Enfermedades y Plagas del Melocotonero [Identificarlas y Tratarlas]

Inicio » Árboles » Melocotonero » Plagas y Enfermedades del Melocotonero

Qué hermosos son los frutos y que agradable es recoger la cosecha, pero ¿Qué pasa cuando las enfermedades o plagas del melocotonero aparecen?

Es necesario atacarlas de inmediato y es por esa razón que hoy te presentamos un listado con las más enfermedades y plagas más comunes del melocotonero.

🌼 Para ver el contenido del artículo:

Enfermedades que atacan al melocotonero

Oídio

OidioEs una de las afecciones más frecuentes de muchas plantas, no solo del melocotonero.

Su presencia genera unas coloraciones blanquecinas en toda la estructura del árbol que terminan por afectar su fuerza y capacidad de desarrollo.

Cuando el caso está muy avanzado, los frutos caerán sin completar su proceso de maduración e imposibles de consumir.

Es importante advertir que la enfermedad suele aparecer más en los días de más soleados de verano.

Tratamiento para el oídio en el melocotonero

En estos casos, será más preventivo que correctivo en la medida de lo posible.

Esto quiere decir que un correcto cuidado de la planta ayudará a evitar que el hongo le ataque.

Buenas medidas incluyen el abono, la poda y el riego en las cantidades correctas.

También ayudará el utilizar productos destinados a prevenir la aparición de hongos, como los fungicidas. Como el aceite de neem o el jabón de potásico.

En estos casos es bueno seleccionar un producto que no sea tóxico y que sea respetuoso con el medio ambiente.

Abolladuras

plantar melocotoneroComo su mismo nombre lo indica, esta enfermedad ocasiona daños sobre la superficie del árbol generando deformaciones.

Estas deformaciones, a su vez, causan un impacto negativo en torno a la fortaleza de la planta y hacen que la estructura se vuelva delicada.

A propósito de ello, se genera que las hojas se caigan y que los frutos (de existir) nazcan también con deformaciones.

Para reconocer la enfermedad solo bastará con detallar el color de las deformaciones, ya que estas se presentan en verde oscuro mezclado con blanco y también en color rojo.

Cuando la enfermedad no es controlada a tiempo, puede dar cabida a la aparición de pulgones.

En otros casos se le conoce también como lepra del melocotonero.

Tratamiento de las abolladuras en el melocotonero

Para hacerle frente a esta enfermedad, es necesario atacarla de manera temprana, es decir, antes de que la planta empiece a florecer.

Si se ejecuta después de esto, el daño puede llegar a ser mucho más profundo y convertirse en un asunto irreversible.

En este caso, el uso de los productos antiplagas será la opción ideal, enfocándose de manera oportuna al trabajo con abolladuras.

Es importante advertir también que su proliferación es bastante rápida, sobre todo en días de lluvia, pudiendo causar una pérdida total de la siembra.

Monilia

plantar melocotoneroPara cualquier árbol que genera frutos que incluyen un hueso duro, como el melocotonero, la Monilia es una de las enfermedades más preocupantes.

Su acción se da de forma directa en las flores y los frutos, ocasionando una pérdida evidente en la cosecha.

Sin embargo, lo más complejo en esta situación es que también puede hacerse visible después de haber recogido la cosecha. Es decir, cuando sale de los campos de siembra hacia los espacios donde se comercializará.

Por ello es importante detectarla a tiempo con un cuidado acorde a este tipo de árbol.

Tratamiento de la monilia en el melocotonero

Para trabajar este tipo de afección una de las principales medidas es la visualización constante del desarrollo de la planta.

En caso de que se detecte que existe algún fruto o brote que esté causando problemas, lo mejor será retirarlo de inmediato.

El uso de tratamientos comerciales deberá estar plenamente autorizado para este fin de manera que se eviten más daños.

También es un buen plan mantener a la planta bien hidratada y con nutrientes suficientes para fortalecer su estructura.

Mancha bacteriana de los frutales

la lepra del melocotonero enfermedadA todos nos gusta ver frutas hermosas y coloridas y estas manchas ocasionan un efecto totalmente distinto.

Afecta a lo melocotoneros y también a otros árboles frutales de condiciones semejantes como almendro/plagas-y-enfermedades/”>el almendro.

Para reconocer la enfermedad, es necesario prestar mucha atención a los momentos en que existan cambios en la estructura.

Lo primero que suele presentarse son manchas blancas o verdes claro sobre las hojas, como si se estuviese decolorando.

Esto va avanzando hasta amarillear y llegar incluso a pudrir parte de la hoja, la cual caerá después.

En el caso de los frutos, las manchas suelen ser oscuras y aparecer de forma superficial para hundirse hacia lo interno después.

Tratamiento para las manchas en el melocotonero

En este caso, el trabajo debe ser de acción preventiva con la correcta aplicación de fungicidas. Tratamientos con productos de azufre o cobre también suelen ser eficaces.

Otro detalle importante es que la bacteria se suele dispersar con facilidad por el viento y el agua.

Por esta razón, hay que evitar el uso de sistemas de riego que produzcan pozos de agua.

Cuidar del melocotonero desde su fase de siembra es clave para lograr los mejores resultados durante su tiempo de crecimiento y floración.

Sobre todo los cuidados deben incrementarse entre la primavera y el verano que es cuando las bacterias y hongos suelen crecer con más rapidez.

Del resto, solo quedará disfrutar de la jugosidad y el sabor de una fruta bien cosechada.

Lepra del melocotonero

lepra del melocotoneroPara profundizar más mira este artículo: La lepra del melocotonero

Es una enfermedad que consiste en un hongo (afección micótica) que aparece en las plantaciones de melocotoneros.

Es fácil de reconocer por la aparición de hojas arrugadas y rojizas en los brotes primaverales. Podremos observar abultamientos (abolladuras).

Por lo anterior, la lepra del melocotonero también recibe el nombre de “Abolladura”. Mientras que su nombre científico es “Taphira deformans”.

Después de aproximadamente 45 días de iniciado el brote, las hojas enfermas se desprenden del árbol.

Debido a lo anterior el árbol tiende a debilitarse, fructificando de forma deficiente. Si no se trata correctamente la lepra, dicho árbol puede morir.

La lepra del melocotonero se considera una enfermedad grave para estos árboles frutales.

Chancro bacteriano

El chancro bacteriano es una infección que causa corteza partida y chancros llorosos en los tallos, ramas y troncos de los melocotoneros afectados.

El chancro bacteriano es una enfermedad grave que puede matar a su melocotonero, especialmente si las lesiones aparecen en la parte baja del tronco y provocan un estrechamiento.

La bacteria destruye o bloquea el floema, que transporta agua y nutrientes a todas las partes del melocotonero. La bacteria no afecta a las raíces del melocotonero.

  • Síntomas: Se forman largos chancros rezumantes alrededor de las bases de los brotes y en el tronco y las ramas de los melocotoneros afectados. Las áreas oscuras y empotradas de material vegetal muerto tienen largas vetas que se extienden hacia el tejido sano. Las zonas afectadas pueden morir, incluso el propio melocotonero. El tejido enfermo bajo la corteza tiene un olor agrio característico. El chancro bacteriano aparece como pequeños puntos de color marrón-rojo en la fruta y provoca deformidades y grietas en la pulpa.
  • Tratamiento: Cuando el cancro bacteriano hace que las hojas del melocotonero se caigan pronto, aplique pulverizaciones de alta concentración de fungicidas que contengan cobre. Poda los tallos y ramitas dañados, unos centímetros por detrás del cancro. En el caso de los cancros en el tronco o cerca de él, busque ayuda profesional. Evita la propagación de la bacteria trabajando sólo en la corteza seca y manteniendo las herramientas esterilizadas.
  • La causa: La bacteria Pseudomonas syringae.
  • Factores de riesgo: Los melocotoneros plantados en suelos profundos y arenosos o en zonas con nematodos tienen un mayor riesgo de infección. Los períodos prolongados de clima cálido y húmedo también aumentan la susceptibilidad. Evita aplicar fertilizantes con alto contenido en nitrógeno desde mediados de junio hasta septiembre. No fomentes el crecimiento tardío en otoño. Los melocotoneros jóvenes y estresados son especialmente vulnerables, sobre todo si tienen daños por heladas o quemaduras de sol.
  • Temporada: Primavera y verano.
  • Nivel de amenaza: Alto; puede provocar la muerte de su melocotonero.

Mancha bacteriana

La mancha bacteriana puede ser leve o tan grave que se pierda toda la temporada de melocotones. Este patógeno afecta a las hojas, las ramitas y los frutos. La pérdida severa de hojas perjudicará el desarrollo de la fruta y hará que los brotes y la madera sean menos capaces de soportar el clima invernal. Sus melocotones también pueden quemarse por el sol o agrietarse debido a la mancha bacteriana.

  • Síntomas: Aparecen lesiones diminutas, de color púrpura, negro o marrón, en las puntas de las hojas y luego migran al centro de las mismas. Las zonas afectadas mueren y dejan agujeros. Las hojas muy infectadas se vuelven amarillas y se caen del melocotonero. En los melocotones, la mancha bacteriana aparece en forma de pequeñas manchas circulares de color oliva que se vuelven más oscuras y deprimidas a medida que la bacteria se afianza. Las manchas pueden desarrollar grietas, dejando los melocotones expuestos a la putrefacción.
  • Tratamiento: La mancha bacteriana pasa el invierno en las grietas de la corteza, cerca de los brotes y en las cicatrices de las hojas. Las pulverizaciones de inactividad son esenciales en otoño para proteger los tallos de su melocotonero. Utiliza un fungicida a base de cobre en las hojas de su melocotonero cuando empiecen a caer.
  • Causa: La bacteria Xanthomonas arboricola pv. pruni (antes Xanthomonas campestris pv. pruni)
  • Factores de riesgo: Los melocotoneros corren un mayor riesgo de mancha bacteriana cuando se plantan en suelos pobres en nutrientes o ligeros y arenosos y en zonas con infestaciones de nematodos. Las condiciones húmedas, por encima de los 65 grados, facilitan que las bacterias infecten las hojas recién emergidas o entren a través de las heridas de la corteza.
  • Temporada: Las infecciones se producen durante toda la temporada de crecimiento, pero las bacterias comienzan a propagarse a finales del invierno.
  • Nivel de amenaza: De bajo a alto. La mancha bacteriana puede arruinar las cosechas de melocotón y es difícil de manejar para los jardineros domésticos.

Podredumbre parda

La podredumbre parda, una de las enfermedades más comunes del melocotonero, es una grave infección fúngica que afecta a la fruta, las flores y los brotes. La contaminación se propaga rápidamente y debe ser tratada de forma proactiva.

  • Síntomas: Las esporas de la podredumbre parda infectan las flores del melocotonero en primavera, pasando a los brotes y a la fruta. Las flores se marchitan, se forman chancros gomosos en las ramas y los melocotones que desarrollan manchas marrones se pudren rápidamente. Los frutos afectados se convierten en momias cubiertas de esporas.
  • Tratamiento: Retire las momias de fruta infectadas de los árboles y también las que hayan caído al suelo. Podar el melocotonero en invierno para eliminar las zonas con cancro y asegurar una correcta circulación de aire. Utiliza fungicidas con propiconazol o captan (asegúrese de que son seguros para los melocotoneros). Empieza a pulverizar en plena floración y repite dos veces a intervalos de 10 a 14 días. Una vez que los melocotones empiecen a cambiar de color, empieza a rociar cada siete días.
  • Causa: El hongo Monilinia fructicola.
  • Factores de riesgo: Entorno húmedo y mojado, y árboles demasiado crecidos. Las momias de fruta sobrantes, las flores muertas y los cancros volverán a infectar los árboles durante la temporada de crecimiento. El patógeno sobrevivirá al invierno.
  • Temporada: La podredumbre parda comienza en la floración de la primavera y puede causar muchas infecciones a lo largo del año.
  • Nivel de amenaza: Grave si no se interviene rápidamente.

La podredumbre parda puede destruir tu cosecha de melocotones y su tratamiento es muy laborioso. Los frutos, las flores y los brotes enfermos son vectores de reinfección y deben ser eliminados de forma segura.

Agalla de la corona

La agalla de la corona está muy extendida y afecta a muchas plantas, incluidos los melocotoneros. Aunque probablemente no matará a tu melocotonero, puede causar retraso en el crecimiento y problemas en la producción de fruta.

  • Síntomas: Los tumores de forma irregular crecen en las raíces, la copa y, a veces, en las ramas, los troncos y los tallos. Los bultos comienzan siendo pequeños y blandos, endureciéndose hasta adquirir una textura leñosa. Los melocotoneros crecen lentamente y se atrofian; las hojas pueden ser más pequeñas de lo esperado y el árbol puede no dar frutos. Las agallas pueden impedir la circulación del agua y los nutrientes.
  • Tratamiento: Sumerge los plantones de melocotonero en un lavado antibacteriano antes de plantarlos. La prevención es fundamental, así que evita dañar los árboles y practica un control de plagas adecuado para mantener a raya a los insectos que las perforan.
  • Causas: La bacteria Agrobacterium tumefaciens.
  • Factores de riesgo: Moderado; puede contribuir a una mala salud general o a la muerte. Hace que el melocotonero sea más vulnerable a los daños causados por el viento y a la sequía. Puede matar a los melocotoneros jóvenes si las agallas son grandes o numerosas. A la agalla de la corona le gustan las condiciones cálidas y húmedas.
  • Temporada: La agalla de la corona puede infectar a los melocotoneros en cualquier momento.
  • Nivel de amenaza: Bajo.

Rizado de la hoja del melocotón

Cuando observeres los síntomas del rizado de la hoja del melocotón, será demasiado tarde para tratar a tu árbol.

Como todas las enfermedades fúngicas, el rizado de la hoja del melocotón se desarrolla en condiciones cálidas y húmedas.

  • Síntomas: Busc haojas engrosadas que se curvan y fruncen. El rizado de la hoja del melocotón también puede infectar los frutos y los brotes. Las hinchazones aparecen en la parte superior de las hojas jóvenes del melocotón, y la zona afectada se vuelve roja. Las hojas se vuelven amarillas y caen al suelo. Los melocotones afectados presentan pequeñas manchas blancas que se pudren.
  • Tratamiento: La prevención es la herramienta más importante contra el rizado de la hoja del melocotón. En cuanto las temperaturas alcanzan los 25ºC, el hongo comienza a reproducirse y a liberar esporas. Antes de que esto ocurra, trata sus melocotoneros con un spray que contenga cobre. Los mejores momentos para rociar son en otoño, después de que las hojas hayan caído, y a principios de la primavera, antes de que se abran los brotes.
  • La causa: El hongo Taphrina deformans.
  • Factores de riesgo: Tiempo cálido y húmedo.
  • Temporada: Primavera.
  • Nivel de amenaza: Moderado; el rizado de la hoja del melocotonero atrofia el crecimiento de las ramas y brotes afectados y los hace más vulnerables a las heladas. El rizado de la hoja del melocotón daña los frutos.

Sarna del melocotón

Esta enfermedad fúngica puede afectar a un pequeño número de sus melocotones o destruir por completo su temporada. La infección se produce en primavera, pero los síntomas no se manifiestan hasta mucho más tarde.

  • Síntomas: Las manchas elevadas afectan a la fruta, las hojas y los brotes.
  • Tratamiento: Cuando aparecen las manchas de sarna del melocotón, ya es demasiado tarde para tratarlas. Pulverizar proactivamente tu melocotonero unas dos semanas después de la caída de las flores. Utiliza un fungicida de azufre. Pulveriza tres veces, con un intervalo de siete a diez días entre aplicaciones.
  • La causa: El hongo Cladosporium carpophilum.
  • Factores de riesgo: Tus melocotones pueden ser más pequeños de lo esperado y más susceptibles a otras enfermedades.
  • Temporada: Primavera.
  • Nivel de amenaza: De bajo a moderado; en casos graves, su cosecha de melocotones se perderá por infecciones secundarias, agrietamiento o podredumbre.

Roya fúngica

¿A tu melocotonero se le caen las hojas antes de tiempo?

Si están salpicadas de pequeñas manchas amarillas muertas, probablemente tenga un brote de roya fúngica.

  • Síntomas: Manchas amarillas brillantes y angulosas en las hojas que acaban provocando su caída prematura. Busque masas de esporas de color óxido. La roya también puede afectar a la fruta. La roya produce cancros con esporas pulverulentas de color marrón óxido.
  • Tratamiento: Aplicar en primavera fungicidas a base de azufre o inhibidores de esteroles.
  • Causa: El hongo Tranzschelia discolor.
  • Factores de riesgo: Tiempo cálido y húmedo.
  • Temporada: Verano y otoño.
  • Nivel de amenaza: Bajo; la roya puede contribuir a infecciones secundarias en sus melocotones.

Gomosis

Esta enfermedad puede matar ramas o árboles y está causada por el hongo Botryosphaeria dothidea.

Los primeros síntomas aparecen en la corteza joven de los árboles vigorosos en forma de pequeñas ampollas, que suelen aparecer en las lenticelas.

La infección se produce a finales de la temporada y puede ser evidente en otoño o en la primavera siguiente.

Algunas zonas infectadas exudan una resina gomosa. A menudo, los árboles de dos o tres años tienen zonas enfermas hundidas (cancros) en el tronco y las ramas principales.

Grandes cantidades de exudado gomoso, o bolas de goma, se asocian a las lesiones en múltiples lugares. Tras repetidas infecciones, la corteza se vuelve áspera y escamosa.

Prevención y tratamiento: No existe un control químico práctico. Mantén los árboles sanos, ya que los más infectados sufren estrés hídrico.

La madera muerta debe eliminarse durante la poda de invierno y destruirse.

Al podar durante los meses de verano, retira y destruye toda la madera podada.

Cuando haya gomosis, el tratamiento preferido es el uso myclobutanil para el control de la sarna.

Antracnosis

También “podredumbre amarga” del melocotón.

La antracnosis es una infección que afecta a muchas especies de árboles frutales, incluido el melocotón. La mayor parte de los daños son cosméticos, pero aún así hay que controlarlos. La lluvia y los sistemas de riego pueden propagar la enfermedad, que tiende a producirse en climas cálidos y húmedos.

Síntomas: La antracnosis del melocotonero suele aparecer en la fruta madura o casi madura. Las pequeñas lesiones marrones o bronceadas, que se agrandan y oscurecen, se vuelven gradualmente circulares y ligeramente dentadas.

En las primeras fases, estas lesiones pueden confundirse con las de la podredumbre marrón, negra o blanca, pero las manchas de antracnosis son más firmes y grandes, y a menudo van acompañadas de anillos de masas de esporas rosas.

Las hojas y las ramitas no se ven afectadas. La antracnosis no mata al árbol, pero daña el fruto/rendimiento.

Plagas que atacan al melocotonero

Pulgones

pulgones y manzanos (1)

Insectos diminutos, del tamaño de una cabeza de alfiler, cuyo color varía según el tipo. Se agrupan en los tallos y bajo las hojas, chupando los jugos de las plantas.

Síntomas: Las hojas se curvan, se engrosan, amarillean y mueren. Los pulgones producen grandes cantidades de un residuo pegajoso llamado “melaza” que atrae a insectos como las hormigas.

La melaza también se convierte en un medio de crecimiento para el moho de hollín.

Control: Pulverizar. También funciona, con una manguera que tenga mucha presión, rociar las hojas.

Chinches Lygus y chinches apestosas

Las chinches Lygus son pequeños insectos ovalados de color marrón, verde, gris o casi negro con una “V” amarilla en el dorso. Las chinches apestosas suelen ser grises o marrones, tienen forma de escudo y miden aproximadamente ½ pulgada de largo.

Síntomas: Las chinches dañan la fruta y las flores. La chinche apestosa perfora la fruta y succiona el jugo, provocando manchas hundidas en la fruta joven o deformación de la fruta madura (cara de gato).

Ambas pueden evitarse plantando los melocotoneros lejos de los campos de heno, que suelen ser anfitriones.

Polilla oriental de la fruta

Las plagas y los daños son similares a los de la polilla del bacalao.

Los adultos son pequeñas polillas grisáceas. Las larvas son de color blanco rosado con la cabeza de color marrón rojizo. Las trampas de feromonas son una opción para atraer a las polillas.

Síntomas: Los daños aparecen primero en el crecimiento vegetativo, y si no se tratan acaban infestando la fruta. Las larvas hacen un túnel a través del tallo y suelen salir cerca del hueso.

Control: Pulverizar.

Barrenador

Incluye: Barrenador americano del ciruelo, barrenador de la cabeza plana del Pacífico, barrenador de la ramita del melocotón, barrenador del árbol de durazno, barrenador del agujero de tiro

Estas plagas excavan y se alimentan debajo de la corteza en la albura, debilitando el árbol y provocando su muerte.

Los barrenadores pueden dirigirse al lugar del injerto (en los melocotoneros jóvenes) para poner sus huevos, así como a las zonas dañadas o hundidas, e incluso a unos pocos centímetros por debajo de la línea del suelo.

Los gusanos tienen el cuerpo de color crema. Difícil de controlar una vez infestado; la acción preventiva es la mejor defensa.

Síntomas: Una sustancia espesa y gomosa (savia) que gotea de agujeros redondos en el tronco o en la entrepierna del árbol. Los gusanos hacen un túnel a través de los troncos, debilitando y eventualmente matando el árbol.

Los huevos eclosionan y las larvas hacen un túnel en el tejido vascular del árbol.

Oruga de otoño

Esta especie es similar a la oruga de la carpa oriental, pero construye su telaraña sobre el extremo de la rama, en lugar de hacerlo en la entrepierna del árbol.

Se alimenta de casi todos los árboles, excepto las coníferas. La oruga del gusano de la telaraña mide unos dos centímetros de largo, con la cabeza de color negro a rojizo y el cuerpo de color amarillo claro a verdoso con una franja moteada de dos filas de tubérculos negros y mechones de pelos largos blanquecinos.

Los adultos aparecen como polillas blancas con manchas oscuras en las alas.

Síntomas: Los extremos de las ramas se envuelven en una gran telaraña en la que las larvas se alimentan, esqueletizando las hojas.

Control: Manual.

Eliminar las telas con un rastrillo (las orugas se eliminan con las telas) y quemar.

Rodillo de la hoja

Pequeñas orugas de unos dos centímetros de largo, de colores que van desde el amarillo pálido o el verde hasta el marrón. Los enrolladores de hojas suelen tener la cabeza oscura.

Síntomas: Las hojas y las flores se enrollan y se entrelazan donde las larvas se alimentan. El follaje acaba siendo esquelético. Los enrolladores de hojas no penetran en la fruta, pero pueden dejar cicatrices en ella.

Control: Manual. La eliminación manual del follaje enredado y el mantenimiento de la zona libre de malas hierbas y residuos puede ser suficiente para controlar la plaga.

Nematodos

Incluye: Nematodos del nudo de la raíz, nematodos del anillo, nematodos de la lesión, nematodos de la daga.

Los nematodos (gusanos microscópicos) viven en el suelo y en los tejidos de las plantas, y pueden causar muchos daños a los melocotoneros. Procura que el agente de extensión de su condado analice el suelo antes de plantar para determinar el alcance de su presencia.

Síntomas: Los nematodos perforan las células de los tejidos y se alimentan de ellas, dañando normalmente las raíces. El crecimiento del árbol se atrofia y las hojas pueden mostrar signos de amarillamiento (clorosis). Los suelos arenosos son más susceptibles.

Control: Preventivo.

Fumigar antes de la plantación (en otoño, cuando la temperatura aún es de unos 55 grados), o alternar cultivos de cobertura no aptos para nematodos. La mejor prevención es comprar melocotoneros con portainjertos resistentes a los nematodos.

Otros posibles problemas de los melocotoneros

¿Qué es el polvo blanco que aparece en las hojas de mi árbol?

Se trata de la enfermedad del oídio. Una infección importante puede reducir el vigor del árbol.

Pregunta: Las hojas de mi árbol han desarrollado manchas negras y verdosas y se caen antes de tiempo. ¿Qué ocurre?

Su árbol está afectado por la enfermedad de la sarna del melocotonero. Esta enfermedad también puede atacar a los frutos (véase más abajo).

¿Por qué las hojas de una rama de mi melocotonero se han vuelto de color plateado?

La causa más probable es una enfermedad llamada hoja plateada, que también puede causar la muerte de las ramas.

Las hojas de los brotes jóvenes de mi melocotonero están rizadas y pegajosas. ¿Cuál es la causa?

Los brotes están infestados de pulgones.

Hay varias especies que pueden afectar a los melocotonero; algunas especies abandonan el árbol en verano para buscar otras plantas huésped, mientras que otras permanecen en el árbol. La sustancia pegajosa que producen los pulgones es la melaza, que puede dar lugar a la aparición de hongos.

El infrecuente pulgón rosado del melocotonero lo hace que las hojas se deformen y se vuelvan rojas.

El pulgón rosado del melocotonero es una plaga frecuente y provoca hojas rizadas de color verde amarillento; también puede afectar a la fruta (véase más adelante).

¿Qué se come las hojas de mi melocotonero?

Las orugas de varias especies de polillas se comen las hojas de los melocotoneros.

  • Las orugas de la polilla de invierno son especialmente problemáticas entre el brote y finales de mayo, ya que también se comen las flores y dañan los frutos jóvenes.
  • Las orugas de muchas polillas del tortrix se protegen cuando se alimentan entrelazando las hojas con hilos de seda. Algunas especies de tortrix también pueden dañar la fruta
  • Las orugas de la polilla del bacalao, un tipo de tortrix, se alimentan exclusivamente dentro de la fruta
  • Las hojas jóvenes deformadas y llenas de pequeños agujeros pueden haber sido dañadas por las chinches de la cápsula.

¿Qué son las líneas estrechas, curvas, marrones o blancas que aparecen en las hojas de mi melocotonero?

Son agujeros producidos por las orugas de la polilla minadora del melocotonero. No causan daños importantes en el árbol, por lo que no es necesario tomar medidas de control.

Algunos de los frutos de mi árbol se han vuelto marrones y están podridos, y están cubiertos de pústulas de color marrón claro.

¿Cuál es la causa?

Los frutos están afectados por la enfermedad fúngica de la podredumbre parda.

¿Qué enfermedad ha causado las lesiones marrones y las grietas en las manzanas?

Estos son los síntomas de la sarna del melocotonero en la fruta.

¿Por qué algunas de mis manzanas tienen marcas negras en el exterior?

La fruta puede haber sido afectada por los hongos causantes de las enfermedades de las manchas. Ver más arriba en enfermedades del melocotonero.

Los frutos se caen de mi melocotonero y se han comido por dentro, ¿Qué plaga es la responsable?

Las dos plagas más comunes son la mosca del melocotonero y la polilla del melocotonero.

Los frutos afectados por las larvas de la mosca de la sierra del melocotonero suelen caer del árbol en junio o a principios de julio.

A veces, las larvas de la mosca de la sierra se alimentan sólo por debajo de la piel de los frutos jóvenes, en lugar de penetrar en el corazón; estos frutos suelen sobrevivir, pero tienen una larga cicatriz en forma de cinta en el exterior cuando están maduros.

Las manzanas atacadas por la polilla de la manzana no caen hasta que la fruta está madura.

¿Por qué algunos frutos de mi melocotonero están abultados y deformados?

Si los frutos son de tamaño inferior al normal, con un aspecto aplastado en el extremo del ojo, es probable que los frutos afectados hayan sido infestados anteriormente por el pulgón del manzano rosado.

Si hay protuberancias aisladas y corchosas, es posible que los responsables sean los chinches de la cápsula.

Los frutos de mi melocotonero tienen motas marrones en su interior y un sabor amargo, ¿Qué está pasando?

Se trata de un trastorno conocido como bitter pit (hueso amargo), causado por un bajo nivel de calcio en la fruta en desarrollo.

¿Por qué suele caer un gran número de manzanas de mi árbol a mediados del verano?

La causa más común es un fenómeno conocido como la caída de junio (aunque puede ocurrir tanto en julio como en junio).

Se trata de un proceso natural, durante el cual el árbol reduce su cosecha total hasta un nivel en el que los frutos restantes puedan recibir los nutrientes adecuados hasta su maduración.

Si la fructificación inicial ha sido escasa (véase más adelante), la caída de junio será reducida.

La magnitud de la caída también puede variar según el cultivar y la edad del árbol (los árboles jóvenes suelen verse más afectados).

Algunas plagas y enfermedades pueden provocar la caída de los frutos, al igual que las condiciones de cultivo adversas, como la sequía severa.

Mi melocotonero apenas tiene frutos. ¿Qué puede estar pasando?

Las posibles causas de la improductividad de los frutales son:

  1. El mal tiempo restringe la actividad de los insectos polinizadores durante la floración.
  2. Daños por frío excesivo en las flores.
  3. Los pájaros (por ejemplo, los camachuelos) se comen las flores. Véase: análisis de los mejores espantapájaros para tu huerto.
  4. Rendimiento bienal: algunos árboles tienen la costumbre de alternar un año de gran cosecha con pocos frutos o ninguno al año siguiente.
  5. Árbol joven: puede tardar unos años en empezar a dar frutos (esto puede variar según el cultivar y el portainjerto en el que crezca).
  6. Una mala técnica de poda.
  7. Malas condiciones de cultivo, por ejemplo, sequía, exceso de sombra, falta de nutrientes.

Parece que mi árbol se está muriendo. He cavado para ver las raíces y hay muchas de ellas están blandas y marrones, ¿Qué ha pasado?

El deterioro de las raíces de los melocotoneros puede ser resultado del ataque de una enfermedad radicular. Las dos más comunes son el hongo de la miel y la podredumbre de la raíz por Phytophthora. Ambas pueden afectar también a la base del tallo.

La podredumbre de las raíces también puede ser causada por encharcamiento o riego en exceso.

Ten en cuenta que la podredumbre de la raíz por Phytophthora se ve favorecida por las condiciones de anegamiento o encharcamiento.

Los brotes, ramitas y ramas de mi melocotonero están muriendo, ¿Qué puede estar ocurriendo?

La muerte de las ramas puede ser otro síntoma de problemas radiculares, ya que el árbol se esfuerza por absorber el agua a través de su sistema radicular que no funciona bien

Si la muerte acompaña zonas de corteza hundida y muerta, la causa más probable es el chancro del melocotonero. Esta enfermedad puede afectar a las ramas y al tronco principal.

Si las ramas muertas tienen numerosas pústulas del tamaño de una cabeza de alfiler, elevadas y de color rosa coral, entonces se trata de la mancha de coral. El hongo suele atacar a los árboles que ya están debilitados o se están muriendo debido a otros problemas.

La muerte de numerosos brotes a finales de la primavera, con hojas que se marchitan y se vuelven marrones después de la floración, suele ser el resultado de la enfermedad fúngica del marchitamiento de la flor.

La muerte debida a la marchitez de la flor rara vez avanza más allá de 15-30 cm.

La muerte de los brotes en este momento también puede ser causada por la enfermedad bacteriana del fuego bacteriano, pero esto es mucho menos común. La muerte debida al fuego bacteriano suele extenderse más abajo en el brote que la marchitez de la flor, pudiendo llegar a las ramas principales.

Si la muerte de las ramas va precedida de una coloración plateada de las hojas, la causa más probable es la enfermedad de la hoja plateada. Comprueba si la rama afectada presenta las manchas características de la madera.

Los brotes, ramitas y ramas de mi melocotonero están cubiertos de una costra de color gris. ¿Es perjudicial?

No, se trata de un liquen inofensivo. Una acumulación de líquenes cerca de las puntas de los brotes puede indicar que tu melocotonero tiene poco vigor.

En tal caso, céntrate en la poda de invierno y en la alimentación de primavera/verano para promover un crecimiento más activo.

En mi melocotonero han aparecido protuberancias en la corteza, cubiertas de una sustancia blanca y esponjosa. ¿Es una enfermedad?

No, se trata de una plaga llamada pulgón lanígero. Los pulgones de color marrón-negro segregan la cera blanca como forma de defensa.

Referencias y bibliografía

¿Ha sido útil esta publicación?

Sobre el autor

Mi nombre es Ricardo Gómez.

Desde pequeño me ha gustado leer y escribir. Ahora, que estoy cursando un máster en periodismo digital, colaboro como freelance escribiendo artículos para diferentes páginas web.

En especial me gusta compartir información sobre agricultura, siembra ecológica y medio ambiente. Entre otras aficiones 🙂

1 comentario en «Enfermedades y Plagas del Melocotonero [Identificarlas y Tratarlas]»

Deja un comentario

Optionally add an image (JPEG only)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.