Sembrar Kalanchoe: [Cuidados, Plantación, Riego y Sustrato]

Inicio » Flores » Kalanchoe

cuidados y siembra de kalanchoesSin duda alguna, una de las mejores plantas de interior es el Kalanchoe, originaria de los territorios tropicales del indómito continente africano, porque con excelentes cuidados y mucho amor, podrás lograr que florezca varias veces al año.

El Kalanchoe, con sus tonalidades en naranja intenso, rosa, rojo, amarillo o blanco, es ideal para generar contrastes decorativos impactantes en tu hogar.

Pero para que florezca de forma espectacular, necesita mucha luz y un lugar de buena ventilación, donde pueda crecer a plenitud y alcanzar unos 40 centímetros.

El Kalanchoe suele usarse en centros de mesa, gracias a su tamaño, no muy grande.

Pero hay otras dos variedades de Blossfeldianas que se distinguen por las flores. Una viene con flores sencillas y la otra es mucho más vistosa porque en vez de tener una sola corona, ostenta dos coronas de pétalo, característica que le da mayor lucimiento.

Lo primero que debes tener presente es que esta planta, si recibe los cuidados mínimos que demanda, será capaz de acompañarte un largo tiempo en casa. Vive tranquilamente en una maceta, pero aunque no es muy exigente, debes seguir una serie de pautas.

   

Temperatura: ¿Dónde plantar kalanchoes?

donde plantar kalanchoesLa temperatura ideal oscila entre los 16° a los 21°C. La mínima que soporta no debe descender más de los 10 °C.

En invierno debes proteger tu planta muy bien de daños ocasionados por temperaturas extremadamente bajas, ya que no soportará helada y morirá.

En cambio, en el verano, aunque le gusta el sol directo, no la expongas a temperaturas superiores a los 21°C.

Luz: ¿Qué necesidades de luz tiene?

La luz es una condición fundamental que le permite florecer constantemente, guarda relación con su origen.

Al proceder de zonas Tropicales de África, le encanta recibir luz del sol permanente, aunque no se debe abusar en verano o cuando los rayos estén demasiado fuertes, por ejemplo, en horas de mediodía.

Por lo tanto, ubícala en una zona de tu casa muy soleada, donde ella reciba mucha luz natural y si la temperatura ambiente es agradable, no muy alta, estarás haciendo lo correcto.

Yo te recomiendo un buen ventanal, un balcón o algún área de la casa donde los rayos del sol le bañen en forma constante. Pero clave también será que ese lugar soleado esté protegido contra ventarrones o corrientes de aire frío, especialmente en la época invernal.

kalanchoe sustrato y abonoY no te asustes si adviertes que de pronto sus hojas se oscurecen hasta alcanzar en ocasiones tonos cobrizos. Eso significa que su capacidad de almacenar agua es perfecta para su supervivencia.

Recuerda que tiene hojas carnosas que facilitan esta estupenda propiedad preventiva.

   

Sustrato y Abono: ¿Cómo preparamos la tierra?

Lo más recomendable para la Kalanchoe es aplicar abono entre el mes de abril a septiembre de cada año, cada 15 días y si adviertes que está creciendo mucho, ella gustosa te permitirá que la trasplantes a otra maceta más grande.

En este proceso debes cuidar mucho sus raíces, a fin de evitar que se estropeen y es también muy importante que esta mudanza se haga después de la floración, nunca durante o antes de que floree. La primavera es su período de floración más esplendoroso, así que disfruta su espectáculo de colores vivos y después sí podrás mudarla.

Finalmente, si deseas multiplicarla aplica la técnica de esquejes con hojas desarrolladas, para que de esta forma puedas criar muchas hijas también muy fieles y alegres.

   

Riego: ¿Cómo y cada cuánto regamos?

sembrar100_04El riego es otra pieza clave en el manual de cuidados de esta alegre planta floral. Aunque es totalmente cierto que no requiere grandes cantidades de agua, también hay que saber administrarla en cada estación del año.

Por ejemplo, en verano hay que regarla con más frecuencia para impedir que se seque a consecuencia de un efecto más devastador de los rayos solares, que suelen ser intensos en esta época. Tres veces por semana, sin ahogarla, es más que suficiente si las temperaturas se elevan mucho.

Jamás encharques la tierra de la maceta porque se pudrirán sus raíces.

En invierno, por el contrario, se disminuye mucho el riego porque sus hojas son capaces de almacenar agua. Así que sabrás si la necesita cuando la tierra esté totalmente seca.

No añadas más si aún está humedecido el sustrato o la tierra. Regarla una vez cada 10 días será más que suficiente.

Multiplicación de los kalanchoes

sembrar100_07Puedes propagar los kalanchoes por medio de semillas, divisiones o cortes de tallo. Nunca lo he hecho por semillas pero es el método que más tiempo lleva.

La división se puede hacer si encuentras fácilmente una manera de separar la planta en dos o tres partes.

Algunos kalanchoes tienen varias plantas en una maceta, así que no será difícil dividirlas.

Se pueden coger esquejes de tallo, de unos 4 a 16 años de largo con las hojas inferiores, a las que se les han quitado unas pocas hojas, y luego se curan (secado en los extremos) durante una semana más o menos.

Se pueden plantar con una mezcla de suculentas y cactus que hayan echado raíces en unas tres semanas. Asegúrate de no rociar el follaje mientras están arraigando.

Ambos métodos son mejores en primavera o verano. Evita multiplicar la planta mientras está floreciendo.

   

Cuidado: Los kalanchoes pueden ser venenosos

En el caso de que tengas mascotas en el jardín o viviendo en el interior de tu casa no podemos recomendarte que siembres esta planta. Se trata de una planta venenosa.

Se ha observado alta toxicidad en ella y por ello no es recomendable. Tampoco si tienes bebés o niños pequeños.

Otras variedades de kalanchoes

  • Kalanchoe manginii: Tiene grandes flores colgantes.
  • Kalanchoe porphyrocalyx: También tiene flores colgantes. Es una excelente planta colgante.
  • Kalanchoe beharensis: Apreciado por sus grandes hojas aterciopeladas de color verde plateado.
  • Kalanchoe pinnata: Carnosas hojas verdes que tienen pequeñas plantas a lo largo de los márgenes. Conocida como la Madre de los Miles.

Para saber más, lee: Variedades de kalanchoe.

Deja un comentario