Seleccionar página

Guía Completa para Aprender a Sembrar Palmeras [Paso a Paso]

 Las palmeras  son plantas tropicales de gran tamaño y popularidad en todo el mundo.

Hay variedades para exteriores, otras que soportan los climas más secos y áridos, tempestades a orilla de mar y las hay también que prefieren la paz de un hogar donde sean comprendidas, con cuidados sencillos que ahorrarán enfermedades en la palmácea.

   

Puntos importantes a la hora de sembrar palmeras
  • ¿Cuándo? Deben plantarse en primavera o verano.cómo cultivar palmeras
  • ¿Dónde sembrarlas? En climas cálidos o tropicales, donde tengan sol directo.
  • ¿Temperatura ideal? 25°C.
  • ¿Cómo preparamos la tierra? Son ideales suelos bien drenados, neutros y ricos en nutrientes.
  • ¿Cómo regamos? Frecuente recién plantadas y muy poco después.
  • ¿Plagas y enfermedades? Son muy resistentes pero la plaga.

 

¿Cuándo sembrar palmeras?

sembrar palmerasLa mayoría  son amantes de la luz solar directa  y si están en espacios privilegiados de tu casa para resaltar decoraciones, no olvides que necesitan allí también bastante luz natural.

Bastará con mantenerla cerca de una ventana y darle poco riego para que no le salgan hongo ni se pudran sus raíces. No exigirá nada más.

Si decidiste comprarla en maceta, la palmera puedes sembrarla en realidad en cualquier época del año, pero procura evitar hacerlo en el momento de mayor frío invernal o en el de más calor veraniego. 

Pero en caso de que compres una que recientemente fue extraída de la tierra y viene con un cepellón de tierra pegado a sus raíces, conviene plantar en primavera o verano, porque las palmáceas necesitan una temperatura elevada para que sus raíces se multipliquen.

 

¿Dónde plantar las palmeras?

Las palmeras  indiscutiblemente prefieren climas cálidos,  les va muy bien el aire mediterráneo, de heladas moderadas que puedan soportar.

cómo plantar palmerasSon muy susceptibles a los cambios de temperatura en invierno y puede que soporten una helada, pero dos o más afectarán inevitablemente su actividad radicular y las hace mucho más vulnerables a ataques de enfermedades.

Por eso se adaptan mejor a climas templados o cálidos.  Una temperatura ideal ronda los 25 °C. 

Difícilmente un paisaje tropical carece de palmeras. Pero cuando queremos tener una casa, conviene mucho saber cuál variedad nos conviene más.

En términos generales, hay palmeras de climas cálidos, capaces de soportar bajas temperaturas que oscilan entre -5 a -13 °C.

Y hay una gran variedad de especies que varían en tamaño (pequeñas, medianas o grandes) y de climas cálidos o fríos. Escoge la que más te convenga y si vas a tenerla sembrada en un macetero procura que no te vendan por error alguna de las que puede crecer hasta 15 metros de altura, por favor.

 

¿Cómo preparamos la tierra para el cultivo de palmeras?

En verdad, aunque en general las palmeras se adaptan a cualquier tipo de suelo, es recomendable impedir que se sature el sustrato y evitar el exceso de cal.

 

¿Cómo regamos las palmeras?

Hasta los dos años de vida, es muy recomendable regar con bastante frecuencia la palmera, a fin de que pueda fijarse bien y desarrollarse plenamente. Pero después ella será capaz de auto sostenerse con poco riego y agua de lluvia.

No podemos olvidar que las palmeras tenderán a necesitar más agua si viven en un terrero arenoso, porque es mucho más seco que uno arcilloso.

Sabías qué...
Hay alguna variedad súper resistente a épocas de sequías. Los llamados Palmitos (Chamaerops humilis) por ejemplo, se ubican en la franja occidental mediterránea y casi no consumen agua.

Pero a groso modo,  el sistema de riego es muy sencillo  y en vedad nada exigente. Una planta joven debe regarse a diario durante las primeras semanas de arraigo de sus raíces, después se espacia y el riego será semanal hasta disminuir en la edad adulta.

 

¿Cómo sembrar palmeras paso a paso?

Plantar una palmera requiere tomar en cuenta ciertas consideraciones que le ayudarán a llevar una vida saludable en nuestro jardín. Veamos entonces qué nos toca hacer.

  1. Cavar un hoyo grande y ancho, que cubra el capellón de la palmera. Está bien de si logras estas medidas: 15 cms más de ancho en cada lado y otros 15 cms más del largo del capellán de la planta.
  2. El sustrato que preparemos deberá estar conformado por la tierra que sacamos y abono orgánico. Estiércol, turba, compost o matillo son excelentes.
  3. Rellenar a veces el agujero con arena de construcción lavada le da más firmeza a la planta y evita que se apuntale con la ayuda de maderas.
  4. También se puede construir una suerte de barrera de tierra alrededor del agujero, con la idea de retener el agua para la palmera recién plantada, a fin de impedir que las raíces se endurezcan.
  5. Cuando la palmera es muy grande, hay que crearle un apoyo con cuerdas o puntales fabricados con palos colocados en forma diagonal, enclavados en el suelo y recostados o apoyados en el tronco, sin dañarlo.
  6. Una técnica efectiva para garantizar un desarrollo saludable de la palmera es envolver sus hojas, manteniéndolas atadas entre 6 meses a un año, inmediatamente después que sea trasplantada. Esto se hace para evitar que se caigan las hojas mientras se adapta a su nuevo ambiente.
  7. Estas hojas se liberan si observamos que los extremos se asoman por el envoltorio. Significa entonces que ha enraizado y que ya podemos liberarla.
  8. Después de haberla plantado, no se debe fertilizar entre 6 a 8 semanas, porque puede estresarse ya que está en pleno proceso de adaptación al nuevo ambiente que le asignamos.

El método para propagar palmeras de mayor éxito es por semillas, pero también se hace por división de mata; por hijuelos y acodo aéreo.

 

¿Qué asociaciones favorables tienen?

 Hay muchas variedades de palmeras,  dependiendo de si son de clima cálido o más bien frío.

Entre las más populares se encuentran:

Palmera Canaria; Florida; Excelsa; Palmera de Nuez; Azul o Gris; Palmera del Azúcar; Palmera de Guadalupe; Palmera de Cola de Pescado; Areca; Rizada, y Palmera Princesa, entre muchas otras de gran vistosidad.

sembrar palmeras en el jardínCon ayuda de un especialista jardinero, podrás escoger la palmácea que más se adapte a tu clima. Por ejemplo, la popular Palmera Canaria es 100% mediterránea.

Las palmeras en jardines amplios pueden formar combinaciones exóticas, sirviendo de acompañante de fondo para cultivos florales.

En verdad puede ser increíble combinar, en medio de un jardín amplio, la Palma de Sagú, junto a la Cycas Revoluta, originaria del sur de Japón (llamada también palma de iglesia o King sago) junto a flores multicolores perennes que las circunden como peonías blancas, rojas y amarillas.

En España, para jardinería se cultiva mucho el Phoenix dactylifera para amplios espacios verdes donde pueda alcanzar su esplendor máximo de unos 20 metros de altura y un tronco con un diámetro de unos 30 a 50 cms. Se la ve mucho en emplazamientos litorales como la ciudad valenciana de Alicante.

 

Otro arreglo fabuloso consiste en sembrar al pie de una Palmera Sago en jardín o maceta, muchas begoñas o la perenne Flox Paniculada.

O combinar en jardines playeros Palmeras de coco y Uvas de playa, donde las primeras ponen la altura y la elegancia y las segundas olor y textura gracias al color violáceo que adquieren sus hojas redondeadas y flores y racimos de uva que aportan un festival visual maravilloso.

La palmera canaria se asocia muy bien con hogueras, plataneras y hasta con laurel. Inclusive con el eucalipto se lleva muy bien. Pero no se debe plantar nunca cerca de granados, limoneros, naranjos, olivos y alcachofas

¿Qué plagas y enfermedades afectan a las palmeras?

Una de las plagas más letales para la palmera es la del picudo rojo, coleóptero de origen asiático y aspecto rojizo que alcanza un tamaño de unos 5 cms, más que suficientes para hacer estragos en la planta.

El picudo rojo puede perforar troncos de los cocoteros y palmeras, abriéndose paso en longitudes de hasta un metro que perora con mucha facilidad.

Aprovecha las heridas que deja la poda en las hojas y tronco y se incrusta por allí para avanzar en su paso destructivo.

 El primer síntoma de enfermedad  es el color amarillento de las hojas de la palmácea.

El tratamiento a seguir incluye pulverizaciones foliares e inyecciones o endoterapia, mediante cirugía vegetal, eliminando partes dañadas o que se han podrido por la acción del animal.

Y debe aplicarse también tratamiento preventivo con pulverizaciones durante todo el año. Este escarabajo es muy persistente en la época de calor, que es cuando más virulento se pone.

 

 

 

Última actualización

1 Comentario

  1. Eduardo Vergara Araujo

    Quisiera sembrar palmeras en la playa de arena

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quiéres conocer los mejores Trucos para tu propio Huerto Ecológico?

Te iremos enviando los mejores trucos que hemos aprendido para aplicar directamente en tu huerto. Sin publicidad y sin basura. Gracias :-)

¡Muchas gracias!

Pin It on Pinterest