porque esta planta tiene rizomas potentes que almacenan el vital líquido. Por eso soporta los períodos de sequía con bastante dignidad y eficiencia.
  4. Otra ventaja de gran valía es que no necesita ser estimulada con abonos o fertilizantes periódicamente. Ella se mantiene por sí sola a la perfección. Basta que la tierra tenga mucha materia orgánica para que la planta se desarrolle ampliamente. O humus de lombriz.
  5. Lo que sí es recomendable es la ejecución sistemática de podas que eliminen tallos, hojas y flores muertas para cooperar con la salud de la planta.

¿Qué plagas y enfermedades tiene?

Trips 2En ocasiones, la Iris germánica sucumbe a enfermedades provocadas cuando afronta altas temperaturas o condiciones de humedad extremas.

Entre las plagas que la atacan se cuentan:

Trips o Frankiniella occidentalis

Insectos diminutos con un aparato bucal poderoso que gustan de las hojas tiernas. Producen manchas rojizas y afectan la base del bulbo, r lo que termina afectándose toda la planta.

Pulgones o Aphis gossypii

Es una plaga muy fastidiosa que succiona el néctar de los capullos de la Iris germánica, logrando arruinarla, porque se marchita.

Deben aplicarse procesos de control biológico (como fungicidas naturales) para su eliminación y trampas anti-áfidos.

Las enfermedades más comunes son: Fusarium, Moho gris o Botritis y Roya, todas mortales si no se combaten a tiempo eliminando las partes de la planta que han sido atacadas.

Deja un comentario